La percepcion de la famila en la socieda actual

República Bolivariana de Venezuela Ministerio del Poder Popular para la Educación Universitaria Universidad Bolivariana de Venezuela Misión Sucre/ Tramo Inicial Programa de Formación de Grados en Comunicación Social Mérida, Edo. Mérida BREVE DISERTACION SOBRE LA PERCEPCION DE LA FAMILIA Y SU CONGRUENCIA CON LA SOCIEDAD ACTUAL Lcdo. Jesús E. Espinoza V. C. I: 17. 662. 78 La familia como núcl que nunca centro de muy significativo de ensayo pretende pla que se han presenta OF5 ofu Swipetoview nextp ia ledad, es hoy más nes por un numero ma; el presente nsideraciones ses del Taller de Orientación, correspondiente al Trayecto Inicial de la Misión Sucre, en el PFG en Comunicación Social, en donde se han plateado algunas posiciones basadas a experiencias particulares de los integrantes de nuestra corte y que nos permite aproximarnos a algunas conclusiones al respecto.

Siempre es interesante observar como desde la experiencia personal, se puede llegar a conocer diferente perspectiva sobre un tema que día a dia se vuelve cada vez más en un “contenido neurálgico” a la hora de revisar la realidad social que se presenta en la dinámica nacional; anteponer un concepto tan básico como s “la familia como núcleo de la sociedad” y a su vez

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
achacarle a la familia la responsabilidad de ser el primer causante de la trasformaci trasformación de valores esenciales para garantizar la convivencia entre los miembros de una comunidad, resulta aún más complejo.

No necesariamente los problemas sociales, en cuanto a los valores que la determinan deben tener su origen en el núcleo familiar, pero sin duda es y seguirá siendo la familia el primer medio de formación para la vida del nuevo ciudadano que nace y se desarrolla en nuestra población. Tales afirmaciones, basadas arbitrariamente por apreciaciones ersonales nos hace plantearnos la primera interrogante del presente ensayo: ¿es la familia la causante del desajuste social que podríamos estar observando en la actualidad?

La respuesta inmediata que nos viene a la mente, y reitero basada en apreciaciones muy subjetivas y propias del autor del presente escrito, es que sin duda la familia mantiene en sí misma una enorme responsabilidad de todo lo que al parecer define la personalidad y el quehacer del individuo que nace en el seno de la misma.

Claro está, existe otros medios de formación formal que coadyuvan en dicho proceso de formación, y que de alguna anera lo hace ser corresponsable de todo aquello que incide en ese ser que se aventura a convivir en sociedad. Pero a nuestro juicio es un error querer responsabilizar a la familia como figura, todo lo que puede ser reprochable; la familia en su concepción más básica, así como la escuela es tan sólo una parte de ese complejo proceso de formación.

Existen otros medios que poseen aún mucha más influencia, en algunos formación. Existen otros medios que poseen aún mucha más influencia, en algunos casos, que también se deben considerarse como factor de distracción o desorientación en el individuo. Ejemplo de esto lo podemos evidenciar en los mensajes directos o indirectos que se trasmiten en los medios de comunicación y las redes sociales, que sin duda marcan un definitivo precedente para entender en la actualidad la disociación del comportamiento humano.

Pudiera ser justificable pensar que existe congruencia entre los valores y los principios aprendido en casa y el comportamiento mostrado en la cotidianidad social, pero a nuestro juicio no es necesariamente así, la experiencia en el campo educativo nos ha demostrado que la última palabra a la hora de hacer o decir algo, igue siendo un derecho adquirido por nuestra naturaleza libre, es decir el derecho a la autodeterminación personal.

Por lo tanto no todo lo malo se aprende en casa, pero tal vez, lo bueno si tenga su origen ahí. por otro lado, si revisamos nuevamente la familia como estructura, podemos observar que ya no se cumple con la vieja percepción de una estructura encabezada por las figuras paternales y maternales, sino en algunos casos por personas que cumple con dicha función, pero sin el vínculo sanguino propio de dicha responsabilidad.

Aún así, seguimos afirmando que no es causal de pewersión y mala crianza el nacer en un hogar con esta ondición, al final siempre es el individuo quien decide el camino por el cual se conducirá. Hasta este p 3 al final siempre es el individuo quien decide el camino por el cual se conducirá. Hasta este punto, hemos logrado fijar posición sobre el denominado “libre albedrio” que resulta determinante en la conducta del Individuo, de esta manera abrimos paso a otra interrogante, ¿qué hacer frente a los nuevos paradigmas en la conducta humana en sociedad?

Si la anterior interrogante resultaba difícil de responder, esta última es aun más compleja, no podemos negar, y Sin que parezca una contradicción, que a familia sienta la bases de algunas posiciones en el individuo y estas a su vez, serán reforzadas en el sistema de formación formal que rige a nuestra nación; pero frente a la aparente distorsión de algunos valores, debemos entender que para poder mejorar un paradigma ya presente en la dinámica social, debemos en primera instancia conocer, desaprender y nuevamente aprender para lograr una mejor compresión de la problemática planteada.

No se trata de querer cambiar realidades, sino identificar los puntos de debilidad y con el principio de corresponsabilidad entre familia, escuela, Estado, articular planes más eficientes ue permitan orientar mejor el proceso de formación del nuevo ciudadano; empezando principalmente por la formación de la familia con ente formador de principios y valores.

No podemos pretender que sólo la familia haga el trabajo de mejorar una sociedad, mejorando lo que se concibe como familia, es la misma sociedad quien debe a través de planes puntuales atender sus propias debilidade familia, es la misma sociedad quien debe a través de planes puntuales atender sus propias debilidades. El Estado y la sociedad debe asumir su rol de formadores, con la seriedad y vocación que o exige los tiempos actuales; más que criticar lo malo, debemos empezar a construir un nuevo ser, empezando por nosotros rmsmos.

Sin duda aún existe mucho más que decir al respecto, partiendo por lo que ya está planteado por quienes han iniciado el proceso de estudio de este fenómeno, como futuro comunicador social, considero que este tema debe ser asumido por los medios de comunicación con más responsabilidad, y buscar incentivar desde estos espacios una mejor sociedad. Es decir un mejor individuo, educando a la familia y facilitando herramientas a las escuelas que permitan desaprender lo malo y aprender lo nuevo, que uede ser bueno y requerido por nuestro país.

Concluir la presente disertación, no es tarea fácil, pero me arriesgo a afirmar que una sociedad que no está consciente de esta problemática y que no tiene la voluntad de asumir este tema con la responsabilidad pertinente, estará lejos de lograr mejorar, lo que se deba mejorar. Por lo tanto dejo para el lector la siguiente pregunta ¿qué estás haciendo para mejorar esta problemática plateada? PD: Aclaro, soy consciente que no es la mejor formar de cerrar el ensayo, pero si te hago pensar sobre el tema, ya es un avance. Octubre 2015. 5