Romanticismo como ruptura de la ilustración y movimiento permanente

Romanticismo como ruptura de la ilustración y movimiento permanente Antes del romanticismo, es decir, en la Ilustración todo es tranquilo, obedeciéndose reglas en la vida y en el arte, existe un avance general de la razón, progresa la racionalidad, se retira la iglesia y la sinrazón cede a los ataques prodigados por los filósofos franceses. Hay paz, hay calma, hay construcciones elegantes, se cree en la aplicación de la razón universal tanto en cuestiones humanas como en la práctica artística, en la moral, en la política, en la filosofía, teniendo como ideal lo noble, simétrico, Swpe to page roporcional y juicioso.

Se establecen teorías or 12 hombre debía alzar u sp referían a la vida y p a vi a sino de aquello hacia ideales hacia las cual seguian era: Lab sostenía que el raleza, es decir, se e lo que uno veía, a ciertas formas da. La doctrina que “Aquellas antiguas REGLAS descubiertas y no inventadas, Son aún naturaleza, aunque naturaleza metodizada. Reynolds decía que el pintor corregía la naturaleza gracias a ella misma: que corregía su estado imperfecto. La naturaleza tiende hacia la belleza y perfección.

Del mismo modo que la matemática se ocupa de círculos perfectos, el escultor y el

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
pintor deben cuparse de formas ideales. Voltaire como representante de la ilustración, fu fue el primero en dejar de escribir la historia de reyes y conquistadores individuales, de capitanes y aventureros y se intereso en su lugar por la costumbre de los pueblos, por sus ropas, sus hábitos, sus instituciones judiciales. El interés de Voltaire por la historia consistía en demostrar que los hombres eran prácticamente iguales en la mayoría de las épocas, y que las mismas causas producían los mismos efectos.

El propósito era mostrar qué tipo de fines perseguían los hombres, que ipo de medios impedían dichos fines, que tipo de medios los hacían posibles, y de este modo crear algún tipo de ciencia que versara sobre el modo de vivir bien. También amparaba la idea de que estaban progresando, llevando a cabo descubrimientos, erradicando antiguos prejuicios -la superstición, la ignorancia, la crueldad. Y que estaban bien adelantados en el desarrollo de una ciencia que haría a la gente feliz, libre, virtuosa y justa. Sin embargo la pared de la Ilustración fue agrietándose gracias a Montesquiu y Hume.

El primero mostro que no todo era lo mismo en todas partes y el segundo proclamo que no había elaciones necesarias sino solamente probabilidades. Por otro lado estaban los alemanes quienes todavía en el siglo XVIII constituían una provincia retrasada, debido a la falta de cuidado por parte del emperador, ya que este se interesaba por otros territorios. Después se produjo la guerra de los treinta años en donde eliminaron una gran porción de población alemana ahoga 2 OF V la guerra de los treinta años en donde eliminaron una gran porción de población alemana ahogando asi su desarrollo cultural, su espíritu.

No había un centro, un orgullo, una sensación de crecimiento, de dinamismo ni de poder. Existía un complejo de inferioridad frente a Francia quien se había ingeniado para eliminarlo y humillarlos. Este sembró en Alemania una sensación permanente de tristeza y de humillación que se manifiesta en la literatura y música, que tiende a ser domestica, apasionada, religiosa e interior. El arte se construía en un ambiente pietista que era una rama del luteranismo y consist(a en el estudio cuidadoso de la Biblia y en el respeto profundo por la relación personal del hombre con DIOS.

Había, en consecuencia, un énfasis en la vida espiritual, un desprecio por el aprendizaje, por el ritual y la orma, por la pompa y la ceremonia, y se le daba importancia en la relación personal del alma humana doliente individual con su creador. Este movimiento logro traerle comodidad y solución a un grupo de seres humanos oprimidos socialmente y miserables politicamente, teniendo como resultado una gran cantidad de literatura muy conmovedora e interesante aunque altamente personal y violentamente emocional y un rechazo por lo intelectual.

Sobre todo, fue un odio profundo por Francia, por las pelucas, por las medias de seda, por los salones, por la corrupción, por los generales, por los emperadores, por todas las randes y magnificas figuras de este mundo, que eran V generales, por los emperadores, por todas las grandes y magnificas figuras de este mundo, que eran simplemente, encarnaciones de riqueza, de la maldad y de lo diabólico. Se trata de una reacclón natural por parte de una población humillada y devota.

La situación de oposición entre los alemanes y franceses crea una revolución del conocimiento humano, en donde las ideas que habían agrietado la pared de la ilustración toman importancia; al mismo tiempo que la revolución francesa, se genera, esto es el 14 de julio de 1 789, teniendo como principios la razón universal, del rden y de la justicia; principios conectados con aquel sentido de unicidad, de introspeccion emocional, de diferencia de las cosas, de disimilitudes más que de similltudes.

Este acontecimiento introdujo un ámbito de mayor justicia, humanidad, libertad, de mayor comprensión del hombre por el hombre. Así el romanticismo conlleva consigo la palabra libertad que sugiere la caída de la burguesía y se fija el prototipo de hombre en contra de las reglas establecidas por éstos. Son varios los significados que se le dan al término romántico, a veces se refiere a castillos, lugares o parajes. Otras veces adjetiva invenciones ue muestran la misma libertad imaginativa de los romances.

Se emplea también para designar un sentimiento. Las características designadas al romanticismo son: un pesimismo vital, valoración estética de lo feo, religiosidad, tendencia al claroscuro, ruptura con las reglas dramáticas clásicas 40F estética de lo feo, religiosidad, tendencia al claroscuro, ruptura con las reglas dramáticas clásicas y una negación de la unidad, de la armonía, de la compatibilidad de ideales ya sea en el ámbito de la acción o en el del pensamiento.

Es así como este movimiento se convierte así en una concepción e la vida; teniendo como característica fundamental, la exaltación de la libertad y el sentimiento, frente a la contentación impuesta por las poéticas del siglo XVIII.

Se ve el romanticismo como una vuelta a la tradición cristiana y nacional, hallando en su estructura ideológica: el misterioso origen del héroe, la incorporación de un lenguaje coloquial o apasionado, libre del a contención que imponían las poéticas clasicistas, la plasmación de costumbres populares, la aparición en la escenografía de símbolos trágicos de la muerte, la exaltación del sentimiento como motor del conflicto dramático, las anagnórisis que hacen ás desgarrados las situaciones del héroe.

En esta época la técnica interpretativa había roto la rutina y se había hecho dúctil, válida para expresa la alegría y el dolo, la risa y el llanto. El Amor, el odio, la repulsión, el hastío, los celos, la nostalgia o el aburrimiento arrebatan el alma individual del hombre y marcan su destino; estos sentimientos actúan como una consigna. La incomprensión soclal que coarta la conducta individual a la que inducen los sentimientos crea el conflicto más dramático del individuo. El romántico piensa que ha tenido m s OF V crea el conflicto más dramático del individuo.

El romántico piensa que ha tenido mala suerte por nacer en el mundo que le ha correspondido, dominado por su vulgaridad. La importancia del romanticismo se debe a que constltuye el mayor movimiento reciente destinado a transformar la vida y el pensamiento del mundo occidental de acuerdo a sus valores, así mismo protesta contra cualquier tipo de universalidad. Los valores a los que les asignaban mayor importancia eran la integridad, la sinceridad, la propensión a sacrificar la vida propia por alguna iluminacion interior, el empeño en un ideal por el que seria válido todo, vivir y también morir.

No estaban interesados fundamental en el conocimiento, ni en el avance la ciencia, ni en el poder político, ni en la felicidad; no querían en absoluto ajustarse a la vida, encontrar algún lugar en la sociedad, vivir en paz con su gobierno, o sentir fidelidad pro su rey o su república. Creían en la necesidad de luchar por sus creencias aún con el último suspiro de sus cuerpos, en el valor del martirio. Consideraban a las minor[as más sagradas que las mayor[as, que el fracaso era más noble que el éxito.

El estado mental de un hombre que está preparando para realizar grandes sacrificios por n principio o por alguna convicción, que se niega a traicionarse, que está dispuesto a Ir al cadalso por lo que cree, debido a que lo cree. Es así como la gente admiraba la sinceridad, la franqueza, la pureza del alma, la habilidad y disponibilidad 6 OF V como la gente admiraba la sinceridad, la franqueza, la pureza del alma, la habilidad y disponibilidad por dedicarse a un ideal, sin importar cual fuere. “Si creo en algo y tú crees y tú crees en otra cosa, es importante que luchemos por ello.

Tal vez sea bueno que tú me mates a mi o que yo te mate a ti; quizá, en un duelo, sea mejor que nos atemos mutuamente. Pero la peor de las posibilidades es el compromiso, ya que ello significa que hemos traicionado aquel ideal que nos mueve”. El motivo es mas importante que la consecuencia, en la que la intención supera en importancia al efecto. Se observa también en la actitud hacia la tragedia. Generaciones previas han demostrado que la tragedla se debía siempre a algún tipo de error: moral o intelectual. Éste podría haber sido evitado, o era quizá inevitable.

En consecuencia la tragedia se funda en lo inevitable o, tal vez, en alguna carencia humana que podría ser evitada. En este siglo la tragedia tiene otro principio al que Hegel denominará “el bien para el bien”. Este choque no se debe a un error, sino a un tipo de conflicto de carácter inevitable, a elementos sin conexión que merodean por la tierra, a valores que no se pueden reconciliar. Lo importante es que la gente se empeñe en esos valores con todo su ser. Si así lo hacen son héroes adecuados para la tragedia. La figura que domina como imagen del siglo XIX es la un hombre que ejecutaba lo que hay dentro de sí.

Que no se traicionaba. Y lo hace de acuerdo con la lu hace de acuerdo con la luz interna que lo inspiraba, y esto es todo o que un hombre debe hacer; es lo que lo convierte en un héroe. El hombre se dedlcaba a un ideal, dejando el mundo a un lado y se sacrifica así mismo. Ansiaba funcionar todas sus facultades del modo más pleno, de la manera más violenta posible. Deseaban crear, hacer, y si este hacer conducía al choque, si los llevaba a la guerra, a luchar, esto era entonces parte de la condición humana. Es asi como se manifiesta una erupción violenta de la emocion, del entusiasmo.

Las personas comienzan a interesarse por los edificios góticos, por la introspección. La gente se vuelve súbitamente neurótica y melancólica; comienza a admirar el rranque inexplicable del talento espontáneo. Hamann, considerado el padre del romanticismo, considera a la creación como el acto más personal, más inexpresable, menos descriptible y analizable, por el que el ser humano dejaba su huella de la naturaleza, por el que permit[a a su voluntad elevarse, que dijera lo suyo, que expresara aquello que estaba dentro de si, sin permitir obstáculo alguno.

Su discípulo Herder concluye que cada grupo humano debe buscar aquello que está en su intenoridad, que es parte de su tradición. Cada hombre pertenece al grupo al que pertenece; su función como ser humano consiste n decir la verdad tal como él la ve; su visión de la verdad es tan válida como la que tiene otros. De esta vas verdad tal como él la ve; su visión de la verdad es tan válida como la que tiene otros. De esta vasta variedad de colores se puede construir un mosaico maravilloso; pero nadie puede verlo en su totalidad, sólo Dios puede ver todo el universo.

Es decir, la vida consiste en expresar la experiencia propia tal y como nos ocurre, comunicándosela a los otros con la totalidad de nuestra personalidad. Voy a referirme como primer ejemplo de la Ilustración al cuento “Cándido o el optimismo” de Voltaire, en donde el autor satiriza a filosofía del optimismo metafísico, el cual se fundaba sobre la racionalidad divina, postulando una fe dogmática en una mañana radiante, de una armonía preestablecida que rige el universo, es decir, una fe en donde no existe el espiritu crítlco.

Así mismo Voltaire critica a las instituciones como el ejército, la nobleza y la iglesia; a los países como Francia y creencias como el protestantismo, el judaísmo y el catolicismo. Voltaire creía en la libertad de pensamiento, la tolerancia, la justicia como instrumentos superadores de ignorancia. Desechaba la fe en un progreso capaz de arrebatar la ezquindad y la ruindad del ser humano, es decir, no hay inocencia y bondad naturales. No es la sociedad, el estado o la cultura la que pervierte y denigra esa inocencia prmlgenia del hombre, antes bien, es el propio hombre el que genera las propias condiciones de su miseria.

Frente al optimismo adoptado por los ilustrados y llevado a su culmen por Leibniz en s miseria. culmen por Leibniz en su teoría de la armonía preestablecida, en la que afirma que éste es el mejor de los mundos posibles, el joven e inocente Cándido saca sus propias conclusiones: i’-Oh, Pangloss -exclamó Cándido-. Jamás me hablaste de semejantes abominaciones, y por lo que veo y he visto son hechos concretos y verídicos. ¿Habré de renunciar a compartir tu optimismo. -¿Qué es el optimismo? nquirió Cacambo. -No es sino el empeño de sostener que todo es magnífico cuanto todo es pésimo -explicó Cándido. ” El único remedio para hacer la vida tolerable que acepta Voltaire en su obra es el trabajo. De nada sirve buscar fines ni mucho menos presuponer que existe cierto orden racional en el mundo susceptible de crear las condiciones necesarias en las que pueda desarrollarse una vida virtuosa y justa. Lo que sé es que hay que cultivar nuestro jard[n -le interrumpió Cándido. Tenéis razón -reconoció Pangloss-, porque cuando el hombre fue colocado en el jardín del Edén fue puesto ut operaretur eum para trabajar. prueba de que el hombre no ha nacido para el ocio. – pues trabajemos sin discutir -concluyó Martín-. Es el único medio de hacer la vida tolerable. ” Ahora tomare el ejemplo del romanticismo con “Los Cenci” de Shelley donde observamos el cambio de pensamiento de una sociedad, donde la razón no existe o si la hay es de forma individual, encontrando tempestuosos crímenes del Conde Cenci 2