Reseña Del Libro ‘En La Laguna Más Profunda’ – Oscar Collazos

En la Laguna más Profunda Muchos de los que no han dado un vistazo a esta obra literaria, podrían imaginar que se trataría de una laguna física; pero realmente, la palabra “laguna” en este contexto hace referencia a la enfermedad terminal denominada Alzheimer. La historia está narrada en primera persona por Alexandra Blanco, una adolescente que nos cuenta el tiempo en que tenta entre nueve y diecisiete años, cuando su abuela “Mamamenchu”, a quien le decla asi por cariño, comenzaba a sumergirse en la laguna más profunda de su memoria.

Su autor es Oscar Collazos quien nace en Bahía Solano en 1942. Esta querida abuela ora paseo por un bosque e cerca a la ciudad dec agéh con el único propósit hacerlo siempre sola, ana realizar un casa en un pueblo estos paseos to esposo; solía eo era su gran secreto. Hasta que un día la abuela le invitó a su nieta consentida, Alexandra, a dar ese paseo que emprendía en cada amanecer ella aceptó. Alexandra desde ese entonces empezó a acompañar a su abuela todos los días, sólo por un determinado tiempo. Y por qué digo por un tiempo? porque t Swlpe to vlew next page toda esa compañía terminó

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
a partir de una trágica noticia dada por sorpresa. Resultó que al lado de un riachuelo que se encontraba en el bosque, en el lugar donde la abuela iba a visitar a su difunto esposo, fueron hallados cuerpos enterrados de cuatro jóvenes que habían sido asesinados ya hacía mucho tiempo. Ese momento partió la historia en dos; la abuela ya no quería ver nuevamente el bosque, ni siquiera quería salir más de su casa, y comenzó a comportarse de manera diferente.

A partir de ahí la abuela empezó a sufrir trastornos mentales. La familia concluyó que ella ya no podía estar más sola. Pues tampoco podia hacer más las cosas que hacía cotidianamente tales como asearse, omer, leer, caminar, etc. Y cada vez fue peor; no en mucho tiempo, empezó a sufrir de demencia senil, y su memoria se iba consumiendo, se iba anulando más y más; y lo que hizo ello fue irla deteriorando poco a poco a poco, lentamente.

La reacción de Alexandra frente a ello es bastante apreciable, pues trata de remediarlo recolectando fotos de todo el transcurso de la vida de su abuela, creyendo que mostrándoselas lograría recuperar su memoria; simultáneamente, Alexandra veía cómo sus esfuerzos eran inservibles, pues lo que no sabía era que trataba de hacerle frente a algo irreparable. A partir de ahí, nservibles, pues lo que no sabía era que trataba de hacerle frente a algo irreparable.

A partir de ahí, en todos los años que abarcó esta historia, ella hizo lo mismo, no hacía otra cosa más que elaborar álbumes y más álbumes para su abuela. La historia continúa de esa forma, mencionando que los sucesos eran cada vez más terribles, y entre más empeoraba la abuela, más albumes trataba de hacer Alexandra para lograr recuperar su memoria mediante fotos. Al final, la abuela termina totalmente desgastada, ahogada completamente en su laguna. Terminó siendo irreconocible; ella tampoco reconocía a nadie. Ni siquiera a su propia familia.

Alexandra no pudo aceptar la realidad, de modo que ella también terminó ahogada en sus miedos, en sus ilusiones, en sus sueños y en sus fantasías a una edad de diecisiete años. Esta obra literaria es confrontante, hubo muchos sucesos más de los que ocurrieron aquí, sólo que no están mencionados. Si observamos, esta obra literaria nos demuestra esa importancia a la que nosotros debemos aferrarnos en ese vínculo entre el yo y el adulto mayor; debemos tener ese amor fraternal que existía entre Alexandra y su abuela. Se demostró claramente que Alexandra amaba tanto a su a Lvf4 entre Alexandra y su abuela.

Se demostró claramente que Alexandra amaba tanto a su abuela, que independientemente si fuese una enfermedad terminal o no, ella luchó hasta el final para intentar rescatarla. Un claro ejemplo del amor que debemos contener hacia el adulto mayor, indistintamente si es uno de los nuestros. Si cada uno de nosotros hicieramos conciencia de lo importante que son los adultos mayores, es probable que las cosas cambien. Nos ayudaría a valorar a ese ser que en algún instante ayudó con su trabajo, con su juventud y con su esfuerzo a construir nuestro presente. rque no basta sólo con cuestionarse si también se les brinda atención o no, sino tambien asegurarse de que esa atención e importancia que les damos los mantenga vivos, porque ellos son historia, ellos son nuestra historia. Nosotros debemos tener ese sentido de pertenencia hacia nuestros ancianos; ellos son una parte muy importante de la sociedad, a la que no debemos apartar de nuestras vidas. Debemos apropiarnos de nuestros mayores, y respetarlos; ya que no debemos olvidar que en algún momento, tarde o temprano nosotros también seremos uno de ellos. Realmente los estamos cuidando? los estamos valorando?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *