VALORACION PERSONAL DEL POETA La poesía latinoamericana marcó un nuevo estilo literario nunca antes visto

VALORACION PERSONAL DEL POETA La poesía latinoamericana marcó un nuevo estilo literario nunca antes visto, que retomó los principios europeos para crear una forma de escritura más humana y apegada a las causas políticas y sociales. Esto hiso que todo el mundo pusiera su ojo inquisidor en los grandes poetas latinoamericanos. Esta nueva corriente poética surgió a principios de los años 20te, al pasar de los años fue tomando una identidad propia que tiene su mayor auge durante los años 50ta donde la forma consolidada de un estilo propio se proyecta en grandes maestros de la literatura.

En Latinoamérica des oesía, basta recorda que habitaron Améri registros de poesía. S plasmar de manera i 5 Svipe nextp a siempre hubo en todas las culturas, se presentan crita, buscaron uy humanos. Los poetas latinoamericanos omaron como principal influencia el vanguardismo, con otras nuevas corrientes como el cubismo, el expresionismo y es surrealismo. Pero su principal aportación fue darle un giro a la temática poética, poniendo por delante al humanismo y logrando plasmar en sus textos sentimientos arraigados a la cultura y tradición de cada país y más en general del continente.

Uno de los máximos atractivos de esta nueva orriente, es sin duda, la

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
diversidad del lenguaje. Si bien se sigue una estructura común, cada país tiene sus propios dialectos o Sv. ‘ipe to View next page o variaciones del español, además cada poeta imprime su sello personal, generando así una variedad rica en lenguaje literario. Otra de las características de la poesía Latinoamérica es su compromiso social. Amalia Gieschen, poeta argentina, nos dice: «La función social del poeta es escribir poesía». En este sentido reafirman que no es necesario mantener un enfoque político-social.

Ejemplo de esto son muchos de los poetas de los cuales nos enamoramos. Para Mariela Benítez, poeta salvadoreña, «La función social del poeta estriba en la sensibilización de la sociedad, a través de la poesía, generando conciencia que responda a un cambio de actitud de los seres humanos». Esto genero que muchos poetas en los tiempos de dictaduras tuvieran que salir de sus paises, y en algunos casos fueron asesinados. Sin duda alguna los poetas latinoamericanos marcaron y siguen marcando una tendencia literaria que se regenera y va a la vanguardia.

No olvidemos su importancia con los movimientos sociales y su repercusión hacia el público. La poesía latinoamericana es un tema que e debe abordar desde varias perspectivas. Hay una gran cantidad de representantes de este género literario de los cuales es necesario hablar. Pero quedémonos con el aporte que estos grandes de la literatura nos dejan a todos sus lectores. EN SUS OBRAS CUALES SON SUS PRINCIPALES CARACTERISTICAS Neruda estuvo abierto a todas las influencias posibles.

Son claras sus relaciones con el movimiento surrealista y con la vanguardia española influencias posibles. Son claras sus relaciones con el movimiento surrealista y con la vanguardia española y americana. Quien se asome a sus poemas de «Residencia en la Tierra» percibirá una antidad de imágenes surgidas del reino de lo inconsciente. Alrededor de 1940 irrumpe la poesía social y política de Nicolás Guillén y de Neruda, que ha reflejado, a lo largo de su obra, la influencia de las corrientes mencionadas.

Así, «Crepusculario» está fuertemente impregnado de Modernismo, y aún marcado por el Romanticismo, mientras, «Residencia en la Tierra» expone una tendencia al hermetismo, abundando en imágenes oníricas cuya aparente irracionalidad las aproxima al Surrealismo. Más adelante, en el «Canto General», evolucionará hacia una poesía comprometida con la realidad politica y ocial. El genio del poeta consigue transformar dentro de sí el mosaico de ideas y tendencias para florecer en una obra vasta y trascendente; hermosa y comprometida. Su obra tiene mucho de autobiográfica: «Mi poesía es íntima mía, la concibo como una emanación mía, como las lágrimas o como el pelo mío, encuentro en ella la integración de mí mismo». Su poesía se hunde profundamente en su corazón y en su tierra. La naturaleza de los bosques Inmensos de Chile cobijará al solitario. – LOS 10 AUTORES LATINOAMERICANOS * Jorge Luis Borges. El libro de los seres imaginarios. El AlephFiccionesHistoria Universal de la infamia. * Gabriel García Márquez. Cien años de soledad. Crónica de un Universal de la infamia. * Gabriel García Márquez.

Cien años de soledad. Crónica de una muerte anunciada. Del amor y otros demonios. El amor en los tiempos de Cólera. * Julio Cortázar. Bestiario. El perseguidor. Un tal Lucas. * Mario Vargas Llosa. Sables y Utopías. Travesuras de la niña mala. La casa Verde. * Alejandro Dumas. El Conde de Montecristo. Los tres MosqueterosHistorias Fantásticas. Historia de un Muerto contando por el mismo. * Carlos Fuentes. La gran novela latinoamericana. La muerte de Artemio CruzLa voluntad y la fortuna. * Ernesto Sábato. Cuentos que me apasionaron. El túnel. Sobre héroes y tumbas. * Adolfo Bioy Casares.

BorgesLa invención de Morel. Los mejores cuentos policiales. * Pablo Neruda. Confieso que he vivido. Estravagario. Odas Elementales. 20 Poemas de Amor y una canción Desesperadas* Gabriela Mistral. Cartas de Amor y Desamor. Antología Poética. Esta América Nuestra. AMORES DE PABLO NERUDA Dos de los amores fundamentales de Pablo Neruda fueron Delia de Carril y Matilde Urrutia. Con ambas vivió el poeta un romance no por apasionado menos duradero. Para ellas compuso innumerables poemas. Junto a ellas luchó por hacer realidad un sistema social más justo para los hombres.

Delia del Carril conoció a Neruda en España. El poeta venía de ser cónsul en Rangún y en la isla de Java, y allí conoció a María Antonieta Hagenaar, una holandesa de la isla. Con ella se casó en 1930 y tuvo después una hija que murió de hidrocefalia a los ocho años. Neruda regresó a Chile para ocuparse en labores oficinescas de poca monta, y tras ejercer algunos cargos consulares en Argentina, viajo a España. En España se integró al grupo de poetas de lgunos cargos consulares en Argentina, viajo a España. En España se integró al grupo de poetas de la Generación del 27.

Se hizo amigo de poetas como Federico García Lorca, Luis Cernuda, Vicente Aleixandre y Miguel Hernández, entre otros. Delia del Carril formaba parte del grupo y en esos encuentros nació el amor. La pareja se amaba a vista y paciencia de la mujer holandesa de Pablo. El amor fue creciendo hasta que ambos decidieron vivir juntos. Neruda abandonó a María Antonieta. Fue la primera gran traición amorosa. Delia era veinte años mayor que el poeta. La Hormiguita (así la llamaba Neruda) era activa, oñadora, hermosa, alegre; era, además, talentosa, sensible y quien orientaba ideológicamente al poeta.

Delia y Neruda se casaron 1943, en México, matrimonio no reconocido por la ley chilena. A Matilde Urrutia Neruda la conoció en Chile, en un concierto en el Parque Forestal. Tuvieron un encuentro fugaz. Matilde, una chillaneja estudiante de canto, se fue a trabajar a México. Allí Neruda, en el ejercicio de su cargo consular, sufrió una tromboflebitis; ambos se unieron durante un tiempo en un departamento de la capital mexicana. Poco después Delia se fue a París con Neruda. Matilde, reiterando la estrategia de Delia, cruzó el Atlántico y se instaló cerca del departamento de la pareja para tener encuentros fugaces.

Neruda en sus versos la llama Rosario, para no delatar su presencia. Poco después, en Italia, la pareja vive sus momentos más felices en la isla de Capri. La duplicidad dura siete años. La pareja vuelve a Chile en 1952. A poco de llegar deciden construir la casa que luego se llamará La Chascona, Chile en 1952. A poco de llegar deciden construir la casa que luego se llamará La Chascona, a los pies del cerro San Cristóbal. Neruda seguirá con el juego de la doble relación. Vive con Delia el Carril en la casa del barrio Los Guindos, pero seguirá amando a escondidas a Matilde. Tiempo después Neruda construye su casa en Isla Negra.

Su relación con Matilde se consolida y la casa a orillas del mar les sirve de refugio. Viven momentos plenos, felices, hasta que Delia se entera del engaño. El rompimiento de Neruda y Delia trajo cola. Algunos de los amigos del poeta no aceptaron su relación y se alejaron. Neruda, en represalia, les escribió varios poemas combativos. Con Matilde Neruda mantuvo una pareja estable, que duró hasta su muerte, en Pero la cadena de traiciones no termina ahí. El último 1973. amor de Neruda fue una mujer anónima, sobrina de Matilde, que cumplía labores domésticas en la casa de Isla Negra.

El poeta se enamoró profundamente de esta mujer joven (a la que dedicó el libro La espada encendida). Sus encuentros se producían a escondidas de Matilde, quien, alertada de la relación, los encontró in fraganti, tras un simulacro de viaje a la ciudad de San Antonio. El romance puso furiosa a Matilde. El poeta se vio obligado a pedir a su amigo Salvador Allende, el presidente de Chile, el cargo de embajador en Francia. La relación siguió en secreto. Es más, uando Neruda cayó enfermo de muerte en la clínica Santa María, Alicia estuvo presente y logró despedirse.

Matilde Urrutia se convertía clínica Santa María, Alicia estuvo presente y logró despedirse. Matilde Urrutia se convertía así en víctima de un delito amoroso que tiempo antes la había convertido en victimaria. En amor, como decla alguien, traición con traición se paga. El poeta amó muchas veces, en efecto. En el libro Memorial de Isla Negra, escribió: Amé otra vez y levantó el amor/ una ola en mi vida y fui llenado/ por el amor, sólo por el amor, / sin destinar a nadie la desdicha. Pero sus devaneos construyeron, a la larga, la desdicha de todas sus compañeras.

Era el precio que debían pagar por pasar a la posteridad como musas de uno de los poetas más grandes del siglo XX. Pablo Neruda (Seudónimo de Neftalí Ricardo Reyes Basoalto; Parral, Chile, 1904 – Santiago de Chile, 1973) Poeta chileno, premio Nobel de Literatura en 1971 y una de las máximas figuras de la lírica hispanoamericana del siglo XX. A la juventud de Neruda pertenece el que es acaso el libro más leído de la histona de la poesía: de Veinte poemas de amor y una canción desesperada (1924), escrito a los veinte años, se habían ditado dos millones de ejemplares a la muerte de su autor.

Del amor apasionado y cálidamente humano de los Veinte poemas, con resabios modernistas pero plenamente original en sus brillantes imágenes, pasaría Neruda a expresar con la fuerza de un surrealismo personal el sinsentido del hombre y del cosmos en Residencia en la tierra (1933-1935), para construir una as sinsentido del hombre y del cosmos en Residencia en la tierra (1933-1935), para construir una nueva fe desde el compromiso político en la épica del Canto general (1950) e inclinarse finalmente por la sencillez temática y expresiva e las Odas elementales (1954-1957).

Siempre receptivo a las innovaciones estéticas, su copiosísima producción, que incluye multitud de libros además de los citados, reflejó las sucesivas tendencias en el devenir de la lírica en lengua española y ejerció una fuerte influencia en poetas de todo signo. Biografia Nacido el 12 de julio de 1904 en Parral, en la región chilena de Maule, la madre del poeta murió sólo un mes más tarde de que naciera él, momento en que su padre, un empleado ferroviario, se instaló en Temuco, donde el joven Pablo Neruda cursó sus primeros estudios y conoció a Gabriela Mistral.

Comenzó muy pronto a escribir poesía, y en 1921 publicó La canción de la fiesta, su primer poema, con el seudónimo de Pablo Neruda (en homenaje al poeta checo Jan Neruda), nombre que mantuvo a partir de entonces y que legalizaría en 1946. También en Temuco comenzó a trabajar en un periódico, hasta que a los dieciséis años se trasladó a Santiago para cursar estudios de profesor de francés. Allí se incorporó como redactor a la revista Claridad, en la que aparecieron poemas s francés.

Allí se incorporó como redactor a la revista Claridad, en la que aparecieron poemas suyos. Tras publicar algunos libros de poesía, en 1924 alcanzó fama internacional con Veinte poemas de amor y una canción desesperada, obra que, junto con Tentativa del hombre infinito, distingue la primera etapa de su producción poética, señalada por la transición del modernismo a formas vanguardistas influidas por el creacionismo de Vicente Huidobro.

Los problemas económicos indujeron a Pablo Neruda a emprender, en 1926, la carrera consular que lo llevó a residir en Birmania, Ceilán, Java, Singapur y, entre 1 934 y 1938, en España, donde se relacionó con Federico García Lorca, Vicente Aleixandre, Gerardo Diego y otros componentes de la llamada Generación del 27, y fundó la revista Caballo Verde para la Poesía. Desde su primer manifiesto tomó partido por una «poesía sin pureza» y próxima a la realidad inmediata, en consonancia con su toma de conciencia social.

En tal sentido, Neruda apoyó a los republicanos al estallar la guerra civil y escribió España en el corazón (1937). Previamente, sin embargo, sus poemas habían experimentado una transición hacia formas herméticas y hacia un tono más sombrío al reflejar el paso del tiempo, el caos y la muerte en a realidad cotidiana, temas dominantes en otro de sus libros imprescindibles, Residencia en la tierra, publicado en dos partes en 1933 y 1935 y que constituye el eje de su segunda etapa. ágenes originalísimas y audaces de raigambre surrealista expresan en esta obra una visión profundamente desolada del ser humano, extraviado en un mundo caótico e incomprensible. profundamente desolada del ser humano, extraviado en un mundo caótico e incomprensible. De regreso en Chile, en 1939 Neruda ingresó en el Partido Comunista y su obra experimentó un giro hacia la militancia política. Esta tercera etapa, que tuvo su preludio en España en el corazón (1 937), culminaría con la exaltación de los mitos americanos de su Canto general (1950).

En 1945 fue el primer poeta en ser galardonado con el Premio Nacional de Literatura de Chile. Al mismo tiempo, desde su escaño de senador utilizó su oratoria para denunciar los abusos y las desigualdades del sistema. Tal actitud provocó la persecución gubernamental y su posterior exilio en Argentina. De allí pasó a México, y más tarde viajó por la URSS, China y los países de la Europa del Este. Tras este viaje, durante el cual Neruda scribió poemas laudatorios y propagandísticos y recibió el Premio Lenin de la Pao volvió a Chile.

A partir de entonces, la poesía de Pablo Neruda inició una nueva etapa en la que la simplicidad formal se correspondió con una gran intensidad lírica y un tono general de serenidad; el mismo título de una obra central de este periodo, Odas elementales (1954-1957), caracteriza los versos de aquellos años. En 1956 se separó de su segunda esposa, Delia del Carril, para unirse a Matilde Urrutia, que acompañaría al poeta hasta el final de sus días. Su prestigio internacional fue reconocido en 1971, año en 0 DF 25