Ispa

Ispa gy Palmeriki A,2Ka5pR 03, 2010 IE pagcs Andalucía Agricultura En Andalucía el peso de la agricultura es muy importante, pero hay que distinguir dos modelos totalmente diferentes: la agricultura tradicional de grandes propiedades y la agricultura intensiva de la costa. Estos dos modelos implican dos pautas de empleo de la fuerza de trabajo. En ambos casos se trata del empleo de grandes cantidades de mano de obra jornalera, pero así como en las zonas de agricultura extensiva el paro agrícola es endémico durante la mayor parte del año. En la costa frecuentemente no se cubren los empleos de temporeros.

El paro es mínimo, ya que se dan varias cosechas al año. El cultivo bajo plástico ha sido el gran factor que ha impulsado la producción agrícola. La agricultura anda propiedades se dedic que la agricultura int hortícolas. Esta es la gran problema de la 16 to View iva d ada. Las grandes al olivo, mientras ica a los productos va de España. El I regadío, sobre todo en la agricultura bajo plástico, que se ha instalado en las regiones más secas del país, debido a que son, también, las que garantizan más dras de calor y más cosechas por aho.

Estas regiones

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
secas ienen, además, el problema de que todos los años algunas lluvias son torrenciales, lo que perjudica las cosechas. El regadío está extendido, fundamentalmente a lo largo del Guadalquivir y e SWipe page en la vega de Granada. En su valle se da una agricultura intensiva con explotaciones de tamaño medio. El barbecho, aunque se practica, está en franco retroceso. El producto estrella de Andalucía es el olivar, sobre todo el aceite. Jaén y Córdoba son las regiones productoras más importantes del mundo. Le siguen todo tipo de productos hortícolas, que se cultiva en función de la demanda esperada.

Entre estos cabe destacar el cultivo de la fresa en la costa onubense. En el valle del Guadiana y la vega de Granada, a parte del olivar, encontramos los cultivos cerealisticos y la remolacha azucarera. El viñedo es un cultivo tradicional en Andalucía. Su producción no es muy grande pero sí de gran calidad. También encontramos en Andalucía importantes extensiones de pasto, claro que en las provincias más ganaderas: Córdoba, Granada y Huelva. La agricultura andaluza está sufriendo un proceso de transformación que la está convirtiendo en una de las agriculturas más rentables del mundo.

El cambio de la agricultura no sólo implica un cambio en el modelo de explotación sino de todo un sistema social, hoy obsoleto, en el que los grandes terratenientes explotaban una gran cantidad de mano de obra jornalera cautiva ante la falta de alternativas. EL CLIMA EN ANDALUCÍA La variabilidad del clima en Andalucía se debe fundamentalmente a la del propio medio natural que, condicionado por factores como la posición geográfica y la complejidad orográfica, se caracteriza por sus múltiples matices. El clima en 2 OF posición geográfica y la complejidad orográfica, se caracteriza or sus múltiples matices.

El clima en Andalucía se encuentra muy influenciado por su localización geográfica, a caballo entre dos mares y entre dos continentes, así como por su compleja orografía. Su comportamiento medio se caracteriza a través de variables climatológicas como la precipitación, la temperatura y la insolación. Actualmente el cambio climático esta reconocido internacionalmente como el problema más importante a escala global relacionado con el clima. Sin embargo existen otros problemas climáticos que afectan al medio ambiente que presentan una gran relevancia a escala regional.

Este es el caso de la sequia, que en el clima mediterráneo sucede de manera recurrente; la desertificación, que provoca el deterioro del potencial biológico del suelo; y la destrucción de la capa de ozono, que protege a los seres vivos de las radiaciones ultravioletas El clima de Andalucía es de tipo mediterráneo, es decir, de dominio cálido, con inviernos cortos y temperaturas suaves, veranos cálidos, y precipitaciones irregulares y escasas, que se concentran entre el otoño y la primavera, ausentes casi por completo en el verano. En este conjunto, sin embargo, se distinguen importantes matices y también agudos contrastes.

Horas de sol / año: mas de 3. 000 Temperatura máxima: 230 Temperatura mínima: 120 Horas de sol 2. 800/3. 000 Nieve: permanente en Sierra nevada EL RELIEVE EN ANDALUCIA El relieve de Andalucía tiene una gran complejida nevada El relieve de Andalucía tiene una gran complejidad tanto en su formación como en sus materiales y estructuras. Esta complejidad nace en gran extensión superficial (87. 268 km2) de Andalucía y en la larga y compleja historia geológica de su relieve. Además, si entendemos el relieve como accidente que configura el espacio, puede ser considerado como el principal factor que a a configurar el medio natural.

De esta forma, las barreras orogénicas y su disposición van a configurar el clima, la red fluvial, los suelos y su erosión, los pisos bioclimáticos, etc. por lo tanto el relieve va a configurar no solo los recursos naturales, sino también su forma de aprovechamiento. [l El relieve andaluz se caracteriza por el fuerte contraste altitudinal en el relieve. En sus fronteras se dan las mayores cotas de la Península Ibérica y casi un 15 % del territorio por encima de 1. 000 m; frete a las zonas deprimidas, con menos de 100 m de altitud en la gran Depresión Bética.

En las pendientes, se produce el mismo fenómeno. Contrasta el 40% de superficie prácticamente llana de la Depresión Bética y del Surco Intrabético, con un 45% con superficies abruptas y montañosas, siempre con una pendiente superior al 15%. Por último, en cuanto a las costas andaluzas, el litoral atlántico con predominio abrumador de playas y costas bajas; por su parte el litoral mediterráneo tiene una presencia muy importante de acantilados sobre todo en la axarquía malagueña, Granada y Almer(a. No es de extr 40F importante de acantilados sobre todo en la axarquía malagueña, Granada y Almer(a.

No es de extrañar que esta dicotonomía en el relieve andaluz produzca una importante influencia en las formas de ocupación y explotación de estos territorios, presentando diversas potencialidad y constricciones. Su determinación es tal, que va a configurar una compartimentación primaria de los distintos espacios, coincidiendo con las barreras montañosas mas importantes de Sierra Morena, Sistema Subbético y Sistema Penibético Sierra Morena, al mismo tiempo que marca una ruptura entre Andalucía y la Meseta, presenta una gran separación, acrecentanda por su despoblamiento, entre la Sierra y la

Campiña. Huelva, Sevilla, Córdoba y Jaén. Las Cordilleras Béticas suponen una gran barrera que dificulta la comunicación entre la Campiña y el Surco Intrabético. Especialmente el aislamiento es ejemplarizante entre la Campiña jiennense y las depresiones intrabéticas del norte de Granada y Almería. Esta barrera montañosa es tal que ha provocado la diferenciación entre la alta y baja andalucía, incrementada por factores históricos ligados a la reconquista y a la repoblación.

El sector cordobés y sevillano del subbético es mucho más compartimentado, dejando amplios pasillos para la comunicación ntre la Campiña y los LLanos de Antequera, para penetrar con fasilidad en la Depresión de Granada. Por último, el Sistema Penibético ejerce de barrera aisladora entre el litoral mediterraneo y el interior. El hecho de la no existencia de pasill s OF barrera aisladora entre el litoral mediterráneo y el interior.

El hecho de la no existencia de pasillos transversales hace que los cursos fluviales individualicen el territorio en grandes unidades aisladas: Altiplanicie de los Vélez, Desierto de Tabernas, Alpujarras, Tierra de Alhama, Montes de Málaga y Serranía de Ronda-Grazalema. ENERGIAS RENOVABLES Existen dos tipos de energias renovables y no renovables. Se denomina energía renovable a la energ(a que se obtiene de fuentes naturales virtualmente inagotables, unas por la inmensa cantidad de energía que contienen, y otras porque son capaces de regenerarse por medios naturales.

Las fuentes renovables de energía se basan en los flujos y ciclos naturales del planeta. Son aquellas que se regeneran y son tan abundantes que perdurarán por cientos o miles de años, las usemos o no; además, usadas con responsabilidad no destruyen el medio ambiente. La electricidad, calefaccion o refrigeración generados por las fuentes de energías renovables, consisten en el aprovechamiento de los recursos naturales como el sol, el viento, los residuos agrícolas u orgánicos. Incrementar la participación de las energías renovables, asegura una generación de electricidad sostenible a largo plazo, reduciendo la emisión de C02.

Aplicadas de manera socialmente responsable, pueden ofrecer oportunidades de empleo en zonas rurales y urbanas y promover el desarrollo de tecnologías locales. Dos ejemplos de energias renovables puede ser la energía eólica la energia solar: Ene 6 OF locales. Energía eóllca: Es la fuente de energía que esté creciendo más rápidamente y, si los gobiernos le aseguran el apoyo necesario, pod ia cubrir en el 2020 el 12% de toda la electricidad mundial. Se considera que vientos con velocidades promedio entre 5 y 12. 5 metros por segundo son los aprovechables.

Energía solar: La energía solar que recibe nuestro planeta es resultado de un proceso de fusión nuclear que tiene lugar en el interior del sol. Esa radiación solar se puede transformar directamente en electricidad (solar eléctrica) o en calor (solar érmica). El calor, a su vez, puede ser utilizado para producir vapor y generar electricidad. La disponibilidad de los recursos hídricos Generalmente se puede considerar que los recursos h[dricos en una cuenca hidrográfica son renovables, y se originan casi exclusivamente por las precipitaciones, en sus varias formas sobre la misma cuenca.

La excepción, a que todos los recursos hídricos puedan ser renovables está constituida por los bolsones de aguas subterráneas fósiles, es decir acuíferos existentes, que actualmente, por modificaciones climáticas o cambios orográficos curridos en tiempos geológicos, ya no tienen fuente de recarga. Por otra parte, forma parte de los recursos hídricos subterráneos de la cuenca también las aguas que fluyen en el acuífero procedentes de cuencas vecinas. Las precipitaciones, sigen el ritmo dictado por el clima de cada región, el cuencas vecinas. egión, el que generalmente no coincide con las demandas de los diversos usuarios. En la fase de planificación de los recursos hidricos se requiere conocer registros históricos de un mínimo de 15 a 20 años, de las principales variables hidrometeorológicas. Generalmente se lanifica considerando la disponibilidad hídrica de la cuenca que tenga una permanencia del 75% de los años. LA FLORA Y LA FAUNA EN ANDALUCIA La flora y fauna andaluza es de una enorme variedad.

Por ello no debe extrañar que Andalucía cuente con la mayor parte de los espacios naturales protegidos de España. Especialmente destacables son los parques nacionales de Doñana y Sierra Nevada. Le siguen 23 parques naturales y numerosos parajes y reservas naturales. FLORA EN ANDALUCIA La flora de Andalucía es de una variedad sorprendente, fiel reflejo de una tierra con numerosos contrastes. En las dehesas de elevación medio-altas y en las grandes extensiones de olivos hay una perfecta mezcla de vegetación, ideal para la ganadería y para todo tipo de animales.

En las sierras domina una vegetación llamada monte mediterráneo, conjunto de árboles y arbustos medianos y altos, como encinas, alcornoques, lentiscos, enebros, jaras, así como plantas aromáticas (tomillo, romero, lavanda) y brezos. En la sierra alta y en la costa existen numerosos tipos de pinos, aunque el pinsapo sólo se encuentra en los parques naturales de la Sierra de Grazalema, Sierra d insapo sólo se encuentra en los parques naturales de la Sierra de Grazalema, Sierra de las Nieves y Sierra Bermeja.

En los valles de los ríos, los arroyos y alrededor de las lagunas crecen fresnos, sauces y chopos; en las zonas húmedas se alzan carrizos y cañas. En las ciudades, el naranjo amargo, el limonero y diversos tipos de plantas y flores adornan calles, parques y patios. También se pueden encontrar numerosos árboles autóctonos y tropicales, como cipreses, higueras, palmeras y jacarandas. En Andaluc[a hay dos recintos protegidos de máxima categoria: Parque Nacional de Doñana (desde 1969) Parque Nacional Sierra Nevada (desde 1999).

FAUNA EN ANDALUCIA La fauna que se halla en los recintos naturales protegidos de toda Andalucía es de una gran riqueza y variedad. Entre sus animales hay varias especies en peligro de extinción: la foca monje, el pato malvasía, el águila imperial, el lince ibérico o el meloncillo, todos ellos mamíferos predadores. En los bosques y las sierras habitan el jabalí, el gamo, la cabra montés, el muflón y gran número de aves rapaces. En las zonas húmedas se refugian y anidan una gran variedad de pajaros y en ellas hacen su estación invernal las ves migratorias.

El flamenco rosado se puede ver en Doñana y en las mansmas del rio Odiel (Huelva), pero sólo anida en la laguna Fuente de Piedra (provincia de Málaga). Lagartos, salamandras, serpientes no venenosas e incluso escorpiones habitan en las zonas calientes y secas. Por el cielo de las ciudades andaluza se pueden ve las ciudades andaluza se pueden ver volar golondrinas, vencejos, cernícalos y algunas cigüeñas. En las dehesas se practica la ganadería del toro bravo y del cerdo ibérico. El caballo andaluz, famoso en el mundo ecuestre, es un cruce de razas árabe, berberisca y nativa.

Hidrografía Los ríos andaluces que desembocan en el Mediterráneo son poco caudalosos y cortos ( el Almanzora, el Almería, el Adra, el Guadalfeo, el Guadalhorce, el Guadiaro), debido a la proximidad de las cordilleras al litoral. En el Atlántico desaguan ríos de curso más largo y mayor caudal. El más importante es el Guadalquivir. Otro gran rio es el Guadiana, fronterizo con Portugal. Otros ríos menores de la vertiente atlántica son el Odiel y el Tinto. Ríos Andalucía reparte sus aguas entre cinco cuencas hidrográficas, la del Guadiana, la del golfo de Cádiz, al del Guadalquivir, la del

Segura y la Sur, en la que encontramos varios ríos. El Guadlana nace en los manantiales de Pinilla (Albacete) y desemboca en un gran estuario en Ayamonte, tras hacer de frontera con Portugal desde el embalase de Chanza. Sus afluentes españoles le llegan por la izquierda. Los principales son el Chanza, que nace en la sierra de Aracena y también hace de frontera con Portugal; y el Rivera, afluente por la izquierda del Chanza. Los ríos Tinto y Odiel se encuentran en el interfluvio de las desembocaduras del Guadiana y el Guadalquivir, en la provincia de Huelva, y fla