TÉCNICAS AVERSIVAS

TÉCNICAS AVERSIVAS gy AlejoStichI cbenpanR 10, 2016 S pagos TÉCNICAS AVERSIVAS. En qué consiste: Las terapias aversivas intentan asociar un patrón de reacción comportamental no deseado y socialmente sanclonado, con una estimulación desagradable, interna o externa, o reorganizar la situación de tal manera que las consecuencias de este comportamiento no deseado sean lo suficientemente desagradables para el emisor de tal comportamiento, que deje de ejecutarlo. En ambos casos se espera que se establezca una conexión entre el comportamiento a eliminar y la reaccion aversiva.

Se espera que el desarrollo de tal conexión y el progreso de la misma genere una situacion tal en el individuo, fisiológica emisión del o cognitiva, que prov ors comportamiento a el in to View nut*ge Los modelos propue reacciones aversivas rrollo de las Condicionamiento clásico: Esta teoría asume que la asociación de algunos elementos constitutivo de la constelación estimular componente del comportamiento a eliminar con el estímulo nocivo preseleccionado hará que el EC provoque una respuesta condicionada de aversión.

Los proponentes de este modelo insisten en que en el procedimiento terapéutico se setisfagan requerimientos erivados de nuestro estudio de este tipo de fenómenos en el laboratorio. – Condicionamiento operante: Se presenta el estímulo aversivo ante respuestas emitidas por

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
el sujeto h hacia dicha constelación. Algunos autores han tenido especial cuidado en diseñar sus procedimientos terapéuticos adoptando paradigmas de aprendizaje de evitación o castigo. Teorías centrales: La aseveración de Rachman y Teasdale, en el sentido de que una explicación puramente cognitiva de las terapias aversivas es tan insatisfactoria como una explicación basada exclusivamente en las teorías básicas de aprendizaje, igue siendo válida. – Teoría del estado: Hallam y Rachman proponen su “Teor(a del Estado” como base del funcionamiento de las terapias aversivas. Ésta se basa, en el cambio producido en el grado general de responsividad de un individuo y no tanto en los cambios en cuanto a las conexiones específicas entre estímulos y respuestas. Aplicación.

Pocos han sido los comportamientos problema, por exceso, que no hayan sido sometidos en alguna ocasión a procedimientos aversivos. Mucho más delicado nos parece la utilización de tales estrategias con individuos motivados a solucionar algunos problemas cuya onceptualización como tales esté determinada por influencias sociales, por ejemplo el caso del homosexual que acude a nuestra consulta “voluntariamente” deseando una reorientación de su impulso sexual, reorientación forzada, en parte, por los valores generales adoptados por la sociedad y por las actitudes de quienes le rodean.

En tales casos, pensamos que nuestra intervención ha de orientarse prioritariamente a ayudar al individuo a autoafirmarse f RI_IFS nuestra intervención ha de orientarse prioritariamente a ayudar al individuo a autoafirmarse frente a tales presiones… l que apliquemos el término “tratamiento”, especialmente en el caso de la homosexualidad, no implica que consideremos a tales situaciones como enfermedad, ni siquiera como un comportamiento sexual desviado. En éstos casos, la verdadera libertad implica ofrecerle al individuo cualquier recurso que esté en nuestra mano, y que sea eficaz.

Evaluación: Existen pruebas de que el mecanismo aversivo se produce en sltuaciones naturales y de que tal mecanismo puede ser eficaz en el tratamiento de casos problemas concretos, pero siguen pendientes muchas preguntas, tanto a nivel clínico como de experimentación básica. Consideramos que este tipo de técnica pueden ser eficaces en aquellos casos en los que el comportamiento problema es elicitado por el grado de apetitividad que el estimulo desencadenante tiene para el paciente( por ejemplo, parafilias, obesos en los que las características externas de los alimentos juegan un papel especial, etc… , y mucho menos efectivos en los que el comportamiento problema se ve mantenido por otro tipo de procesos ( por ejemplo bebedor excesivo que utiliza el alcohol como ansiolítico, donde lo que importa son las reacciones internas subsiguientes). Terapia aversiva TERAPIA DE CONDUCTA Terapia Aversiva La terapia aversiva es una terapia de modificación de conducta que utiliza estímulos avers- os, nega 31_1fS aversiva es una terapia de modificación de conducta que utiliza estímulos aversivos, dolorosos, negativos, desagradables para cambiar conductas.

Las 2 formas de aplicaclón utillzadas son: 1 . – Asociar el estimulo aversivo con la conducta que se quiere eliminar: Presentar a la vez, emparejados: Estimulo aversivo y conducta incorrecta. 2. – El estimulo aversivo, desagradable deja de aplicarse cuando deja de aparecer la conducta incorrecta o bien el estímulo versivo desaparece cuando aparece la conducta correcta. Aplicar un estimulo aversivo y cuando aparezca la conducta correcta quitar el estimulo aversivo -Aplicar un estímulo aversivo, desagradable y cuando deje de realizar la conducta incorrecta desaparece el estímulo agresivo o aversivo. Esta tipo de terapia aversiva se ha utilizado para modificar conductas y comportamientos relacionados con la consumición de sustancias tóxicas para la salud como son las drogas, el exceso de alcohol y con conductas relacionadas con las tendencias sexuales especialmente con la homosexualidad.

Esta es una de las terapias conductuales más cuestionadas éticamente y especialmente cuando es aplicada a conductas que no perjudican la salud individual, ni social sino que son comportamientos o conductas mal vistas por sectores sociales, religiosos o de otra índole. La terapia aversiva utiliza técnicas basadas en estímulos desagradables y dolorosos para el paciente con el objetivo de eliminar conductas establecidas, modif 406 S y dolorosos para el paciente con el objetivo de eliminar conductas establecidas, modificar conductas.

En la infancia las técnicas agresivas-aversivas se han utilizado se utilizan para establecer o eliminar conductas, o evitar que una conducta molesta continúe, el castigo físico, el castigo emocional, la aplicación de estímulos aversivos a los niños para controlar las conductas que molestan, duchas de agua fría que se siguen recomendando para tranquilizar, sustancias desagradables y vomitivas para que aprendan a no chuparse el dedo, oler las heces, la orina para que aprendan a no ensuciarse son técnicas que se han aplicado y se siguen aplicando para enseñar o controlar conductas, éticamente no es adecuado ya que existen otros medos para enseñar esas conductas que no on dolorosos, ni física ni emocionalmente, para los niños o menores, en cualquier caso la aplicacion de técnicas aversivas o castigos a menores por parte de otros ya sean adultos familiares, profesores, compañeros no puede confundirse con la terapia aversiva que está sistematizada y controlada por los profesionales que la aplican y forma parte de una intervención terapéutica. Las técnicas aversivas, agresivas aplicadas a los menores con el objetivo de modificar conductas tienen que aplicarse muy correctamente ya que de lo contrario entran a formar parte de lo que se consdiera maltrato infantil. SÜFS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *