Sesgo de confirmación

Sesgo de confirmación gy masi70 cbenpanR 10, 2016 2 pagos Sesgo de confirmación. Frecuentemente se escuchan fervorosos argumentos en contra d e una actividad humana tan natural como endémica, «el prejuicio» es sin duda un rasgo distintivo de todas las sociedades de hoy y de épocas anteriores. Pero, sin restar, importancia a ésta problemática es igualmente importante otro aspecto del juicio de las personas; uno en el que podríamos decir que es incluso más importante que el prejuicio mismo porque permite afirmar una postura indefinidamente.

A esta conducta se la llama «sesgo de confirmación» Sv. ipeto En él sesgo de confir favorecer la informac formados, y desecha deliberado y selectiv cual estamos progra ora rad ión Inconsciente de juicios previamente n. Es un acto rcialidad, y para el Es muy evidente cuando la información es de carácter emocional compete a un juicio que está hace mucho tiempo arraigado en el individuo. Por ejemplo la religlón, el aborto, la pena de muerte, etc.

Todos éstos son temas que, por lo general, las personas elaboran un uicio y toman una postura al respecto. Este sesgo permite que descalifiquen las pruebas contrarias a lo que pensamos, sin siquiera darle un tratamiento reflexivo y alejándonos de la

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
verdad. Podemos explicarlo en un contexto evolutivo si entendemos que razonamiento de un individuo puede favorecer posturas ideológi perteneciente en un ambiente próximo y en el que se encuentre cómodo.

El cerebro, en algunas situaciones, suele tomar atajos en el razonamiento: «siempre es mejor equivocarse por ver una amenaza donde no la ay que lo contrario: isi parece una serpiente, corra todo lo que pueda! » Y con esto cuestionar pobremente el argumento de los demás. La ideas inculcadas desde temprano suelen ser muy difíciles de contradecir cuando no hay un ambiente propicio. El archienemigo del sesgo de confirmación sería el método científico. Pero es antinatural dicho método y propenso a quienes lo utilizaron fueran seducidos por el sesgo de confirmación.

No hay que sentirse inmune al sesgo porque se cuente con una mejor ormación cultural o académica; esté funciona como un «‘vanagloriador» de nuestros egos, haciéndonos sentir que estamo en el razonamiento correcto sin poder distinguir la verdad de la falacia. Con todo esto dicho, y siempre y cuando, queramos poseer argumentos lo más Imparciales que podamos, tenemos que preguntarnos: ¿Cómo podemos evitarlo? En principio tener presente que es un rasgo natural, y como tal va ser el primero en manifest o el cuestionarnos una y otra vez los iuicios que ten a servir de mucho.