MARCO HISTORICO Sociedad Comandita

MARCO HISTORICO Sociedad comandita gy jairog5serveIIon I t)copar. R 10, 2016 pagcs MARCO HISTORICO La sociedad en comandita simple surgió hace más de nueve siglos con rasgos muy nítidos, su nombre se deriva de «commendare», que significa confiar, depositar encomendar o conferir un mandato, pero es mediante la Ley 1408 de Florencia, en las postrimerías del Slglo XVI, donde se exig(a que dicho contrato fuera registrado para que fuera conocida claramente la posición y aportaciones de los comanditarios y los gestores, con el fin de diferenciar esta sociedad con el contrato de cuentas en participación o el simple contrato de mutuo.

De la Ley 1408 pasó al régimen francés, de allí a las ordenanzas de Bilbao y de ahí a nuestro Código de Comercio de 1853. Este contrato de comenda fue utilizado en el siglo IX en el comercio marítimo; el cual consiste en que una ersona llamada commendator entregaba dinero o e realizaba un viaje por el negocio en su pro vendiendo, y le daba Posteriormente el co org nom ran omerciante) que costas. Este hacía cambiando o iOS al commendator. rcio terrestre, y el comerciante recibía los dineros o las Swlpe to vlew next page las mercancías de una o

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
varias personas no para determinado iaje aislado sino para una serie de negocios. Los aportadores de bienes no eran comerciantes y por ellos se convertían en tales, y el riesgo que corrían era el de perder el capital comandado. Así mismo mediante el contrato, el dador de dinero o de mercancías recibía beneficios y no interés, en aquella época cuando el Derecho canónico prohibía el pago de estos.

Claro que la legislación canónica estableció tres excepciones a esta prohibición que son: Cuando se prestaba dinero en condiciones que implicaban gran riesgo de perdida, como el préstamo de la gruesa ventura; Cuando se prestaba un capital para ser devuelto en un lugar distinto a aquel en donde la operación se realizaba, el cual se estimaba como un transporte del dinero y Cuando el capital se entregaba a tltulo de commenda.

La necesidad de combinar de manera estable el capital con el trabajo, en la realización de una actividad lucrativa como era el ejercicio habitual del comercio, impulsó la evolución del contrato de commenda hacia la creación de un verdadero vínculo entre los contratantes, entrelazados un socio ostensible que lleva a cabo los negocios en su propio nombre y bajo su exclusiva esponsabilidad, con otro y o lleva a cabo los negocios en su propio nombre y bajo su exclusiva responsabilidad, con otro y otros socios ocultos que suministraban capital, limitaban su riesgo hacia la suma aportada, y todos participaban de las utilidades en la forma convenida. La publicidad de las Sociedad en Comandita comienza ya con una ley florentina en 1408_ Igualmente sucede en Francia, consagrándose la prescripción de publicidad en la ordenanza del comercio de 1673. Pero las normas sobre publicidad no resolvían las dificultades.

No se regulaban especialmente la firma de la ociedad, ni los demás elementos configuradores. Dada las circunstancias económico-jur(dicas de la época, en realidad no se había elevado a tipo las S. en C. , esta trataba la posición de las personas que adoptaran el carácter de comanditarios en las sociedades generales. La permanencia de las clases político-sociales separadas, hace que la comanditaria se presente como una fórmula de sociedad de comerciantes con no comerciantes, a los que, o se prohíbe ejercer el comercio, o se ve mal que lo ejerzan aun levantada la prohibición (nobles, clericós y militares) de aquí la resistencia a la publicidad. 31_1f3