Principio de Territorialidad de la Ley Tributaria

Principio de Territorialidad de la Ley Tributaria Teniendo en cuenta el contexto, se desprende del artículo 11 del Código Orgánico Tributario, establece: «Las normas tributarlas tienen vigencia en el ámbito Espacial sometido a la potestad del Órgano competente para crearlas. Las leyes tributarias nacionales podrán gravar Hechos ocurridos total o parcialmente fuera del Territorio nacional, cuando el contribuyente Tenga nacionalidad venezolana, esté residenciado o Domiciliado en Vene iento OF2 Permanente o base fi en p La ley procurará evit

Doble tributación int Si la Constitución de la República Bolivariana de Venezuela (CRBV), fija las competencias que en materia tributaria, tienen los Poderes a nivel Nacional, Estatal y Municipal, por ende, el ámbito espacial de validez de las normas tributarias que dichos poderes dicten delinean su esfera de actuación, por lo tanto, el Poder Público Nacional tiene determinadas competencias tributarias que tendrán eficacia jurídica en el territorio nacional, asimismo el Estatal y el Municipal en sus respectivos ámbitos espaciales.

El Principio de la Territorialidad, atribuye al Estado Soberano el derecho a dictar leyes tributarias donde tenga competencia espacial y en consecuencia, dentro de cuyo territorio podrá dictar normas tr tributarlas y exigir coactivamente el pago del tributo, ejerciendo de tal manera, potestad tributaria normativa

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
y de imposición, como por ejemplo, una vez como sea ubicada la fuente productora del enriquecimiento, o la actividad económica tomada como hecho generador del tributo, se haya realizado efectivamente dentro de su jurisdicción territorial, éste odrá ejercer inmediatamente soberanía tributaria en su ámbito espacial, y exigir coactivamente el pago del tributo correspondiente.

En consecuencia, la adopción de un sistema basado en el principio de la fuente, o aplicación territorial de la norma tributarla; supone ciertas ventajas, tal como lo señala Pires (1989), citado por Evans (1 999), ya que la adopción del criterio de la territorialidad, elimina los problemas que supone la doble tributación, en virtud de que se toman los elementos de renta de arácter nacional, y en ningún caso los de carácter extraterritorial. De igual forma, al tomar en cuenta sólo la renta de carácter nacional, evita las dificultades que implica la determinación de la renta neta global del contribuyente, dado lo complejo de indagar sobre los elementos producidos fuera del ámbito espacial de un determinado Estado. Asimismo satisface principios éticos en tanto y en cuanto dispone de soluciones justas y equitativas al respetar la igualdad entre las naciones.