Orientacion vocacional

ORIENTACION VOCACIONAL. Propuesta de un instrumento de autoorientacion. 1. – Introduccion

En la actualidad, la funcion docente se ve impregnada de un creciente numero de tareas relacionadas con la accion orientadora, especialmente importantes debido a dos motivos fundamentales : por un lado, las nuevas expectativas generadas sobre el Sistema Educativo en una realidad cambiante como la que vivimos que demanda una mayor conexion de la oferta educativa con el mundo laboral; por otro , la propuesta educativa, formulada al hilo de los mas innovadores paradigmas psicopedagogicos, refuerza, de manera muy significativa, la funcion orientadora en el ambito de los centros escolares que empiezan a potenciar los departamentos de orientacion que tendran que dinamizar un curriculo con un alto grado de diversificacion que ofrece la posibilidad de decidir atendiendo a intereses, aptitudes y rendimientos para enfocar, desde el desarrollo de la carrera, la futura ocupacion profesional. Dadas las caracteristicas socioculturales y la amplia gama de itinerarios formativos a seguir, se hace necesario elegir bien desde las multiples posibilidades de informacion disponibles. Asi se justifica el importante papel de la accion orientadora, especialmente en su dimension vocacional. En las siguientes paginas proponemos un instrumento para la autoorientacion que conjuga tres variables importantes en el

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
desarrollo de la carrera –intereses, aptitudes y rendimientos- desde una revision del concepto, de las teorias, de los modelos y de los programas de orientacion vocacional. 2. – La orientacion vocacional

La orientacion actual tiene sus origenes en la orientacion vocacional, profesional o para el desarrollo de la carrera, que surge como necesidad de facilitar a los alumnos la informacion necesaria para su adecuada insercion en el mundo del trabajo. Desde sus origenes hasta la actualidad ha experimentado cambios significativos y ha pasado de ser una accion puntual a ser una accion permanente integrada en la dinamica educativa de los centros justificada, entre otros autores, por Moreno (1987: 70) que afirma que “el mismo hecho de ofrecer consejo puntual en una entrevista al final de los estudios comporta serios peligros, reduce la identificacion de la persona con sus decisiones, el esfuerzo que puede poner en la eleccion de ocupacion y la satisfaccion que puede obtener en su trabajo, ademas de alejar al individuo del sentimiento que tiene de control de su propia vida”.

La orientacion profesional se situa, desde este planteamiento, entre las principales medidas que permitiran al sistema educativo alcanzar algunas de sus finalidades mas importantes. Alvarez et ali (1992: 19) nos situa en una aproximacion al concepto: “ Se considera la orientacion vocacional como una necesidad esencialmente humana, de contenido educativo, a traves de la cual se decide un proyecto de vida formativo o profesional, realizado por medio de una secuencia de opciones o elecciones que se van planteando ante la necesidad de interpretar las cuestiones fundamentales de la vida, y todo ello enmarcado en los contextos familiar y ambiental”.

Por otra parte, Alvarez e Isus (1998: 234) proponen las caracteristicas comunes del termino definido por distintos autores: “ proceso de ayuda, con caracter mediador y sentido cooperativo, dirigido a todas las personas en periodo formativo, de desarrollo profesional y de tiempo libre -ciclo vital-, con la finalidad de desarrollar en ellos aquellas conductas vocacionales -tareas vocacionales- que le preparen para la vida adulta en general y activa en particular -preparacion para la vida-; mediante una intervencion continuada, sistematica, tecnica y profesional, basada en los principios de prevencion, desarrollo e intervencion social; con la implicacion de agentes educativos y socio-profesionales, es decir, la orientacion profesional asume como meta o finalidad ultima el desarrollo de la carrera del individuo a lo largo de toda la vida”. Asi pues, la educacion vocacional supone el conocimiento de si mismo, de las ofertas educativas y los itinerarios academicos, del mundo del trabajo y la integracion de todas estas informaciones que permitiran al propio alumno tomar las decisiones mas adecuadas.

Para facilitar estas tareas, y dado que la orientacion vocacional requiere el desarrollo de determinados aprendizajes, conviene sistematizar el proceso orientador e integrarlo en el curriculo teniendo en cuenta las intenciones educativas del mismo, las capacidades expresadas en sus objetivos, el contexto en el que se desarrollan los procesos, las caracteristicas evolutivas de los destinatarios, los condicionantes personales de cada uno de los alumnos,…. Para lograr un mayor grado de eficacia en la orientacion vocacional, el alumno debe ser el protagonista de los procesos y debera implicarse de forma activa en sus aprendizajes llegando a establecer el mayor numero posible de dinamicas de autoorientacion, a traves de las mediaciones pertinentes, con el fin de desarrollar una labor preventiva que permita anticipar las consecuencias de las elecciones. 3. El desarrollo de la madurez vocacional La orientacion vocacional tiene caracter procesual y por tanto supone dar pasos diferenciados a lo largo de las distintas etapas con el fin de alcanzar un alto indice de madurez vocacional. Para Super (1963)[1][1] «la madurez vocacional es percibida como la habilidad del individuo para hacer frente a las tareas necesarias para la carrera durante una etapa particular de la vida. Esta habilidad se evalua comparandose con otros individuos que se estan enfrentando a las mismas tareas en el mismo periodo vital». Esta idea nos remite al aprendizaje vocacional al referirse a habilidades que se aprenden «en el y para el» desarrollo de la carrera.

El MEC (1992:113) matiza, ampliando esta idea, al apuntar que el termino madurez vocacional es «la capacidad de decidirse en lo que concierne al rol que se desea tener en la sociedad, a traves de una determinada profesion incluyendo actitudes hacia la toma de decisiones, comprension de la demanda laboral, actividades de planificacion y desarrollo de capacidades vocacionales, ademas de la propia eleccion vocacional». En ambas concepciones se adivina el caracter evolutivo del desarrollo vocacional al estar estrechamente vinculado al desarrollo personal. La vocacion como inclinacion a la carrera se perfila a lo largo de un proceso madurativo que supone recorrer itinerarios en los que dar diferentes pasos a lo largo de las distintas etapas de la formacion del ser humano; a lo largo de toda la vida. Las opciones se iran reforzando desde un mayor conocimiento de las propias posibilidades y de las posibilidades del entorno con las que el individuo tiene que interactuar.

En este sentido, la madurez vocacional va a estar significativamente influida por los contextos socioculturales que generan expectativas sobre los sistemas de formacion y sobre los individuos, a la vez que les ofrece una amplia gama de posibilidades de integracion social desde el desarrollo de la carrera, lo que hara especialmente importante la oferta orientadora encaminada a optimizar las elecciones de los individuos en consonancia con los intereses, las capacidades y el rendimiento personales. La orientacion vocacional se ha ido convirtiendo en uno de los objetivos prioritarios de un sistema educativo que apuesta por la diversidad y que ofrece importantes cauces de atencion individualizada en el desarrollo de los procesos educativos e impregna los curriculos de elementos tendentes a facilitar la orientacion vocacional.

Asi se propone una variedad importante de asignaturas optativas entre las que tendra que haber al menos una de iniciacion profesional como, por ejemplo, Transicion a la vida adulta y activa; variedad en los itinerarios formativos iniciados en la Educacion Secundaria Obligatoria y continuados en Bachillerato, lo que convierte a los docentes, como agentes de diseno y de desarrollo curricular, en colaboradores destacados de la implementacion de los programas de orientacion vocacional en los centros y nadie mejor que ellos para valorar, de forma ajustada, la adecuacion entre los intereses, las aptitudes, el rendimiento y las opciones academicas y profesionales realizadas por los alumnos. 4. – Posibilidades de desarrollo de la carrera en el marco de la funcion orientadora

La dimension social de la educacion lleva a esta a ofrecer procesos individuales de formacion para que cada alumno desarrolle sus potencialidades con el fin de mejorar su integracion en el sistema sociocultural, por lo que entendemos que la educacion debe ser orientacion e ir mas alla de la mera transmision de contenidos conceptuales, trascender la mera instruccion y convertirse en formacion. De esta forma, la accion orientadora con talante educativo es competencia de los departamentos de orientacion, de los tutores, del resto de profesores y de todos aquellos miembros de la comunidad educativa que puedan contribuir a la optimizacion de los procesos educativos. Asi pues, la accion tutorial y orientadora debe ensenar, segun se recoge en los materiales elaborados por el MEC (1992:47) a : «pensar; ser persona; convivir, comportarse, decidirse».

Se dice ademas que orientar es: “educar para la vida; asesorar sobre procesos alternativos; educar en la capacidad de tomar decisiones; capacitar para el propio aprendizaje». Poco a poco, y en la medida en que la orientacion este integrada en los procesos educativos e impregne la practica docente, se contribuira a la elaboracion de un proyecto de vida que implicara asimilar la realidad y optar entre las multiples posibilidades que esta nos ofrece. De esta manera educar en la toma de decisiones se convierte en un objetivo importante, porque, desarrollar adecuadamente las capacidades que lo permiten, implica participar activamente en las propias decisiones.

En relacion con el desarrollo de la carrera y la eleccion profesional surgen diferentes teorias que ponen enfasis en distintos aspectos que originan diferentes modelos de orientacion vocacional, siendo necesario definir el paradigma teorico que inspira la practica orientadora para construir un proyecto integrado por programas de orientacion vocacional. Rodriguez Moreno recoge en Alvarez Rojo et al. (1987: 66-67 ) las teorias mas significativas de la orientacion vocacional: 0. •        Teorias procesuales: consideran la eleccion dentro de un proceso consistente en estadios o pasos que una persona debe ir recorriendo progresivamente. 1. •        Teorias basadas en el desarrollo o evolutivas: la psicologia evolutiva y los estadios vitales del ser humano presiden estas teorias. 2. •        Teorias de la personalidad: consideran las preferencias vocacionales como expresion de la personalidad. 3.         Teorias del azar: defienden que una persona llega a ocupar un destino profesional determinado sin haber planificado en absoluto su futuro y sin haber definido sus metas, ya sea por impulso, reaccion emocional o accidente. 4. •        Teorias complejas o eclecticas: se sintetizan en los siguientes principios: las profesiones se escogen para que satisfagan las necesidades que mas nos preocupan o atenazan, estas necesidades pueden ser percibidas intelectualmente o solo sentidas vagamente pero siempre influyen en el orientado, la informacion ocupacional y personal afecta considerablemente la eleccion que, por otra parte, puede estar sujeta a cambios segun varien las necesidades

Del ambito teorico, surgiran los programas de orientacion vocacional cuyas caracteristicas entendemos que deben ser las siguientes: en primer lugar debe adaptarse al contexto puesto que, las caracteristicas del grupo al que se dirige, van a condicionar su puesta en practica. El punto de partida sera, entonces, la deteccion de necesidades desde un analisis sistemico para ajustar la oferta a la demanda con el fin de cubrir las expectativas de los destinatarios del programa. Las posibilidades de integracion en el programa deben ser diversificadas con el fin de atender a las caracteristicas y circunstancias individuales y en todo caso la oferta de actividades debe contemplar poner en relacion al alumno con la realidad a traves de diferentes experiencias reales o simuladas para que a traves de las interacciones que se produzcan se puedan ir perfilando los intereses profesionales desde el desarrollo de la carrera.

Con anterioridad se ha apuntado que la forma optima de desarrollo del programa de orientacion vocacional es su integracion -infusion- en el curriculo de manera que se implique a todo el profesorado en labor tan importante y decisiva para la vida de las personas. La oferta de orientacion debera contribuir al conocimiento ajustado – posibilidades y limitaciones- de uno mismo, de los itinerarios de formacion, de los planes de estudios universitarios, de las expectativas y la oferta del mundo del trabajo, de las estrategias que hay que poner en marcha para elegir bien, ….. se trata de facilitar la transicion a la vida adulta y activa desde una formacion adecuada a los intereses profesionales.

Como el resto de los programas que se desarrollan en el centro, debe estar respaldado por el Equipo directivo, el Claustro de profesores y el Consejo escolar y requiere del concurso de los tutores. La accion orientadora en relacion con el desarrollo de programas de orientacion vocacional propuestos por el Departamento de orientacion del Centro se desarrollara atendiendo a: – personalizar la educacion. – contribuir al diseno y al desarrollo del proyecto de vida. – facilitar la transicion a la vida adulta y activa. – favorecer la madurez personal, academica y vocacional. – –         informar y ayudar a buscar y procesar informacion sobre itinerarios educativos, planes de estudio y demandas laborales, … Referimos a continuacion algunos programas de orientacion vocacional: • •        ALVAREZ,M. y otros (1991).

La orientacion vocacional a traves del curriculo y de la tutoria. Una propuesta para la etapa de 12 a 16 anos. Barcelona: Grao-ICE Universidad de Barcelona. • •        ALVAREZ ROJO,V. (1991). ?Tengo que decidirme! Sevilla: Alfar. • •        RODRIGUEZ MORENO,M. L. (1992). Ensenar y aprender a tomar decisiones vocacionales. Madrid: Direccion General de Renovacion Pedagogica-MEC. • •        REPETTO,E. (2000). Tu futuro profesional. Madrid: CEPE. 5. – Un instrumento de autoorientacion Los procesos educativos tienen que favorecer la autonomia de los alumnos. Se trata de dotarles de habilidades que les permitan un alto grado de independencia en su desarrollo personal, academico, vocacional,…

La orientacion debe permitir que los alumnos desarrollen estrategias de autoorientacion. Al desarrollo de esta capacidad pretende contribuir un instrumento como el que presentamos. Watts (1979) plantea que » la vida profesional puede subdividirse en estadios relacionados con la evolucion personal y seria la integracion de intereses, capacidades y valores la que podria jugar un papel concurrente en el desarrollo vocacional». Gosalbez (1990) propone un consejo de orientacion de estudios basado en el equilibrio que debe darse entre las aptitudes, los intereses y el rendimiento escolar, dependiendo de dicho equilibrio el acierto en las elecciones.

A mayor consonancia entre las tres variables, mayor probabilidad de exito academico. Propone un modelo triangular para facilitar el consejo orientador. Partiendo de las aportaciones de los autores, disenamos un instrumento de autoorientacion que pretende conjugar tres variables importantes en el desarrollo de la carrera: los intereses, las capacidades y el rendimiento. Si bien no son las unicas variables que intervienen en la decision vocacional -como ya hemos visto con anterioridad- entendemos que son las fundamentales. Podemos apuntar una cuarta que influira sobre las tres: el contexto, pues este condiciona los intereses y organiza los estimulos que inciden sobre las aptitudes y el rendimiento.

Conjugando estos tres elementos, comenzamos nuestra propuesta con una definicion conceptual de las tres variables que vamos a manejar. Interes Entendemos el interes como el conjunto de metas deseadas por el individuo en los distintos ambitos de su desarrollo : personal, academico, vocacional, profesional,…. El interes va a suponer inclinacion hacia el desarrollo de determinadas tareas o actividades que se orientaran a su consecucion. Super (1967:25) clasifica los intereses atendiendo a cuatro metodos para explicitarlos: expresados, manifiestos, revelados por medio de test e inventariados. Los intereses tienen un caracter motivador importante al constituirse en metas a alcanzar.

Su formacion esta determinada por las experiencias vividas por el sujeto en distintos ambitos e influidos por componentes socioculturales. Para medir los intereses se utilizan diversos cuestionarios: inventarios de Strong, registro de preferencias vocacionales de Kuder, cuestionario de intereses de Thurstone, temario vocacional de Garcia Yague, Cuestionario de intereses profesionales de Garcia Mediavilla et al. ; Cuestionario de intereses profesionales de Fernandez y Andrade,; inventario de intereses y preferencias profesionales de de la Cruz;…. Los intereses varian a lo largo de la vida y hay edades, como la adolescencia, en las que son inestables. Aptitud

Partimos de la definicion de aptitud que ofrece el test DAT ya que es el que proponemos para nuestro instrumento de orientacion. Asumen la definicion propuesta por Binghmam en el diccionario de psicologia de Warren (en Bennet,1992:8-9): “Condicion o serie de caracteristicas consideradas como sintomas de capacidad de un individuo para adquirir, con un entrenamiento adecuado, algun conocimiento, habilidad o serie de reacciones, como la capacidad de aprender un idioma, componer musica, etc. ” Las aptitudes tienen un componente genetico y un componente de desarrollo en interaccion con el medio. Hacen referencia a la capacidad de un sujeto para desarrollar determinadas conductas.

Se diferencian dos tipos de aptitudes: psicologicas como la inteligencia general y los factores que la integran; y las pragmaticas que se refieren a las capacidades (habilidades) que se dan para realizar con eficacia estudios o profesiones. Algunas de las pruebas que miden las aptitudes son las siguientes:Test de inteligencia de Kaufman; Wais de Wechsler; Beta de Kellog y Morton; D-48 de Pichot; d-70 de Kowrousky y Rennes; Factor «g» de Cattell y Cattell; Raven -matrices progresivas, escalas CPM color, SPM general y APM superior; DAT de Bennet, Seashore y Wesman. Rendimiento Hemos relacionado el rendimiento o esfuerzo eficaz con las tecnicas de estudio como reflejo del esfuerzo puesto para la realizacion de las tareas academicas.

Para ello, nos centramos en las horas reales de dedicacion semanal en el desarrollo de las actividades academicas propias de un determinado nivel usando la tecnica de estudio adecuada. Algunas pruebas que miden los habitos y las tecnicas de estudio son las siguientes: Cuestionario de habitos y tecnicas de estudio de Alvarez y Fernandez; inventario de habitos de estudio de Fernandez Pozar. Para el uso de nuestro instrumento, hemos optado por la informacion obtenida en las siguientes pruebas: CIP II para los intereses DAT para las aptitudes IHE para el rendimiento al que anadimos la informacion aportada por las notas para obtener el esfuerzo eficaz.

Consideramos que el instrumento debe insertarse en el programa de orientacion vocacional del centro y que su uso es aconsejable en los cursos del segundo ciclo de Educacion Secundaria Obligatoria y en Bachillerato de forma que sirva de guia con caracter preventivo para hacer los ajustes necesarios y posibles en el desarrollo de las aptitudes y el rendimiento, siendo de gran utilidad especialmente en 2? de Bachillerato al ser el curso que implica la importante decision de la eleccion de la carrera. Como el resto de los programas que se desarrollan en el centro, debe estar respaldado por el Equipo directivo, el Claustro de profesores y el Consejo escolar y requiere del concurso de los tutores.

El instrumento que ofrecemos pretende conjugar la correlacion existente entre areas de intereses, grado de abstraccion, dificultad en la entrada (selectividad), percentil intelectual y esfuerzo-util o (esfuerzo-eficaz) . La informacion para la autoorientacion que ofrece este instrumento, se obtiene uniendo con una recta el percentil intelectual del estudiante con el numero de horas de esfuerzo-util (eficaz) que realiza en casa habitualmente. No se trata de considerar el tiempo que el alumno esta dispuesto a emplear, sino el que esta acostumbrado a dedicar a lo largo de los ultimos anos; siempre usando la tecnica de estudio adecuada en cada caso (mapas conceptuales, esquemas, resumenes, etc).

Aquellas carreras o areas de intereses que quedan por debajo de la recta realizada estan al alcance del estudiante; en cambio, aquellas que se encuentran muy por encima de la linea estan alejadas de las posibilidades del estudiante, es probable que no tenga exito en su empresa. Supongamos que el alumno n? 1 tiene un percentil intelectual de 70 y, habitualmente, dedica de forma eficaz unas 18 horas a la semana fuera de su centro de estudios. Es probable que tenga exito en carreras como Historia del Arte o Derecho; por el contrario Telecomunicaciones se encuentra por encima de la recta –su linea de horizonte- y, posiblemente, tuviera muchas dificultades a lo largo de la carrera, si se decidiera por ella. Los alumnos n? y 3 tienen el mismo percentil intelectual pero su esfuerzo eficaz es distinto. El alumno n? 2 es probable que tenga exito en bastantes intereses mientras que el n? 3 en pocos. Se puede usar el modelo como un elemento motivador para favorecer el esfuerzo de los alumnos con intereses especificos. Cabe destacar que hemos considerado el grado de abstraccion de las distintas carreras de forma aproximada, a falta de la realizacion de un trabajo de investigacion que determine de forma mas precisa la “situacion” mas a la derecha (implica mas tarea de “estudio” que de razonamiento) o a la izquierda en el instrumento (mas actividad de razonamiento que de “estudio”).

Hemos tomado solamente algunas de las carreras de cinco anos y considerado de forma arbitraria su situacion, mas a la derecha o a la izquierda, en funcion de su grado de abstraccion. El orientador puede reconsiderar estos datos y, por supuesto, cambiar e incluir nuevos si lo considera oportuno desde su experiencia e informacion disponible. Como ya hemos apuntado, el objetivo fundamental de este instrumento es el de hacer reflexionar a los alumnos sobre el cambio en las estrategias de eleccion de carrera, desde posturas realistas que le permitan objetivar las elecciones en funcion de las propias posibilidades y limitaciones construyendo unas expectativas ajustadas.

Entendemos que el instrumento deberia llevar, sobre todo al aumento del esfuerzo eficaz por parte del alumno al que se le aplica una vez entendido que sus intereses seran mas posibles cuanta mayor puntuacion obtenga en las variables esfuerzo y aptitudes. El modelo se esta experimentando y queda abierta la puerta a la investigacion Bibliografia ALVAREZ, M. et ali. (1992). La orientacion vocacional a traves del vitae y de la tutoria. Una propuesta para la etapa de 12 a 16 anos. Barcelona: Grao. ALVAREZ, V. et ali. (1987) Metodologia de la orientacion educativa. Sevilla: Alfar. ALVAREZ, V (1991). ?Tengo que decidirme! Sevilla: Alfar. ALVAREZ, M. e ISUS, J. (1998). “La orientacion profesional”, en BISQUERRA, R. , Modelos de orientacion e intervencion psicopedagogica. Barcelona: Praxis. BENNET,G. K. et ali. (1992) DAT – Test de aptitudes diferenciales.

Adaptacion espanola. Madrid: TEA. BISQUERRA, R. (coord. ). (1998) Modelos de orientacion e intervencion psicopedagogica. Barcelona: Praxis. GARCIA,L. et ali. Test C. I. P. II. Como descubrir los intereses profesionales. Madrid: Bruno. GOSALBEZ, A. (1990). Tecnicas para la orientacion psicopedagogica. Madrid: CEPE. M. E. C. (1992). Orientacion y tutoria. Educacion Secundaria. Madrid: MEC. POZAR,F. F. (1989). IHE – Inventario de habitos de estudio. Madrid:TEA. REPETTO,E. (2000). Tu futuro profesional. Madrid: CEPE. RODRIGUEZ, M?. L. (1991). Orientacion educativa. Barcelona:CEAC. RODRIGUEZ,M. L. (1992). Ensenar y aprender a tomar decisiones vocacionales.

Madrid: Direccion General de Renovacion Pedagogica – MEC. SUPER,D. (1963). SUPER,D. (1967). Psicologia de los intereses y las vocaciones. Buenos Aires:Kapelusz. ———————– [1][1] Ver SUPER en ALVAREZ, M. e ISUS, J. (1998:251). ———————– RESUMEN En el articulo se presenta un instrumento de autoorientacion que conjuga tres variables importantes relacionas con la eleccion de la carrera: intereses, aptitudes y rendimiento –entendido como esfuerzo eficaz-. Se ofrece una revision del concepto orientacion vocacional y se plantean algunas teorias y modelos que aconsejan el desarrollo de los programas desde su adecuada implementacion en las ofertas de los centros educativos.