minería ilegal en colombia

Maria Alejandra Arango duque INTRODUCCION La minería ilegal en Colombia es un fenómeno que se ha venido presentado con más fuerza al inicio de este siglo, convirtiéndose esta actividad industrial en un blanco fácil para obtener dinero, tanto para grupos ilegales, como para las distintas mafias de narcotráfico en el país. Esta sobreexplotación de los recursos naturales, ha tenido gran impacto en el medio ambiente, como también en el crecimiento de la delincuencia, ya que con esta actividad se patrocina el conflicto armado entre otras cosas.

El gobierno ante este roblema ha creado polticas públicas y leyes encaminadas al control de la minería, pero aun con todo esto se debe seguir trabajando para el cum limiento de las mismas, ya que este era un sector el cual OF6 legislación que respal re En este trabajo prete emos este problema en los economía y el derech li poca o ninguna cto que ha tenido a sociedad, como la rtura de mercados en la cual se encuentra Colombia nos obliga a tener normas y leyes claras en cuanto a la minería que nos permitan entrar a competir en el mercado y con la protección necesaria de este sector.

La minería ilegal no es solo un

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
problema del estado ya que esta afecta a toda la población tanto urbana como rural, es de gran importancia conocer las Swige to vlew next page las consecuencias que esta trae en el ambiente, la economía, la legitimidad del estado y la seguridad pública, aunque vemos esto muy lejos de nuestra realidad personal, es algo que nos compete a todos como ciudadanos y es de vital importancia conocer sobre este tema. MINERIA ILEGAL EN COLOMBIA 1.

Sector minero en Colombia La miner(a se ha convertido en una actividad de gran importancia n el país llegando esta a ocupar un puesto a nivel mundial, en 2011 el 24. 2% de las exportaciones; el 2. 4% del PIB; 20% del total de la inversión extranjera directa; 650 mil millones de pesos en construcción de infraestructura; 2. 6 billones de pesos en compras a proveedores nacionales, 65 mil millones de pesos de inversión en responsabilidad social y 178 mil millones de pesos en responsabilidad ambiental. En la legislación colombiana se ha ido implementando un programa acerca de la normatividad en el sector minero que ha ido ganando un importante puesto en la economía del país a lo argo de los años, aumentando sus niveles de producción en la mayoría de los minerales que se exportan, pero este crecimiento en el sector minero se ha visto permeado por la actividad ilegal, artesanal o informal que realizan algunos grupos, constituyendo un peligro eminente tanto para el medio ambiente como para la sociedad en sí, ya que estos priorizan la obtención de dinero fácil y en nada les importa la sostenibilidad de los recursos y el cuidado de los ecosistemas. Otra realidad que nos a importa la sostenibilidad de los recursos y el cuidado de los ecosistemas. Otra realidad que nos agobia es que la minería en Colombia es explotada por las multinacionales que aunque estas si son legales se llevan la mayor parte de los minerales que produce el país. «Mientras la explotación minera sigue creciendo, disminuye la calidad de vida de los municipios que producen tal riqueza. Y mientras tanto, las autoridades fallan en ponerle coto a los abusos de empresas, que como la Drummond, hacen y deshacen»2 2.

Marco legal El marco jurídico en cuanto a la minería aun deja vacíos normativos y espacios a la realización de prácticas ilegales, unque en la teoría se han impuesto normas más estrictas y se ha ampliado la legislación en cuanto a este sector, en la práctica aún se encuentra en la abstracción, y poco hacen caso de la norma aquellos que practican la minería ilegal de forma habitual. La ley 685 de 2001 que decretaba el código de minas era en si una ley débil que no protegía recursos hidricos y era flexible en cuanto a procedimientos de entrega de permisos mineros, contribuyendo esto al afán del lucro para el sector privado y al empobrecimiento del sector público, ya que esas licencias que ermitía la ley mencionada, hacía más fácil la realización de dicha actividad.

Las actividades mineras, tanto a cielo abierto como subterránea, legal e ilegal, se desarrollan en muchos casos en ecosistemas estratégicos para la conservación ambiental, como páramos, 3 muchos casos en ecosistemas estratégicos para la conservación ambiental, como páramos, bosques, humedales, ríos, zonas de inundación, selvas, zonas de nacimiento de aguas y de recargas de acuíferos, ocasionando la pérdida de importantes áreas para la conservación ambiental y la vida de los habitantes del erritorio, incluidos las comunidades negras, indígenas, colonos, campesinos. Adicionalmente, la actividad minera causa graves impactos en las áreas urbanas, como ocurre en el sector del valle medio del RÍO Tunjuelo, en el perímetro urbano del Distrito Capital. A raíz de la debilidad del anterior código de minas se creó la ley 1382 de 2010 que buscaba corregir las falencias y vacíos de la normatividad anterior, establecer controles para esta actividad, combatir la minería ilícita e incluir activamente a las autoridades ambientales para la conservación de los recursos con los cuales uenta el país. Pero aquí no acaba todo, aún se siguen cometiendo atropellos y uno de ellos es la entrada en vigencia del antiguo código minero, un gran retroceso para este sector de la economía en el país. «El sector minero se alista ahora a presentar sus propuestas sobre las áreas libres que quedan en el país, en las mejores condiciones para los empresarios: las que ofrece la ley 685 de 2001, sin las ataduras de la molesta ley 1382 de 2010″4 3. Minería ilegal un monstro cada vez más fuerte.

Es preocupante el crecimiento de las actividades de extracción ilegal de recursos natur uerte. ilegal de recursos naturales por parte tanto de grupos al margen de la ley, como por actores del sector privado, estos en la búsqueda de implementar el desarrollo de sus actividades económicas, se valen de la violencia para atacar a comunidades enteras y desplazarlas hacia otros territorios con el fin de lucrarse de la tierra despojada. «Asesinato selectivo de líderes, autoridades tradicionales y miembros prominentes de las comunidades indígenas… obedecen a distintas causas: el ánimo de intimidación o de aterrorizamiento de la población; la voluntad de generar el esplazamiento individual, familiar o colectivo»5.

De lo anterior podemos evidenciar el fuerte impacto que causa la minería ilegal en el desplazamiento forzado, siendo este un problema tan complejo para toda la sociedad, que no puede verse como daños o riegos colaterales a la actividad extractiva, sino como fuente directa de ella por el mal uso que se le ha dado a lo largo de los años. Este problema va más allá de lo jurídico y se expande hacia todos los planos de la vida social, las personas involucradas en este delito son diversas entre ellas, campesinos, indígenas, afro escendientes, nacionales y extranjeros que buscan allí una forma de subsistencia, enriquecimiento ilícito o mantenimiento de grupos ilegales.

Este problema nos compete a todos y sus consecuencias nos afectan de igual forma, por lo tanto ser ciegos y sordos ante e 5 compete a todos y sus consecuencias nos afectan de igual forma, por lo tanto ser ciegos y sordos ante este gran monstruo que cada día crece nos hace cómplices de los atropellos que se cometen diariamente, por ello la importancia de reconocer la realidad en nuestro país. CONCLUSIONES Es necesario que el gobierno implemente medidas más estrictas para la erradicación de la minería ilegal ya que esta usurpa la propiedad privada, acaba con los recursos naturales, e incrementa la violencia y el conflicto armado al interior del país. -El marco legal en cuanto a la minería aun es débil.

El gobierno sigue privilegiando a las empresas internacionales que hacen inversión en el pais, dejando por fuera los intereses de los colombianos, la prueba más visible de esto es la entrada en vigencia de la ley 685 de 2001, la cual a pesar de ser obsoleta en uanto a las necesidades actuales se implementó nuevamente. -la política minera que se tiene no cumple las necesidades específicas de cada región ya que esta al ser general no penetra en las realidades sociales que se viven al interior de las comunidades y hace que no se le dé cumplimiento a las leyes, lo que facilita la actividad ilegal en todas sus formas. -las comunidades indígenas y campesinos han sido los más afectados por esta problemática, siendo desarraigados de sus tierras y llegando a la ciudad en condiciones precarias.