Los espacios de la globalización

Los espacios de la globalizacion. Milton Santos Anales de Geografia de la Universidad Complutense, no. 13, 69-77, Ed. Complutense, Madrid, 1993. RESUMEN Se analiza el fenomeno de la globalizacion a nivel terrestre y las peculiaridades que caracterizan a los diversos espacios que estan siendo afectados por lo que el autor denomina ‘el estadio supremo de la internacionalizacion’. Considera, en especial el enfrentamiento entre un medio cientifico-tecnico-informacional a nivel mundial y los diversos aspectos particulares de la diferenciacion historica y geografica del espacio terrestre.

La globalizacion constituye el estadio supremo de la internacionalizacion, la introduccion en el sistema-mundo de todos los lugares y de todos los individuos, aunque en diversos grados. En este sentido, con la unificacion del planeta, la Tierra se convierte en un solo y unico mundo y se asiste a una refundacion de la Tierra como totalidad. Se trata de una nueva fase de la historia humana. Cada epoca historica se caracteriza por la aparicion de un conjunto de nuevas posibilidades concretas que modifican los equilibrios preexistentes y pretenden imponer su ley.

Este conjunto es sistemico: se puede asi admitir que la globalizacion constituye un paradigma para la comprension de los diferentes aspectos de la realidad contemporanea. EL SISTEMA-MUNDO VISTO A TRAVES DEL ESPACIO GEOGRAFICO. Como totalidad, la globalizacion solo se expresa a traves de sus funcionalizaciones. Una de ellas es el espacio geografico. Estas paginas se limitaran a este aspecto partiendo del principio de que una aproximacion parcial puede ayudar a comprender el todo. Como se caracteriza el espacio geografico en esta fase de la globalizacion? Quizas es preciso, ante todo, explicar la nocion de espacio, de medio. Lo consideraremos como una mezcla de dinamismo y unidad que reune la materialidad y accion humana. El espacio seria el conjunto indisociable de sistemas de objetos naturales o fabricados y de sistemas de acciones, deliberadas o no. En cada epoca, nuevos objetos y nuevas acciones vienen a anadirse a los anteriores, modificando el todo, tanto formal como sustancialmente.

Actualmente, los objetos culturales presentan tendencia a hacerse cada vez mas tecnicos y especificos, y son deliberadamente fabricados y localizados para responder mejor a unos objetivos previamente establecidos. En cuanto a las acciones, tienden a ser mas y mas racionales y concertadas. Convertidos en hechos geograficos, los objetos tecnicos son tanto mas eficaces en tanto estan mejor adaptados a las acciones previstas, sean economicas, politicas o culturales. La unicidad tecnica, la convergencia de los momentos, la unicidad del motor.

Estos tres elementos, a la vez causa y efecto unos de otros son solidarios a escala mundial. En la aurora de la historia, existian tantos sistemas tecnicos como lugares. La historia humana es tambien la historia de la disminucion del numero de sistemas tecnicos, un movimiento de unificacion acelerado por el capitalismo. Hoy se observa por todas partes, al Norte y al Sur, al Este y al Oeste, el predominio de un solo sistema tecnico, base material de la mundializacion. La nstantaneidad de la informacion globalizada aproxima los lugares, hace posible una toma de conocimiento inmediata de los acontecimientos simultaneos. Y crea entre lugares y hechos una relacion unitaria a escala mundial. Y entonces no esta de mas la medida de la plusvalia. Esta, reconvertida en mundial por la generalizacion de la produccion y unificada por intermedio del sistema bancario, constituye el motor principal. Es asi como se establece el fundamento de la mundializacion de todos los individuos y de todos los lugares.

El mundo ofrece posibilidades diversas: es el lugar de las oportunidades. No se trata unicamente de la existencia de un ejercito de reserva de lugares, sino de la produccion racional de un espacio donde cada fraccion de territorio es llamado a tener caracteristicas precisas en funcion de los actores hegemonicos, cuya eficacia depende, en gran medida, de la productividad espacial, fruto de una ordenacion intencionada y especifica. CARACTERIZACION DE LOS ESPACIOS GLOBALES El proceso de globalizacion entrana la mundializacion del espacio geografico.

Los principales caracteres de esta mundializacion son, junto con la tendencia a la formacion de un medio tecnico, cientifico e informacional: – la trasformacion de los territorios nacionales en espacios nacionales de la economia internacional; – la exacerbacion de las especializaciones productivas a nivel del espacio; – la concentracion de la produccion en unidades menores con aumento de la relacion entre producto y superficie, por ejemplo en la agricultura; – la aceleracion de todas las formas de irculacion y su creciente papel en la regulacion de las actividades localizadas con el refuerzo de la division territorial y de la division social del trabajo, y la dependencia de esta ultima respecto a las formas espaciales y a las normas sociales (juridicas y otras) en todas las escalas; – la productividad espacial en funcion de todas las posibilidades de localizacion; – la fragmentacion horizontal y vertical de los territorios; – el papel de la ordenacion en la constitucion de las regiones y el de los procesos de regulacion; – la tension creciente entre localidad y totalidad a medida que avanza el proceso de globalizacion.

El medio cientifico-tecnico-informacional El medio geografico en vias de constitucion –o de reconstitucion- tiene una sustancia cientifico-tecnologica-informacional. No es un medio natural ni un medio tecnico. La ciencia, la tecnologia y la informacion establecen la base misma de todas las formas de utilizacion y de funcionamiento del espacio, incluso de aquellas que participan en la creacion de los nuevos procesos vitales y de la produccion de nuevas especies, animales y vegetales. Se trata, por consiguiente, de la cientifizacion y la tecnificacion del paisaje.

Y tambien de la informatizacion o, mejor aun, de la informacionalizacion del espacio. La informacion se encuentra tan presente en las cosas que es imprescindible para la accion realizada sobre todas ellas. Los espacios asi recalificados responden sobre todo a los intereses de los actores hegemonicos de la economia y de la sociedad y son de esta forma incorporados con toda autoridad a las corrientes de globalizacion. Sin embargo, actualmente, a pesar de una difusion mas rapida y mas extensa que en las epocas precedentes, las nuevas variables no se reparten uniformemente por todo el planeta.

La geografia asi recreada es todavia desigual. Se trata de desigualdades de un nuevo tipo, tanto por su constitucion como por sus efectos sobre los procesos productivos y sociales. Desde el punto de vista de la composicion cuantitativa y cualitativa de los subespacios –las aportaciones de la ciencia, la tecnologia y la informacion- existen areas densas –zonas luminosas-, areas practicamente vacias –zonas opacas- y una infinidad de situaciones intermedias. Pero, encontrandose cada combinacion en condiciones de soportar las diferentes modalidades de funcionamiento de las sociedades respectivas.

Este medio tecnico, cientifico e informacional esta presente por todas partes, pero sus dimensiones varian segun los continentes, los paises, las regiones, las superficies continuas, las zonas mas o menos vastas, los simples puntos. En este medio vienen a implantarse, en el campo como en la ciudad, las producciones materiales o inmateriales caracteristicas de cada epoca. En resumen, se podria afirmar que las acciones hegemonicas se imponen, se realizan y tienen por finalidad los objetos hegemonicos.

Y como en un sistema de sistemas, el resto del espacio y el resto de las acciones colaboran en su realizacion. Cada combinacion tiene su logica propia y autoriza formas de accion especifica a los agentes economicos y sociales. Estos nuevos subespacios son, por tanto, mas o menos capaces de hacer rentable una produccion dada. Se puede hablar asi de productividad espacial, nocion que se aplica a un lugar, pero en funcion de una actividad o de un conjunto de actividades. Esta categoria tiene la ventaja del espacio productivo sobre el espacio producto.

Sin minimizar la importancia de las condiciones naturales, son las condiciones creadas artificialmente las que prevalecen, en tanto son expresion de los procesos tecnicos y de los complejos espaciales de informacion. De esta forma nos enfrentariamos a un nuevo tipo de determinismo, un neodeterminismo del espacio artificial, y ello tanto mas en cuanto la produccion resultante sea mas moderna. En esas condiciones y como fruto de la globalizacion, el espacio mismo se convierte en un elemento de regulacion sea por la horizontalidad –el proceso directo de la produccion- sea por la verticalidad -los procesos de circulacion.

Existirian espacios mas o menos reactivos, mas o menos dociles a las restantes formas de regulacion. Asi tienen lugar los espacios de la racionalidad cuya constitucion esta mas marcada por la ciencia, la tecnologia y la informacion, es decir, los espacios mas abiertos a la realizacion de la racionalidad de los diversos actores. ESTRUCTURA Y FUNCIONAMIENTO DE LOS ESPACIOS DE LA MUNDIALIZACION Considerado como un todo, el espacio es el teatro de flujos en diferentes niveles, intensidades y orientaciones.

Existen flujos hegemonicos y flujos hegemonizados, flujos mas rapidos y eficaces y flujos mas lentos. El espacio global esta formado por todos los objetos y todos los flujos. La escala de los flujos materiales e inmateriales es tanto mayor en cuanto sus objetos son por si mismos prueba de una mayor innovacion. Lo que se denomina a menudo espacio de flujo no seria otra cosa que un subsistema del espacio global, un subsistema de objetos dotados de un nivel superior de tecnicidad y de acciones resultado de un nivel superior de intencionalidad y racionalidad.

Asi, estos objetos y acciones estarian mejor por la informacion que en los restantes subsistemas. En este sentido, el espacio global estaria formado por redes desiguales que, entrecruzadas en diferentes escalas y niveles, se superponen y se prolongan mediante otras distintas caracteristicas, desembocando incluso en magmas resistentes a la formacion de redes. El todo constituiria el espacio comun, es decir, el espacio de todos los hombres, de todas las firmas, de todas las organizaciones, de todas las acciones: en dos palabras, el espacio geografico.

No obstante, solo los actores hegemonicos se sirven de todas las redes y utilizan todos los territorios. De esta forma los territorios nacionales se trasforman en un espacio nacional de la economia internacional y los sistemas de ingenieria creados en cada pais/espacio nacional pueden ser utilizados mejor por las firmas trasnacionales que por la misma sociedad nacional. Las posibilidades tecnicas y organizativas de trasferir a distancia productos y ordenes entranan especializaciones productivas solidarias a nivel mundial.

Los lugares presentan una tendencia a especializarse tanto en el campo como en la ciudad, estando esta especializacion mas ligada a las condiciones tecnicas y sociales que a los recursos naturales. La participacion de la informacion es determinante. Como un producto cada vez mas con valor de cambio, la especializacion es, asimismo, seguida por la exigencia de la circulacion. El papel de esta ultima en la trasformacion de la produccion y del espacio es fundamental.

Los flujos de informacion son responsables de las nuevas jerarquias y polarizaciones y remplazan a los flujos de materias como organizadores de los sistemas urbanos y de la dinamica espacial. La importancia del movimiento y de la relativa desaparicion de las distancias –por los conductores de flujos dominantes- ha permitido a algunos creer en la homogeneizacion del espacio. Pero, de hecho, el espacio se vuelve mas diversificado y heterogeneo y a la division tradicional en regiones se anade otra, producto de los vectores de la modernidad y de la regulacion. Paralelamente, se crean horizontalidades y verticalidades.

Las primeras son el asiento de todo lo cotidiano, es decir, de lo cotidiano de todos, individuos, colectividades, firmas, instituciones, Y estan cimentadas por la similitud de las acciones –actividades agricolas modernas, algunas actividades urbanas- o por su asociacion y complementariedad, vida urbana, relaciones campo-ciudad. Las verticalidades reagrupan, mas bien, areas o puntos al servicio de los actores hegemonicos, a menudo lejanos. Son los vectores de la integracion jerarquica regulada y, ademas, necesaria en todos los lugares de produccion globalizada y control a distancia. La disociacion geografica entre produccion, control y consumo ace que exista cierta separacion entre la escala de la accion y la del actor. Se trata con frecuencia del mundo trasportado a los lugares por las firmas trasnacionales. El espacio geografico, espacio comun, no importa en que escala, reagrupa horizontalidades y verticalidades, Asi, lo que se puede aun denominar region –el espacio de las horizontalidades- debe su constitucion ya no a la solidaridad organica creada in situ, sino a una solidaridad organizativa literalmente teleguiada y facilmente reconsiderada. La dinamica de los espacios de la globalizacion supone una adaptacion permanente de las formas y de las normas.

Los hechos geograficos, es decir, los objetos tecnicos, requeridos para optimizar una produccion dada, solo autorizan dicha optimizacion al precio de la puesta en practica y de la aplicacion de normas juridicas, financieras y otras, adaptadas a las necesidades del mercado. Estas normas tienen lugar en diversos niveles geograficos y politicos, pero, teniendo en cuenta la competitividad a escala mundial, las normas globales inducidas por los organismos supranacionales y por el mercado presentan una tendencia a configurar el resto de los objetos y la totalidad del espacio.

Una vez mas todos los subespacios muestran esta presencia simultanea de horizontalidades y verticalidades. Las horizontalidades son el dominio de una cotidianeidad territorialmente dividida con tendencia a segregar sus propias normas, fundadas sobre la simultaneidad o la complementariedad de las producciones y sobre el ejercicio de una existencia solidaria. En estos subespacios y gracias a esta solidaridad, consciente o no, se produce el incremento de la productividad economica y tambien de la productividad politica, ambas alimentadas por la informacion.

La horizontalidad, en tanto conjunto de lugares contiguos, es el sustrato de los procesos de la produccion propiamente dicha, de la division territorial del trabajo, mientras que la verticalidad se asocia a los procesos de cooperacion donde la escala geografica rebasa a menudo la del proceso directo de la produccion. En relacion con las horizontalidades, el vector de la verticalizacion es un elemento perturbador ya que es el portador de una necesidad de cambio, Asi, regulacion y tension se vuelven indisociables en cada lugar.

En tanto la globalizacion se profundiza imponiendo regulaciones verticales ineditas a las regulaciones horizontales preexistentes, mas fuerte es la tension entre globalidad y localidad, entre el mundo y el lugar. Y cuanto mas se afirma el mundo en el lugar, tanto mas este ultimo se convierte en unico. Principales tendencias de los anos noventa En el momento actual y en la mayor parte de la humanidad, la globalizacion es sobre todo debil y perversa, Debil porque los gigantescos recursos de una informacion globalizada son utilizados mas bien para confundir que para iluminar, no siendo la trasparencia mas que una promesa.

Las noticias se deducen de la interpretacion y no de la lectura directa de los acontecimientos, los relatos pueden ser a la vez grandes y mezquinos. La imprecision que resulta de todo ello impide muchas veces encontrar las orientaciones necesarias. Perversidad, porque las formas concretas dominantes de realizacion de la globalidad son el vicio, la violencia, el empobrecimiento material, cultural y moral, hechos posible por el discurso y la practica de la competitividad en todos los niveles. No es la union lo que se pretende, sino mas bien la unificacion.

Si se retoman los elementos de base de nuestro analisis, el sistema-mundo presentaria mas bien una tendencia a expandirse y a ganar terreno agravando, por lo general, las contradicciones ya presentes. El actual sistema tecnico dominante se convierte en invasor si no puede ejercer su tendencia al autocrecimiento, pretendiendo imponer su ley a los sistemas tecnicos vecinos. Las necesidades crecientes de informacion conducen a una mayor convergencia de los distintos momentos historicos incrementando la distancia en la temporalidad de los diversos agentes.

Por consiguiente, la unicidad del motor al servicio de las firmas mundiales se refuerza. Asi, aunque los nuevos soportes materiales de la vida tengan tendencia universal a establecerse un poco en todas partes, su utilizacion dara lugar a situaciones diferentes e incluso divergentes. El proceso de refundacion de las regionalizaciones seguira su curso teniendo en cuenta tanto los datos mundiales como los locales y creando o recreando nuevas desigualdades. ?En que medida cada sociedad local podra incorporar los vectores verticales sin rehusar a su participacion en el mundo y sin comprometer la realizacion de su propio telos?

Esta es la verdadera cuestion moral y politica planteada por el proceso y las realidades de la globalizacion. Y como los diversos subespacios estan siendo llamados a participar en los intercambios a nivel mundial, el mapa del mundo se encuentra en busca de un equilibrio y de un reparto que, en cada caso, tenga en cuenta a la vez las aspiraciones de las colectividades y de su necesidad de participar en la vida mundial. ?Unificacion? ?Fragmentacion? En cualquier situacion estos dos modelos estan presentes simultaneamente a pesar de que sus manifestaciones puedan ser muy diversas. Se trata en definitiva de preguntarse cual sera el modelo dominante en tal o cual contexto geografico? En todo caso, un hecho parece estar presente: el proceso de unificacion se lleva a cabo mediante lo que se denomina las redes. Y sera en razon de la unificacion que llegara la fragmentacion. Las redes son vectores de modernidad, pero tambien de entropia. Mundiales, divulgan un principio de orden, una regulacion al servicio de los actores hegemonicos a escala planetaria. Locales, las mismas redes son portadoras del desorden.

La informacion especializada y especifica que trasmiten sirve para la afirmacion local de los actores hegemonicos. Si para los primeros es neguentropica, para los otros actores en entropica. El movimiento es creador de diversificacion y la aceleracion actual agrava esta tendencia. La diversificacion puede, por tanto, contribuir a la unidad o solamente a la unificacion. Teniendo en cuenta que en las condiciones actuales se trata mas bien de unificacion que de union, la respuesta a la globalizacion es una verdadera fragmentacion, que tiende a la explosion. Puede utilizarse todavia en singular la palabra crecimiento? Ello permitiria suponer la existencia de un parametro universal y una voluntad de medida universal para todas las sociedades. La cuestion se vuelve, por tanto, moral entranando en realidad otra cuestion, a su vez fundamental: ? mas alla de los ideales universalistas y humanitarios puede pedirse a las diferentes sociedades no tener mas que un unico telos? A menos que se generalice toda la herencia cultural, la investigacion supone en especial respuestas locales.

El universo es, ante todo, un complejo de posibilidades por realizar, aunque no lo sean siempre de forma completa. En la epoca actual, y como nunca antes en la evolucion de la humanidad, se puede imaginar que las regulaciones se debilitaran a escala mundial y que se reforzaran en los circuitos inferiores. Esto permitira quiza que la union se impusiera sobre la unificacion. BIBLIOGRAFIA Santos, Milton (1973), Geografia y economia urbanas en los paises subdesarrollados, Col. Ciencias geograficas, no. 3, Oikos Tau, Vilasar del Mar, 262 pp.

Santos, Milton (1975), L’espace partage. Les deux circuits de l’economie urbaine des pays sous-developpes, Genin, Paris. Santos, Milton (1990), Por una Geografia nueva, Col. Espasa-Universidad, no. 20, Espasa-Calpe, Madrid, 275 pp. Santos, Milton (1991), Metamorfoses do Espaco Habitado, 2?. Edicion, Huicitec, Sao Paulo, 124 pp. Taylor, P. J. (1985), Political Geography. World-Economy, Nation-State and Locality, Longman, Londres, 280 pp. Wallerstein, I. (1984), The politics of the World-Economy, Cambridge University Press, Nueva York, 191 pp.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *