Opcional

Opcional gy Dulcembg Ac•Ka5pR 2010 2 pagcs Me doy cuenta que cada día puedo despertar sin que nadie me force realmente a hacerlo, que puedo decidir lo que quiera creer, ser o hacer y las consecuencias de ello son sólo mías. Puedo decidir si estudio, puedo decidir si cambio de religión, puedo decidir si utilizo Internet para aprender o para llenar mi memoria de basura, puedo decidir SI hablo o permanezco callada, puedo decidir si me caso o no y con quién, puedo decidir libremente.

No tengo por qué levantarme a luchar físicamente por mis erechos básicos, ni por mi supervivencia, ni por mis creencias, ni por la propiedad del lugar donde vivo o trabajo, etc… Me levanto para preguntarme ahora qué quiero hacer con mi vida. Esto puede parecer un as ecto trivial del mexicano, pero es la to View nut*ge base por la cual la cr creación de nuevas ora rolla y culmina en la ideas y proyectos.

También el no poder decidir libremente es la base por la cual en otros pueblos existe censura e interminables luchas, muertes y movimientos a favor de la libertad para creer y Es aquí entonces donde continúa la «lucha» del Mexicano: el saber ecidir;

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
saber decidir qué, para qué, por qué, cómo y cuándo.

Hay quien culpa a México de su situación, sea cual sea; pero México no obliga a seguir teniendo hijos a quien no puede mantenerse ni a si mismo, ni obliga a vivir donde uno vive actualmente, ni a seguir viviendo con las personas con las que uno vive, ni a consumir nada, ni a creer nada… por ello, México me da la oportunidad de realizar mis sueños, y la mejor manera de agradecer a los libertadores y revolucionarios es continuar con su lucha, que ahora no tiene qué ser física sino intelectual. Saludos!!!