Los medios terapéuticos en terapia ocupacional

¿Qué son los Medios Terapéuticos? Introducción Como tema a tratar se ha elegido los medios terapéuticos, con el fin de explicar su significado, sus componentes y para que los utiliza el terapista. A grandes rasgos un medio terapéutico es la vía utilizada para conseguir una cura, frente al fenómeno enfermedad del individuo. Constituye el vehículo que transporta la posible solución al conflicto que se presenta de manera de crisis o como elemento desequilibrante de la vida cotidiana de las personas. El medio terapéutico atención y preocupa Como dice Berenice Ocupacional es preci para tratar».

Ese med ra ifestación de la riza a la Terapia propone Isco son todos los recursos de los que dispone el T. O para intervenir profesionalmente, los cuales componen los medios terapéuticos. La T. O. como práctica de salud utiliza los medios terapéuticos para el logro de la promoción del hombre, desarrollo de su personalidad y las potencialidades y capacidades humanas. A través del proceso de la rehabilitación o habilitación con el objetivo de desarrollar al máximo todas las capacidades de la persona, como así también aquellas residuales.

Desarrollo Los recursos de los dispone el T son: actividad, ocupación, omunicación, ambiente, vínculo y las relaciones generadas entre ellos. A

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
continuación desarrollare un ooco de cada uno de ellos: energía, intereses y atención, dirigidos hacia objetivos determinados»[2]. Es la mediadora entre el terapista y el cliente o paciente. Propone el contacto con objetos reales o virtuales, ordenamiento, secuencia, técnica, materiales, herramientas y electos accesorios. Al abordar al paciente se tiene en cuenta la actividad como: medio de comunicación, medio de expresión y medio de aprendizaje.

Y por ultimo se clasifican en: formación, difusión, artísticas, lúdicas y sociales. ?? Ocupación «Es todo comportamiento que es motivado por un impulso intrínseco y consciente de ser efectivo en el ambiente, con el objeto de cumplir una serie de roles individuales que son formados por una tradición cultural y aprendidos a través del proceso de socialización»[3]. Es un sistema de actividades, no la sumatoria de ellas. Es lo que nos da un nombre (albañil, plomero, terapista, etc. ) y al cual somos convocados.

La ocupación satisface la necesidad básica de exploración y dominio en el ambiente. Se diferencias tres áreas de ocupación: trabajo, AVD y juego. • Comunicación Es un proceso de dar y recibir mensajes. Este es dinámico y cambiante, con componentes interrelacionados que no pueden ser analizados aisladamente sino en función del conjunto. La meta es producir una respuesta. La comunicación entre individuos, es la comunicación propiamente dicha de la que cada una de las personas se nutre de la experiencia de los demás El terapista como comunicador profesional, utiliza la actividad como código.

Esta compuesta por símbolos, signos y el lenguaje. • Ambiente da la relación terapista-paciente. El cual debe ser saludable, de apoyo, de contención, de ayuda, entre otras cosas. ?? Vlnculo Según Pichón Riviere, el vinculo es una estructura compleja que incluye al sujeto, al objeto, su interacción, momentos de comunicación y aprendizaje, y que la necesidad es el fundamento motivacional del mismo. En T. O . se establecen dos vinculas principales: uno entre el terapista ocupacional y el paciente y otro entre el paciente y la actividad. El vinculo entre el T. O. paciente es el llamado vínculo terapéutico, el mismo sucede en lo que se llama encuadre (organlzador del vinculo) y esta compuesto por: tiempo, espacio y rol técnico. «En T. O. , tradicionalmente, se denomina al ambiente terapéutico, la actividad y a la relación T. O. — PAC. , como medios Conclusión Como conclusión he llegado a resumir a los medios terapéuticos como aquellas herramientas o recursos que tiene el terapista para poder ayudar al paciente, acompañarlo, enseñarle y comunicar sus conocimientos y experiencias; a través de la actividad, ocupación, vinculo, comunicación, ambiente y la relación entre los mismos.

Con el objetivo de lograr en el paciente una total o parcial autonomía, a través del proceso rehabilitatorio o habilitatorio, dependiendo del caso. Como así también la integración social de la persona, pudiendo acceder al mundo isico, a una educación, a un trabajo y a una vida social. Los medios terapéuticos son los que caracterizan al terapista ocupacional y lo diferencian de otras disciplinas. El terapista debe dar alivio, cuidado y curar; interviniendo, es decir, tomando parte d avés de los recursos 3Lvf4 adecuados para cada caso. ecir, tomando parte del asunto; a través de los recursos adecuados para cada caso. En relación a esto el terapista, como un antropólogo, debe ponerse en el lugar del otro y verlo a través de sus creencias y valores y no a traves de las suyos; tratando de comprender el porque de lo que le sucede como así también su ituación cultural y social. El terapista debe utilizar los recursos con un sentido, tratando de modificar una situación preexistente; y no hacer por hacer sin sentido alguno o esperar recetas mágicas que garanticen que está resolviendo el problema.

Bibliografía • httpWwww. revistaterapiaocupacional. cl/CDA]to_simple • Martijena Nidia; «Terapia Ocupacional. Conceptos y aplicaciones», Ed. Martín. Mar del Plata, Argentina. • Paganizzi Liliana; «Terapia Ocupacional del dicho al hecho», Ed. Psicoterapias integradas. Buenos Aires, Argentina, 1991 • Sbriller Liliana; «Introducción a Terapia Ocupacional»; Talleres Gráficos segunda edición; colección catálogos. Buenos Aires, Argentina, 1997.

Pagina 39 [1] RUEDA, L La Ocupación: Ciencia y Técnica de la Terapia Ocupacional. Revista Chilena de Terapia Ocupacional, N03, 2003. [2] Martijena Nidia; «Terapia Ocupacional. Conceptos y aplicaciones», Ed. Martín , Mar del Plata, Argentina, pagina 39 [3] Martijena Nidia; «Terapia Ocupacional. Conceptos y aplicaclones», Ed. Martín , Mar del plata, Argentina, pagina 35 [4] Paganizzi Liliana; «Terapia Ocupacional del dicho al hecho», Ed. Psicoterapias integradas. Buenos Aires, Argentina, 1991. pagina 64