MONOGRAFIA UNIVERSIDAD OBRERA NACIONAL

a) Proporcionar a la industria técnicos competentes y especializados y facilitar a los obreros el acceso a superiores condiciones de vida y de trabajo y la capacitación necesaria para el desempeño de actividades de mayor responsabilidad en el orden técnico; b) Dotar al obrero de los conocimientos fundamentales indispensables para abordar ulteriormente el estudio de disciplinas científico técnicas superiores que integrarán el plan de enseñanza de la Universidad Obrera Nacional.

ART. 20_Serán condiciones habilitantes para el ingreso al segundo ciclo de aprendizaje (cursos de perfeccionamiento técnico): ) Haber aprobado el ciclo básico de estudios en las siguientes to vien escuelas dependient 7 y Orientación Profesi al: aprendizaje, Escuela de ‘ LXXVI. Ley c titulo y ley), o (A al de Aprendizaje escuelas de 170 y 100 del titulo rt. 150 del mismo b) Haber completado cursos similares en las escuelas en que se refiere el Art. 80 del titulo LXXVI de la Ley NO 12. 21, que hubieren sido aprobadas y reconocidas por la Comisión Nacional de Aprendizaje y Orientacion Profesional, o c) Haber completado los cursos correspondientes en escuelas técnicas y de artes y oficios dependientes de otros organismos ficiales, o d) Si se tratare de obreros que hubieren cursado estudios

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
técnicos en el extranjero, haber revalidado la certificación de dichos estudios con sujeción a la reglamentación que al respecto deberá dictarse. ART. 0- Serán requisitos indispensables para la la admisión a estos cursos de perfeccionamiento técnico: a) Comprobar la condición de obrero por medio de la libreta de trabajo que instituye el Art. 61 , del titulo LXXVI de la ley 12. 921, para los menores, y en la forma fehaciente que establezca el Poder Ejecutivo para los adultos, b) Comprobar buena conducta, consagración honrada al rabajo y respeto por las leyes, mediante certificado expedido por autoridad competente; c) Los demás que establezcan los reglamentos a dictarse. Art. 40-l_a duración de estos cursos teórico prácticos.

Con horario preferentemente vespertino será establecida por la reglamentación pertinente. Art. 50-EI Poder Ejecutivo, por conducto de la Comisión Nacional de Aprendizaje y Orientación Profesional, establecerá los institutos técnicos que sean necesarios, a fin de que los obreros que justifiquen poseer las condiciones y requisitos señalados por los artículos 20 y 3″ puedan seguir los cursos de erfeccionamiento técnico en igualdad de posibilidades y en todo el territorio de la República. ART. 60_Los obreros que aprueben los exámenes finales de egreso, obtendrán el titulo de técnico de fabrica, en cada una de las especialidades. ART. 0_Aparte de los cursos de perfeccionamiento técnico que constituyen su objeto principal, los institutos técnicos mencionados: a) Impartirán cursos de extensión y especialización para el personal directivo y docente de las escuelas dependientes de la Comisión Nacional de Aprendizaje Profesional b) Constituirán laboratorios de experimentación tecnológica para l contralor de los fundamentos cientlflcos que se invoquen para cimentar el prestigio comercial de productos, maquinarias u otros 27 cientificos que se invoquen para cimentar el prestigio comercial de productos, maquinarias u otros elementos industriales: c) Dictarán cursos de perfeccionamiento para becarios egresados de escuelas técnicas del pais o del extranjero y cursos de especialización correspondientes a nuevos estudios u oficios. ART. 80_El Poder Ejecutivo, por conducto de los ministerios respectivos, arbitrará las medidas necesarias a fin de que los alumnos pertenecientes a este ciclo de nseñanza que deban incorporarse a las fuerzas armadas para prestar servicio militar, sean destinados, dentro de lo que permitan las exigencias relativas a la instrucción militar, a actividades afines a los estudios realizados Capítulo II ART. 90 Créase la Universidad Obrera Nacional como institución superior de enseñanza técnica dependiente de la Comisión Nacional de Aprendizaje y Orientación Profesional. ART. 00_Serán sus principales finalidades: A) La formación integral de profesionales de origen obrero destinados a satisfacer las necesidades de la industria nacional; B) Proveer a la enseñanza técnica de un cuerpo docente ntegrado por elementos formados en la experiencia del taller, íntimamente compenetrados de los problemas que afectan al trabajo industrial, y dotados de una especial idoneidad; C) Actuar como órgano asesor en la redacción de los planes y programas de estudios de los institutos inferiores a fin de que la enseñanza se desarrolle en todo el ciclo con sujeción a una adecuada graduación y jerarquización de conocimientos; D) Asesorar en la organización; Dirección y fomento de la industria, con especial consideración de los intereses nacionales; fomento de la industria, con especial consideración de los intereses nacionales; E) Promover y facilitar las investigaciones y experiencias necesarias para el mejoramiento e incremento de la industria nacional F) Facilitar o propender mediante cualquiera otra función propia de su naturaleza a la satisfacción plena de los objetivos propuestos (cursos de extensión universitaria o de cultura fundamental técnica, formación de equipos de investigación, etc. ) ART. 10_Para ingresar a la Universidad Obrera Nacional, se requiere: A) Acreditar titulo de técnico de fábrica expedido por la Comisión Nacional de Aprendizaje y Orientación Profesional (Cursos de perfeccionamiento técnico) o título de egreso de las scuelas industriales del Estado; B) Comprobar los demás extremos mencionados por el Art. 30 de esta Ley. ART. 120_A los fines del ingreso, se reconocerá prioridad a los egresados del curso de perfeccionamiento técnico, y entre estos, a quienes hubieran obtenido las más altas calificaciones. ART. 130_La duración total de los cursos universitarios, continuados o no, será determinada por la reglamentación pertinente. ART. 140 A los que hubieren aprobado los cursos universitarios comprendidos dentro del respectivo plan de estudios, se les conferirá el titulo de ingeniero de fábrica en la especialidad orrespondiente. ART. 50_Para cubrir los gastos que demande la Instalación de la Universidad Obrera Nacional destínase por una sola vez, la suma de treinta millones de pesos, que se tomara de rentas generales con imputación a la presente ley. ART. 160_Hasta tanto el fondo especial destinado al aprendizaje que asigna el presupuesto de la Comisión N 4 27 tanto el fondo especial destinado al aprendizaje que asigna el presupuesto de la Comisión Nacional de Aprendizaje y Orientación Profesional permita solventar todos los gastos que ocasione el cumplimiento integral de la presente ley, acuérdase dicha comisión un subsidio anual de dos millones de pesos ($ 2. 000. 000), que, mientras no se incluya en el presupuesto, será tomado de rentas generales con imputación a la presente. ART. 70_El Poder Ejecutivo afectará con destino a la instalación de la Universidad Obrera Nacional e institutos técnicos creados por esta ley, los terrenos fiscales disponibles que estimen adecuados para aquellos fines, e igual transferencia efectuarán los organismos autárquicos de la administración nacional. ART. 1 8D_Dentro de los noventa dias de promulgada la presente ley, el Poder Ejecutivo reglamentará la organización y el égimen de funcionamiento de la Universidad Obrera Nacional e institutos técnicos que se crean por ella, así como también el de las escuelas correspondientes al ciclo básico de aprendizaje instituido por los títulos LXXVI y LXXVIII de la ley 12. 921. ART. 190_Comuniquese, etc. Esta enseñanza tiene algunos antecedentes que se hace preciso reseñar.

La primera escuela Industrial de la Nación, fue creada en marzo de 1899, y la dirigió el ingeniero Otto Krause. La oferta oficial para la formación técnica estaba compuesta hasta entonces por cuatro tipos de instituciones: Las Escuelas de Artes y Oficios, las Escuelas Industriales de la Nación, las Escuelas Técnicas de Oficios y las Escuelas profesionales para mujeres» Las primeras databan de 1909, y exigían para su ingreso haber aprobado el quinto grado de la esc s 7 aprobado el quinto grado de la escuela primaria. Con una formación eminentemente practica, la duración de las mismas era de 3 años, y los egresados recib[an un Certificado de Aptitud que no habilitaba para la continuación de estudios posteriores.

Las Escuelas Técnicas de Oficio, por su parte, se crearon en 1 936 y exigían el ciclo primario completo como condición de ingreso frecían cuatro especialidades (electricidad, hierro, carpintería y construcciones) de tres años de duración el tiempo dedicado a taller llegaba al 50% de las horas de estudio. Los egresados recibían el titulo de obrero especializado en el oficio cursado, con un año mas de perfeccionamiento obtenían un certificado de capataces. Como las de artes y oficios, estas escuelas no permitían la continuación de estudios superiores. A similitud de las escuelas profesionales alemanas y francesas, tenían como fin la formación de técnicos. Para el ingreso, era necesario haber completado la escolaridad primaria: el plan e estudios se extendía a seis o siete años el currículo estaba centrado en las disciplinas cientiTico-técnicas, y las horas dedicadas a taller se reducían a un 20 0 25% del total.

El titulo otorgado era el de técnico en la especialidad cursada (Mecánica, Electricidad, Química, Construcciones civiles y navales) Todas estas modalidades dependían de la Inspección de enseñaza secundaria Normal y Especial, estando a cargo de un inspector seccional que se encargaba de los asuntos referentes a la enseñanza industrial y profesional. Concentraban en 1940 al 10. 6% de la matricula un tercio de la población que iba al achillerato y 6 27 profesional. Concentraban en 1940 al 10. 6% de la matricula un tercio de la población que iba al bachillerato y casi la misma proporción que asistía a las escuelas comerciales. La distribución de la matricula entre las distintas modalidades de la enseñanza técnica puede verse en el cuadro siguiente: Distribución de la matricula en la enseñanza oficial en 1940 ENSEÑANZA TÉCNICA Escuelas Industriales 8157 Escuelas Técnicas de Oficios 3495 21. 2 Escuelas de Artes y Oficios 4574 27. 8 Otras 243 1. 5 Subtotal 16469 15. 100 7 27 ingeniería, metalurgia Y electricidad, geografias exóticas y isiones que anuncian la metrópolis futura. El uso profano de la técnica había reorganizado la jerarquía de saberes, compensando la ausencia de saberes considerados legítimos por un » saber hacer» en otras dimensiones de la vida social estrechamente asociadas a la modernización cultural. Los «saberes del pobre» circulaban en cursos privados de nuevas academias, en las universidades populares y bibliotecas barriales, en la practica de las empresas. En exposiciones de radio, máquinas y cine. Estas ofertas articulaban el deseo de saber a la fantasía del triunfo económico y del ascenso social.

Con la osterior oferta a cargo de la Secretaria de Trabajo Previsión pueden observarse las publicidades de algunos de estos cursos, muchos incluyen «carreras» que copian literalmente las universitarias (ingeniero mecánico, ingeniero electricista, ingeniero en ferrocarriles) que pueden aprenderse por correo con materiales presuntamente redactados por profesores universitarios. El aprendizaje (se asegura) puede encararse solo sabiendo leer Y escribir Una publicidad de entonces muestra a un joven vestido en forma impecable (traje, corbata y pañuelo, zapatos lustrados) con el título bajo el brazo apoyado en un motor eléctrico y cuya leyenda dice: Las brillantes perspectivas de la mecánica automotriz imponen una demanda constante de técnicos expertos.

El automóvil, el camión y el tractor toman cada dia mayor arraigo, y con esta evolución lógicamente aumenta la necesidad de técnicos reparadores de sólida capacidad profesional» En relación con los ingenieros, puede señalarse la existencia de 27 profesional» un conflicto, entre dos modelos de enseñanza de la ingeniería, los que estaban representados por: A) El ingeniero civil, con formación generalista, que iba a trabajar en Obras Sanitarias, Ferrocarriles o en la agricultura, tareas ropias de una economía agroexportadora, cuyos máximos exponentes eran los graduados de la Universidad de Buenos Aires; y B) Los ingenieros especializados orientados al desarrollo industrial -que algunos llaman «modelo alemán»- Este modelo tenia peso en la Facultad de Ingenier[a de La Plata y en la Escuela Industrial Otto Krause; Y es el que más tarde va a influir en la orientación curricular de la Universidad Obrera Nacional. ¿Debía seguir siendo el organizador de la producción agrícola, el constructor de grandes obras, inserto en el bloque de poder oligarquico? ¿O debía vincularse a la producción industrial, como écnico especializado, construyendo un consenso con nuevos protagonistas?

Para entender las raices de este debate, hay que remontarse a principios de siglo. Enrique Butty, ingeniero de la UBA -de importante militancia estudiantil y profesional, y luego decano- escribía en 191 0 en una Revista del Centro de Estudiantes de ngeniena: «La especialización (de los estudios secundarios técnicos) es uno de los errores más grandes… Se forman con ella ingenieros que no tienen ninguna base general de conocimientos históricos, literarios, filosóficos, científicos que se enseñan en nuestros olegios nacionales y que constituyen un factor esencial de las personas instruidas. El ingeniero no tiene solo por misión construir obras: d personas instruidas.

El ingeniero no tiene solo por misión construir obras: debe además desempeñar un rol importante en la sociedad, un rol económico, un rol politico; debe entrar de lleno en las esferas dirigentes y gubernativas» Nótese el lugar que Butty reclamaba para los Ingenieros en la sociedad: el de dirigentes, conductores, correctores, gobernantes. No hay referencia a una Inserción en la producción: Butty habla desde un lugar que pretende ser el de intelectual orgánico del loque oligárquico. Bajo la influencia de esta perspectiva, el II Congreso de Estudiantes de Ingeniería Americanos concluyó en 1 910 que «la especialización en la enseñanza secundaria relacionada con la ingeniería dada en colegios industriales, industrias técnicas u otras instituciones análogas, es perniciosa para la buena preparación del ingeniero por no darle la base indispensable de cultura y conocimiento generales. Esta era una de las razones por las cuales la Facultad de Ingeniería de la U. B.

A se negaba a aceptar egresados de las escuelas industriales, exigiendo como ondición de ingreso el título de bachiller. Pese a esta tendencia mayoritaria, se abrían paso otras corrientes. Los propios estudiantes de la UBA le exigieron a Butty, ya decano, la apertura de las carreras de Ingeniería Mecánica e Industrial. A pesar de su virulenta oposición, las carreras fueron abiertas a mediados de la década del ’20. Por otra parte, también en la Facultad de Ingeniería de la Universidad de La Plata se estaba conformando otra tendencia. Joaquín V. González, activo participante de su organización, remarcó que la enseñanza en esa casa de estudios «debía caracterizarse por la especializa 0 DF 27