LA EDUCACION SUPERIOR Y LA MODERNIZACION

ENSAYO CRÍTICO LOS RETOS QUE DEBE ENFRENTAR LA EDUCACION SUPERIOR EN COLOMBIA EN SU PROCESO DE MODERNIZACION PRESENTADO POR MARIA ESPERANZA TAMAYO FIGUEROA ASIGNATURA LA EDUCACION EN PROFESOR org DRA. MAGDY DE LAS SALAS DOCTORADO EN EDUCACION UNIVERSIDAD METROPOLITANA DE INVESTIGACION CIENCIA Y TECNOLOGIA formar y dinamizar la sociedad con la construcción del conocimiento, la innovación y la competitividad de los profesionales que deben entregar a la sociedad.

Responsabilidad que se ha incrementado en forma notable con el fenómeno de la globalización, que a decir de Autores como Sunkel:1995; Carlsson (1995); Scholte (1995) es un proceso histórico de integración mundial en los ámbitos político, económico, social, cultural y tecnológico, que ha convertido al mundo en un lugar cada vez más interconectado, en una aldea global. La premisa fundamental de la globalización es que existe un mayor grado de integración dentro y entre las sociedades, el cual juega un papel de primer orden en los cambios económicos y sociales que están teniendo lugar en todo el mundo. pag 23). Entre las responsabilidades asignadas por la globalización a la Educación Superior, se destacan: «Agilidad en las respuestas, ntercambio de estudiantes, diversificación de sus programas y estudios, fortalecimiento de la extensión y difusión de

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
sus actividades, suministrar formación integral, general y profesional; propiciar educación permanente estimular el aprender a aprender y a emprender; realizar actividades de creación intelectual (científica, técnica y humanística), desarrollar una sólida cultura informática» (Diaz Sobrino, 2008, pág. 5). Pero, Posiblemente el desafío que más englobe a nuestras universidades en el siglo XXI sea el de contribuir significativamente a construir una sociedad basada en el onocimiento, que afronte con eficacia y equidad las grandes exigencias de un mundo globalizado. El fenómeno de la globalización ha propiciado que las Instituciones de Educación globalizado.

Instituciones de Educación Superior se vean obligadas a volverse empresas del conocimiento, competitivas, que busquen alianzas estratégicas con otras instituciones y a cumplir estándares internacionales de calidad en la educación tales como los Registros Calificados, la certificación y la acreditación, entre otros.

Lo anterior, ha conllevado a que en la mayoría de Estados, en especial los de economías capitalistas, se considere como una area fundamental, la modernización de la educación superior, pero para hacerlo debe enfrentar una serie de obstáculos y retos que podrían definirse como multifactoriales, pues, unos derivan del mismo modelo económico y social, otras del contexto local donde se desarrolla la gestión de las universidades, sin dejar de lado en estos factores los provenientes de los docentes como gestores del conocimiento dentro de las instituciones universitarias y a los estudiantes como receptores de estos conocimientos.

En otras palabras, la globalización ha llevado a incrementar a la educación superior la necesidad de modernizarse. Es decir de estar acorde a todas y cada una de las exigencias que la sociedad globalizada y también llamada del conocimiento le impone. Ser eficiente y eficaz dirían los capitalistas. En lo que respecta a Colombia, la Educación Superior está reglamentada por la ley 30 de 1. 92 la cual en el artículo ID dice «La Educación Superior es un proceso permanente que posibilita el desarrollo de las potencialidades del ser humano de una manera integral, se realiza con posterioridad a la educación media o secundaria y tiene por objeto el pleno se realiza con posterioridad a la educación media o secundaria tiene por objeto el pleno desarrollo de los alumnos y su formación académica o profesional. (MEN, 1992, pág. 1).

Esta misma Ley en el artículo 4 define el tipo de hombre que debe formarse en la educación superior: «La Educación Superior, sin perjuicio de los fines específicos de cada campo del saber, despertará en los educandos un espíritu reflexivo, orientado al logro de la autonomía personal, en un marco de libertad de pensamiento y de pluralismo ideológico que tenga en cuenta la universalidad de los saberes y la particularidad de las formas culturales existentes en el país. Por ello, la Educación Superior se desarrollará en un marco de libertades de enseñanza, de aprendizaje, de investigación y de cátedra». (MEN, 1992, pág. ) A simple vista, se podría pensar que la principal y quizás única tarea que el gobierno colombiano le ha asignado a la educación superior es la de formar a profesionales integrales para dar respuesta a una sociedad dinámica y compleja, pero, cuando se observa que a la luz de esta Ley se han creado muchas más universidades públicas que privadas y se ha puesto a competir las instituciones de educación superior entre si, de una manera poco quitativa; un ejemplo de ello es que las universidades privadas tienen libertad para establecer el valor de sus semestres basados solo en su «good Will», mientras que las universidades públicas ven reducidos sus presupuestos año tras año.

Lo anterior a convertido la modernización no en un proceso de mejora en la gestión de la investigación y la generación de conocimiento, sino en una guerra por captar estudiantes y entregar prof investigación y la generación de conocimiento, sino en una guerra por captar estudiantes y entregar profesionales al mercado cada vez más «competentes» y cada vez en menos tiempo, una videncia de lo expresado son la cantidad de pregrados que han bajado de diez (10) a ocho (8) semestres su duración. La excusa que han dado los expertos frente a las críticas presentadas por estos recortes, es que la educación universitaria tiende a ser cada vez más especializada y por ello, más breve el periodo formativo en cada disciplina del saber. ¿Será esto modernización o educación economicista donde lo que menos importa es que el profesional tenga conocimientos científicos, lo importante es que tenga dominio de un saber técnico?

En este mismo sentido, y coadyuvando al sentido que ha omado la modernización en Colombia, se constata en los informes de proyectos aprobados presentados por Colciencias (institución estatal que lidera la gestión de la investigación e innovación en el país) como se priorizan el patrocinio a aquellas universidades e investigaciones que contribuyan a la industria y la economia, excluyendo las que no respondan a estas líneas por no ser «productivas». Y por SI esto fuera poco cada vez es menor el presupuesto asignado por el gobierno para su gestión, minimizando así las posibilidades para la investigación y una verdadera gestión del conocimiento.

La visión de la educación superior como simple negocio sin responsabilidad ética y humanística está en contra no solo de la modernidad sino, también de la misma dignidad e integridad del ser humano, que poco a poco va abandonando su capacidad critica para convertirse en un robot que se mue poco va abandonando su capacidad crítica para convertirse en un robot que se mueve y actúa al ritmo que la Industria quiera. De otro lado, como hablamos expresado en un apartado anterior, los docentes y los estudiantes universitarios, también son parte del reto de modernización y en lo que respecta a los docentes on muchas las ocasiones en que su falta de cualificación la vez se ha convertido en un obstáculo para ello. Muchos de los docente universitarios, en especial en Colombia provienen de disciplinas diferentes a las licenciaturas, por tanto su formación es fuerte en lo disciplinar pero débil en lo pedagógico e investigativo.

Algunos tienen también resistencia ante la tecnología, y un buen número de ellos, no quiere invertir en formación porque no lo ven como algo «rentable» Claro que también hay docente interesados y con disposición para su cualificación para ejercer mejor su labor en la universidad, ero ahí nos encontramos con otro escoyo en el proceso de modernización, la falta de presupuesto de muchas universidades para la formación de sus docentes, en muchos casos se limita a diplomados y cursillos, y pocas son las instituciones universitarias que invierten en formación de mayor nivel como especializaciones y aun menos las que brindan maestrías y doctorados Lo antes expuesto me conduce a una nueva pregunta para reflexionar: ¿podrá hablarse de modernizacion sin incluir en este proceso de manera global, la formación permanente del docente? Es motivante, sin embargo, la decisión del gobierno actual, ue dentro de las políticas de mejoramiento de la calidad de la educación del país, han incluido la cualificación, y parece estar apost mejoramiento de la calidad de la educación del país, han incluido la cualificación, y parece estar apostándole a ello. ero digo parece, porque la corrupción (otro factor, enemigo de la modernización de la educación), se lleva por delante muchos de los recursos asignados para este y otros programas definidos por el gobierno como parte de las estrategias de modernización y mejoramiento de la calidad de la educación en todos los niveles, en especial, el superior. Mi experiencia con respecto a la cualificación proveniente del gobierno, sobre todo cuando trasciende lo nacional y llega a lo local, es que más del 50% del dinero asignado para proyectos de capacitación docente, quedan en intermediarios y con el 50%, a veces menos, se realiza la capacitación, reducción que deriva en detrimento de la calidad de la capacitación y desmotivación de los docentes por asistir a estas. Pero, si los docentes tienen problemas para enfrentar la modernización en forma idónea, los estudiantes no se quedan atrás.

Estos, también por muchas razones, antes que contribuir l mejoramiento de la calidad de la educación y a su proceso de estar acorde con todas las exigencias de la sociedad actual, modernizarse, por el contrario, contribuyen en muchas ocasiones al detrimento de la calidad de sus claustros universitarios,¿ las razones? De una parte está el hecho de querer salir rápidamente al mercado laboral, pues cada vez es más «peleado» este acceso; de otra y relacionado con el anterior, los estudiantes universitarios hoy día, debido a los altos costos universitarios, deben trabajar y estudiar a la vez. Ello conlleva a que el estudiante trate de ser lo más práctico po studiar a la vez.

Ello conlleva a que el estudiante trate de ser lo más práctico posible y evadir, mientras le sea posible, componentes fundamentales para su formación integral como la investlgación, prefiriendo a la hora de Ingresar las instituciones universitarias que le ofrezcan menos tiempo para su formación pregradual. Mencioné los anteriores solo para ilustrar de algunos de los obstáculos que desde el gobierno, las instituciones educativas, los docentes y los estudiantes, se presentan para llevar a cabo con éxito los procesos de modernización. Enfrentar de manera adecuada estos obstáculos y pasar de ser nstituciones universitarias sin ningún relieve a ser protagonistas en la formaclón de los mejores profesionales del país, se convierte en un reto para todos los implicados en el proceso de modernización de la educación superior. n reto que incluye también a otras esferas de la sociedad, tal como los empresarios, los sindicatos, los gremios y las Ongs, entre otros. Para alcanzar la modernización de la la educación se hace necesario que todos los implicados en ella, se comprometan a aportar desde su posición, lo requerido (y aun más) para alcanzar la calidad en aspectos como: Formación docente, estímulo y poyo a la investgación (científico Social), mayor presupuesto para las universidades, sin con ello restarles autonomía, currículos estructurados para la formación integral y no meramente tecnócrata, gobiernos más interesados en la educación que en la economa.

Así mismo, se requiere mejorar el componente económico del docente universitario, no solo en lo que respecta a su salario, sino, también, en los estímulos a la investigación y solo en lo que respecta a su salario, sino, también, en los estímulos a la investigación y la cualificación. Permitiendo más iempo para estas actividades y disminuyendo un poco su carga académica, que en ocasiones es extenuante y poco satisfactona. Solo entonces, podremos decir que la educación superior realmente está viviendo un proceso de mejora de la calidad, de respuesta a todas las exigencias de la sociedad y la globalización, del contexto local, de las exigencias de los docentes y estudiantes, es decir, camina por el sendero de la modernización y la calidad educativa. BI BLIOGRAFIA Portal de la educación en Chile «EducarChile»:http:// www. educarchile. l Informe 2006 y 2011 sobre el sistema educativo en Colombia laborado por la Oficina Internacional de Educación de la UNESCO (International Bureau of Education):http://wwm. ibe. unesco. org/es len-el-mundo/regiones-de-la-unesco/america-latlna-y-el-caribe ‘colombia/profile-of-education. html Informe Nacional de Chile, Oficina Internacional de la UNESCO llamado «La educación chilena en el cambio de siglo: Políticas, resultados y desafíos» (2004):http://vwww. oei. es/quipu/chile/ ibechile_partl . pdf Ley 30 de 1992. Ministerio de Educación Nacional. Bogotá . Colombia Naciones Unidas. Manual de indicadores sociales. Nueva York, 1989. 172 pp.