Relación Medico Paciente

Relación Medico Paciente gySrDiegoM7 Ocopa» 10, 2016 | 14 pagos Universidad de San Carlos de Guatemala Facultad de Ciencias Médicas Area de Ciencias Clinicas Dr. Mario Ramiro Hernández Chávez (Coordlnador) Unidad de Producción de Libros de Texto Dr. Carlos Alvarado Dumas (Coordinador) Correo electrónico:usacmed Artículo reproducido Arch. Neurociencias ( 1 64, 2000 usac. edu.

PACE 1 orlá to View nut*ge la Revista: La relación médico-paciente José Ramón Comas-Viñas RESUMEN La relación médico•paciente es una relación constante, siempre está en revisión, debido a que es un binomio dinámico, cambiante, nfluido por Louis Porter. La relacion médico-paciente es uno de los binomios de las relaciones humanas más complejos, binomio a quien se le han dedicado libros, cien- tos de artículos y conferencias, es un tema que no se agota.

Se le explora, investiga, analiza, pero no se llega a conclusiones definitivas debido a que el hombre (tanto el médico como el paciente) evoluciona, cambia, modifica sus relaciones con los demás y con el medio. Cada época ha vivido esta relación en forma diferente, por lo tanto, hay que partir del pnncplo «la relación médico-paciente es una relación dinámica, cambiante que deberá ser estudiada en su momento histórico».

El objetivo principal de este ensayo es el

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
destacar las cualidades esenciales del médico, tanto intelectuales como morales necesarias para el ejercic10 de su profesión, para comprender cuales son los atributos que el médico deberá tener para lograr que toda relación con su paciente sea óptima, y ofrezca consuelo al ser humano llamado paciente que busca la ayuda de otro ser humano llamado médico. Para poder comprender como ha evolucionado la relación médlco- paciente, se revisaron los diferentes juramentos y códigos de ética del édicol, ya que reflejan la filosofía, la moral y el momento histórico en que fueron creados.

Al lee traran algúnos elementos solemnemente consagrar mi vida al servicio de la humanidad. » .. llevaré a cabo la práctica de mí pro fesión conscientemente y dignamente; mi pdncipal preocupación será la salud de mis enfermos… » sostendré por todos los medios a mi alcance, el honor y las nobles tradiciones de la profesión médica… B. Juramento del médico de la Unión Soviética, 1971. C] estar siempre dispuesto a proporcionar atención médica, ser atento y considerado con el paciente y mantener el secreto médico… reservar y continuarías nobles tradiciones de nuestra medicina nativa… C. Principios de etica médica de la Asociación Médica Americana, Chicago, 1980. «… hace mucho tiempo que la profesión médica Inicia diciendo. esta sujeta a un cuerpo de declaraciones médicas dirigidas principalmente a beneficiar al paciente Continúa: » .. el médico debe estar entregado a proporcionar un semicio competente, compasí-voyrespetuoso de la dignidad humana… Cl el médico debe ser honesto con sus pacientes y colegas… l médico debe respetar los derechos de sus pacientes, de sus colegas y de los demás profesionales de la salud . D. Declaración de Helsinki, édica Mundial, 1965. Revisada en clínica). Para cada uno de estos apartados hace una serie de recomendaciones y sugerencias, señalando limites a las actividades de investlgación encaminadas a ‘… no dañar a los pacientes… E. Asociación Mundial de Psiquiatría, declaración de Hawai, 1977. Esta declaración señala: 1 El psiquiatra deberá servir a los mejores intereses del paciente deberá preocuparse por el bien comun… 2.

A todo paciente se le debe ofrecer la mejor terapia posible y tratarlo con la solicitud y el respeto que se debe a la dignidad de todo ser humano a la autonomía de cada uno sobre su propia vida y salud. 3. a relación terapéutica entre el paciente y el psiquiatra se funda en un mutuo acuerdo y requiere confianza, reserva, franqueza, cooperación y responsabilidad mutua. 4. El psiquiatra nunca debe usar las posibilidades que le brinda su profesón para el maltrato de una persona y deberá asegura rse de que los deseos personales, los sentimientos o prejuicios inapropiados nunca interfieran con el tratamiento.

Hasta aqu[, en este grupo de documentos, se observa la más genuina preocupación por el «bienestar del paciente»; sin embargo, las formas, ineamientos o pnncpios para lograr esa meta son mas bien generales e inespecificos. Se puede observar que se dan una serie de reglas, señalamientos, limitaciones, pero no se llega a definir con precisión la actitud esencial del médic r su origen o actividad Todos estos juramentos y códigos han sido creados con la mejor intención, dan un panorama global, pero están Incompletos en su esencia.

Todos los médicos estarían de acuerdo (o por lo menos deberíamos estarlo) en que uno de los objetivos fundamentales de la práctica médica es la atención a los enfermos. Y es así que el médico dedica la vida a estudiar al er humano. A su vez cada pais tiene establecidas politicas educativas que reflejan el concepto salud-enfermedad vigente en ese momento. ¿Cuál es la política educativa utilizada en los países occidentales? La forma en que se concibe a la medicina en los países occidentales está basada en el modelo biomédico, que es el «modelo centrado en manifestaciones biológicas del proceso morboso. Todavía se sigue viendo parcialmente al hombre, y por lo tanto al enfermo, ya que no se han integrado completamente otros factores causales de enfermedades como lo social y lo económico y los aportes de la Psicología profunda que abrió la uerta a la comprensión de los procesos mentales»2.

Bensaid3 expresa: «… mienfras la medicina fragmentada, compartimentada y positivista divida en pedazos al enfermo, mientras continúe convencida de que ella misma no es más que la lucha, con armas técnicas, contra un mal definido, esta conden anidad, sea cual fuere la sensibilidad de los médico en, y sea cual fuere el dispensado a la persona apenas alivia la alienación del enfermo a quien nada se dice y que nunca participa en lo que le ocurre».

Este respeto elemental, esta poca particpación del paciente, influye de manera directa en crear un tipo de relación en donde poco nteresa la alienación de ese ser humano que pide su atención. Es por todo esto se ha hecho una distinción entre enfermar y padecer, ya que ésta no es una diferencia semántica, sino de concepto. Enfermedad es «el estudio de las entidades nosológicas y no son mas que abstracciones que hace la mente humana para clasificar signos y síntomas de la enfermedad en categor[a taxonómica».

Esto permite que los médicos puedan comunica rse mejor entre la comunidad y lo que se describe como una patología en un país, sea el mismo concepto en cualquier otro. En cambio padecer, es «la manera en que cada individuo sufre las lteraciones de su salud de acuerdo a su individualidad biológica, psicológica y sociocultural»2.

Lo importante es cuando el médico analiza el padecer del paciente, entonces el proceso morboso se observa con una visión integral, completa, ya que no solamente son importantes las alteraciones orgánicas, correcto diagnóstico y adecuado tratamiento, sino la vivencia individual ante ese proceso. Esto le dico tener un como lo es cada ser humano. En general, en los parses occidentales se sigue el modelo biomédico y eso crea un vaci0 grave en la formaclón de los médicos, por lo tanto, en la atención de los pacientes.

El dejar de lado las emociones y el padecer, enfrenta al ante una situación parcial, en donde se le van a escapar esas variables tan importantes que pueden influir, de manera positiva o negativa, en el devenir del diagnóstico, tratamiento y pronóstico. Es interesante observar que en la mayoría de las escuelas o facultades de medicina en México no existe un programa continuo dedicado al estudio integral del ser humano, que incluya las variables emocionales y sociales del paciente y su familia.

Hace pensar a muchos estudiantes: «paciente necesito conocerte, entender cómo me voy a relacionar contigo y no se me enseña como acerlo pues se repite el mismo modelo blomédico en donde el estudiante y el residente no es permeado por una asignatura formal y continua que le enseñe, le haga comprender, la dimensión de que aquel ser que tiene enfrente es un ser humano, no solamente se enferma, sino que padece; además este ser se encuentra ante nosotros en una situación de desventaja, angustia e inseguridad, busca ser atendido y sobretodo entendido. Esto no obligaría a replantear el modelo de atención médica. ?Bajo que normas y principios éticos ntado? analiza con profundidad la actitud médico. En los Principios de investigación experimental en los eres humanos de la Asociación Médica Británica, de 19631 , se encuentran unas consideraciones muy importantes: 5. El paciente no deberá ocupar un segundo lugar en un proyecto de investigación ni dar esa impresión. Antes de iniciar una investigación el médlco debe hacerse las sguientes preguntas: a. ¿El paciente sabe lo que me propongo hacer? b. ¿Le he explicado con claridad y honestidad los riesgos que le estoy pidiendo que corra? . ¿Estoy seguro que dio con libertad su consentimiento y que éste es legalmente válido? d. ¿No dudaría en aconsejar que se siguierá este procedimiento y estaría e acuerdo en que se llevará a cabo, en estar involucrados en él, esposa y mis hijos? Los médicos ingleses no sólo toman en cuenta la participación del paciente, sino que se preguntan si en mí procedimiento Involucrarla a mi esposa y a mis hijos. ¿Por qué involucran a un familiar cercano? Hacer esta diferencia entre un familiar y un desconocido ¿modifica el quehacer médico?.

Además ¿por qué aplicar estas ideas solamente a la investigación experimental y no en los ¿por qué s de atención médica? , trato es diferente al enfermo que solicita los servicios en forma particular que al enfermo dei sistema de seguridad social?. De ser así y todo parece indicarlo, entonces los médicos, estan utilizando una doble moral. acuerdo a la situación económica de cada paciente, el lazo afectivo que los relaciona, el sistema de asistencia en la cual se trabaje, por lo tanto no se está siendo honesto con los pacientes y sobretodo con uno mismo. La definición de la acción médica esta vinculada con necesidades mas imperiosas: el reclamo real de los pacientes y la obligación médica, moral, social de satisfacerlo en realidad, en lugar de engañarlo con respuestas falsas3. Entonces las preguntas seran: ¿aceptaría que engañaran a esposa o a mis hljos? ¿me gustaría para ellos una atención deficiente, o un estudio de gabinete peligroso, o un tratamiento inadecuado o innecesario?.

Se debe ir más allá y preguntarse: ¿si yo me pusierá en lugar del enfermo me gustaría ser engañado?. ¿Me sentiría confiado con un médico que me dierá una atención médica desagradable, sin respeto, o que no entendiera mi padecer?. «La actitud del médico, su situación, no su modo de asumir la debería partir de un principio que haga más conscientes a cada uno de los actos médicos, esto reduciría y simplificaría los problemas de definición y actuaclón del médlco: «tratar de onerme en el lugar del enfermo».

Comenta Robert Fishe—, miembro fundador del Programa voluntario paciente a paciente, en los Estado Unidos de Norteamérica: «a veces el miedo es tan absorbente que limita la posibilidad de buscar ayuda. Es ese miedo que el paciente puede ayudar a disminuir en los demás. No creo que otra persona que no haya sido paciente tiene la posibilidad de entender aquelío que los pacientes nos comunicamos».

Aunado a esto existe un fenómeno muy interesante ya que el médico tiene miedo y angustia frente a la angustia de los pacientes y la forma de evitarlo ha ido refugiándose en n ambiente técnico, distante, frío, que lo protege y e confiere un sentimiento de poder, pero a la vez lo aleja del padecer del enfermo; esto no termina ahí ya que algunos médicos, por sus deformaciones emocionales e intelectuales, adoptan actitudes más graves como son: explotar económica, emocional o sexualmente al paciente, a sus familiares, así como agredir o lesionar la dignidad del enfermo.

Además los sistemas de seguridad social han favorecido esta situación e inclusive se les utiliza como excusa para no acercarse al padecer del enfermo, ya que en 4 estos sistemas se busca la acientes al día, al mes y