La piedra y el charco

La piedra y el Charco: Las consecuencias le la victimizacion • Objetivo general: El objetivo general de esta investigacion pretende ser de caracter exploratorio y descriptivo. Se propone estudiar como se modifica la vida cotidiana de los comerciantes que han sido victimas de delitos contra la propiedad (hurtos y rapinas). • Objetivos especificos: En lo relativo a la modificacion de la percepcion que la victima tiene sobre si misma a raiz del hecho delictivo, los objetivos especificos seran: Estudiar como cambia la concepcion que la victima tiene de su capacidad para realizar proyectos personales a largo plazo, y la eventual construccion de auto imagenes negativas como consecuencia de los sentimientos de vulnerabilidad introducidos por la victimizacion. En lo relativo a las modificaciones en la percepcion de la victima sobre su entorno a raiz del hecho delictivo: Estudiar como el hecho delictivo vivido afecta los niveles de inseguridad y de confianza que la victima tiene hacia los ambitos en que se desenvuelve cotidianamente y las personas que los integran; y que cambios se dan a raiz de dichos fenomenos en la imagen que la victima tiene de dichos ambitos. ? Reconstruir la imagen que la victima construye de su agresor como un

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
alter. ? Estudiar las modificaciones que se han dado a nivel de la relacion de la victima tanto con sus familiares proximos, como con los lientes que frecuentan el comercio a raiz del hecho delictivo. Analizar si dichos cambios han operado de manera tal que fortalecieron su vinculo o lo debilitaron. Fundamentos y antecedentes Los trabajos nacionales que selecciono como los mas nutritivos para tematica a tratar en este proyecto son tres. Ninguno de ellos aborda el problema de investigacion en cuestion de una manera especifica, pero considero proporcionan insumos sustantivos para poder acercarse a el.

El primero de estos estudios es el de Miguel Serna (2008), “Inseguridad y victimizacion en el Uruguay de la crisis”, el cual pretende analizar los climas de la opinion publica sobre la seguridad ciudadana en el contexto de la crisis economica que sufrio Uruguay. Para tal cometido, toma como fuente los resultados de cinco encuestas de opinion sobre seguridad ciudadana realizadas en Montevideo y Canelones entre los anos 1999 y 2004 por el Programa de Seguridad Ciudadana del Ministerio del Interior.

Para Serna, los factores que mas inciden en la sensacion de seguridad ciudadana son tres: primero, aquellos vinculados con la relacion Estado sociedad; existe una sensacion de perdida de los derechos civiles en comparacion con el pasado historico de nuestro pais. Segundo, la creciente sensacion de incertidumbre e inseguridad personal proveniente de la inflacion de factores riesgos de la globalizacion y crisis conomicas, en virtud de las cuales se han debilitado los lazos y las relaciones sociales de la sociedad salarial, y han surgido nuevas formas de exclusion e inseguridad social. Tercero, y mas interesante desde nuestra perspectiva, la sensacion de vulnerabilidad personal aumenta cuando la experiencia de victimizacion es mas directa. El estudio plantea una serie de conclusiones preliminares en las cuales nos basaremos: la inseguridad personal aumenta en los que han tenido, ellos mismos o alguien de su nucleo familiar, la experiencia inmediata de ser victima directa de algun delito. Mientras que en los hogares que no fueron victimas de delitos la sensacion de inseguridad alcanza un valor promedio de 36%, entre los hogares que fueron victimas directas el 60% de los individuos percibe su residencia y su entorno cercano como inseguros. ” (Serna, 2008: 100). Los grupos sociales percibidos como mas amenazantes a nivel cotidiano son los mas vulnerables: los que viven en ciertos barrios, asentamientos irregulares urbanos, personas pobres marginadas; desocupados y jovenes.

Asimismo, se estigmatizaron las formas extremas de desviacion social, como los drogadictos, borrachos o traficantes, todo lo cual senala una intolerancia hacia la desigualdad extrema. Al tratar la tematica senalada de una manera agregada, basandose en una medicion cuantitativa de la percepcion subjetiva de vulnerabilidad, este antecedente deja de lado el papel del actor y las consecuencias que la victimizacion pueda haber acarreado en lo relativo a su realidad cotidiana. A su vez, no explica por que “los grupos mas vulnerables” son considerados como tales ni los factores que pueden incidir en el riesgo de victimizacion.

El segundo antecedente que tomo es el de Alberto Riella y Nilia Viscardi (2002), “Mapa Social de la Violencia en la Ciudad de Montevideo: una aproximacion a los escenarios sociales de la violencia urbana”. El estudio pretende analizar la distribucion de los distintos tipos de criminalidad y violencia para las diferentes zonas de Montevideo, explorando su relacion con los indicadores disponibles de condiciones de vida e integracion social de las diferentes zonas de la ciudad.

Esta investigacion nos proporciona dos insumos importantes: por un lado, un mapa de la distribucion territorial de la violencia en Montevideo. En el se muestra la distribucion diferencial de la probabilidad de victimizacion para los distintos grupos sociales, su vulnerabilidad frente a la violencia por habitar en las distintas areas geograficas del departamento. Por otro lado, aporta tambien un mapa regional de la tasa de violencia contra el patrimonio (rapinas, hurtos y danos), el cual representa un mapa de vulnerabilidad frente a los delitos contra la propiedad.

Los delitos de esta indole se concentran el los barrios del centro de Montevideo, los cuales son considerados con un rango de violencia de bajo a medio, tienen una densidad baja de poblacion, y presentan niveles menores de pobreza. Como los autores mismos reconocen, su estudio no contempla de manera detenida las perspectivas de los actores en lo que respecta a su respuesta a la violencia.

La construccion social de las respuestas a la violencia se establece de lo micro a lo macro: los actores locales son los que elaboran miradas a raiz de los hechos que luego captan las politicas de seguridad, y que buscan traducir mediante soluciones concretas. De esta manera, el conocimiento a generar en el presente proyecto puede ser visto desde una perspectiva complementaria. Por ultimo, considero tambien el trabajo de Juan A. Bogliaccini (2005), “Inseguridad y segregacion en Montevideo. Las claves territoriales de la fractura social urbana”.

Este trabajo busca abordar el problema de la inseguridad desde la descripcion del escenario territorial en el que ocurren los conflictos que operan como obstaculos a la integracion social, deteriorando la convivencia cotidiana de los individuos. Para ello, se seleccionan el conjunto de zonas (Malvin Norte- Union, Punta de Rieles, Colon, Casabo, Nuevo Paris, Casavalle, Cruz de Carrasco, Manga, Cerro, Penarol- Aires Puros), las cuales presentan las mayores tasas de concentracion de pobreza en Montevideo.

Todas estan ubicadas en la periferia de la ciudad, y son heterogeneas en cuanto a la composicion sociocultural y economica de su poblacion. Dentro de los hallazgos de este trabajo, encontramos que en estas zonas de Montevideo se adoptan determinadas estrategias privadas de proteccion contra el delito, dentro de las cuales encontramos la adecuacion de las actividades cotidianas al tiempo de luz solar: las actividades en la via publica se realizan durante el dia, y durante la noche la gente se retrae a su domicilio.

En lo que respecta a los propietarios de comercios que han sido victimas de delito, la estrategia de proteccion predominante es el enrejado de los comercios; estrategia que le quita al espacio del comercio su funcion socializante, ya sea para con el resto de los vecinos como para con el comerciante. Por centrarse solamente en 10 areas geograficas, este estudio no presenta resultados generalizables al resto de la ciudad de Montevideo.

Describe que es lo que ocurre en los barrios percibidos como mas inseguros por las personas que viven en ellos, pero no como es la situacion en otros barrios con caracteristicas socioeconomicas distintas a las de estos. Si bien presenta estadisticas sobre el porcentaje de declaracion de victimizacion y percepcion de inseguridad basadas en informacion proporcionada por 8 seccionales policiales, no profundiza en el vinculo existente entre inseguridad y victimizacion.