Trabajo No

Trabajo No gy Idmilas t)eopar. R 10, 2016 7 pagcs TRABAJO No. 3 Análisis Ergonómico y Mecánico de un Aspersor. María Camila Díaz Acosta – Cód. 274478 Laura Daniela Mila Saavedra – Cód. 274490 ANALISIS ERGONOMICO DE UN ASPERSOR PORTATIL Cuando se trata de la ergonomía de un equipo se puede inferir la relación entre operario -máquina, donde se deben tener en cuenta diferentes aspectos que evidencian características físicas propiamente de la máquina con la finalidad de generar una buena relacion con el operario.

Según la literatura, por una palanca, nec ue el operario pued sencilla de manipular or7 S»ipe to View nut;Ege bl portátil, operada nte cómoda para suficientemente cantidades satisfactorias de rocío bajo el esfuerzo normal del ser humano. Los controles (las válvulas de control, entre otros) deberían ser fácilmente accesibles y operables. Un operador y un aspersor portátil de carga, deben tender a ser una unidad integral en la cual las eficiencias de la máquina y la comodidad del operario se tengan en cuenta como una sola característica de la unidad.

Existen varias partes, en este caso del aspersor, mediante las uales se puede realizar análisis ergonómicos detallados para obtener criterios más completos que afectaran directamente en la comodidad misma

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
del operario, estas se mencionaran en el siguiente orden: Tanque. 2. Correas del tanque. 3. Balance. Brazo de palanca. 4. Fuerza ejercida sobre la palanca. 6. Válvula de control. 7. Vara. 8. l. TANQUE 10. 12.

La ergonomía del tanque depende de la comodidad que el operario pueda obtener en su espalda al equiparse con el aspersor, adherir al tanque un medio que amortigüe el mismo peso del tanque contra la espalda es uno de los métodos onvenientes, además de mantener un flujo de aire entre la espalda del operario y el mismo tanque, esto puede ser una condición importante. 13. Allí también tiene que ver la alimentación del tanque y en especial su hermetismo, si el tamaño, forma y posición de la tapa hacen que sea sencillo poder cerrar o abrir el tanque, la facilidad de poder colocar o retirar su tapa. 14. 15. 2. CORREAS DEL TANQUE 16. 17.

Las correas del tanque son una sección muy importante al momento de hablar de ergonomía puesto que las correas son una herramienta principal de acople del aspersor al trabajador, or ello es deber cerciorarse si las correas se encuentran bien ancladas al tanque, a su vez, si la posición que tienen permiten un ángulo correcto mediante el cual el operario no sufra una mala postura o incomodidad al ser equipado, de igual forma como se mencionó con el tanque, se debe tener en cuenta si las correas tienen una superficie amortiguadora como espuma u otra, y los tamaños a lo ancho de la c distribución de las fuerzas sobre el operario; una co tamaños a lo ancho de la correa para la distribución de las fuerzas sobre el operario; una correa muy delgada puede tener a lastimar l mismo operario. 8. 19.

Las correas del tanque deben estar diseñadas de tal forma que se puedan ajustar a diferentes operarios, y deben ser prácticas de soltar si la situación lo amerita como es el caso de un accidente como una fuga o la contaminación de pesticidas. 20. La comodidad de las correas y en conjunto una evaluación del aspersor en general, se realiza mediante una prueba de llenado con agua que permitirá simular hasta una capacidad de 22Kg. Allí un operario deberá realizar las pruebas necesarias sobre la unidad y cualificar los diferentes parámetros ergonomicos; dentro e ellos también se encuentra la seguridad de las correas cuando el aspersor se encuentra totalmente llena. 21. 22. 23.

Existe en ocasiones la posibilidad de adaptar una correa para la cintura con el fin de reducir el rebote al momento del movimiento de la palanca, este rebote o golpeteo puede ser una acción molesta para el mismo trabajador, la correa debe estar bien ajustada al cuerpo del operario para que cumpla su objetivo; estos movimiento de rebote en el aspersor son adicionalmente perjudiciales en el sentido que pueden permitir el ingreso de aire l sistema por una fuga debido a la inestabilidad, permitiendo así no un uniformidad de la aspersión al momento de accionar la palanca. De tenerse un balance del equipo no de la aspersión al momento de accionar la palanca. De tenerse un balance del equipo no será necesaria este tipo de correa. 24. 25. 26. 27. 28. 29. 30. 31. 32. 33. 34. 35. 36. 3. BALANCE 37. 38.

El balance como se mencionó anteriormente es un criterio de interés en la ergonomía de la unidad, esta se puede observar si al momento de levantar la unidad mediante las correas, la misma tiende drásticamente a girar o a inclinarse, un buen alance también debe sentirse en la espalda del operario y de ser necesano corregirse se deben tener en cuenta la posiclón de las correas, la forma del tanque y la localización de los componentes de influencia; el balance también se refiere al centro de masa de toda la unidad, donde lo que se busca es colocar el centro de masa lo más cercano al cuerpo del operario respecto a su peso total, por lo general estos centro de masa son bajo por lo que en ocasiones se fabrican los tanques con mayor área en la parte inferior del mismo permitiendo la condición del centro de masa. 9. 40 41. 42. 4. PALANCA 43. 44.

En ello se habla sobre I adaptación a las características del operario, a palanca puede cambiar infiriendo sobre la longitud de la palanca que según la literatura se recomienda que la longitud de la palanca se encuentre por encima del hombro del operario (O. T. S. ) facilitando así el cambio de mano por parte del trabajador, se piensa que O. T. S. genera menos fatiga al momento de abarcar grandes áreas. 45. 46. En el análisis también se debe tener presente el brazo de palanca para minimizar el esfuerzo al mover la palanca, al igual ue su facilidad de agarre (si tiene un mango que se adapte de forma correcta a la mano y demás). 47. 48. 5. FUERZA DE EMPUJE 49. 50. Se debe observar si la fuerza de empuje aplicada es tal para que se pueda inyectar lo suficiente, y por otro lado si esa fuerza es tal para durar largos periodos de aplicación. 51. 52. 6. VÁLVULAS DE CONTROL 53. 54. 55.

En cuanto a la válvula de control se debe tener en cuenta SI su posiclón es conveniente para el operador, y si esta puede ser fácilmente activada, bloqueada o desbloqueada en el momento de uso o reposo del aspersor; y como una observación dicional si la operación de la válvula puede ser accionada prolongadamente sin fatigar la mano del operador. 56. 57. 58. 59. 50. 61. 62. 63. 64. 65. buena posición de la misma durante la aplicación. 71. 72. Es importante resaltar que la identificación de factores de riesgo es de gran relevancia al momento de diseñar un equipo, teniendo en cuenta que se pueden generan posturas incomodas, actividades repetitivas o de gran esfuerzo, las cuales dependerán del buen uso que le da el operario. 73. 74. 75. 76. 77. 78. ANALISIS MECANICO DE UN ASPERSOR PORTATIL 79. 80.

En esta sección, se realizara el estudio de las acciones motoras de una persona en el momento de utilizar un aspersor, es decir, el análisis del conjunto de movimientos complejos e interrelacionados en el uso de la herramienta. 81. 82. Para empezar definimos la fuerza que ejerce una persona, como la capacidad de producir un trabajo o par con una máxima contracclón muscular voluntaria, con esto hacemos referencia al esfuerzo que la persona realiza en el momento con el equipo existente y condiciones ambientales, más no su fuerza máxima 83. En la mayoría de los movimientos humanos y esfuerzos, un rupo individual de músculos trabajan en conjunto para producir una potencia de salida. En otros casos una serie de grupos musculares trabajan juntos para producir la medida de salida. 84. 85.

La fuerza de flexión del codo, por ejemplo, es el resultado de la combinación de esfuerzos de los bíceps braquial, braquial y supinador largo; y agacharse en cuclillas, es el resultado de los esfuerzos combinados de las piernas, la espald y agacharse en cuclillas, es el resultado de los esfuerzos combinados de las piernas, la espalda y los brazos. 86. En la flexión del codo, la contribución de cada músculo ndlvidual a la salida del grupo muscular funcional depende de la postura del brazo cuando se está probando. Por lo tanto, cuando medimos la fuerza en la flexión del codo, estamos midiendo la fuerza del músculo flexor del codo grupo, no la fuerza de cualquier músculo individual. 87. 88. Por otra parte, estamos midiendo la fuerza creada por el funcional grupo muscular (s) en contra de la interfaz entre la persona y el equipo. Considere la medición de la flexión del codo representado en la Imagen No. l .

La fuerza generada por el músculo flexor del codo grupo se muestra por Fm. Esta fuerza ctúa a través de brazo de palanca De este modo, se crea un par alrededor la articulación del codo igual a Fm * a. La fuerza medida (Q, R, o S) depende de cómo el momento (b, c, o d) la interfaz (fuerza del manguito) es desde el codo. Suponiendo que la el esfuerzo es estático. 89. 90. Imagen No. l, 91. 92. BIBLIOGRAFÍA Y REFERENCIAS 94. [1 . ] International Plant Protection Center. (1985): «LEVER- OPERATED KNAPSACK SPRAYERS». A. E. Deutsch. 95. 96. [2. ] Sean Gallagher, J. Steven Moore y Terrence J. Stobbe. (1 998): «Physical Strength Assessment in Ergonomic». Fairfax, Virginia. 97.