La dialectica en platon

LA FORMA Y PERSONAJES DE LA DIALECTICA PLATONICA COMO CARACTERISTICAS ESENCIALES DEL DRAMA EN PLATON El discurso platonico, fuera de su enorme contenido filosofico, se caracteriza por la originalidad en su forma, pues surgio como un nuevo metodo de hacer filosofia utilizando la dialectica.

Utilizando el dialogo, Platon logra, mediante su interlocutor Socrates, argumentar sus posturas y enfrentarlas a las de los demas personajes, quienes en muchos casos dan el nombre a los dialogos y quienes toman posiciones distintas a las de Socrates, junto con tener una personalidad tambien muy diferente. Toda esta construccion platonica lleva consigo, como se menciono, la novedad de la dialectica, junto con la riqueza dramatica que cada personaje significa.

Sus gestos, insinuaciones, comentarios y toda la disposicion que conllevan, lleva a formular una infinitud de opiniones respecto a sus personalidades. De aqui podria surgir la pregunta acerca de la existencia de tipos de interlocutores platonicos, por tanto, a traves de esta investigacion, intentare demostrar que existen estereotipos para los personajes que utiliza Platon en su dialectica y que se podria decir que personajes como Filebo o Teeteto son modelos actitudinales en el discurso platonico.

Asi, pretendo sacar conclusiones respecto de esta caracteristica del drama elaborado por Platon. Por otro lado, tambien intentare probar, mediante argumentos, que la dialectica platonica fue evolucionando a traves de los distintos dialogos, aunque no en su objeto o naturaleza, el cual se explicara a continuacion, sino mas bien en su forma. Estas afirmaciones se iran comprobando a medida que vaya avanzando en el examen, lo mas exhaustivo posible, de los planteamientos mencionados.

La dialectica platonica, utilizada en todos sus discursos, consiste basicamente en lo que conocemos por metodo socratico, es decir, en la refutacion de un argumento a partir de otro, aplicando, para referirse a las distintas ideas tratadas, definiciones, es decir, una distincion correcta entre generos y especies, a lo cual se refiere Platon en el dialogo “Filebo”. Por ejemplo, para lograr definir lo que es el placer, es necesario distinguir los generos y especies de placer, de lo contrario se puede llegar a una definicion erronea.

En el caso, si alguien lo preguntase, de la definicion de “caballo”, si la respuesta fuese “animal que posee cuatro patas”, no seria correcto, pues existen, de hecho, mas animales que tienen cuatro patas, y que no son caballos. Por lo tanto, se hace necesario distinguir entre los generos y las especies para alcanzar una definicion correcta de lo que es el caballo y finalmente acceder a la verdad, que es la pretension ultima del filosofo. Aunque a simple vista pueda parecer que la ialectica platonica es un ejercicio que podria realizar cualquiera, no es tan sencillo, pues consiste tambien en una actividad cognoscitiva, que supone el ejercicio de la razon y con la que Platon busca alcanzar el plano inteligible, es decir, el de las Ideas o Formas. No se intenta entonces un conocimiento particular, sino al contrario, un conocimiento universal y necesario. De esto se sigue, que no cualquier argumento puede ser aceptado, sino aquel que ha sido probado de manera que ya no puede ser refutado por ningun otro argumento.

En Filebo 57e y ss. , Socrates le pregunta a Protarco por la precision de las ciencias, y luego de que son mencionadas algunas ciencias matematicas como las mas exactas, Socrates replica diciendo que la capacidad dialectica estaria renegando de ellos mismos si pusieran otra ciencia por delante de ella. Frente a esto, Protarco le pregunta a Socrates como definiria la dialectica, a lo que este responde que “es con mucho el mas verdadero el conocimiento relativo al ser, a lo que realmente es y es siempre conforme a si mismo por naturaleza. [1] Con esto, Socrates intenta hacer ver a Protarco, que la dialectica es la tecnica que nos lleva al conocimiento de lo que es, del ser, que es lo mas verdadero de todo. Socrates le pregunta a su contendor que piensa el al respecto, a lo que este responde diciendo que ha “oido muchas veces a Gorgias reiterar que el arte de la persuasion aventaja con mucho a todas las tecnicas –consigue, en efecto, que todo se le someta voluntariamente y no por la fuerza, asi que es, en amplia medida, la tecnica superior a todas”[2] Con este pasaje, se hace referencia a un pasaje del dialogo Gorgias (Gorg. 52d), en el cual el mismo dice que su arte “es el mayor bien; y les procura la libertad y, a la vez, permite a cada uno dominar a los demas en su propia ciudad”. Con estas lineas, Gorgias se esta refiriendo a la retorica, como el arte de la persuasion, por esto dice que “permite dominar a todos” pues, a traves de la persuasion se logra convencer a otros de las propias convicciones. Siguiendo esto, (Gorg. 453a) Socrates define a la retorica como creadora o artifice de persuasion, con lo que el pasaje queda aun mas claro.

Luego de esto, y volviendo al Filebo, Socrates continua explicando a Protarco, en una pasaje de suma importancia, el valor de la dialectica: “Lo que yo buscaba ahora, mi querido Protarco, no era que tecnica sobresale por ser la mejor, la superior y la que en mas ocasiones nos ayuda, sino cual, aunque fuera pequena y nos fuera de escaso provecho apunta a lo preciso, lo exacto y lo mas verdadero; eso es lo que ahora estamos buscando. Pero mira, tampoco te vas a indisponer con Gorgias, dado que concedes a su arte el ser sobresaliente en utilidad para los hombres; pero respecto a la actividad a la ue ahora me refiero, lo mismo que decia antes sobre lo blanco, que, aunque fuera escaso, si es puro, aventaja a lo que sea numeroso y no sea puro, en este preciso aspecto, que es mas verdadero, tambien ahora tras profunda reflexion y suficiente meditacion sin atender a eventuales utilidades de las ciencias ni a su eventual notoriedad, sino tan solo a si ha nacido en nuestra alma el poder de amar lo verdadero y hacerlo todo en razon de ello, despues de haber sometido esa actividad a profundo examen, digamos si podriamos afirmar que ella es verosimilmente la que posee en grado maximo la pureza de intelecto y prudencia o si tenemos que buscar alguna otra que la supere”[3] Con estas palabras expresadas por Platon, en boca de Socrates, se logran aclarar varios puntos que estaban confusos. Primero, se explicita que la tecnica que sobresale por ser la mejor y la que en mas ocasiones nos ayuda no es la dialectica, sino la retorica, pero Socrates se encarga de darle valor a una tecnica no por su utilidad practica, sino por su objeto, es decir, hacia lo que apunta.

De este modo, le dice a Protarco que lo que el esta buscando es aquella tecnica que, aunque fuera de escaso provecho, apunte a lo preciso, a lo exacto y a lo mas verdadero, con lo cual esta apuntando a la dialectica, pues esta pretende buscar el ser de las cosas, por lo que su fin es intrinseco no extrinseco, pues no aspira a cosas practicas de la vida cotidiana, sino a la misma pureza, como se explicita a continuacion. Socrates alude a la pureza de lo blanco, que aunque sea escaso, por ser puro, supera a lo que pueda ser numeroso, pero no puro. Asi mismo ocurre con la dialectica, pues apunta a lo mas puro, que es el ser, y no asi la retorica, que apunta a lo menos puro, a lo contingente. La dialectica entonces, dejando de lado la utilidad que pueda proveer una ciencia y su notoriedad, dice Socrates, es la tecnica que posee la maxima pureza del intelecto, pues expresa el deseo de amar y descubrir la verdad, sin buscar mas que sabiduria.

Luego de que Socrates expuso su argumento, Protarco no tiene mas remedio que aceptarlo, pues no existe ninguna contradiccion y solo verdad en el. Por esto termina diciendo que ninguna otra ciencia o tecnica, podria tener mas verdad que la retorica. Frente a esto, Socrates le pregunta si su afirmacion tiene que ver con que la mayoria de las demas tecnicas buscan lo que tiene que ver con la opinion, es decir, con las cosas que devienen, y que las personas que se dedican a ellas estudian todo lo referido al cambio y a cuestiones superfluas (“de este mundo” (Fileb, 59a)). A lo que Protarco asiente, pues quien asi procede pone su empeno en “lo que esta, ha de estar y ha estado sujeto al devenir. ”(Fileb, 59a) Por lo que finalmente, se llega a la conclusion de este argumento, segurando que, luego de que quienes ponen su empeno en el conocimiento del devenir, no alcanzan jamas la verdad perfecta ni el conocimiento solido de las cosas en si, entonces, como dice Socrates “tenemos la consistencia, pureza, verdad y, como deciamos antes, integridad o en aquellas cosas que siempre son conforme a lo mismo, del mismo modo y sin mezcla, o en las que mas emparentadas estan con ellas; y todo lo demas hay que decir que es secundario e inferior”[4] Con lo que se expresa, que quienes tienen conocimiento del uso de la dialectica, ellos mismos tienen el conocimiento y verdad de las cosas que “son”, es decir, de las Ideas o Formas platonicas, que son las que se refieren a lo que “es en si”, y que son siempre conforme a lo mismo y sin mezcla. Solo mediante el uso de esta tecnica, se puede acceder a ellas, pues de lo contrario, se permanece en el devenir, en lo que pertenece a este mundo, que no es el de las Ideas, sino de lo que participa de ellas.

Por lo tanto, se ha intentado demostrar la naturaleza de la dialectica, y su razon y necesidad en el discurso platonico. Sin ella, seria imposible llegar a afirmar la teoria de las Ideas presente en la obra platonica. Pues, como se dijo en un comienzo, el metodo socratico (dialectica), apunta a las definiciones de las cosas, es decir, a una diferenciacion entre generos y especies, por lo tanto, supone ver la multiplicidad y la unidad y, del mismo modo, supone la capacidad de desarticular y unificar la realidad. Al contrario de esto, la retorica, no busca mas que persuadir a un receptor acerca de una verdad que el conoce, pero conociendola, tambien es capaz de enganarlo.

La intencion en las dos tecnicas es distinta, pues la dialectica no busca persuadir, sino demostrar, mediante argumentos, y no juega con la verdad, sino que llega a ella mediante su desarrollo. Fuera de esto, la dialectica constituye un dialogo que supone un “descubrir juntos”, y no una simple oratoria. Por esto se podria decir que es la dialectica, como se ha visto, el metodo que corresponde con la actitud propia del verdadero filosofo. Entrando ya de lleno a lo que significa la forma dramatica de los dialogos platonicos, se hace necesario decir que “una de las caracteristicas de las obras modernas sobre Platon es el redescubrimiento de la relacion intima que hay entre la forma literaria y el contenido filosofico (…) (Plato, I, pags. 232 y sigs. Una cosa, al menos, es cierta: en Platon la filosofia no empieza en los comienzos de la discusion dialectica, sino que ha empezado ya en la conversacion preliminar de caracter casual, o en las imagenes jocosas o serias del marco en el que se desenvuelve (…) Hay mucho de jocosa vivacidad en el dialogo… Este es el arte dramatico y la versatilidad de Platon, que hace de el un escritor encantador, pero que no tiene que ver con el filosofo que hay en el”[5] Estas palabras que expresan los pensamientos de personajes entendidos en la filosofia platonica, demuestran la riqueza contenida en los dialogos platonicos y que va mas alla de lo filosofico que se pueda encontrar en ellos. Platon, sin dejar de lado la importancia de los contenidos, no deja de impresionar como un excelente literato, pues es capaz de encantar hasta a un desentendido en sus temas, con su sola forma de narrar.

El ambiente en que se desarrollan los argumentos, la personalidad de sus personajes, y todo lo que rodea a los dialogos, hacen que incluso se puedan leer y fascinar sin entenderlos a cabalidad. Pero la forma de desarrollar la dialectica que utilizo Platon, no fue siempre identica, aunque muchas veces pasen desapercibidas las diferencias. Esto queda demostrado en algunos dialogos importantes como son la Republica, el Fedon y el Banquete, en los cuales la forma utilizada es la narrativa, y no un estilo de conversacion directa (con los nombres de los interlocutores precediendo a sus palabras). Un claro ejemplo se ve en el ultimo de estos dialogos cuando dice: “ No te burles –dijo- y dime cuando tuvo lugar la reunion esa. Cuando eramos todavia ninos –le dije yo- y Agaton triunfo con su primera tragedia, al dia siguiente de cuando el y los coreutas celebraron el sacrificio por su victoria…”[6] Lo mismo ocurre en el Fedon, donde se precisa tambien la forma mas narrativa: “Pues si que puede parecer –dijo Socrates- que asi es absurdo… -A mi si –dijo Cebes-. -Asi pues –dijo el-, ? tambien…”[7] Esta manera de escribir sus dialogos, Platon la fue evolucionando con el paso del tiempo. Aunque la forma empleada en los dialogos mencionados “tiene ventajas dramaticas obvias, ya que Socrates puede describir la escena y las personas implicadas, pero Platon finalmente decidio no emplearla. [8] Aunque seguramente, podria parecer mas logico que se hubiese continuado utilizando la antigua forma narrativa, Platon decide transformarla, y lo dice explicitamente en uno de sus dialogos mas tardios, el Teeteto, cuando, Terpsion le pregunta a Euclides si le puede contar las conversaciones entre Teeteto y Socrates y este le responde: “-Aqui tienes el libro Terpsion. Ahora bien, al escribir la conversacion, no la expongo como Socrates cuando me la conto a mi, sino como el mismo dialogaba con los que habia tenido lugar la discusion. Estos, segun dijo, eran Teodoro, el geometra, y Teeteto. Asi es que, para evitar en la transcripcion la molestia de ir intercalando las formulas que acompanan las afirmaciones de Socrates, tales como “yo decia” o “yo dije”, o las del que contestaba, como “asintio” o “no estuvo de acuerdo”, escribi el relato tal y como Socrates conversaba con ellos, suprimiendo esas expresiones. [9] Y asi comienza a realizarse el dialogo entre Teeteto y Socrates de manera directa. Luego de este argumento, no se puede evitar mencionar, la manera sutil que tiene Platon de introducir este cambio, dentro, incluso, del contexto del mismo dialogo. Esto da a entender tambien, que cualquier dialogo que haya escrito en forma narrativa es anterior a este, aunque tambien existen algunos que son considerados anteriores y que estan escritos en estilo directo. Pero lo que es claro, es que a partir del Teeteto, Platon deja atras la dialectica dada de manera narrativa, y pasa a utilizar unicamente el estilo directo, lo cual significa una clara evolucion en la dialectica platonica.

Ahora bien, al hablar de evolucion en la dialectica platonica, no se esta intentando referirse al metodo socratico en si y a lo que este significa (su objeto), expuesto ya anteriormente, sino mas bien a la forma en la que esta se fue dando con el pasar de los anos, que sin duda, fue cambiando. Dejando de lado el tema de la dialectica en si, se proseguira con lo que se refiere a los personajes en ella. La hipotesis planteada sobre la posibilidad de un estereotipo de personajes en la obra platonica se vera reflejada principalmente en los dialogos Filebo y Teeteto, entre otros que se mencionaran a continuacion. Primero que nada, no se puede comenzar a hablar de los personajes platonicos sin referirse a Socrates. Sin duda, “la principal inspiracion de Platon durante la mayor parte de su vida fue Socrates”[10]. Por eso mismo, en la mayoria de sus dialogos, incluyendo los de su epoca madura, es a el a quien le corresponde su papel.

Platon se identifica con Socrates en todo momento, de tal manera que se hace dificil incluso distinguir cuando es Socrates quien habla o cuando es Platon por medio del mero personaje, aunque se puede deducir que en los dialogos mas tardios Platon ya tenia su propia teoria, y no es una mera traduccion de Socrates. De todas maneras, en el personaje de Socrates se dan cambios notables a traves de los dialogos. “En el Parmenides, Socrates es un hombre joven bastante eclipsado por un Parmenides mayor y reverenciado, y, aunque su papel al principio es importante, permanece en silencio las cuatro quintas partes de la totalidad del dialogo. ”[11] A diferencia de lo que ocurre en otros dialogos mas tardios, en los que se podria decir que Socrates “lleva las riendas” de la conversacion. Aunque esto no significa que el hecho de que aparezca mayor cantidad de veces traduce una mayor conocimiento de los temas tratados.

Es el caso del Timeo, otro dialogo tardio, en el cual Socrates irrumpe en un principio, pero luego da paso a Timeo de Locros para que exponga su argumento y lo desarrolle todo el resto de la obra. Es mucho lo que se podria decir sobre el personaje de Socrates y sobre el hecho de que Platon no aparece en primera persona en ninguno de sus dialogos, pero entrando mas de lleno al resto de los personajes, se intentara construir dos modelos de interlocutores platonicos que se repiten en diferentes dialogos y que probaran la hipotesis de que efectivamente existen estos estereotipos que representan diferentes actitudes; una, la del filosofo, y la otra, su contrario, es decir, la actitud propia del no-filosofo. En el dialogo Filebo, uno de los mas tardios de Platon, concurren tres personajes: Socrates, Filebo y Protarco.

Ya desde los inicios del dialogo, Filebo se muestra un tanto distante y desinteresado por la conversacion, pues se hace presente solo dos veces, hasta que en su ultima aparicion (la tercera), se desliga de la conversacion diciendo: “Tienes razon: me desentiendo solemnemente de toda responsabilidad y ahora pongo por testigo a la diosa misma. ” (Fileb, 12b) Luego de esto, no aparece sino hasta los pasajes 18a-e, donde participa cinco veces, justo cuando Platon empieza a introducir las consideraciones del metodo a seguir y se preocupa de que Filebo este de acuerdo con el rumbo al que estas apuntan. Mas adelante, ya en 22c, Filebo hace una sola aparicion defendiendose de una manera bastante agresiva frente a Socrates. Y finalmente, Filebo aparece por ultima vez entre los pasajes 27e y 28b, cuando el roblema se analiza a la luz de los cuatro generos que Socrates ha introducido (lo ilimitado, el limite, lo mixto y la causa) como criterios organizadores de lo que se debate. Y justo en este momento, Filebo desiste y le recuerda a su amigo: “Protarco, ? No habias elegido hablar tu en mi lugar? ” (28b). Esta ultima intervencion de Filebo hace notar mas que nunca su caracter desinteresado y apatico hacia la conversacion. Y a partir de todo lo mencionado acerca de las apariciones de Filebo, se puede especular que no estaba tan involucrado en la conversacion o que posiblemente no estaba dispuesto a ceder, lo cual se puede deducir por su personalidad algo fria y su actitud a la defensiva que tomo al hacerse presente.

Lo mas seguro, es que podria haberse retirado luego de haber tenido una actitud disposicional negativa. De todas maneras, es Protarco quien ocupa su lugar y se muestra menos agresivo y mas cooperador que Filebo. Es posible que Platon quiera mostrar con este reemplazo que la dialectica necesita este tipo de interlocutor para poder desarrollarse, pues el personaje de Filebo es un claro ejemplo, a partir de lo demostrado, de una actitud a-filosofica. No tiene interes por descubrir las verdades, a lo mas, se podria pensar que esta presente hasta el final del dialogo escuchando la conversacion, pero su falta de intervenciones demuestra que no le interesa para nada la busqueda de las erdades que se investigan en este dialogo. Por todo esto, podemos calificar a Filebo como un modelo de interlocutor “negativo”, pues no coopera en el desarrollo de los argumentos. Por otro lado, existe otro tipo de interlocutor en los dialogos platonicos, que al contrario de Filebo, se muestra participativo y dispuesto a cooperar en la conversacion. Este es el caso de Teeteto, en el dialogo del mismo nombre. Apenas comenzando el dialogo, Euclides se encarga de recordar los atributos positivos que Socrates le habia contado acerca de Teeteto; “(…) en cuanto tuvo oportunidad de tratarlo y conversar con el, quedo muy admirado de las cualidades naturales que poseia.

Cuando fui a Atenas, me conto lo que habian discutido y, desde luego, era digno de oir. Segun decia Socrates, no tenia mas remedio que llegar a ser una persona de renombre, si llegaba a la madurez. ”[12] Estas palabras expresadas por Euclides, pero que reflejaban el pensamiento de Socrates, demuestran la personalidad valiosa que poseia Teeteto. No hace falta citar pasajes que demuestren su colaboracion en el dialogo, pues esta sola descripcion, parece ser suficiente para imaginarse el tipo de interlocutor que era y la disposicion que debe haber tenido para dialogar. Y sobre todo el hecho de que Socrates lo haya dicho (quien en un dialogo tardio como el Teeteto, no encarnaba a nadie mas que a Platon mismo), emuestra que Platon lo situa como un personaje colaborador, es decir, del que posee la actitud propia de un filosofo. De aqui ya se pueden extraer conclusiones. Primero que nada, que de hecho si existen modelos actitudinales en los dialogos platonicos, y que sobre todo, dejando de lado todo contenido filosofico, Platon es capaz, con la sola forma de sus dialogos, y el caracter de sus personajes, de dejarnos otro mensaje. Y es que, la actitud propia del filosofo es aquella participativa en la dialectica. Aquel personaje silencioso, que solo hace apariciones para defenderse o para retirarse del dialogo, no posee la actitud requerida para dialogar, ni menos para ser llamado “amante de la sabiduria”.

Estos dos modelos presentados, que en el caso de Teeteto, se repite en muchos otros dialogos, no dejan de lado la posibilidad de que existan incluso otros modelos que Platon intento presentar indirectamente en su dialectica. El caso de Protarco, por ejemplo, tambien puede significar otro tipo de personaje completamente distinto, pero con caracteristicas tan particulares, que lo hagan digno de llamarse “modelo”. Lo que si se puede afirmar, finalizando esta investigacion, es que Platon propone modelos de personajes en sus dialogos, y que dependiendo de la forma y caracter que cada uno de estos adopte, la dialectica, como metodo filosofico para alcanzar la verdad, podra realizarse. Por tro lado, ha quedado demostrada tambien, la hipotesis de que la forma de hacer dialectica de Platon cambio a medida que fueron evolucionando sus dialogos, lo que demuestra quizas la posibilidad de que haya descubierto en sus ultimos dialogos, la manera correcta de presentar el metodo socratico. Universidad de Los Andes Instituto de Filosofia Seminario “Filosofia y Drama en Platon” LA FORMA Y PERSONAJES DE LA DIALECTICA PLATONICA COMO CARACTERISTICAS ESENCIALES DEL DRAMA EN PLATON Nombre: Josefina Saphores L. Fecha: 27 de noviembre de 2009 Profesor: Marcelo Boeri ———————– [1] Platon: Filebo 58a. Ed. Gredos. Madrid, 1992. [2] Platon: Filebo 58b. Ed. Gredos. Madrid, 1992. [3] Platon: Filebo 58c-d. Ed. Gredos.

Madrid, 1992. [4] Platon: Filebo 59c. Ed. Gredos. Madrid, 1992. [5] W. K. C. Guthrie: Historia de la Filosofia Griega IV. Ed. Gredos. Madrid, 1990. Pags. 14-15. [6] Platon: Banquete 173a . Ed. Gredos. Madrid, 2006. [7] Platon: Fedon 62b-c. Ed. Gredos. Madrid, 2006. [8] W. K. C. Guthrie: Historia de la Filosofia Griega IV. Ed. Gredos. Madrid, 1990. Pag. 52. [9] Platon: Teeteto 143b-c. Ed. Gredos. Madrid, 1988. [10] . K. C. Guthrie: Historia de la Filosofia Griega IV. Ed. Gredos. Madrid, 1990. Pag. 42. [11] . K. C. Guthrie: Historia de la Filosofia Griega IV. Ed. Gredos. Madrid, 1990. Pag. 42. [12] Platon: Teeteto 142d. Ed. Gredos. Madrid, 1988.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *