TP Construccion

TP Construccion gy Tobiaslonigro OcoparlR 10, 2015 pagcs Construcción de la Ciudadanía Trabajo Práctico Anual Tema que vamos a desarrollar: pobreza extrema y hambre en San Isidro. Integrantes del grupo: Tobías Lonigro, Tobías Miranda, Tomás Allende, Ignacio Martino, Tomás Olivera. Organización que nos contactamos: Hermanas Religiosas de la Caridad, congregación religiosa fundada por la Madre Teresa de Calcuta. En el barrio de Beccar, cerca de la Villa Cava, poseen un comedor destinado a hombres que viven en la calle.

Los sábados y domingos ofrecen desayuno y almuerzo. Propuesta: nosotros inamos varios sábados a ayudar en el comedor, estando siempre a su disposición y ayudando en todo Swipe to page lo que sea necesario. Villa La Cava: Esta VIII ora años y ocupa una su aproximadamente 2 _ Cl fami aproximada de 13. 00 veinte años. és de sesenta re en la que viven one una población % menores de Las situaciones de hacinamiento, la escasez de servicios básicos y la falta de desagües y cloacas ocasionan graves problemas de salud especialmente en la población infantil.

Durante décadas esta población fue receptora de acciones sistenciales que deterioraron su capacidad de generar sus propios recursos, de participar y de decidir. La pobreza estructural de generaciones

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
afecta a las personas en el acceso a sus derechos, produce fractura social, fragmentación, deterioro del rol de la familia, desaparición de los roles de protección, provisión, educación, amor, el abandono emocional de los chicos y la ubica ubicación de las familias como acreedores de ayudas asistenciales. La superficie que ocupa Villa La Cava es de 19,12 hectáreas incluidas las áreas libres.

El espacio edificado se estructura lrededor de una cancha de fútbol, un área rectangular de tierra apisonada, perfectamente delimitada por las viviendas que la circundan. En uno de sus laterales se encuentra una capilla ñanderoga, que fue construida por iniciativa de la comunidad paraguaya. Hay otro local que funciona como bar, juegos de salón como pool y metegol. Desde allí se organizan los campeonatos de fútbol y torneos con equipos de otros barrios. Es uno de los más importantes centros de encuentro de la Villa (Zapiola, 2002).

Gran parte de la actividad soclal es desarrollada por la parroqula Nuestra Señora de La Cava. En la iglesia hay un comedor donde asisten 1. 500 personas y un espacio educativo para 1200 niños y adolescentes. Además, funciona la Casa de Galilea, un centro de desarrollo humano donde se ofrecen distintos programas para chicos en riesgo de deserción escolar, para fortalecer lazos familiares, para mejoramiento de viviendas, entre otros. También se brindan remedios, alimentos y ropa a los más pobres y a la tercera edad a través de Cáritas de la Diócesis de San Isidro.

El barno no está urbanizado en toda su extensión, apenas hay dos calles abiertas; posee redes de servicio público muy imitadas de agua potable y electricidad; no dispone de desagües de alcantarillado ni pluviales. Tal situación afecta los derechos a la salud (falta de condiciones de higiene y saneamiento, imposibilidad del ingreso de ambulancias, entre o de condiciones de higiene y saneamiento, imposibilidad del ingreso de ambulancias, entre otras), al ambiente sano, y a la seguridad (imposibilidad del ‘ngreso de medios policiales ni bomberos).

La Villa está rodeada por fábricas abandonadas, fruto del desarrollo industrial de la década de los cuarenta, que luego fueron quedando inactivas, en un proceso ininterrumpido. Muchos de sus habitantes fueron obreros en esas fábricas y poco a poco se fueron transformando en desempleados o en cuentapropistas marginales. No se han registrado conflictos con relación a la preservación ambiental, pero no se han realizado estudios sobre la contaminación de las tierras.

El terntorio que ocupa la Villa ha sido desde siempre negado, ni siquiera aparece en los mapas de la zona, pese a que sus habitantes figuren habitualmente en los titulares de los diarios de mayor circulación del país como responsables de todos los delitos que se producen en el onurbano norte de Buenos Aires. En 1922, la Empresa Estatal de Agua y Saneamiento Obras Sanitarias de la Nación (OSN) comenzó sus actividades en la zona.

Recién en 1940 se produjo la primera instalación poblacional de obreros perforadores que la empresa tra(a del interior del país y asentaba en el predio de su propiedad en el sector Este -que hoy se conoce como Quinta del Niño. Estos obreros se desplazaban con sus familias y pertenencias, en principio como una población itinerante, según las necesidades de la Empresa, para luego asentarse definitivamente en el predio mencionado. 31_1f3