MODELO MEDICO O BIOLOGICO

MODELO MEDICO O BIOLOGICO gy Ibarrios47 cbenpanp 10, 2016 4 pagos MODELO MEDICO O BIOLOGICO. Como afirma J. Vallejo, y A. Bulbena, (2011). Introduccion a la Psicopatología y la Psiquiatría. España. Masson. «Este modelo es planteado por Hipócrates al introducir el concepto de patolog(a de los «humores» básicos y es afianzado por Kraepelin en su sistema de clasificación de las enfermedades mentales, sigue la consideración del criterio médico de la enfermedad». Sus postulados son: 1. La enfermedad tiene una etiología y una causa. . Tal etiología es orgánica (bioquímica a nivel cerebral por efecto genético, metabólico, endocrino, infeccioso o traumático). 3. La etiología orgánica produce una serie de síntomas que constituyen el cuadro clínico. Aunque son manifestaciones de un defecto biológico. 4. El conjunto de sínt ora el proceso diagnóstic A v complementarias pa legar 5. A través del diagn 6. ¿-s paso final es el áticamente, permite ploraciones criterio pronóstico. (biológico) que debe incidir sobre la supuesta etiología orgánica.

Desde el modelo biológico se contempla el comportamiento anormal como una enfermedad producida por el funcionamiento atológico de alguna parte del organismo. Se presupone que la alteración del cerebro (orgánico o funcional), o en última instancia del SNC, es la causa primaria

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
de la conducta anormal. Los clínico to nex: page clínicos han distinguido tradicionalmente los «trastornos mentales orgánicos» de los «trastornos mentales funcionales», que son patrones de conducta anormales sin claros indicios de alteraclones orgánicas cerebrales.

Se ha puesto de relieve la frecuencia en una familia en relación a la población general, quizá es porque algunos de los miembros de esa familia han heredado na «predisposición genética» a padecerlo. No obstante el «modelo Biológico», adolece de diversos problemas y limitaciones. En su ambición explicativa más extrema parece manejar la hipótesis, que toda la conducta humana se explica en términos biológicos y por tanto puede ser tratado con técnicas biológicas.

Este reduccionismo puede limitar más que potenciar el conocimiento del comportamiento anormal. Aunque es cierto que los procesos biológicos afectan al pensamiento y emociones, también lo es que los mismos, están influenciados por variables psicológicas y sociales. La vida ental es una interacción de factores biológicos y no biológicos (psicológicos, sociales, culturales, ambientales), por lo que es más relevante explicar esa interacción que centrarse exclusivamente en las variables biológicas. Amparo Belloch, (2013).

Manual de Pimagessicopatología. Edt. McGHill. Volumen 1. Uned MODELO SOCIOLOGICO (Antipsiql_liatría) Desde este modelo la enfermedad es negada de forma explicita o implícita, ya que de cualquier forma es considerada fruto de las contradicciones sociales (Roseau). En a de cualquier forma es considerada fruto de las contradicciones ociales (Roseau). En algunos casos (Laing, Cooper, Szasz), la locura es considerada como una forma natural y positiva de enfrentarse a esta patología del medio que hace del supuesto enfermo una verdadera victima social.

Con tal marco de referencia el modelo se centra en tres estructuras diferentes: a) la familia como elemento portador y continuador de las mencionadas contradicciones sociales; b) la institución psiquiátrica tradicional, exponente del autoritarismo social en varias de sus prolongaciones ideológicas y praxicas; c) la propia sociedad, germen de todo trastorno psíquico. Las ideas básicas de este modelo se pueden sintetizar en los Slguientes puntos: a enfermedad mental tiene una génesis fundamentalmente social. 2. psiquiatría tradicional ha sido la culpable, a través de su doctrina y de sus actuaciones practicas, de la perpetuación de un estado de represión ante el paciente ps[quico. 3. Consecuentemente, rechazo hacia toda la estructura que sustenta y se deriva de la psiquiatr(a tradicional: clasificaciones psiquiátricas, terapéuticas ortodoxas (biologístas, conductistas), fenomenológica clinlca, hospitales psiquiátricos, entre otros. . La solución se enfoca a través de del compromiso y praxis poltica que corre en paralelo al desmantelamiento de la psiquiatría tradicional.

Las inducciones ideológicas de sus escritos pueden aplicarse a todo tipo de trastornos psíquicos: esq 3Lvf4 inducciones ideológicas de sus escritos pueden aplicarse a todo tipo de trastornos psíquicos: esquizofrénias, psocosis maniaco – depresivas, neurosis, toxicomanías, problemas de personalidad, enfermedades y psicosomáticas. Lo cual resulta una generalización excesiva de tal modo que las aportaciones de ste modelo sobre el conocimeinto del hombre enfermo apenas tienen utilidad. Asi, que tal ambigüedad favorece la crítica global que esgrime la antipsiquiatria.

Por su parte en cuano al tema de la terapéutica y su enfoque por parte de la antipsiquiatría. Es significativo en este sentido, debido a que en general no existen pautas de tratamiento, quedando de forma un poco ambigua. Mientras Caing y Cooper se inclinan por técnicas de estilo oriental (meditación y yoga ) mientras que otros exponentes como Berke y Morton Shatzman, abogan por omunidades y centros de crisis donde el terapeuta presta apoyo existencial y humano con base psicoterápica no excesivamente definida .

En la actualidad este modelo parece estar relegado y muchos de sus representantes han derivado hacia posiciones mucho más práctica, como la organización y la gestión de servicios psiquiátricos como la renovación de viejos hospitales labor que resulta muy importante también para la psiquiatría actual. J. Vallejo, y A. Bulbena, (2011). Introducción a la Psicopatología y la Psiquiatría. España. Masson.