Violencia familiar-conyugal

Violencia familiar-conyugal gy ualecorre A,2Ka5pR 03, 2010 Ig pagcs VIOLENCIA CONYUGAL INTRODUCCIÓN Teniendo en cuenta el rol que ejerceremos el día de mañana como agentes de Salud Mental y las estadísticas de cifras de esta problemática, hemos decidido investigar sobre la Violencia que se ejerce entre parejas, este fenómeno social complejo que a diario vemos en los diferentes medios de comunicación y que posiblemente trabajaremos en un futuro.

Los objetivos planteados para este trabajo serán profundizar acerca del tema, lograr describir las características de este vínculo para poder realizar aproximaciones de prevención. Para ellos nos serviremos de Marco Teórica dado en las Cátedras de psicología Social, orig y Psicología Evolutiva sobre el tema y apo Licenciada en Psicolo problemática en Adol DESARROLLO DESCRIPCIÓN DEL PROB EMA at Violencia Familiar iferentes artículos I ofrecido por la r en especial la La violencia conyugal conjuntamente con el maltrato infantil representan la mayor cantidad de casos dentro de la Violencia Familiar.

Tomando a la autora Marta Gasparini, el término violencia, etimológicamente proviene de la palabra Fuerza y al existir muchos tipos de fuerzas (social, política, económica, política) ecimos que en la Familia la Violencia va a ser esa fuerza que causa daño a otra persona. La

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
expresión conyugal no es usada en sentido jurídico, toda vez incluyendo así el período de noviazgo.

Citando al articulo publicado en el diario la Nación que data del día Sábado 2 de octubre del 2010: La Violencia Conyugal incluye las situaciones de abuso que se producen en forma cíclica y con intensidad creciente entre los miembros de la pareja, según estadísticas el 86% de las personas que sufren de esta agresión son mujeres y el porcentaje restante y cada vez más en aumento orresponde a hombres maltratados; esto nos hace dar cuenta de lo alarmante de esta problemática.

Siguiendo con los aportes de la Dra Gasparini, el maltrato a la Esposa estaba inserto en legislaciones, religiones pero sin duda alguna, nuestra Sociedad hoy día no pierde de vista el orden, modelo patriarcal, es una gran paradoja jerarquzar al Matrimonio en una sociedad conyugal ya que una Sociedad supone que los socios tienen el mismo poder, y la paradoja mayor, las mujeres conforman junto a los negros, judíos e indios las minorías explotadas no obstante constituir ellas la mayoría de la población.

Tanto Gasparini como los diferentes editores de los diarios encontrados acerca del tema afirman que la Violencia es aprendida, frente a un caso de violencia conyugal es entonces necesano analizar las familias de orgen de cada uno, estas familias siempre presentan características específicas, con violencia que por lo general empiezan en el período de noviazgo; Esta es la etapa más alarmante pues si una mujer u hombre tolera maltrato físico en este momento significa que está muy entrenada para seguir recibiendo violencia durante su matrimonio.

La violencia Conyugal citada por Alejan 2 OF eguir recibiendo violencia durante su matrimonio. La violencia Conyugal citada por Alejandro Molina unos de los editores del diario la Nación, es una problemática psicosocial que no necesariamente conlleva una especlflca victimización, maltrato en un solo sentido, del hombre a la mujer, la persona violenta selecciona una víctima (la cual reúne y sostiene una serie de características-comportamientos) sobre la cual dirige y focaliza la Violencia, afectando muchas veces no solo a su cónyuge, sino, en el caso si existiera, a terceros como hijos.

Es un fenómeno social que está tomando cada vez mas notoriedad, pero que in embargo puertas adentro adopta formas camaleónicas, que la hacen muchas veces pasar inadvertidas e inclusive llegan a naturalizarlas. Lo mas Importante de todo es que no solo hablamos de maltrato físico, según la OVD (oficina de violencia doméstica de Bs. As) la mayor cantidad de denuncias son recibidas por Violencia Psicológica, seguida por Violencia Física continuada por la Económica y por último Violencia Sexual.

Retomando a Gasparini Especifica una serie de tips, para poder identificar a una persona violenta, lo mismo así para la víctima. Por descarga, falta de control, mala comunicación, obreexcitacion, sea cual sea el «fundamento» es un comportamiento con daños consecuencias a veces Irreversibles, allí pondremos atención. VICTIMA Y VICTIMIZACION Citando nuevamente a nuestra autora de referencia históricamente los estudios se ocuparon siempre del delincuente, del estereotipo del mismo.

La Victomologia es una disciplina que tiene como objeto de estudio la victima del de 30F del mismo. La Victomologia es una disciplina que tiene como objeto de estudio la victima del delito, destacando no solo el momento en que ocurre la violencia, sino el impacto de las consecuencias. Resulta importante apuntar al Síndrome de Estocolmo, el síndrome por el cual las victimas de violencia se enamoran del agresor, aquella se va congraciando con este protegiéndolo, pide por el.

Esto explicaría porque la victima no pide ayuda o retira la denuncia sintiéndose ella culpable y atribuyéndose la responsabilidad de lo ocurrido (como cita nuestra autora de referencia: en la actualidad uno de los problemas mas preocupantes es que la victima no presenta la denuncia, muchas de ellas no lo hacen porque el autor del daño integra su grupo familiar o no confían en la justicia y temen ser victimizadas uevamente por el delincuente o consideran que el delito no es tan grave).

Para el Victimario en cambio la culpa siempre esta afuera, en el otro. La relación victima-victimario en violencia conyugal encarna un desequilibrio de poder el cual esta favorecido socialmente, ya quien ejerce violencia tiene características de seducción, serenidad, en cambio las mujeres victimas llegan a tener características insoportables a raiz del largo proceso de victimización al cual fue sometida.

La impresión intensa sufrida por la victima produce consecuencias variadas: lesiones físicas y o emocionales de distinta gravedad, hasta la muerte. Si la victima sobrevive a ese impacto va a repercutir en su vida y actividades sociales, educativas, laborales dañándola tanto a ella como a su familia, El stress y el impacto que gene 40F El stress y el impacto que genera la agresión en la victima y en su familia son muy diffciles de cuantificar.

Pueden conducir a conductas post-delictivas que desencadenan nuevos comportamientos: como temor a salir del hogar, imposibilidad de realizar sus tareas, enfermedades físicas, trastornos psíquicos, desintegración familiar, conductas vindicativas, problemas sociales, conductas autodestructivas, alcoholismo, tentativas de uicidio o concreción del mismo. Proceso de Victimización Es el que empieza cuando se sufre un daño, el daño impacto en el momento ocurrido sino por las consecuencias que trae a posteriori.

El proceso de victimización comprende: 1- Victimización primaria: cuando se es objeto de daño o agresión (es el hecho mismo) 2- Victimización secundaria: cuando las victimas reciben una respuesta inadecuada de la institución a la cual pidieron ayuda. Esta se siente culpabilizada, cuestionada, indagada, se siente acorralada. 3- Victimización terciaria: el delito no termina en la persona del daño sino que irradia a quienes la rodean. CICLO DE LA VIOLENCIA Siguiendo con la autora mencionada reconocer el ciclo de la violencia conyugal no siempre es sencillo ya que los involucrados no lo transmiten generalmente de ese modo.

Las dos características dinámicas de la wolencia conyugal son: 1- cursa bajo la forma de ciclo 2-se da en escala Con respecto al carácter cíclico se ha descripto un ciclo de la violencia conyugal constit ases. 9 La primera es denominada mulación de tensión», en conyugal constituido por tres fases. La primera es denominada «fase de acumulación de tensión», en la cual se produce una sucesión de pequeños episodios que onducen a permanentes roces entre los miembros de la pareja, con un constante incremento de la hostilidad y ansiedad.

La mujer tiene cada vez mas miedo. El hombre en esta fase presenta un creciente malestar, intolerancia, maltratos que se van pronunciando que en algún momento estallara. Se dan formas fallidas de comunicación «lo que no se dice se va acumulando» La segunda fase es llamada «episodio agudo» en la cual la tensión que se habla acumulado da lugar a una explosión de violencia que puede ir de un empujón hasta el homicidio. En esta fase se produce la situación generadora del daño fisico y/ o emocional.

La perdida aparente de memoria de las victimas es un mecanismo defensivo. La victima siente sorpresa, estupor. El agresor esta liberando todo lo acumulado en la fase anterior tras lo cual se retractara inmediatamente. A modo de ejemplo citamos un caso publicado en el diario Clar[n: «La relación empezó como cualquier otra, hasta que los celos se impusieron drásticamente. «la primera vez que me pego estábamos discutiendo porque le conté que un amigo de el me estaba tirando onda.

Cuando se lo dije, estallo: me zamarreo y me tiro al piso» (testimonio de una victima de violencia). Tercera fase: «luna de miel» en la cual se produce un rrepentimiento, a veces instantáneo, por parte del hombre, sobreviviendo en un pedido de disculpas y la promesa que nunca más volverá a suceder. Al tiempo, afirma Gasparini a partir de su investigación, 6 9 que nunca más volverá a suceder. Al tiempo, afirma Gasparini a partir de su investigación, vuelven a empezar los episodios de acumulación de tensión, y el ciclo vuelve a empezar.

La pregunta que cabe a nuestro pensar es: Como puede ser que acepten estas disculpas y promesas? 1- el afecto que la victima siente por el maltratador, los lazos de convivencia, los años en que están juntos, los hijos en común a odo lo cual se suma la esperanza de que con amor cambiara. La victima necesita creer en las promesas, en el cambio, porque allvia creer que nunca volverá a suceder. Es dificil establecer el limite entre la ultima fase y el recomienzo de la primera. Hay una intensidad creciente en cuanto en la dinámica de la violencia conyugal.

La primera etapa de la violencia es sutil, toma forma de agresión psicológica. consiste en atentados contra la autoestima de la mujer el agresor la ridiculiza, ignora su presencia, se ríe de sus opiniones o iniciativas, la corrige en publico y compara con otra personas. Tales conductas en principio no aparecen como violentas, no obstante producen un efecto aniquilador sobre la victima debilitando progresivamente sus defensas psicológicas: comienza a tener miedo de hablar o hacer algo, por temor a las críticas, comienza a sentirse débil y deprimida. ?? En el segundo momento aparece la violencia no verbal, que refuerza la agresión psicológica: el agresor denigra e insulta a la victima la ofende, le pone sobrenombres descalificantes, la llama «loca» y amenaza con lesiones físicas, homicidio o con su propio suicidio, va creando un clima de constante miedo, siem esiones físicas, homicidio o con su propio suicidio, va creando un clima de constante miedo, siempre la ridiculiza frente a otros.

Frecuentemente la mujer llega a un estado de depresión, desequilibrio emocional y debilitamiento que hacen que consulte a un psiquiatra, que habitualmente la medicara. A continuación comienza la violencia física. El la toma del brazo y se lo aprieta, ocasionalmente finge estar jugando para pellizcarla, para producirle hematomas, zamarrearla, empujarla, tirarle del pelo. En cierto momento le da una cachetada con la mano abierta. Posteriormente continúan las trompadas y patadas. Comienza a apelar a objetos para lastimarla.

En medio de toda esa agresión sobreviene la exigencia de tener relaciones sexuales. Ocasionalmente la viola cuando esta dormida. Esta escalada de intensidad creciente es susceptible de culminar en homicidio de la victima o suicidio del agresor. La fase de acumulación de tensión es cada vez mas corta, lo mismo puede decirse de la fase de reconciliación o luna de miel. En cuanto a los episodios agudos de golpes, se incrementa su gravedad, se emplea el termino «escalada», porque además hay una progresión de la violencia gestual, verbal y física.

Con las obvias variaciones culturales este ciclo y esta escalada de violencia conyugal acaecen en todas las clases sociales y personas de diferentes niveles educativos. El único modo de cortar el ciclo y la escalada de violencia es mediante la intervención externa la cual según los casos esta dada por amigos, familiares, docentes, médicos, psicólogos, abogados, asistentes sociales, policía, etc. INDEFEN familiares, docentes, médicos, psicólogos, abogados, asistentes sociales, policía, etc.

INDEFENSION APRENDIDA Siguiendo con la autora la indefinición aprendida fue designada or Seligman para referirse a la actitud que toma la mujer maltratada ante los esfuerzos que resultan infructuosos para modificar la situación, abandonando los intentos y la actividad sobreviniendo una pasiva obediencia que se va instalando y requiere de un tiempo suficiente para que adquiera la convicción que son estériles sus intentos para neutralizar la violencia del marido, instalándose así un condlcionamiento, resultante de la acumulación de experiencias estériles (cabe aclarar aquí, que no se trata de masoquista sino de una mera cuestión de condicionamiento). La mujer no concibe otras alternativas y o comprende que es factible salir: se asusta y se sorprende ante quien le proponga huir del hogar y procurara irse para no escuchar a los profesionales que le impelen a abandonar.

Damos cuenta de ello en la frase del ya mencionado articulo sobre violencia domestica: «seis años es el tiempo que se estima en el nivel mundial que tarda una persona que padece de maltrato en realizar la denuncia» Y «El punto de inflexión para el tratamiento es reconocer que uno tiene un problema que merece una solución». -Está situación que vive la mujer maltratada la hace ingresar en un estado de desvalimiento y desamparo. Desarrolla una sensación de fracaso e impotencia. Pierde la confianza en su propia capacidad para entender lo que experimenta y hallar una salida En esa confusión se instala una actitud de pasividad, comienza a abstenerse experimenta y hallar una salida En esa confusión se instala una actitud de pasividad, comienza a abstenerse de reaccionar.

Así aprende a no hacer nada frente a lo que le ocurre. Desde el exterior se observa en la mujer una conducta de indiferencia, fatiga y desinterés falta de afecto, declinación de las responsabilidades, apatía, sometimiento y desorientación. Aparece como una sobreviviente de torturas orales, sin marcas ni evidencias físicas, pero con un deterioro íntimo y secreto que erosiona y carcome por dentro su personalidad. SINDROME DE LA MUJER MALTRATADA Gasparini citaba: Cuando hablamos de golpe o maltrato no hacemos referencia solo a un ataque físico sino hablamos en sentido abarcativo que incluye todo tipo de agresiones: Insultos, humillaciones, criticas, desprecio, amenazas y coacción sexual.

Una mujer golpeada sufre este maltrato intencional, de orden emocional, psíquico y sexual de parte de un hombre con quien mantiene un vínculo intimo. Es una mujer atrapada sin quererlo n una relación violenta unidireccional y severa que por razones antes mencionadas, multiplicidad de causas, le resulta complicado salir. En la relación de violencia muchas veces las actitudes son tan contradictorias por parte del agresor en su vida social que resulta incomprensible el hecho de que ejerza violencia, y la mujer la cual no siempre presenta características peculiares, hacen que se forme una caricatura de mujer que obstaculiza percibirla como victima. Quienes ignoran la problemática imaginan a estos personajes como molestia para su compañero, actitud que hace que este la golpe, otra im