Trabajo final

“Ano de la Union Nacional frente a la Crisis Externa” [pic] Profesionales, formando profesionales FACULTAD DE DERECHO Y CIENCIAS POLITICAS ESCUELA DE DERECHO Curso : Docente : Cancino Integrantes: • Azurin Huanaco Maria Teresa • Choque Bravo Nirayda • Matos Matta Pilar • Espillco Quispe Soledad • Llamoca tItto Hilda Grado : 2 er ano – Seccion: “A” Turno : Manana Lima – Peru 2009 INTRODUCCION CAPITULO V EL ORO Y EL LODO Hay que lavar la ofensa. Sobre todo! lodo, eso nunca; sangre antes que todo. (Federico Barreto, «Mi patria y mi bandera»)

CAPITULO I LOS «TREINTA» El ano de 1949 el Peru obtuvo la mayoria de sus ingresos presupuestables de los impuestos a los productos de exportacion, segun el orden siguiente: algodon, petroleo, azucar, plomo. En realidad, el algodon duplico al petroleo, y este se vio seguido muy de cerca por las otras dos mercancias. Los demas fueron: lanas, oro, plata, vanadio, tungsteno, arroz, etc. La traduccion social de aquellos datos casi no requieren comentario. Demuestra prima facie que la agricultura ,y las industrias extractivas sustentan a la economia peruana.

El Peru siendo un pais minero, aunque el algodon, el petroleo y el azucar hayan- so~ado la cifra fiscal de los campos algodoneros,

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
pletroliferos y azucareros? un corto numero de capitalistas nacionales. Un punado de apellidos o firmas monopolizan la riqueza peruana. Menos de veinte bufetes los representan. No existen pais en America en donde la concentracion de capital sea tan notoria; por tanto, no existe ninguno donde el poder de los menos y el fermento de rebeldia entre los mas, sea tan evidente.

Tales condiciones colocan al Peru irremisiblemente al borde de una revolucion social de alcances imprevisibles, si no se realiza un serio esfuerzo redistributivo. Conducirlo con rapidez, y / justicia por el sendero de una autentica evolucion progresista y democratica, seria, pues la mejor salida. Al hacerlo se responde a una necesidad real, no a una teoria. Pero «los Treinta» tienen su modo de razonar y de actuar, el cual se reduce a lo siguiente: «invirtamos parte de nuestras utilidades en fomentar o comprar dictaduras, y estas, bajo la forma de privilegios fiscales, nos devolveran nuestra inversion, con creces».

Todo esto se refleja en el fenomeno politico. Atengamonos aqui al economico, aunque sea imposible separarlos radicalmente. CAPITULO II EL FEUDALISMO La escala de rendimiento mencionada descansa en una premisa: la posesion de la tierra. Si el algodon permite la concurrencia de grandes, medianos y pequenos productores, el petroleo, el azucar y el arroz no pueden sino seguir uno de estos tres caminos; a) el latifundio o la vasta concesion; b) el control inmediato del Estado o la nacionalizacion de tierra; c) la cooperativa patrocinada por el Estado.

El Peru vive hoy adscrito al primer sistema, hijo legitimo del feudalismo, creado por la conquista espanola, y del vasallaje ante el capital extranjero, impuesto por la ausencia de un capitalismo nacional organizado en funcion tanto del interes general como del privado. Al ocurrir la Conquista, la Corona de Espana «encomendo» a los indios y «repartio» las tierras entre sus mas fieles servidores. De hecho, estos se convirtieron en los senores feudales de Ultramar. Las guerras civiles del siglo XVI tuvieron por eje la redistribucion de las tierras.

Pata comprobarlo basta revisar sumariamente lo acontecido durante las luchas entre Pizarros y Almagros, entre el iluso Virrey Nunez de Vela y los encomenderos locales, entre Gonzalo Pizarro y La Gasea. Si bien es cierto que los feudales del coloniaje se dividieron en dos grandes grupos (a quienes podriamos llamar los cortesanos y los provincianos), la verdad es que nadie, salvo ellos, disponian del poder politico. Cuando, mucho mas tarde (1767), los jesuitas fueron expulsados de Espana y sus colonias, el Gobierno Virreinal se apropio de sus pertenencias a merito de la ley de secularizacion de 1768.

Desde luego, los esclavos de los jesuitas no fueron libertados por eso: cambiaron de mano. Los indios, a su turno, continuaron en estado de servilismo. El status economico permanecio incolume. El Iluminismo tampoco emancipo a indios y negros. Al contrario, dio nacimiento a la ambicion politica de los encomenderos criollos, constituidos en nueva clase terrateniente, aspirante al poder total. La tierra estaba siempre retenida por manos advenedizas. Se habia formado un sector o clase todopoderosa, a la que era preciso rendir la doble pleitesia del respeto social y los servicios financieros.

Hablando en terminos economicos, nada significo la creacion de las Intendencias en lugar de los viejos Corregimientos. Poco despues, la Independencia tuvo como uno de sus pilares la explicable pretension de los ricos criollos por disfrutar de las mismas preeminencias en riquezas y poder que sus progenitores peninsulares. El primer problema que abordo la recien nacida Republica Peruana, fue el constitucional o juridico. Dejo intacta la estructura economica del Virreinato, apenas alterada por la afluencia de capitales britanicos y franceses.

Espana habia perdido la partida. Mas el pueblo peruano no era el ganador. Quienes se alzaron con el triunfo fueron los hijos y parientes de los encomenderos coloniales y, como era inevitable, los generales y doctores que mas le ayudaron en su campana de libertad, «reivindicacion» y enriquecimiento. Al dia siguiente de la capitulacion de Ayacucho (1824) y hasta despues del fracaso de la Confederacion Peru boliviana (1839), la fisonomia agraria del Peru era la misma que en el siglo XVIII.

Asi, el Estado que hiciera suyas las secularizaciones de la Corona, acabo otorgando las viejas tierras de jesuitas a amigos y correligionarios. Otra parte de esos bienes, la urbana, fue destinada a establecimientos gubernativos. Aunque, teoricamente, la Constitucion bolivariana (1826) estatuyo el respeto y proteccion a las comunidades indigenas, de hecho estas cayeron en manos de los latifundistas vecinos, mediante la intervencion de habilidosos abogados. El Virreinato habia sido mas piadoso con el indio que la flamante Republica.

Ahora, si, el indio vivia en plena servidumbre porque no la controlaba ningun proposito cristiano, idealmente proclamado (aunque no ejercido) desde Ultramar. Una plaga de descendientes de nobles coloniales, muchos de ellos enemigos de la Republica hasta ayer, se juntaba a la no bien cocida pasta de nuevos ricos, generales de ocasion y doctores afortunados, convertidos de la noche a la manana en duenos de vastas propiedades. Fue un milagro como pudo mantenerse o formarse entonces, la pequena propiedad en Arequipa, Tacna, Junin, Moquegua, Ancash, Ica.

La guerra habia asolado muchos campos. La politiqueria habia alejado a los patrones de sus haciendas. Salvo en ciertos lugares lejanos, donde se erguia una especie de renacida aristocracia rural, la mayor parte de esta prefirio trasladarse a Lima para cambiar por favores politicos sus contribuciones economicas. Los negros sufrian la misma ley del palo que bajo el Virreinato. En aquel momento se descubrio el guano, y pudo avizorarse la posibilidad de una vigorosa agricultura nacional. El guano —ya lo vimos— habia sido cultivado por los Incas.

Debe su nombre a las aves marinas, «guanay» en quechua, cuyo excremento forma gruesas costras en las islas escogidas para tal objeto. Ese detritus son los que Humboldt denominan «coprolitos», y empezaron a ser explotados en vasta escala hacia 1842. El Estado estanco o nacionalizo los yacimientos guaneros. Dueno de tan rico abono, la agricultura peruana debio florecer como nunca, abandonando mas aun la etapa minera. El Estado prefirio usar el guano como producto de exportacion, para equilibrar las rentas fiscales harto desniveladas y maltrechas despues de largos anos de diversas guerras.

Durante el primer gobierno de Ramon Castilla (1845-1851), se acentua la explotacion del guano y se promulga el primer presupuesto de la Nacion. Sin embargo, la agricultura prospero apenas, ingleses y franceses se disputaban el privilegio de conceder adelantos al gobierno con la garantia del guano. Las disputas entre los consignatorios, la Casa Gibbs y la firma Dreyfus, llenaran amargas paginas de historia entre 1845 y 1872. El Peru era una presa codiciada por los inversionistas extranjeros, lo cual lejos de cambiar la situacion de la tierra, la agravaba.

Puede afirmarse que con el advenimiento de los «culis», al proclamar Castilla, bajo la bandera liberal, la manumision del negro y el fin de la servidumbre del indio, se inyecta cierta actividad a las zonas rurales costenas. Libres los negros, y teoricamente menos oprimidos los indios (cuya servidumbre restauro Castilla, bajo la egida conservadora ya, en 1858), la situacion de la tierra siguio identica: enormes latifundios inexplotados, faltos de adecuada irrigacion, huerfanos de metodos modernos de cultivo, cubrian la superficie del pais.

El feudalismo se fortificaba de hecho, en tanto que los politicos discutian sobre el sistema republicano representativo. Los «culis» venian de Macao y Hong Kong. Hasta que los ingleses lo impidieron, hacia 1870, los grandes agricultores peruanos (en especial la firma Canevaro) importaron alrededor de 150,000: el 10 o/o de ellos murio, en el viaje, a causa de las horribles condiciones en que lo realizaban. Se les pagaba 8 dolares nominales de salario al ano, No podian traer sus mujeres. Les descontaban los gastos de enfermedad si llegaba,e1 caso, y el caso llegaba con excesiva frecuencia. Ver: Watt Stewart, «The Chinese Bondage in Peru’ , 1951). En 1863, Espana valiendose de un pueril pretexto, se apodero de las islas guaneras de Chincha, poniendo en peligro la economia fiscal. No afectaba mucho el regimen agricola primitivo. Para ese entonces, el Peru producia grandes cantidades de arroz y papa. Los chinos estaban de placemes con el primero; los indios y criollos, con la segunda. Pero las plantaciones de arroz requieren agua en abundancia, y tierra, mucha tierra. Asi se fortalecio el latifundio y asi se debilito con la malaria, la raza emergida de los pantanosos campos de arroz.

La guerra de 1879 apenas si altero esta fisonomia rural. Despues de haber dado su sangre por la patria comun, los indios regresaron a su sierra en calidad de pongos y autenticos feudatarios; y los negros a sus haciendas de cana, en condicion de peones. No pocos chinos se mostraron reacios a colaborar con sus amos. CAPITULO III LA PROPIEDAD DE LA TIERRA Es entonces cuando se empieza a modificar el cuadro general de la propiedad. A raiz de la paz de 1884, se acelera la penetracion extranjera, representada ahora por el capital norteamericano. Ya, desde 1868, este tenia algun interes en el ferrocarril del Centro, construido por el Estado bajo la ireccion y contrato, del discutido ingeniero de Nueva York, Henry Meiggs. La audaz ferrovia comunicaba a Lima con los valles de la sierra central, fertiles en ganado (lanas, carne, etc. ), minerales (cobre, plata) y tuberculos (papa, yuca, chuno, quinua). Significaba poco la alimentacion; mucho las minas. Despues de 1885, terminada la guerra del Pacifico, no tardaria en producirse una verdadera invasion de capitales privados norteamericanos, los cuales adquirieron a vil precio las minas ociosas, clausuradas o inundadas de los pequenos cateadores del Centro.

S. , formo un nuevo tipo de latifundio, bajo la forma de concesion o yacimiento minero. El indio hallo trabajo, a cambio de escaso salario, mala alimentacion y mucho riesgo: No sabia que, dadas las condiciones del lunar, habria conseguido el mas alto precio: nadie. Lo podia ni ha podido reemplazar alli. Entre 1885 y 1905, el capital norteamericano invade los sectores productores de cobre, plata, oro, e instala poderosas usinas. Hl fenomeno se extiende desde la tierra del Norte (Northern Mining Co. ) hasta las del Sur.

Hacia 1889 se descubren los primeros pozos petroliferos, cuya explotacion en grande escala comienza en el ultimo lustro del siglo XIX. Como consecuencia, se crea otro latifundio: el de las primeras companias petroleras: Faustino Piaggio y la Lobitos Oilfield Co. El feudalismo adquiria sesgos inesperados: rurales e industriales. La tierra se concentraba mas y mas en menos y menos manos. Los pequenos propietarios eran barridos implacablemente por las poderosas companias, cuyas tecnicas de extorsion no admitia obstaculos.

A la vez, la selva amazonica era recorrida por feroces partidas de caucheros, decididos a constituir un estado o semiestado de tan remotas comarcas. Habiase implantado el imperio de la gran» propiedad. Una sublevacion de Iquitos a comienzos del siglo estuvo a punto de crear una nueva Republica en el Oriente del Peru. Con la guerra de 1914, se acentuo tal fenomeno. Vastas plantaciones de algodon reemplazan a las de panllevar. Encarecen las subsistencias populares aumentando las utilidades de los hacendados. Nuevas firmas extranjeras adquieren grandes superficies: una de ellas, la de W. R.

Grace, fundada a raiz de un escandalo parlamentario en el Peru de Caceres, paso a ser terrateniente, ampliando sus negocios de agente maritimo y embarcador. Gildemeister adquirio haciendas en el norte formando un fuerte monopolio, la Zucker Plantation. A titulo de arrendamiento, los ricos latifundistas de los valles costenos y serranos, organizan vigorosas concentraciones. Nada habia cambiado en el regimen de la propiedad de la tierra desde la Conquista. ?Que hacia el Estado para controlar, en beneficio del pueblo, la absorbente politica de los propietarios privados? En realidad, casi nada.

Era 1ogico. El Estado se hallaba en manos de los mismos propietarios. Los intereses familiares eran superiores al deber de estadistas. Un gobierno dio excesivas facilidades en Puerto Chicama a la firma Gil- … V demeister; otro obstaculizo la dacion de una ley de accidentes del trabajo; otro se entrego a la Peruvian Corporation; otro a la International Petroleum (Standard Oil), Al indio, al criolleal pueblo, nadie le escuchaba en lo tocante a la propiedad de la tierra. Ha sido preciso que surjan los movimientos sociales de 1930, para que la tierra se convierta en asunto primordial de la politica.

Desde 1920, leyes diversas tratan de regular la propiedad; de proteger a las comunidades, etc. «En los hechos, la situacion feudal pervive, y mas aguda, pues, ya la vimos alrededor de cuarenta firmas nacionales y extranjeras son duenas del 90 por ciento de las tierras laborables del Peru. Seria util revisar los catastros, las declaraciones de impuestos, las listas de exportadores, para tener mas precisa idea de lo que significa la dolorosa circunstancia de que la cuasi totalidad de las tierras utiles, incluyendo las minas, se encuentran monopolizadas por unas cuantas familias y companias.

Un pais con 1’250,000 kilometros cuadrados de superficie total, en 1949 con 8 millones de habitantes y un presupuesto anual de 1,150’000,000 de soles oro, arrojo entonces una utilidad de 1,200’000,000 de soles, solo por productos de exportacion, es decir, para los algodoneros, petroleros, azucareros y mineros, o sea que un grupo de firmas obtiene para si, solo por dicho rubro de exportacion, tanto como los ahora diez millones de peruanos por capitulo fiscal.

La indivision de la tierra crea otros’ problemas: el principal; la depauperacion de los trabajadores del campo, a quienes se prohibe la sindicalizacion, lo que agudiza, los conflictos del trabajo». Tradicionalmente, en el Peru existe un sistema especial de explotacion del campo, el de los yanaconas o aparceros. Supervivencia feudal tipica, permite, sin embargo, mayor independencia al trabajador; le otorga la ilusion de ser propietario. Bajo la presion de los metodos modernos de laboreo y de cambio, el yanacona va siendo eliminado, o se convierte en peon rural, o emigra a la ciudad en busca de trabajo.

El yanaconaje es un problema basico, frente al cual los grandes propietarios han adoptado una politica de agresion sistematica. Con la ayuda de la policia, por lo comun a ordenes de los poderosos, se ha estado desplazando a los yanaconas, bajo diversos pretextos, bien sea el de cobrarles ingentes deudas amasadas por el Diablo, o bien el de acusar- . 1 los de agitadores politicos. De igual tecnica hostil se hace victimas a las comunidades. La novela de Ciro Alegria, «El mundo es ancho y ajeno», no es sino palido reflejo de una realidad agobiadora.

A pesar de la Carta Fundamental, los derechos de las comunidades han sido y son impasiblemente violados. Su territorio se reduce mas y mas. Y cuando se trata de comunidades de regadio, de pastoreo u otras, contra ellas se lanzan los latifundistas con sus mil artimanas. No se requiere alejarse mucho de la capital: los pleitos de los regantes de la pampa de Asia (Canete) y los yanaconas de la Hacienda Villa, a las puertas de Lima, demuestran la ineficacia de la leyes republicanas.

En vano, discursos presidenciales, legislativos y municipales, textos universitarios, articulos de prensa, etc. , reiteran que la comunidad, el viejo ayllu incaico, constituye la celula viva del agro peruano. Si asi fuere, el organismo nacional se estaria quedando sin celulas. Naturalmente, la propaganda comunista ha pretendido equiparar el ayllu incaico con el mir ruso y con el calpulli azteca, segun lo subraya exageradamente Mariategui. El problema se mira entonces desde afuera, no desde adentro.

Tratase de demostrar que los antiguos peruanos estaban organizados como los rusos hasta antes de la revolucion bolchevique y que, por tanto, una revolucion de este tipo seria lo conveniente en el Peru; No interesa entonces lo ocurrido, sino el proposito: vidente distorsion de la realidad. Dejemos de lado esta forma de plantear las cosas. Por amena e ilustrativa que, desde el punto de vista de la sociologia comparada sea, esta muy lejos de reflejar los hechos. Estos son mas simples y sin subterfugios. La comunidad indigena (de tierras, laboreo, riego,/ pastoreo, etc. , fue el modo como el pueblo incaico consiguio vencer los obstaculos de la naturaleza, la falta de implementos mecanicos; el aislamiento geografico, la opresion politica. Constituian cooperativas basadas en lazos consanguineos y agrarios. No habia otro modo de aprovechar las fuerzas de la poblacion, en tareas que requerian ayuda mutua, visto que, fuera del patronazgo politico monopolista del Inca y sus curacas, no existia gamonalismo, ni latifundismo, ni baronias o condados. La penetrante fuerza de la tierra ha subsistido. El ayllu tambien, por consiguiente.

Y si el Peru no ha logrado alcanzar el nivel a que tiene derecho, ello se debe a que no se ha dado a la tierra, tanto en el campo economico como en el cultural y politico, la importancia que tiene. Inclusive la division del pais en distritos, provincias y departamentos se ha llevado a cabo arbitrariamente, sin ninguna consideracion por la realidad. Algunos geografos modernos, entre ellos Emilio Romero, senalan como algo invariable, que en el Peru solo hay dos millones de hectareas cultivadas y diez millones de hectareas de mistos.

El termino•»cultivable» carece de sentido 30 anos, las pampas de Imperial formaban parte de las «tierras – no cultivables’ , y hoy figuran entre las cultivables. y cultivadas. Se,trata, pues, de 2 millones de tierras cultivadas en las que trabaja el 52 por ciento de la poblacion peruana, de cuyo esfuerzo aprovechan 30 firmas y-lamilias, las cuales, a su turno, repre- , sentan 3 6 4 mil individuos, a cuyas manos va a -parar el producto del trabajo de dicho 52 por ciento de poblacion agricola, mas del 1. por ciento que es la poblacion minera. En otros terminos, 53. 8 por ciento del pais, es decir, mas de 5 I(millones de seres trabajan de sol a sol para una milesima parte que se limitan a cobrar utilidades. ?Y no contamos a los obreros industriales! El asunto es mas grave si se considera los factores psicologicos. Para el indio, la tierra es parte de su personalidad. El no se explica el mundo sin la tierra. De ahi que la educacion rural, si no apareja al mismo tiempo el dominio del suelo, carece de sentido.

Para el latifundista nacional y foraneo, la tierra es una forma de producir facil renta. Si se trata de propiedad rural, a este tipo de empresario le basta con visitarla una vez por ano, para asegurarse de sus beneficios, y luego va a vivir de sus rentas en Lima o en el extranjero. El ausentismo de capitales. peruanos es formidable. Si se trata de propiedad urbana, se limitan sus duenos a alquilarla tratando de obtener un 10 a 15 por ciento de interes y amortizacioniLa tierra es uno de los elementos que mas contribuye a la explotacion del hombre por el hombre. Tocante a las empresas extranjeras, y en el capitulo de propiedad del subsuelo, se ha usado el sistema de concesiones. Aunque la Constitucion de 1933 garantiza al Estado la propiedad del subsuelo, y aunque feroces y repentinos «nacionalistas» se hayan levantado en 1947 contra las empresas petroleras, el hecho es el siguiente: las explotaciones petroleras exigen muy altas inversiones para exploracion, cateo y explotacion. Pocos capitalistas nacionales se arriesgan a encarar estos gastos, y es ahi donde empieza a fallar cierto nacionalisnio capitalista.

En verdad la forma mas eficaz de vigilar al capital extranjero ha consistido en los impuestos a la exportacion, y participacion en las utilidades, porque los impuestos a la produccion no han ofrecido hasta hoy garantia de moralidad y administracion eficiente y pulcra.. Pero desde 1950, se ha substituido el impuesto a la exportacion de petroleo por impuesto a la produccion. A esto se anade que, desde diciembre de 1949, los petroleros disfrutan de la ventaja de disponer de sus dolares libremente. Son precisamente los que atacaban un contrato ad referendum y solo para exploracion, el de Sechura, tildandolo de antinacional, los que han llevado a cabo la entrega de muchas reservas del petroleo peruano al arbitrio de varias empresas extranjeras. A partir de 1949. Es curioso que, mientras los Estados Unidos, pese a su formidable potencial, mantenga ciertos controles y topes, el Peru, pais subindustrializado, pretenda moverse dentro de la orbita de una absoluta libertad economica sin topes, niveles ni controles.

Ningun economista sensato, pretende hoy someter la realidad a las teorias; adapta estas a las necesidades reales; se hace maleable, flexible, realista. Por eso, . a salud plena, libertad de comercio pleno, o semipleno: pero alli donde la salud falta el Estado acude con subsidios o controles directo o indirectos en defensa del consumidor. CAPITULO IV EL ESTADO Y EL FEUDALISMO ?Que produce la posesion o detentacion de la tierra al Estado? Recuerdo aqui algo que oi al poeta Chocano con respecto a Pancho Villa. El famoso guerrillero entro en una ciudad. Necesitaba dinero. El sistema de cupos le desprestigiaba y no daba buen resultado.

Alguien le aconsejo un metodo mejor: dictar una ley en virtud de la cual: 10, se anulaban los II catastros; 20, los propietarios debian inscribir sus propiedades, declarando libremente el valor de ellas; 30, el Estado se reservaria el derecho de comprar las, tierras al precio declarado por sus propietarios. Desde luego, automaticamente, aumento el valor confeso de las propiedades y, por ende, el de los impuestos. Nadie queria que le compraran lo suyo a vil precio. Bruno Traven refiere algo analogo en su novela «La rebelion de los colgados». En el Peru no se ha producido ninguna circunstancia analoga.

Al contrario: de cada revolucion resultaron a menudo mas bajas las contribuciones y mas seguras las cedulas hipotecarias, por las cuales se paga hoy solo 9 por ciento de dividendo que se halla eclipsado ya por los intereses. que otorgan los bancos a los depositos a plazo fijo. El sistema contributivo del Peru descansaba, casi en su totalidad, en el impuesto indirecto (2 por 1). El impuesto directo, y, sobre todo, el impuesto a la renta, ha sido y sigue siendo materia de notables cortapisas. ?Que recibe el Estado del grupo de familias y / firmas dominantes, a cambio del monopolio que estas ejercen sobre la riqueza nacional?

Veamos algunos hechos: El gobernante que, en 1909, inicio una politica de mayores impuestos, por lo que rompio con los grupos oligarquicos, fue Leguia. Durante su dictadura de 1919-1930 aumento algo las contribuciones hasta contar con un presupuesto fiscal de 140 millones de soles. Cuando cayo Leguia, el parlamentario V. A. Belaunde aseguraba en el Congreso: al Peru le basta un, presupuesto fiscal de 80 millones. En 1946, el Peru tenia ya un presupuesto de 176 millones (cifras redondas). La oligarquia bramo en contra, usando como portavoz al presidente Bustamante, VI presupuesto «decretado» por este mismo, en 1948, era sin embargo ya de . 27 millones; el de Odria, que se levanto contra ese «exceso» de gastos, fue en 1949 de 1,150 millones. En 1956 ese presupuesto, con Odria, alcanza a 3,800 millones. Examinemos las implicancias de estas cifras. En 1951, Chile era un pais de 6’185,000 habitantes, con un presupuesto fiscal’ de 23 mil millones de pesos, o 4,000 millones de soles al cambio de esa fecha. El Peru tenia entonces no mas de 1,600 millones de soles para 8’690,000 habitantes. La diferencia per rapita es notoria. Guatemala, cuyo retraso industrial respecto al Peru es evidente, disponia de 80 millones de dolares para 2’890,000 habitantes en 1951.

En Puerto Rico habia 2’200,000 pobladores y un presupuesto anual de cien millones de dolares, o sea 1,900 millones de soles, sin incluir los rubros de guerra, marina, aviacion y relaciones exteriores, que corren por cuenta de los Estados Unidos. En el Peru el impuesto sobre la renta no es tan alto como en otros paises. Recuerdo que en la Camara de Diputados, cuando abolimos la exencion de impuesto que existia a favor de los emolu- mentos legislativos, produjo verdadero r)nico entre los parlament,- poi,iiia podria ser posible que algunos tuviesen . ue pagar hasta un 10 por ciento sobre la porcion de ingresos superior a 24,000 soles anuales. Como el Estado peruano, en realidad, apenas presta servicios publicos, no tiene mucha autoridad para exigir crecidas contribuciones. Uno de los mayores impuestos que pagan los grandes capitalistas es el de financiar revoluciones para asegurar regimenes favorables a sus intereses. Por ejemplo, se ha publicado (sin rectificacion) que con 4 millones de soles lograron imponer un cuartelazo en 1949; el ano siguiente, obtenian 1,200 millones de soles de utilidades solo por capitulo de exportaciones: jugosa compensacion.

Cuando la economia y la politica se vinculan de tan pernicioso modo, la democracia puede canta;su propio de profundis. Otro caso. Las universidades reciben el 50 por ciento de la alcabala de sucesiones. Viven de los difuntos. Pues bien, a comienzos de 1947, ocurrio el fallecimiento del senor Eulogio Fernandini, cuyos negocios, segun me expreso una alta autoridad, estaban muy en claro y no habria dificultades para el cobro del impuesto. Como Rector de la Universidad de San Marcos, yo tenia gran interes en tal cobranza. Me permitiria iniciar enseguida la construccion de la Ciudad Universitaria.

Sin embargo, en septiembre de 1948, se me propuso que aceptara un pago a buena cuenta, mientras se liquidaba la sucesion. Estoy seguro de que los herederos del senor Fernandini no se oponian al pago, pero otras personas usaban aquello como arma politica contra la Universidad, y a la vez trataban de crear un nuevo interes que justificara el cobro de alguna suma adicional por capitulo privado. Los impuestos los cobra en el Peru una entidad llamada la Caja de Depositos y Consignaciones, la cual percibe una comision especial por dicha tarea.

Una mejor organizacion estadual ahorraria el por ciento que eso significa, o sea varios millones mensuales. La tasacion de la propiedad inmueble rural y urbana exige urgentisimas enmiendas. El cobrar sobre la plusvalia la diferencia entre la tasacion del • catastro y el precio de venta real, no cumple su finalidad, aunque encierre algun sentido de justicia. Toda reforma del sistema impositivo (por ejemplo, la del azucar en 1946) apareja la inminen- cia de un alzamiento politico, por lo general de tipo armado, aunque los azucareros sean gente civil.

La caracteristica economica del Peru como se ve, podria sintetizarse en unos pocos rasgos: latifundio (o sea la propiedad de la tierra concentrada en las manos de treinta personas juridicas, mas un pequeno porcentaje de tierra en muchas pequenas manos); impuestos indirectos que agobian mas a los pobres que a los ricos; mayores importaciones que exportaciones; cuasi monopolio de la exportacion. Todo esto significa un tipico regimen de desigualdad cuasi feudal. El sistema impositivo, al cual volvemos, es injusto y anticuado. Bastaria un dato.

No obstante de que de los diez millones de habitantes, hay alrededor de seis que apenas consumen, y por tanto podria decirse que el peso de las contribuciones agobia solo a los otros cuatro millones, el hecho es que mientras los impuestos directos apenas suman 712,500 soles, los indirectos llegan a 1’372,271 soles (1955); ? los zapatos al reves! La alcabala de herencia es moderada. De nada vale para acrecerla el origen de tal ingreso que, aunque representase un trabajo acumulado por anteriores generaciones, resulta para el beneficiario algo semejante a una loteria.

Desde 1952, el mayor ingreso por concepto de impuesto corresponde a los productos de importacion. Desde el momento en que los exportadores pueden convertir sus dolares en soles, al cambio fijado por la oferta y la demanda, se reducen los impuestos. Por una unidad que se abona al Fisco, se extraen cinco a los importadores. El exportador sufre menos cargas. El importador a su turno, con la eliminacion de controles y precios tope todo ello desde diciembre de 1949, esta facultado para cobrar al consumidor, es decir, al pueblo, los precios que le convengan.

El consumidor recibio en 1950 una bonificacion de 20 por ciento sobre su salario, hasta el limite de 400 sales al mes, es decir que fue gratificado con un maximo de ochenta soles mensuales. Este ano de 1956, en vispera electoral, se ordeno otro aumento. Como los precios de los articulos de . primera necesidad se han duplicado, esa gratificacion engrosa las utilidades de los importadores, y aun queda un considerable saldo en contra del consumidor. Este es quien, en definitiva, paga las ganancias de los importadores y da su dinero, por medio de estos para aumentar los beneficios. CAPITULO V

EL BATIBURRILLO ECONOMICO En teoria, el mercado libre, o sea el libre comercio limitado o con controles paralelos, es logico, sobre todo si se trata de un pais que se basta a si mismo. Los Estados Unidos de Norteamerica no han eliminado todos los controles, a pesar de su potencialidad abastecedora. Las cuotas de importacion son de hecho un subsidio a los productores nacionales. Es dificil que un pais, sometido a las fluctuaciones del mercado exterior y que hasta como productos de importacion, pueda llevar a cabo, en su pequeno territorio, lo que no logra realizar una gran nacion.

Las teorias carecen de vigencia cuando se encaran realidades tangibles. Son estas las que priman, despues de todo, y hay que acatarlas sin aferrarse a dogmas. El Peru, hasta 1935, producia la totalidad de uno de sus principales alimentos: el arroz. Chile no lo utilizaba ni lo producia. Pero hace poco, abastecia parte del arroz que consume el Peru, cuyas cosechas de algodon han reemplazado a la del articulo de panllevar. Historica y naturalmente, el Peru es una region productora de papas, parte fundamental de la alimentacion popular. Tambien, hasta hace muy poco, se importaban de diversas partes para atender las solicitudes del pais.

Se argumenta que el algodon suministra divisas para adquirir articulos importados, indispensables para el desarrollo economico de la republica. Argumento tautologico: las utilidades del algodon sirven para proporcionar divisas, y, i bien, proveen de considerables sumas al Erario Publico, pesan en su mayor parte sobre los hombros del consumidor. Cuando alguna riac on sudamericana protesto de la escasez de dolares, alguien replico desde los Estados Unidos: si tanta falta les hacen los dolares, ? por que permiten que tantos ciudadanos sudamericanos tengan cuentas en dolares inmovilizadas en los bancos norteamericanos?

La economia del Peru sufre quebranto tambien a causa del ausentismo de capitales. Estos fugan por seguridad y por lucro. Nos falta capital, porque los capitalistas nacionales prefieren invertir o acumular el suyo en el extranjero. De alli la urgencia de capitales foraneos que, a su turno, se retraen por dos razones: a) porque no tienen garantias de estabilidad legal o politica, y b) porque, habituados a ser invertidos sin control, como capital-yugo, se resisten a aceptar topes e interferencias defensivas, que, si bien les permiten considerables ganancias, podrian cerrarles el camino de la extorsion, el onopolio y la ganancia ilimitada. Un capitalista foraneo busca en nuestros paises utilidades del 20 a 200 por ciento, mientras en su pais se contenta con el 2 al 10 por ciento. Por tanto, una autentica politica nacional, en vez de rechazar de plano la inversion de indispensables capitales extranjeros, debe someter a estos a normas precisas, a fin de que coadyuven al progreso nacional, sin mengua de razonables utilidades para el inversionista.

En el fondo de algunos conflictos internos es facil descubrir la resistencia del capital extranjero a someterse a leyes justas, y los celos del capital nacional a verse desplazado por un capitalismo mas moderno, mas arriesgado y progresista. De hecho, pues, el suelo antiimperialista de muchos grandes exportadores obedece a un plan de monopolio. Tal es, en pocas palabras, uno de los dramas del Peru. Cuando en una republica existen partidos politicos con ideas definidas es facil plantear una lucha firme y clara segun los diversos modos propuestos para encarar los problemas basicos.

En los regimenes dictatoriales solo importa el interes del senor, del caudillo, del latifundista, del usufructuario fiscal. Es lo que. ocurre con ingrata -frecuencia, en Peru. No existe para la explotacion de nuestras minas mas que un solo obrero posible: el indio. Nadie sino el resiste el socavon a 5,000 metros de altura. Sin embargo, se le ha dejado perecer a causa de los humos mortiferos de las fundiciones y las condiciones insalubres de vivienda, bajo salario, alcoholismo y dieta insuficiente. Ha sido preciso que las companias se vieran al borde del esastre que significa carecer de mano de obra, para que enmendaran su politica. Lo han hecho, ademas, bajo el acicate de las nuevas corrientes ideologicas, defensoras del capital humano, y tambien, por temor a ver disminuidas sus utilidades. CAPITULO VI UN «MENU» INSUFICIENTE Y OTROS MALES La mala alimentacion, la insalubre vivienda, el alcohol y la coca, compiten en la destruccion del indigena. Cultivan la coca algunos latifundistas de la sierra central, principalmente de Huanuco, donde se construyeron laboratorios ad hoc. Como era de suponer, han conseguido testimonios medicos exonerando de toda peligrosidad a la droga.

El propio Gobierno estimulo el cultivo y la elaboracion de coca hasta que la NU formulo publica denuncia en 1948-50. Referire al respecto una anecdota ilustrativa. La Universidad de San Marcos encargo al Instituto de Farmacologia que estudiara la produccion, distribucion y efectos de la coca en el Peru. Subvencionamos el trabajo con fondos adecuados. Pronto recibimos los primeros resultados. El doctor Carlos Gutierrez Noriega (Q. E. P. D. ) advirtio una sospechosa coincidencia en las llamadas zonas «negras», entre el analfabetismo y el cocainismo.

Sin atribuir relaciones de causalidad, era indudable que ahi donde mas coca se consumia mayor era el indice de analfabetos. Ademas, alli donde se consumia mayor cantidad de coca regia un indice mas bajo de salarios y un duro regimen de opresion. Era, pues, permisible llegar a una conclusion provisional: la coca, la explotacion y la ignorancia avanzan paralelamente. Pero otro grupo de investigadores, coincidentemente vinculado a fuertes empresas imperiales, defendia la tesis de que la coca no causa dano alguno al indigena, ni tiene por tanto relacion con el analfabetismo ni la explotacion.

Economicamente considerado el asunto podia resumirse asi: en las zonas donde se complementa el salario con coca, se paga al peon un jornal de hambre, inadecuado a sus necesidades y las de su familia. La depauperacion fisica crece asi indudablemente. Por tanto, la mortalidad es mayor. Cuando se realizo la campana internacional contra la coca (1949) fueron apresados infelices intermediarios, pero no cayo ninguno de los grandes productores del alcaloide. Continuaron solapadamente su nefasto trafico y acaso alguno en alta funcion publica.

Sin embargo, la NU, mal informada, asevero desde 1947, que no se habian realizado en Peru estudios sobre la coca. Proteste ante los Ministros de Relaciones Exteriores y Salud Publica, exhibiendo el resultado de las investigaciones de San Marcos. Como era de esperarse, nadie dio audiencia ni eco a la protesta. ?Vae Victis! En materia de subsistencias, el Peru se abastecia a si mismo en considerable proporcion hasta 1916. La codicia por las grandes utilidades que empezo a rendir el algodon, elimino de facto grandes plantaciones de panllevar. El gobierno acato aquella absurda politica.

La ley (poco cientifica) senala un minimo de area dedicada a productos alimenticios; el Ejecutivo, complicado por razones de negocios privados y de sangre, con los algodoneros, prefirio ignorar los abusos cometidos. Lima, por ejemplo, se vio rodeada de campos blancos, en vez de los verdes que la circundaban. Hubo mayores ingresos por capitulos de exportacion pam el Erario l’itblico, yero hubo tambien mucho mayores egresos por capitulo de importacion de articulos de primera necesidad oblados por los consumidores y, desde luego, fue mayor la mortalidad.

Si nos atenernos a datos estadisticos superficiales, el habitante de la sierra dispone de toda clase de alimentos. Pero, no es exacto. Tiene deficit de carne y leche, porque el ganado es cada dia mas 170 escaso a causa de la falta de una previsora politica de regadio, etc. Hoy, debiendo disponer de un alto porcentaje de carne nacional, importamos carne refrigerada y deshidratada a precios inaccesibles para el pueblo, y en cantidades inferiores a los mas modestos indices de racionamiento de guerra. De hecho, nuestro pueblo carece de las proteinas indispensables para su sostenimiento y desarrollo.

CAPITULO VII SALMODIA ACERCA DEL PETROLEO OTRAS MATERIAS PRIMAS ?Que nos. brinda el petroleo? El Peru, con Venezuela y Mexico, es uno de los pocos paises de America que se ha bastado a si mismo en este aspecto. En ninguna parte es mas barato el galon de gasolina: con los nuevos impuestos de 1950, la gasolina ordinaria se vendia a soles 1. 20, o sea 9 centavos de dolar, el galon’, es decir, a menos de 2 centavos y medio de dolar, el litro. Si hubieremos seguido una sagaz politica petrolera, deberiamos estar, pues, en disposicion de abastecer una potente industria de todo tipo.

Pero preferimos ganar algo seguro, aunque poco, con la exportacion del petroleo nacional a Estados Unidos, Argentina, Bolivia, Chile, etc. Con ello el Fisco obtiene modestos ingresos, y las companias productoras cuantiosos beneficios. Una industria patrioticamente desenvuelta arrojaria un indice de utilidades desde luego superior al actual. Por otra parte, las empresas petroleras mas importantes son extranjeras, lo cual se excusa con las altas inversiones necesarias para producirle.

Nueva York y Londres reparten altos dividendos a costa del salario infimo de los trabajadores nacionales. Somos el primer productor de vanadio, con 339 toneladas en 1954; el noveno de tungsteno y wolfram, indispensable para el acero, con 462 toneladas en 1950; el . cuarto en el renglon de la plata con 635 toneladas; el undecimo en el oro con 4,585 toneladas; el decimotercero en el cobre con 40,000 toneladas; el undecimo en plomo con 111,060 toneladas. En otros terminos, producimos en el mundo el 12 o/o de la plata, 5 o/o del zinc, , 3 o/o del plomo, 0. o/o del oro, 1 o/o del cobre, 03 o/o del petroleo. Y bien; nada de esto, salvo la plata, en forma de artes domesticos, fortalece debidamente la economia nacional. Se sabe que existen en el Peru una potencial riqueza siderurgica en Marcona (Ica), Toquepala y Chimbote; y solo ahora se la empieza a explotar, entregada a empresas poderosas, pero forasteras. Nuestros rios. poseen una evidente potencia locomotriz que nadie aprovecha. El proyecto de la Corporacion del Santa es el primero que encara tecnicamente esta cuestion. No deberia ser el unico.

Desembocan en el Pacifico, precipitandose desde las cordilleras, numerosas corrientes de agua que podrian ser utilizadas. Sin embargo, nuestras poblaciones provinciales carecen de alumbrado electrico, telefonos, fuerza automotriz, etc. En 1947 hubo que importar. costosos equipos electrogenicos para dotar de luz a numerosas ciudades de la sierra. Grandes productores de algodon (110,000 toneladas por ano), enviamos nuestra fibra a Chile y a Estados Unidos, para que reciba el correspondiente tratamiento que las convierta en textiles.

Fuertes proveedores de azucar (673,000 toneladas), exportamos nuestra materia prima a que se complete su elaboracion en la refineria de Vina del Mar, Chile. Magnificos duenos de plantas petroleras (18,280 toneladas al ano), necesitamos de refinerias extranjeras para acabar la mercantilizacion del oro negro. Tenemos, por consiguiente, una economia trunca, incompleta, casi diriamos frustrada. Los azucareros del Peru poseen acciones de refinerias extranjeras. Igual ocurre con los petroleros y los algodoneros•.

El pais no se abastece en nada a si mismo, por una lamentable miopia economica, y por una incontrolada codicia individual o de clan. El militarismo, —lease bien: no digo «los militares»—, incapaz de penetrar en estos secretos esenciales de la economia moderna, se ha erigido en guardian de. los intereses de los ricos contra la Nacion entera. Apenas cabe concebir mas flagrante ausencia de real patriotismo y de sentido de la propia defensa. Algunas industrias menores (lana, vidrio, cerveza, vino, madera, tabaco, cafe, etc. ) se desenvuelven en forma mas cabal.

Son tambien las mas modernas y las menos productivas. La del papel, que cuenta con abundante materia prima (bagazo de cana, celulosa de la madera de nuestros bosques) apenas da sus primeros pasos. La maderera no realiza ni una quinta parte de su verdadero programe. No existe un plan de reforestacion, por lo que bosque talado es bosque perdido, igual a lo que ocurrio con el caucho. Tampoco existe una sagaz politica de irrigacion. El dia que se planteo esta, aunque fuera en forma empirica, en 1946, los poderosos se dieron mana para torcerla y paralizarla bajo diversos pretextos.

La razon salta a la vista: el acrecimiento de la politica de regadio avaloraria los campos de los pequenos propietarios. Los latifundistas ,ganan mas privadamente con el abandono y sequia de las zonas que no dependen inmediatamente de ellos. La vieja frase: El Peru es un mendigo sentado en un banco de oro, conserva su vigencia. Sus causas se encuentran en el distorsionante y egoista sistema actual y en la complicidad de fuerzas al parecer empenadas en retardar el progreso integral de la patria. CAPITULO VIII LETANIA DEL PRESUPUESTO FISCAL En 1908 el Peru tenia un presupuesto Fiscal de SI. 9’974,000. Al concluir el primer periodo de Leguia llego a 33 millones. Alcanzaba a 125, en 1924. En 1931, era de 140’987,000. Los opositores al regimen de Leguia consideraban esta cifra exorbitante. Sin embargo, en 1945, el presupuesto nacional llegaba a 446’547,000 soles. Los calculos para 1947 senalaron 1,200. Se dijo que era una cantidad exagerada. Empero el presupuesto para 1948, promulgado por decreto-ley del gobierno, cuyos mentores acusaban a la fraccion parlamentaria opositora de inflar los gastos hasta la suma mencionada, establecio un presupuesto fiscal por 927’000,000.

La revuelta militar de octubre de 1948 proclamo la necesidad de reducir los egresos fiscales y acuso al regimen anterior de despilfarro. Sin embargo, el presupuesto fiscal por decreto-ley de la Junta Militar, fue para 1950 de un total de 1,500 millones. No se ve cual era el camino de las economias. En 1956 pasa de 3,885 millones, incluidas las leyes especiales, suma distribuida entre 9’583,000 habitantes. En torno al presupuesto Fiscal se ha llevado a cabo una politica demagogica. El Peru es un pais en progreso. Los impuestos son reducidos.

La cifra de impuestos per capita es mucho mas baja que en otros paises del continente. El Presupuesto de egresos no es adecuado. Evidentemente, falta una politica fiscal. Si examinamos los items del Presupuesto Fiscal peruano, tendremos que en 1950 se gastaron alrededor de 1,285 millones de soles en los Ministerios de Defensa (Guerra, Marina, Policia y Aviacion), sobre un total de 3,885, o sea el 29 o/o; en Educacion solo 559 millones (13 o/o); en Salud Publica, 420 millones (12 o/o). Comparemos: en Costa Rica, gastan 2’7. 2 o/o en Educacion y cero en defensa; Cuba daba en 1952, 28 o/o para Educacion.

El aparato economico fiscal peruano carece de rubros cientificamente distribuidos. Nuestro servicio diplomatico, aunque en apariencia reglamentado, es improvisado y exorbitante. Nuestras embajadas, legaciones, consulados, inspectorias de las unas y las otras, delegaciones permanentes, delegaciones ocasionales, etc. , suman cifras excesivas en comparacion con los cuasi nulos servicios que rinden. No es que se gaste demasiado en esto; es que no se rinde lo conveniente y esperado. Analizar el presupuesto fiscal es como penetrar en el alma del pais.

Los signos caracteristicos del nuestro son: a) abundancia de burocracia; b) escasez de gastos reproductivos; c) desnivel absoluto de sueldos: mucho a los grandes, casi nada a los chicos; ch) exageracion de egresos para objetos de lujo; d) concentracion de gastos en Lima; e) desproporcion visible entre la funcion y el salario, lo que mueve a la inmoralidad; f) poco apoyo a la educacion y la salubridad; g) privilegios a favor de los servicios de Defensa y Policia; h) ingresos por injustos impuestos indirectos (1,372 millones) que gravan a todos por igual; i) desnivel y exiguedad de los impuestos directos (712 millones de soles); j) improvisacion en los calculos y distorsion de los mismos, pues se programan los egresos sobre la base de los ingresos, en vez de proponer primero la planilla de necesidades; k) timidez en los planes, con la inevitable lentitud o estancamiento del progreso nacional; 1) en general, ausencia completa de impulso creador. La mas facil excusa consiste en decir que gran parte de la poblacion carece de capacidad consumidora. Inexacto.

El indio, a quien asi se refieren ciertos «tecnicos», consume de mil modos: alimentos, vestidos, materiales de tejidos, movilidad en ferrocarril, camiones con el correspondiente pago de fletes y combustibles, etc. Los impuestos a la coca y al maiz son cubiertos en su cuasi totalidad por los indios que los consumen, igual que los de ciertos alcoholes de baja calidad. El presupuesto, fiscal peruano retrata la inspiracion oligarquica imperante. Un estudio objetivo de nuestro cuadro de necesidades y prioridades, daria como resultado sin duda, un profundo cambio en el planteo del problema financiero. Posiblemente se veria que el Peru no puede vivir con un presupuesto anual como el que tiene, sino que necesita ademas un presupuesto de inversiones a largo plazo.

Todo ello implicaria revisar la tabla de ingresos y crear e impulsar ciertas industrias, como la siderurgica, de carbon, de vidrios, cemento, maderas, cafe, tabaco, ganaderia y textiles. Se crearian refinerias de petroleo y azucar, hilaturas de algodon. Se intensificarian ciertos menesteres domesticos, con los que la poblacion indigena rendiria tanto como rinde en Mexico y en algunas regiones de Guatemala. Se eliminarian gastos de arrendamientos de locales escolares insuficientes, construyendo otros apropiados a sus fines, cuyo costo seria rapidamente absorbido con las amortizaciones anuales inferiores al volumen de los gastos de edificacion.

Se planearia un vasto plan Lo dicho se refiere a la situacion hasta 1956 en que se acabo de escribir este libro de hospitales preventivos y curativos. Se establecerian impuestos sobre las tierras ociosas, inclusive ‘ llegandose a su expropiacion en caso de reincidencia en el abandono de ellas. Se fomentaria el cultivo de productos alimenticios, ampliando o tecnificando las zonas de panllevar. Una vasta politica de regadio devolveria a la agricultura zonas eriazas, como ya ha ocurrido con las Pampas del Imperial. Se incrementarian las profesiones liberales ligadas con la inmediata produccion economica y se tecnificarian otras actividades hasta hoy empiricas.

El Presupuesto no es un recuento contable, sino un plan de progreso, un programa de fomento de la riqueza publica, material y espiritual. Habria que cambiar el sistema de confeccionar dicho presupuesto, limitandolo de la paja de intereses personales cuya palestra son las Comisiones ad hoc de las Camaras Legislativas y los pasillos del Ministerio de Hacienda. Habria que dar un caracter dinamico a este recuento estatico. Y seria indispensable grabar en cada mente de arriba y de abajo esta simplisima maxima: no cabe presupuesto fiscal sano con presupuestos familiares enfermos: Verdad inobjetable. / CAPITULO IX RAPSODIA DE LAS CLASES SOCIALES ? Cuales son las clases sociales del Peru?

Nitidamente, hay dos: la minoria plutocratica, amparada por el dinero fiscal y las armas del Estado; y la mayoria laboriosa, el resto del pais, sometida a las alternativas del servilismo o el terror. De ahi la dificultad de organizar partidos politicos. La primera categoria —la plutocracia y sus satelites— utiliza diversos membretes y forma partidos fantasmas, tras dedos que se oculta el solo interes de durar. La segunda tiende a unificarse, dados sus comunes objetivos, lo que por ejemplo explica el auge y duracion del aprismo a pesar de las innumerables acechanzas usadas contra el durante los ultimos anos. Dentro del cuadro general someramente descrito, podria dmitirse la existencia de las tipicas clases sociales; proletariado, mesocracia y burguesia. Pero, como subsiste un regimen semifeudal, se debe tener en cuenta al campesinado indigena que constituye lo que el publicista Erasmo Roca ha llamado «la clase indigena»; un artesanado que no logra todavia instrumentar su conciencia de clase; una burguesia terrateniente de origen colonial y otra de inspiracion industrialista. La interferencia del capitalismo foraneo ha dado vida, a su turno, al estamento de los empresarios extranjeros y su vasta clientela. El proletariado peruano es incipiente. En la practica se limita a la costa y, atenuado, a algunos centros serranos de produccion en masa.

La historia social de este siglo demuestra que las grandes huelgas tuvieron por escenario las haciendas caneras y algodoneras, las minas de cobre, las fabricas de tejidos y los gremios de tranviarios y choferes. Ultimamente se han agregado los bancarios. Varios de esos grupos estan aun penetrados de ideologia anarcosindicalista. Bastara recordar que la jornada de ocho horas, antigua en Europa y los Estados Unidos, se conquiste en Peru solo en 1918, como consecuencia de una insurreccion obrero-estudiantil. Nuestras leyes sociales son irrisorias. La de salario minimo y la de accidentes del trabajo podrian considerarse nominales. Una compensacion de menos de 20 o/o por inhabilidad perpetua, no cubre ni siquiera el derecho a perecer lentamente de hambre. El proletariado costeno organizo un primer Partido Socialista del Peru. hacia 1915.

Su teorico maximo fue don Manuel Gonzalez Prada, de clara prosapia anarquista. El segundo Partido Socialista, erzatz del comunismo, aparece en 1929, con Jose Carlos Mariategtii. En 1921 se habian organizado las primeras Universidades Populares, destinadas a combatir el analfabetismo y a despertar y consolidar la conciencia social de los obreros. Posteriormente, en 1931, al mismo tiempo que nacia el Partido Aprista Peruano, el partido Comunista fomentaba las seudo republicas quechuas y aimaras, dentro de los moldes sovieticos. Los nucleos indios de Cuseo y Puno fueron los mas permeables a dicha propaganda. En Arequipa se organizo un movimiento obrero regional (U. S. O. A. , de tendencia anticentralista, lo cual le restaba eficacia nacional y era ajeno a su misma indole clasista. El proletariado peruano, carente de solidez ideologica, tuvo que formarse dentro de cauces partidarios. Con frecuencia cedio a la tentacion de teorias foraneas, ajenas a su realidad. Despues de largas luchas consiguio formar la Confederacion de Trabajadores del Pero, en la que se agrupaban casi todos los sindicatos costenos, que no eran muchos, quedando al margen los campesinos y numerosos nucleos de obreros de la sierra. Las dictaduras vigentes entre 1931 y 1945 actuaron contra la CTP: 10, persiguiendo a sus lideres y directores y 20, tratando de corromperlos.

Para lo ultimo, a partir de 1910, mato el gobierno con la cooperacion palmaria del comunismo, empenado en destruir la fuerza que los apristan tienen en los nucleos obreros. Hubo gobierno que envio a un congreso de trabajadores a un di:legado comunista, y trato de evitar que los sindicatos designaran voceros y legitimos, gt,ncyab oculte apristas. La CTP se afilie a la CETAL (Confederacion de Trabajadores de America Latina) en 1938. Posteriormente la CETAL evidencio su plena adhesion a la linea comunista. El ano de 1947, los sindicatos no comunistas de America decidieron formar una nueva central, libre de la influencia sovietica: en abril de 1948 se llevo a cabo su reunion inaugural, en Lima, durante el gobierno de Bustamante y Rivero. Asi, nacio la CIT (Confederacion Interamericana-de Trabajo).

El gobierno peruano prohibio, por decreto, que ese organismo de obreros de toda America, incluyendo a las poderosisimas AFL y CIO de los Estados Unidos, tuviera su sede en Lima y un Secretario General peruano; ademas obstaculizo el viaje de varios de sus delegados: de hecho, el Gobierno de entonces fortalecia asi al comunismo, tanto como a la penetracion peronista que agitaba Argentina a traves de sus Agregados obreros. El regimen militar de Odria trato de halagar a los obreros y obtener su rendicion, como siempre bajo amenaza o engano. Se rindieron muy pocos, solo los muy venales. En las elecciones legislativas de 1950, la monocandidatura del General Odria, llevo en sus listas parlamentarias a varios obreros comunistas, a quienes usaria como pivotes contra el aprismo. No obstante, el general Odria habia declarado fuera de la ley al comunismo y reiterado su adhesion a las Naciones Unidas. ?Paradojas de la monocracia!

Cogido entre las pinzas de tan mefistofelica tenaza, el proletariado peruano desorientado pudo caer en la corrupcion. Interesados halagos trataron de hacerlo insensible a la deslealtad politica y negociador de su conciencia sindical. La formula que se uso fue muy simple: mantengamos a los sindicatos libres de influencia politica …. excepto de la dictadura imperante. De hecho, ello conduciria a neutralizar la sensibilidad obiera para la democracia y estimular su hinojamiento ante quien le ofreciera mas salario, pero menos libertad, o antes el que presentara el lejano manjar de la revolucion mundial dirigida desde Moscu. En 1951, la Confederacion Mundial de Sindicatos Libres (CIOSL) cons- ituyo la ORIT (organizacion Regional Interamericana de Trabajadores), con la que en 1956 se ha entendido la reorganizada Confederacion de Trabajadores del Peru. El campesino o peon indigena carece de todo derecho. No puede sindicalizarse. No tiene minimo de horas de trabajo ni compensacion obligatoria de accidentes de trabajo. Le pagan su salario en dinero y . . .. coca. La coca adormece la voluntad y reduce la fatiga; disminuye tambien el termino de la vida y favorece el analfabetismo y la depauperacion fisica y moral. La estatura del indio es cada dia menor. Solo se ha reaccionado contra ese sistema de explotacion en algunos campos minerales, en vista de que si el indio perece las minas se quedarian sin braceros.

En las alturas de Huaron (6,000) y Carabaya, no tienen nada que hacer los europeos y mestizos. Las empresas deben ser «humanitarias» para hacer mejores negocios.. Los ideales del indio no coinciden siempre con el proletariado costeno. La desesperacion tiende a entregarlo al comunismo, como se observa en Cusco y Puno. La constante propaganda de las dictaduras contra los movimientos politicos democraticos y de raigambre social, desemboca inevitablemente en un implicito robustecimiento del P. C. N. No olvidemos la formula consagrada por la experiencia: «siembra dictaduras y cosecharas comunismo». Los obreros conscientes se resisten a seguir la linea de menor resistencia que le brindan los plutocratas representados por los dictadores.

La clase media que comenzo a definirse bajo el gobierno constitucional de Pierola, despunta practicamente como entidad dinamica durante el gobierno de Leguia (1919-1924). Para vencer a la oligarquia civilista, Leguia fomento un bullicioso movimiento mesocratico. Dicto la primera ley de amparo a los empleados ; fijo la garantia de permanencia y los requisitos para el despido de los cargos; estimulo las asociaciones de empleados; trato de crear una mistica de tipo pequeno burgues. Desmedido empeno: un dictador dificilmente podra constituir un solido movimiento de clase media, aunque aparentemente lo consiga. La razon es obvia: la democracia resulta, por definicion, la teoria y el baluarte de la clase media. Alli donde esta carece de homogeneidad, la democracia corre a la ruina.

Los Estados Unidos, Inglaterra, Francia, Belgica, Holanda, Uruguay, Costa Rica, Chile, mantienen la forma democratica de gobierno porque cuentan con una fuerte clase media. La dictadura es grata a las oligarquias y trata de enganar, con fugaces mejoras artificiales, a los obreros. De todos modos, aunque imperfectamente, Leguia alento la formacion de la clase media. El Aprismo se apoyo en ella para secundar la accion de los obreros, y lanzo da teoria del Frente Unico de clases explotadas. Pero, la clase media peruana se reduce, en realidad, a los empleados publicos (sujetos a odiosas purgas, de sumo riesgo en pais no desarrollado industrialmente) y a los particulares, no tecnificados.

Dadas estas dos circunstancias (ausencia de industrias y de tecnificacion) la clase media tenia que oscilar, como oscila, entre los que aspiraban a una vida superior a sus posibilidades y se convertian criados de la oligarquia, a quien pretendian acercarse, y los que, desenganados del futuro, se resignaban a ser proletarios de cuello duro. Por donde, la clase media carecia de un elemento fundamental, aquel que, los norteamericanos llaman «middle-middle class». De hecho se dividio tajantemente en uppermiddle class y en lower-middle class. Leguia pertenecia a la clase media (contador, agente de seguros) y trato de ser fiel a su extraecion social, pero, ansioso de crear una nueva burguesia para reemplazar a la de sus adversarios, derivo inconscientemente hacia esta, ‘abandonando sus primitivos propositos.

Sanchez Cerro, que fue un Presidente salido de la baja clase media, se entrego a la oligarquia. Benavides estaba relacionado con la alta clase media; la protegio, pero a la vez trato de favorecer solo algunos aspectos materiales de la vida obrera, sin concederle ninguna garantia moral y politica. Prado perteneciente al nuevo estamento bancario’ trato de incrementar el desarrollo financiero. Bustamante y Rivero, prototipo de mesocrata provinciano, descuido al proletariado y a la clase media. Bajo la apariencia de una demagogica politica indigenal Odria se ha puesto en manos, primero, de los exportadores y luego de los banqueros, esencia de la plutocracia: el sagrado conclave de los Todopoderosos.

La clase media se limita a recibir una que otra migaja electoral y obedecer fatalmente a las incitaciones de la dadiva o el terror, unica escogencia que les brinda la Dictadura. Los directorios de las asociaciones mesocraticas suelen ser entusiastas panegiristas de los dictadores en sus horas de auge; les abandonan, sin’ pena, en las de ocaso. Menos mal que las grandes concentraciones de mesocratas, obreros y campesinos han resistido victoriosamente a la amenaza y la corrupcion. La lucha de clases no es, pues, en el Peru, un invento de izquierda, sino tambien un ardid o arma suscitada por la peor derecha reaccionaria. Fomentar, para negar, un hecho social ha sido siempre un clasico metodo de accion de ciertas eliles.

Exactamente, como declara fuera de la ley al comunismo, y elegir a comunistas, para miembros de municipios, sindicatos y Parlamento. Igual que adherirse a las Naciones Democraticas y amparar a los nazis y japoneses. El conocimiento de los pueblos esta mas alla de los documentos oficiales. Pueden las autoridades constituidas intercambiar untuosos discursos encomiasticos. La historia se cumple en la vida, no en las palabras, salvo cuando las palabras son expresion concreta y franca de los hechos. La configuracion clasista del Peru brinda una gran oportunidad para estudiar el mismo problema en otras republicas sudamericanas. Existe en todas un romanticismo social renido con la realidad.

Los que vocean la lucha de clases no se dan cuenta siempre de que primero hay que comprobar si las clases existen y como existen, y despues de propugnar o celebrar, o condenar, o evitar su choque. ANALISIS Al analizar en estos capitulos veremos que en los finales de la decada de los 40 del siglo XX habia ingresos de productos de exportacion como el algodon, petroleo, azucar, plomo; El Peru siendo un pais minero. Se exportaba mas algodon y tanto la agricultura e industrias estativas sustentaban la economia del Pais. Si hablamos de “la posesion de la tierra nos enfocamos en el “Feudalismo en el cual existe tres sistemas 🙂 El latifundio o la vasta concesion, l control inmediato del Estado o la nacionalizacion de tierra y la cooperativa patrocinada por el Estado. El Peru vive hoy adscrito al primer sistema, hijo legitimo del feudalismo, creado por la conquista espanola, y del vasallaje ante el capital extranjero, impuesto por la ausencia de un capitalismo nacional. El feudalismo nacio en el Peru cuando la corona espanola encomendo a los indios y repartio las tierras del incanato entre sus servidores… La tierra estaba siempre retenida por manos advenedizas. Se habia formado un sector o clase todopoderosa, a la que era preciso rendir la doble pleitesia del respeto social y los servicios financieros.

Hablando en terminos economicos, nada significo la creacion de las Intendencias en lugar de los viejos Corregimientos. En el siglo XVIII la fisonomia agraria del Peru seguia siendo la misma. Mucho de los duenos de las haciendas que pertenecia a una aristocracia rural, se trasladaron a Lima. Ya en esa epoca se descubrio el guano y se pudo avizorarse la posibilidad de una vigorosa agricultura nacional. El guano habia sido cultivado por los Incas. En el ano 1885 el capital norteamericano penetra en el Peru. Despues de la guerra del Pacifico. Es alli donde se formo un nuevo tipo de latifundio bajo la forma de concesion. Para el indio, la tierra es parte de su personalidad. El no se explica el mundo sin la tierra.

Para el latifundista nacional y foraneo la tierra es una forma de producir facil renta. Si se trata de propiedad rural, a este tipo de empresario le basta con visitarla una vez por ano, para asegurarse de sus beneficios, y luego va a vivir de sus rentas en Lima o en el extranjero. El ausentismo de capitales peruanos es formidable. Si se trata de propiedad urbana, se limitan sus duenos a alquilarla tratando de obtener un 10 a 15 por ciento de interes y amortizacion. La tierra es uno de los elementos que mas contribuye a la explotacion. Sobre las empresas extranjeras, y en el capitulo de propiedad se subsuelo, se ha usado el sistema de concesiones.

Aunque la Constitucion de 1933 garantiza al Estado la propiedad del subsuelo, y aunque feroces repentinos «nacionalistas» se hayan levantado en 1947 contra las empresas petroleras, el hecho es el siguiente: las explotaciones petroleras exigen muy altas inversiones para exploracion, cateo y explotacion, Pocos capitalistas nacionales se arriesgan a encarar estos gastos, y es ahi donde empieza a fallar cierto nac