La ciencia de salir del paso

La ciencia de salir del paso gy Zihuatcteo I Aeza6pR 03, 2010 8 pagos La Ciencia de «Salir del Paso» Charles E. Lindblom, en Luis F. Aguilar Villanueva (Coord. ), Antologías de Política Pública. La hechura de las políticas, México, Miguel Ángel Porrúa. Salir del paso: sistema que en ocasiones es elogiado como forma muy refinada de resolver problemas y otras veces denunciado como la total falta de método. Parte de reconocer la existencia de por lo menos dos metodologías a seguir por el administrador público en la elección y formulación de las políticas. ) El método racional com rehensivo o de la raíz. Edificado a partir de la sltuación b) El método de com la rama. – parte de he edificados sobre el p encarnada en una te org rari s fun r pequeños grados. esivas o método de a vez nuevos, riencia está comenzar por completo a partir de cero. Caracteriza al primero más completo, pero inapropiado en la práctica debido a que: – Sólo se puede practicar si los problemas a resolver son relativamente sencillos. – Presupone capacidades intelectuales y fuentes de información que los hombres no poseen. ¿-l tiempo y el dinero que se puede asignar

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
a un problema de política son limitados. Las funciones y limitaciones legales de las dependencias restringen su atención a relativamente pocos valores y pocas politicas distintas entre las incontables opc opciones que se pueda imaginar. – Los procedimientos que utiliza (investigación de operaciones, la teoría de la decisión estadística y el análisis de sistemas) son técnicas apropiadas sólo en la resolución de problemas en escala relativamente pequeña, donde es pequeño el número total de las variables que deben considerarse y limitados los problemas de valores.

Por lo anterior, estima que el método de las comparaciones imitadas sucesivas es el que los administradores se ven obligados a usar en mayor medida y describe las diferencias entre ambos a través de las siguientes características: Racional comprehensiva (raíz)Comparaciones limitadas sucesivas (rama) Clarificación de valores o de objetivos distintos del análisis empírico de políticas alternativas y habitualmente indispensables para él.

La selección de los objetivos de valor y el análisis empírico de la accion necesaria no son distintos entre sí, sino que están interrelacionados. Por consiguiente, se enfoca la formulación de política por medio el análisis de medios y fines. primero se aislan los fines, y luego se buscan los medios para alcanzarlos. Dado que los medios y los fines no son distintos, a menudo resulta inapropiado o limitado el análisis de medios y fines. La prueba de una política buena es que pueda demostrarse que constituye los medios más apropiados hacia los fines deseados.

La prueba para una política buena es, en general, que varios analistas se pongan de acuerdo en una política (sin estar de buena es, en general, que varios analistas se pongan de acuerdo en una poltica (sin estar de acuerdo en que sea el medio más propiado parta llegar a un objetivo comúnmente aceptado). El anállsis es completo; se toma en cuenta todo factor importante y pertinente. El análisis queda drásticamente limitado así: Se descuidan posibles resultados importantes. – Se descuidan importantes políticas alternativas potenciales. Se descuidan importantes valores afectados.

A menudo hay que basarse claramente en la teoría. Una sucesión de comparaciones reduce mucho o elimina la dependencia de la teoría. 1. Interrelación de la evaluación y el análisis empírico. Lo ideal en la elección de una política sería saber cuánto de cada alor se está sacrificando en aras de otro valor al tomarla. Si bien resulta atractiva la idea de aclarar los valores antes de examinar otras políticas, existe la dificultad de que las personas disienten en muchos valores u objetivos cruciales, además de que los objetivos sociales no siempre tienen los mismos valores relativos.

Por consiguiente, ante la imposibilidad de primero formular los valores socialmente pertinentes y después escoger las políticas para alcanzarlos, los administradores eligen directamente entre diversas políticas con base en sus propios valores, es decir, elige l mismo tiempo entre valores y entre políticas, dicho de otra manera, elige la política para alcanzar ciertos objetivos al mismo tiempo que elige éstos. El administra 31_1f8 elige la política para alcanzar ciertos objetivos al mismo tiempo que elige éstos.

El administrador centra sus decisiones en valores marginales o incrementales. Si se encuentra ante dos políticas, X y Z, ambas le prometen el mismo grado de alcance de objetivos, a , b, c y d. Pero X le promete un poco más de e de lo que le promete Z, mientras que Z le promete un poco más de f de lo que prometía X. Al elelgir entre ellas, en realidad se le está ofreciendo la alternativa de una cantidad marginal o incremental de d a expensa de una cantidad marginal o incremental de f.

Los únicos valores que son aplicables en su elección son estos incrementos por los cuales las dos pollticas difieren. Así pues, se pueden distinguir dos aspectos en el proceso por el cual se manejan los valores en la formulación de las políticas: a) La evaluación y el análisis empírico están entrelazados; es decir, elegimos al mismo tiempo entre valores y entre políticas. b) El administrador no necesita tratar de analizar cualquier valor, ólo los valores en los cuales difieren las diversas políticas, y no debe preocuparse por ellos, salvo en lo que difieren marginalmente. . Relaciones entre medios y fines. La toma de decisiones suele estar formalizada como relación entre medios y fines (característica propia del método raíz), sin embargo dicha relación sólo es posible en la medida que se ha convenido en valores, por ello la relación de medios y fines está ausente en el método de la rama, en que valores, por ello la relación de medios y fines está ausente en el método de la rama, en que se eligen en forma simultánea. La prueba de la buena política. En el método de la raíz la decisión es correcta, buena o racional si puede demostrarse que alcanza cierto objetivo especificado. El método de la rama disiente de lo anterior, puesto que al definirse los objetivos por medio del enfoque marginal o incremental de los valores, no basta para demostrar que una politica es errónea señalar que no se han alcanzado objetivos importantes, sino argüir que se debe preferir otra polítlca.

El acuerdo sobre la política se convierte en la única prueba práctica de lo correcto de esa política. En cuanto poner la política a prueba contra sus objetivos, debe recordase que los propios objetivos no tiene una validez última aparte de aquélla en que se convino. 4. El análisis exhaustivo. Partimos de la premisa de los límites de la capacidad intelectual humana en virtud de la cual nadie puede practicar el método exhaustivo en problemas verdaderamente complejos y el administrador debe simplificarlos en forma drástica.

En el método de la rama se logra sistemáticamente la simplificación de dos maneras: a) La primera medlante una Ilmltaclón de las comparaciones olíticas con aquellas medidas que difieren en grado relativamente pequeño de las medidas ahora en vigor, es decir, sólo se necesita estudiar aquéllos aspectos en que la propuesta alternativa sus consecuen necesita estudiar aquéllos aspectos en que la propuesta alternativa sus consecuencias difieren del statu quo. ) El segundo es la práctica de pasar por alto las importantes consecuencias políticas de ciertas medidas posibles, así como los valores atribuidos a esas consecuencias que se pasan por alto. Explica el autor que dichas exclusiones al parecer hechas al azar o necesariamente son así y que las políticas se pueden formular de manera más inteligente que mediante intentos de una generalización más allá de toda capacidad humana.

Señala que cada valor desdeñado por una dependencia política seria vigilado o resguardado por otra que protegería los intereses en su jurisdicción de dos formas: a) Compensando los daños hechos por otras dependencias. b) Anticipándose y previniendo los daños antes de que ocurran. Así, el sistema puede asegurar un respeto más general a los valores de toda la sociedad que ningún intento de generalización ntelectual.

Cabe señalar que en el método de raíz la inevitable exclusión de factores es accidental, asistemática y no defendible, mientras que en el método de la rama las exclusiones son deliberadas, sistematicas y defendibles. 5. Sucesión de comparaciones. El último elemento distintivo del método de la rama es que las comparaciones, junto con la elección de política, proceden en series cronológicas.

La política no se hace de una vez por todas, se hace y se rehace interminablemente. La decision política es un proceso de apro vez por todas, se hace y se rehace interminablemente. La decisión política es un proceso de aproximación sucesiva a algunos objetivos deseados. Los errores repetidos al predecir las consecuencias de las medldas políticas, por lo que si se procede por medio de toda una sucesión de cambios incrementales evitará los errores graves y duraderos.

Primero, las secuencias pasadas de sus pasos políticos le han dado conocimiento de las consecuencias probables de dar otros pasos similares. Segundo, no tendrá que intentar dar grandes saltos hacia sus metas, para ello requerirla predicclones más allá de su onocimiento, pues no debe esperar que su política constituya la resolución final de un problema, su decisión es sólo un paso que de ser exitoso debe ser seguido por otros y en caso de errar puede remediar con mayor rapidez el error.

Por otra parte, el método de la raíz supone que la teoría es el medio más sistemático y económico de hacer que un conocimiento precedente se aplique a un problema específico, sin embargo, no contamos con una teoría adecuada que aplicar a los problemas de ningún ámbito político, En el método de la rama, para fines de establecer políticas sólo ecesita conocer las consecuencias de cada uno de esos aspectos de las políticas que difieren entre sí, para dicha aspiración no necesita teoría, es decir sólo necesitará hacer un análisis comparativo de los resultados de política pasadas similares.

Con ello supone que el administrador está practicando un méto resultados de política pasadas similares. Con ello supone que el administrador está practicando un método sistemático. Señala que la teoría a veces es de utilidad limitada en la toma de decisiones políticas porque sólo se construye mediante un ran número de observaciones y no es bastante precisa para aplicarla a un proceso político que avance por medio de cambios pequeños y que por el contrario, el método comparativo dirige la atención del analista sólo a aquéllos hechos que son pertinentes para las sutiles decisiones que habrá de considerar.

No obstante que reconoce que el método de las comparaciones limitadas sucesivas carece de salvaguarda interna para todos los valores pertinentes, que puede llevar a pasar por alto medidas excelentes por la única razón de que no fueron sugeridas por la adena de pasos sucesivos que condujeron al presente; estima que se trata de un método superior a cualquier otro en la toma de decisiones para problemas complejos.

Aunado a lo anterior, al cobrar los administradores mayor conciencia de este método podrán practicarlo con mayor habilidad y sabe cuando limitar o extender su uso. Finalmente, dado que cada persona se encuentra influenciada por su propia visión de la cadena de sucesivas opciones políticas tomadas hasta la actualidad, será enriquecedlo par las organizaciones contar con administradores provenientes de diferentes cadenas políticas. 81_1f8