Manufiesto humanista

IV. Los beneficios de la tecnologia Los humanistas han defendido consistentemente el valor beneficente de la tecnologia cientifica para el bienestar humano. Algunos filosofos, desde Francis Bacon a John Dewey han subrayado el creciente poder sobre la naturaleza que proporciona el conocimiento cientifico y Como puede seguir contribuyendo inmensamente al progreso y a la felicidad humanos. Con la introduccion de las nuevas tecnologias han aparecido con frecuencia efectos colaterales imprevistos.

Desde los Ludditas en el siglo XIX hasta los posmodernos del siglo XX, los criticos han deplorado las aplicaciones de la tecnologia. Los humanistas han venido reconociendo desde siempre que algunas innovaciones tecnologicas pueden engendrar problemas. Desgraciadamente, las aplicaciones tecnologicas, con mas frecuencia de lo deseable, ha estado determinadas por consideraciones economicas— bien para conseguir que los productos sean rentables —bien a causa de sus usos militares y politicos. Hay graves peligros asociados al uso incontrolado de las tecnologias.

Las armas de destruccion masiva (termonucleares, biologicas y quimicas) todavia no han sido reguladas de manera efectiva por la comunidad mundial. De manera similar, invenciones innovadoras en geneticas, biologia e investigacion medica (tales como la ingenieria biogenetica, la clonacion, el transplante de organos, y asi sucesivamente) entranan posible peligros, pese a que ofrecen inmensas

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
posibilidades para la salud y el bienestar humanos. • Primero, los humanistas objetan energicamente los esfuerzos para limitar la investigacion tecnologica para censurar o restringir a priori la investigacion.

Es dificil predecir por anticipado cuando y como se producira investigacion cientifica beneficiosa o pronosticar sus posibles beneficios. Debemos por tanto tener mucho cuidado a la hora de censurar tales investigaciones. • Segundo, sostenemos que el mejor modo de tratar los asuntos relacionados con las aplicaciones tecnologicas son los debates bien informados, y no la apelacion a dogmas absolutistas o a consignas emocionales. Cada innovacion tecnologica necesita ser evaluada en terminos de los potenciales riesgos y beneficios que pueden acarrear a la sociedad y al medio ambiente.

Ello supone un cierto nivel de instruccion cientifica. • Tercero, no podemos abandonar las soluciones tecnologicas. La estructura economica y social del mundo contemporaneo esta llegando a depende de manera progresiva de las innovaciones tecnologicas. Si deseamos resolver nuestros problemas, ya no podemos regresar a un idilico estado de naturaleza, sino que debemos desarrollar nuevas tecnologias que satisfagan las necesidades y objetivos humanos, y hacerlo asi con sabiduria y humanismo. Cuarto, deben favorecerse las innovaciones tecnologicas que reduzcan al maximo el impacto humano sobre el medio ambiente. • Quinto, debe favorecerse la propagacion de tecnologias intermedias que sean suministrables a los pobres, de modo que los capaciten para beneficiarse de la revolucion tecnologica. V. Etica y Razon La realizacion de los valores eticos mas altos es esencial en la cosmovision humanista. Creemos que el crecimiento de conocimiento cientifico nos capacitara a los hombres para hacer elecciones mas prudentes.

En este sentido no hay un muro infranqueable entre hechos y valores, o entre es y debe. Mediante el uso de la razon y el conocimiento nos capacitaremos mejor para la realizacion de nuestros valores a la luz de la evidencia y mediante la precognicion de sus consecuencias. Los humanistas hemos sido injustamente acusados de ser incapaces de proporcionar fundamentos viables para las responsabilidades eticas. En realidad, los humanistas son frecuentemente acusados de atentar contra los fundamentos morales de la sociedad.

Este argumento esta profundamente equivocado. Durante cientos de anos, los filosofos han proporcionado solidos fundamentos seculares para la accion moral humanista. Y todavia mas, millones de humanistas anonimos han vivido vidas ejemplares, han sido ciudadanos responsables, han cuidado a sus hijos con amoroso cuidado y han contribuido de manera significativa a mejorar la sociedad. • Las doctrinas morales de indole teologica reflejan con frecuencia concepciones heredadas sobre la naturaleza y la naturaleza humana que son precientificas.

Recomendaciones morales contradictorias pueden deducirse de su legado, y religiones diferentes con mucha frecuencia proponen puntos de vista ampliamente divergentes sobre las cuestiones morales. Los teistas y transcedentalistas han estado ambos a favor y en contra de la esclavitud, del sistema de castas, de la guerra, de la pena capital, de los derechos de la mujer y de la monogamia. Los religiosos de una secta con mucha frecuencia han asesinado a los partidarios de otra secta con total impunidad.

Muchas de las guerras mas crueles del pasado y del presente estan inspiradas por dogmas religiosos intransigentes. No negamos que los religiosos hayan hecho mucho bien; lo que negamos es que la piedad religiosa sea la unica garantia de virtud moral. • Los humanistas han defendido siempre la separacion entre religion y estado. Creemos que el estado deberia ser secular; ni a favor ni en contra de la religion. Por eso rechazamos las teocracias que intentan imponer un unico codigo moral y religioso a todo el mundo. Creemos que el estado deberia permitir la coexistencia de una amplia pluralidad de valores morales. Los principios basicos de la conducta moral son comunes virtualmente a todas las civilizaciones— sean religiosas o no. Las tendencias morales estan profundamente enraizadas en la naturaleza humana y han evolucionado a lo largo de la historia humana. Por eso la etica humanista no necesita acuerdos en torno a premisas religiosas o teologicas —que quiza nunca lleguemos a alcanzar—, sino solo respecto a las elecciones eticas que en ultima instancia forman parte de intereses, deseos, necesidades y valores humanos.

Juzgamos esas elecciones por sus consecuencias para la felicidad humana y la justicia social. Gentes con transfondos socio-culturales muy diferentes aplican de hecho principios morales generales muy similares entre si, aunque sus juicios morales especificos puedan diferir en funcion de condicionamientos diferentes. De ahi que el desafio para las sociedades sea subrayar nuestras similitudes, y no nuestras diferencias. ?Cuales son los principios clave de la etica del humanismo? 1?. La dignidad y autonomia del individuo es el valor central.

La etica humanista se compromete a maximizar la libertad de eleccion: libertad de pensamiento y conciencia, el libre pensamiento y la libre investigacion, y el derecho de los individuos a seguir sus propios estilos de vida hasta donde sean capaces y hasta tanto que ello no dane o perjudique a otros. Esto es especialmente relevante en las sociedades democraticas en donde pueden coexistir una multiplicidad de sistemas alternativos de valores. Por consiguiente los humanistas aprecian la diversidad. 2?.

La defensa humanista de la autodeterminacion no significa que los humanistas acepten como valiosas cualquier clase de conducta por el mero hecho de ser humana. Ni la tolerancia de los distintos estilos de vida implica necesariamente su aprobacion. Los humanistas insisten que acompanando al compromiso con una sociedad libre esta siempre la necesidad de alcanzar un nivel cualitativo de gusto y distincion. Los humanistas creen que la libertad debe ser ejercitada con responsabilidad. Reconocemos que todos los individuos viven en el seno de comunidades y que algunas acciones son destructivas y stan equivocadas. 3?. Los filosofos eticos humanistas han defendido una etica de la excelencia (desde Aristoteles y Kant hasta John Stuart Mill, John Dewey, y M. N. Roy). En ellos se hacen patentes la templanza, la moderacion, la continencia, el autocontrol. Entre los topicos de la excelencia se encuentran la capacidad de elegir libremente, la creatividad, el gusto estetico, la prudencia en las motivaciones, la racionalidad y una cierta obligacion de llevar a su maximo cumplimiento los mas altos talentos de cada cual.

El humanismo intenta sacar a flote lo mejor de la gente, de manera que todo el mundo pueda tener lo mejor en la vida. 4?. El humanismo reconoce nuestras responsabilidades y deudas con los otros. Esto significa que no debemos tratar a los demas seres humanos como meros objetos para nuestra propia satisfaccion; debemos considerarlos como personas dignas de igual consideracion que nosotros mismos. Los humanistas sostienen que «todos y cada uno de los individuos deberian ser tratados humanamente». Aceptan la Regla de Oro segun la cual «no debes tratar a los demas como no quieras que te traten a ti».

Tambien aceptan por la misma razon el antiguo mandato de que deberiamos «recibir a los extranjeros dentro de nuestras posibilidades», respetando sus diferencias con nosotros. Dada la multiplicidad actual de credos, todos somos extranjeros —aunque podamos ser amigos— en una comunidad mas amplia. 5?. Los humanistas creen que las virtudes de la empatia (o buena disposicion) y la correccion (o el trato cuidadoso) son esenciales para la conducta etica. Esto implica que deberiamos desarrollar un interes altruista hacia las necesidades e intereses de los demas.

Las piedras fundamentales de la conducta moral son las «decencias morales comunes»; es decir, las virtudes morales generales que son ampliamente compartidas por los miembros de la especie humana pertenecientes a las mas diversas culturas y religiones: Debemos decir la verdad, cumplir las promesas, ser honestos, sinceros, hacer el bien, ser fiables y confiar, dar muestras de fidelidad, aprecio y gratitud; ser bien pensados, justos y tolerantes; debemos negociar las diferencias razonablemente e intentar ser cooperativos; no debemos herir o injuriar, ni tampoco hacer dano o atemorizar a otras personas.

Pese a que los humanistas han hecho llamamientos contra los codigos puritanos represivos, con el mismo enfasis han defendido la responsabilidad moral. 6?. En lo mas alto de la agenda humanista figura la necesidad de proporcionar educacion moral a los ninos y a los jovenes, al objeto de desarrollar el caracter y fomentar el aprecio por las decencias morales universales, asi como para garantizar el progreso moral y la capacidad de razonamiento moral. 7?. Los humanistas recomiendan que usemos la razon para fundamentar nuestros juicios eticos.

El punto decisivo es que el conocimiento es esencial para formular elecciones eticas. En particular, necesitamos comprometernos en un proceso de deliberacion, si estamos por la tarea de solucionar los dilemas morales. Los principios y valores humanos pueden justificarse mejor a la luz de la investigacion reflexiva. Cuando existan diferencias, es preciso negociarlas siempre que podamos mediante un dialogo racional. 8?. Los humanistas mantienen que deberiamos estar preparados para modificar los principios y los valores eticos a la luz de las realidades que vayan produciendose y de las expectativas futuras.

Necesitamos ciertamente apropiarnos de la mejor sabiduria moral del pasado, pero tambien desarrollar nuevas soluciones para los dilemas morales, sean viejos o nuevos. Por ejemplo, el debate sobre la eutanasia voluntaria se ha intensificado de manera especial en las sociedades opulentas, porque la tecnologia medica nos capacita ahora para prolongar la vida de pacientes terminales que anteriormente habrian muerto. Los humanistas han argumentado a favor del «morir con dignidad» y del derecho de los adultos competentes para rechazar el tratamiento medico, reduciendo asi el sufrimiento innecesario, e incluso para acelerar la muerte.

Tambien han reconocido la importancia del movimiento hospitalario para facilitar el proceso mas deseable. De la misma manera, deberiamos estar preparados para elegir racionalmente entre los nuevos poderes reproductivos que la investigacion cientifica ha hecho posibles —tales como la fertilizacion in vitro, la maternidad de alquiler. , la ingenieria genetica, el transplante de organos y la clonacion. No podemos estar mirando atras, hacia las morales absolutas del pasado para guiarnos en estas cuestiones.

Necesitamos respetar la autonomia de la eleccion. 9?. Los humanistas arguyen que deberiamos respetar una etica de principios. Esto significa que el fin no justifica los medios; por el contrario, nuestros fines estan modelados por nuestros medios, y hay limites acerca de lo que nos esta permitido hacer. Esto es especialmente importante hoy a la luz de las tiranias dictatoriales del siglo XX, en las que determinadas ideologias politicas manipularon comprometidos medios morales con fervor casi religioso para realizar fines visionarios.

Somos agudamente conscientes de tragico sufrimiento infligido a millones de personas por quienes estuvieron dispuestos a permitir un gran mal en la prosecucion de un supuesto bien mucho mayor. VI. Un compromiso universal con la Humanidad en su conjunto La perentoria necesidad de una comunidad mundial emerge hoy para desarrollar un nuevo Humanismo Planetario— que es aquel que pretende no solo preservar los derechos humanos y mejorar la libertad y la dignidad humanas, sino que subraya ademas nuestro compromiso con la humanidad tomada en conjunto. Primero, el principio etico fundamental del Humanismo Planetario es la necesidad de respetar el valor y la dignidad de todas las personas de la comunidad mundial. No cabe duda de que cada persona reconoce ya multiples responsabilidades relativas a su contexto social:las personas tiene responsabilidades con su familia, sus amigos, la comunidad, la ciudad, el estado o la nacion en que residen. Necesitamos, sin embargo, anadir a estas responsabilidades un nuevo compromiso que ya ha emergido —nuestra responsabilidad con las personas mas alla de nuestros limites nacionales. Segundo, debemos actuar de tal modo que, siempre que sea posible hacerlo, mitiguemos el sufrimiento e incrementemos la suma de felicidad humana, y extendamos esta responsabilidad al mundo en su conjunto. Este principio debe ser reconocido tanto por los creyentes como por los no creyentes. Es necesario para completar la estructura integra de la moralidad humana. Ninguna comunidad humana puede sobrevivir si sigue tolerando violaciones al por mayor de las decencias humanas universales entre sus propios miembros. La cuestion clave concierne hoy al rango del principio.

Sostenemos que este compromiso moral deberia generalizarse; deberiamos comprometernos no solo con el bienestar de aquellos que viven en nuestra comunidad o dentro de los margenes de nuestra nacion-estado, sino tambien con la comunidad mundial integra. • Tercero, deberiamos evitar un sobredimensionamiento del multiculturalismo parroquialista, que puede ser separatista y destructivo. Debemos ser tolerantes con la diversidad cultural, excepto cuando esas culturas son ellas mismas exclusivistas, intolerantes o represivas. Ya va siendo hora de dejar atras el cuento del tribalismo y de dedicarse a buscar fundamentos comunes.

La etnicidad es el resultado de aislamientos sociales y geograficos pasados que ya no son relevantes por mucho tiempo en una sociedad global abierta donde la interaccion y el interemparejamiento entre diferentes etnicidades no solo es posible, sino que debe ser fomentado. Aunque la lealtad a la propia nacion, tribu o grupo etnico puedan captar a los individuos mas que sus propios intereses egoistas, el chauvinismo excesivo entre las distintas naciones estados y los diferentes grupos etnicos frecuentemente se convierte en algo destructivo.

En consecuencia, la solicitud y la lealtad morales no deberia finalizar en el limite de los enclaves etnicos o de las fronteras nacionales. Una moralidad racional nos impone construir y apoyar instituciones de cooperacion entre individuos de diferentes etnicidades. Eso nos integraria mejor, en lugar de separarnos unos de otros. • Cuarto, el interes y la preocupacion por las personas deberia extenderse a todos los seres humanos por igual. En lo sucesivo, esto significa que todos los seres humanos deben ser tratados humanamente y que en todo momento deberiamos salir en defensa de los derechos humanos dondequiera que fueran conculcados.

De acuerdo con esto, cada uno de nosotros tiene el compromiso de ayudar a mitigar el sufrimiento de la gente en cualquier parte del mundo y de contribuir al bien comun. Este principio expresa nuestro supremo sentido de la compasion y la benevolencia. Implica que la gente que vive en las naciones ricas tiene una obligacion concreta de mitigar el sufrimiento y aumentar el bienestar de la gente que vive en las regiones mas empobrecidas del planeta, siempre que puedan y en la medida de sus posibilidades. De la misma anera que significa para los habitantes de las regiones subdesarrolladas la obligacion de reemplazar el resentimiento indiscriminado contra los que viven en los paises ricos por una benevolencia reciproca. Lo mejor que los ricos pueden hacer por los pobres es ayudarles a que se ayuden a si mismos. Si los miembros mas pobres de la familia humana deben ser ayudados, los ricos tienen que limitar su propio consumo conspicuo y su excesiva autoindulgencia. • Quinto, estos principios deberian aplicarse no solo a la comunidad mundial en la actualidad, sino tambien en el futuro.

Tenemos una responsabilidad con la posteridad— tanto respecto al futuro inmediato como en una escala temporal mas larga. Asi pues, las personas que practican una etica racional reconocen que esta obligacion se extiende a los vastagos de los hijos de nuestros hijos y a la comunidad de todos los seres humanos, presente y futura. • Sexto, en la medida de lo posible cada generacion tiene la obligacion de entregar a la siguiente un entorno planetario algo mejor que el que ha heredado.

Deberiamos evitar la polucion excesiva y usar solo lo que necesitamos racional y economicamente al objeto de evitar el despilfarro de los recursos no renovables del la Tierra. En una epoca de rapido crecimiento de la poblacion y de consumo acelerado de recursos, esto puede parecer un ideal imposible. Pero debemos intentarlo, porque nuestras acciones presentes determinaran el destino de las generaciones que vengan. Podemos mirar hacia atras y evaluar retrospectivamente las acciones de nuestros antepasados y podemos alabarles o echarles la culpa por sus actos de omision o por sus acciones.

Por ejemplo, podemos criticar con razon a quienes han drenado desenfrenadamente las reservas de petroleo y de gas natural, o a quienes han agotado las reservas de agua. Por el contrario, podemos agradecer a los arquitectos e ingenieros del pasado por proteger las reservas naturales, por las plantas de tratamiento de aguas residuales, por la construccion de los alcantarillados, las carreteras y los puentes de los que disfrutamos hoy. Podemos identificarnos con el mundo futuro ya hacer prolepsis imaginativas en las que los que vivan entonces sean semejantes a nosotros y en consecuencia podemos inferir obligaciones ahora con aquel manana.

Nuestras obligaciones con el futuro proceden en parte de nuestra gratitud, pero tambien de nuestra condena, hacia las generaciones anteriores a la nuestra por los sacrificios que ellas hicieron y de los que nosotros nos beneficiamos. Las generaciones futuras necesitan hoy portavoces, que les sirvan de apoderados a la hora de defender sus derechos futuros. Vistas asi las cosas, se puede entender que esta no es una obligacion imposible, puesto que una buena parte de la especie humana ya esta implicada moralmente en el futuro de la posteridad, incluyendo una preocupacion por el medio ambiente.

Se puede arguir ademas que el idealismo heroico consagrado a una causa altruista que va mas alla de nosotros mismos y a favor del mayor bien de la humanidad ha inspirado siempre a los seres humanos. • Septimo, deberiamos tomar todas la precauciones para no hacer nada que pudiera poner en peligro la supervivencia misma de las generaciones futuras. Debemos procurar para ello que nuestra sociedad planetaria no degrade la atmosfera, el agua y el suelo, de modo que la vida en el futuro resulte drasticamente amenazada. Deberiamos ver tambien la manera de que nuestra sociedad planetaria no desencadene su armamento de destruccion masiva.

Por primera vez en la historia la humanidad tiene a su disposicion medios para autodestruirse. El actual apaciguamiento de la Guerra Fria no garantiza que la ultima espada de Damocles no se deje caer por parte de fanaticos discipulos de la venganza o por alguna suerte de extremistas dispuestos a permitir que el mundo sea destruido al objeto de salvarlo. Por consiguiente, nuestra obligacion mas destacada deberia ser hacer viable un nuevo Humanismo Planetario centrado en un mundo a salvo, seguro y mejor, y deberiamos hacer todo lo que podamos para engendrar ese compromiso etico.

Este compromiso deberia alcanzar a toda la gente del Planeta, sean religiosos o naturalistas, teistas o humanistas, ricos o pobres, de cualquier raza, etnia o nacionalidad. Necesitamos convencer a nuestros congeneres de la especie humana acerca de la necesidad de trabajar juntos a favor de la creacion de un nuevo consenso planetario, en el que la conservacion y el desarrollo de la mayoria de la humanidad en su conjunto se convierta en nuestra suprema obligacion.