INTENTO DE UNIR TRABAJOS

INTENTO DE UNIR TRABAJOS gyJoseHcctor-Muñoz cbenpanR 10, 2016 2g5 pagcs caratula ÍNDICE Introducción 6 INTERNACIONAL 7 [AFRICA 8 A. DATOS GENERALES8 B. DIMENSIONES DE LA REALIDAD 10 II. OCEANÍA 15 A. DATOS GENERALES 15 B. ANÁLISIS DE LAS ÁREAS DE LA REALIDAD 17 C. IDENTIFICACIÓN DE FUERZAS SOCIALES 24 D. CORRELACION DE FUERZAS 27 E. CONTRADICCIONES Y COYUNTURA ACTUAL 45 III . EUROPA 47 A. DATOS GENERALES47 B. ANALISIS DE LAS AREAS DE LA REALIDAD 49 DIMENSIONES 52 o C. IDENTIFICACION DE FUERZAS SOCIALES 62 IV. NORTE AMÉRICA67 A. DATOS GENERALES67 B. ÁREAS DE LA REALIDAD67 C.

IDENTIFICACIÓN DE LAS FUERZAS SOCIALES 78 D. CORRELACION DE FUERZAS 79 IDENTIFICACION DE CONTRADICCION Y TIPO DE COYUNTURA 79 V. AMERICA DEL SUR80 A. Datos generales 80 B. Análisis de las fuerzas de la realidad 88 C. Identificación de Fuerzas Sociales 93 D. Correlación de Fuerzas 95 VI. COYUNTURA DE CENTROAMERICA Y EL CARIBE99 VII. CENTROAMERICA 106 Población Económicamente Activa 1 67 3. SITUACION DEL DESEMPLEO 169 4. SITUACIÓN DEL SUBEMPLEO 171 5. TRABAJO INFANTIL 171 a) ngresos 173 C. SECTOR EXTERNO 175 . Exportaciones no tradicionales 175 2. Exportaciones tradicionales 176 3.

IMPORTACIONES 177 . REMESAS 177 D. SISTEMA FINANCIERO SALVADORENO 178 E. EL MANEJO

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
DE LA POLÍTICA FISCAL, INVERSIÓN Y MOVILIZACION DE RECURSOS POR PARTE DEL GOBIERNO DE EL SALVADOR DURANTE EL QUINQUENIO 2014-2019. 180 1. LINEAMIENTOS DE POLÍTICA FISCAL DEL QUINQUENIO 2014-2019 180 F. Logros de la política fiscal del Quinquenio 2014-2019 en el primer año de gobierno. 184 1. Lineamientos para la inversión pública y el gasto corriente 188 2. Logros del para la inversión pública y el gasto corriente en quinquenio 2014-2019 en el primer año de gobierno 190 G.

Las bases constitucionales y legales de los sistemas de ensiones 199 H. Sobre los trabajadores agrícolas y domésticos 205 l. LOGROS DEL LINEAMIENTOS PARA LA INVERSION PUBLICA Y EL GASTO CORRIENTE 212 J. PROYECCIONES FISCALES Y MACROECONOMICAS214 K. ECONOMIAAGROPECUARIA 216 L. BAJA PRODUCTIVIDAD EN EL SECTOR DE LOS TRANSABLES 219 M. INFLUENCIA DEL CRIMEN ORGANIZADO EN LA ECONOMÍA SALVADORENA 221 N. Condiciones de vida de pobres 239 O. PERSPECTIVA PARA EL DESARROLLO ECONÓMICO EN EL SALVADOR EN EL QUINQUENIO 2014-2019240 IV. DIMENSIÓN IDEOLÓGI A.

LA FAMILIA 244 244 LA PSICOLOGIA DE LAS FUERZAS SOCIALES263 G. CONSIDERACIONES FINALES ACERCA DE LA DIMENSION PSICOLÓGICA EN LA REALIDAD SALVADOREÑA264 TECNOLOGICA256 A. TECNOLOGÍA Y SEGURIDAD NACIONAL267 B. TECNOLOGÍA EN LO SOCIAL 268 C. TECNOLOGÍA AL SERVICIO IDEOLÓGICO DEL MERCADO 268 VII. FUERZAS SOCIALES EN EL SALVADOR 270 A. Contexto histórico de las fuerzas sociales salvadoreñas 270 B. Período de la guerra 272 C. Periodo de la post guerra 274 D. PERIODO DE LA LUCHA POR LA SALUD PUBLICA 2000279 E. periodo de camblos en las organizaclones populares, FMLN al poder 2009286 F.

Los cambios dentro de la derecha salvadoreña y la nueva correlación de fuerzas 289 G. Actuales fuerzas sociales en El Salvador 291 Introducción El presente documento consta del primer avance del análisis de coyuntura económica y social, ha sido elaborada por las y los estudiantes de quinto año de la Llcenciatura en Sociología, Facultad de Ciencias y Humanidades, Escuela de Ciencias Sociales «Licenciado Gerardo Iraheta Rosales» de la Universidad de El Salvador, para la Acción Académica de Coyuntura Económica y Social, Ciclo 1-2015.

En este primer avance, se intenta plasmar el análisis coyuntural correspondiente al periodo de Enero a Mayo de 201 5, donde se incluye la coyuntura internacional subdividida en continentes, en l documento se identifican los datos generales que constan de información histórica, asi como información actual de los mismos, posteriormente se identifican las dimensiones de la realidad, con el objetivo de exponer de forma global la situación que se presenta en dichas regiones, para posteriormente hacer un esfuerzo por identificar la esfuerzo por identificar las fuerzas sociales y su correlación.

En cuanto a la coyuntura nacional, se incluyen las dimensiones de la realidad, las cuales son: Ideológico-Cultural, polítlco, Económico, Psicológico, Tecnológico. Para posteriormente identificar la correlación de fuerzas sociales, mediante la utilización de categorías como antagonismos, totalidad, articulación, entre otros; tratando de analizar la contradicción principal y la fundamental, las cuales son las que van a determinar qué tipo de coyuntura es la que se experimenta en el país.

Surge la necesidad de construir un análisis de coyuntura a partir de que no es posible analizar la realidad nacional sin tener en cuenta todos los ángulos del acontecer internacional, pues tienen influencia en todas las dimensiones de la vida nacional, ratando de identificar los posibles escenarios que pueden llegar a determinarse a partir de la lucha que libran las fuerzas sociales. INTERNACIONAL l. AFRICA En el continente africano (Figural), formado por 58 países y áreas (véase el Anexo), hay ecosistemas sumamente diversos.

Este continente representa el 14% de la población mundial. Los 635 millones de hectáreas de bosques de la región representan el 21 ,4 % de su superficie terrestre. La cuenca del Congo alberga el segundo bloque continuo de bosque tropical más grande del mundo (Figura 2). A. DATOS GENERALES l. DEMOGRAFÍA La población de África Aumentó desde los 472 millones de habitantes en 1980 hasta los 943 millones en 2006 y se espera que alcance los 1,200 millones en 2020 (Figura 3). Aunque la tasa de crecimiento anual es espera que alcance los 1 ,200 millones en 2020 (Figura 3).

Aunque la tasa de crecimiento anual está disminuyendo (desde el 2,5 % entre 1990 y 2000 hasta un 2,1 % estimado entre 2010 y 2020), el incremento en valor absoluto implica una mayor presión sobre los recursos. África esté siendo objeto de una rápida urbanización. En 2020 el 48% aproximadamente de la población total será urbana. Sin embargo, con la excepción de la mayor parte de África septentrional, este continente seguirá siendo en gran medida rural en el próximo decenio y en los siguientes.

Se prevé que la población rural se incremente en 94 millones de personas entre 2005 y 2020. El VIH/SIDA continuará afectando a los recursos humanos y financieros de algunos países. Para los que se valora que tendrá efectos o consecuencias como: Drástica disminución de los recursos humanos y financieros, lo que reduce las posibilidades de inversión a largo plazo. Aumento de la dependencia de los productos forestales, sobre odo los que son fáciles de recolectar. Pérdida de los conocimientos tradicionales.

Escasez de mano de obra cualificada y no cualificada, que perjudica a la actividad forestal porque afecta a todos los sectores clave, como las industrias madereras, la investigación, la educación, la capacitación, la extensión y la administración forestal. Incremento de los costos de la industria a causa del ausentismo y del aumento del gasto en el tratamiento. Reducción de las inversiones del sector público en la actividad forestal, pues la mayoría de los gobiernos tendrán que destinar na mayor parte de sus presupuestos a la asistencia santana y a la lucha contra el VIH/SIDA. ayor parte de sus presupuestos a la asistencia sanitaria y a la lucha contra el VIH/SIDA. B. DIMENSIONES DE LA REALIDAD 1. ECONOMíA En 2006, África contribuyó en un 2,3 %, de manera aproximada, al producto interno bruto (PIB) mundial. Desde el año 2000 la sltuación económica general ha mejorado: la tasa de crecimiento del PIB ha aumentado desde un 2,3 %, en promedio, entre 1990 y 1999, hasta más del 5 % desde 2000, y se situó en el % en 2007 (FMI, 2008). Es probable que esta alta tasa de crecimiento e mantenga a mediano plazo (Figura 4).

No obstante, a pesar del aumento del crecimiento del PIB, la tasa de crecimiento de los ingresos per cápita permanece baja debido al aumento de la población (a excepción de Sudáfrica). La reducida tasa de ahorro e inversión local, la falta de uniformidad del crecimiento y la desigualdad de la distribución de los ingresos continúan siendo motivo de preocupación. Los recientes repuntes del crecimiento son consecuencia, en parte, de los altos precios del petróleo y de otros productos básicos.

La contribución de la agricultura al valor agregado bruto ha isminuido desde un 20 % en la década de 1990 hasta el 15 % en 2006. Sin embargo, la agricultura es fundamental para los medios de subsistencia, ya que originó el 70 % del empleo rural en 2005. La productividad per cápita de la agricultura es extremadamente baja en comparación con otras regiones, y la disminución de Los ingresos agrícolas han aumentado la dependencia respecto al trabajo fuera de la explota cluida la recogida de leña y PFNM y la producción d y la producción de carbón vegetal.

En gran medida, han sido las exportaciones de productos básicos las economías emergentes asiátlcas las que han impulsado el crecimiento económico de África desde 2000, y parece que continuará siendo así. Las industrias de África afrontan importantes desafíos, sobre todo a causa del aumento de la competitividad en los mercados nacionales y mundiales.

Se prevé que la participación en los mercados mundiales seguirá siendo desigual debido a las limitaciones de los marcos normativos e institucionales, la infraestructura, el desarrollo de los recursos humanos, el clima de inversión y la competitividad. Los mercados africanos slguen siendo pequeños y fragmentados, aunque os mecanismos de integración regional y subregional, como la Comunidad Económica de los Estados del África Occidental (CEDEAO)y la Comunidad para el Desarrollo del África Austral (SADC), están comenzando a dar resultados. . POLÍTICAS E INSTITUCIONES La demanda de la sociedad civil de transparencia y buena gobernanza está propiciando cambios fundamentales en África. La descentralización de la autoridad y los enfoques participativos de la ordenación de los recursos estén siendo objeto de una gran aceptación. Sin embargo, los conflictos perjudican el desarrollo social y económico en varios países.

Algunas dificultades persistentes que se identifican a lo largo de territorio Africano, tales como: Sectores de alta prioridad como la agricultura, la minería, el desarrollo industrial y la energ(a tienen mayores efectos sobre los bosques que la política forestal; Inconsistenclas de las leyes que regulan las inversiones; Deficiencia de la gobe politica forestal; Inconsistencias de las leyes que regulan las inversiones; Deficiencia de la gobernanza y corrupción en algunos países; Incertidumbre sobre la tenencia de la tierra, marcos jurídicos débiles y otras limitaciones para el desarrollo de un sector rivado competitivo; Reducción de la capacidad de los organismos públicos, incluida la investigación, la educación, la formación y la extensión. 3. CIENCIA Y TECNOLOGÍA Con la excepción de Sudáfrica y algunos parses de África septentrional, el desarrollo de la ciencia y la tecnología en la reglón ha Sldo relatlvamente lento debido, sobre todo, a los siguientes factores: una escasa inversión en educación científica y en investigación; una elevada proporción de actividades económicas correspondientes al sector de la economía informal, lo que reduce el interés por las inversiones eninnovación; l fracaso en el desarrollo y uso de la sólida base de conocimientos tradicionales de África para hacer frente a los problemas modernos.

Además, la investigaclón y la búsqueda de información sistemática no suelen formar parte de la planificación y la creación de políticas sobre desarrollo. Las comunicaciones mediante teléfono móvil e Internet, sin embargo, están mejorando el acceso a la información. A nivel general la situación. Se requieren esfuerzos considerables para modernizar el marco institucional y reforzar asi la base científica y tecnológica. En caso contrario, es probable que los grandes vances eludan al desarrollo africano o, en el mejor de los casos, beneficien sólo a un pequeño porcentaje de la población. 4. GEOPOLÍTICA Y CONFLICTOS EN ÁFRICA SUBSAHARIANA Si, a pesar de esa pot de la población. 4.

GEOPOLI ICA Y CONFLICTOS EN AFRICA SUBSAHARIANA Si, a pesar de esa potencialidad desmesurada de riqueza, la sltuación de bienestar del conjunto de la población africana es desgraciadamente tan deplorable, esto sólo puede interpretarse como el corolario inmediato de una fracasada gestión de los asuntos públicos por parte de la mayoría de los que ostentan el oder en estos países y de una mezcla de olvido y prepotencia por parte de algunos actores externos a la región, en una división del trabajo que parece condenar a África a mero suministrador en bruto de recursos naturales de todo tipo. En esta caracterización inicial tampoco puede obviarse que África es el lugar más afectado mundialmente por los conflictos armados. Baste con señalar que de los 13 millones de víctimas mortales registradas en la totalidad de las guerras de la pasada década, eran africanas. El continente es el mejor ejemplo de lo que ya aprendimos tras la superación de la confrontación bipolar ue caracterizó buena parte del pasado siglo: que las amenazas a la seguridad son globales y no militares en su esencia.

Nos referimos no sólo a las amenazas clásicas -como la proliferación de armas de destruccion masiva—, sino a las que entonces se consideraron impropiamente como «nuevas», entre las que sobresalen la pobreza, el hambre, las pandemias, los flujos descontrolados de población y el cambio climático, pero también el terrorismo internacional, la criminalidad organizada y los comercios ilícitos. odas ellas son amenazas globales en el sentido de que no onocen fronteras y de que tienen, por tanto, capacidad para afectarnos a todos, sin que nadie tenga, en soli fronteras y de que tienen, por tanto, capacidad para afectarnos a todos, sin que nadie tenga, en solitario, capacidad real para hacerles frente con ciertas garantías de éxito. Y son no militares en tanto que sus causas subyacentes responden a fracasos de convivencia, desigualdades horizontales entre grupos, codicia o permanencia de agravios comparativos.

En resumen, son amenazas que sólo se pueden confrontar aplicando una estrategia multilateral y multidisciplinar, en la que los nstrumentos protagonistas deben ser los civiles -diplomáticos, sociales, políticos y economicos- con el necesario complemento de los de naturaleza militar, entendidos como mecanismos de último recurso. Ante este panorama, lo que se pretende en lo que sigue es, básicamente: • Introducir el tema para facilitar el seguimiento y la comprensión de los asuntos que componen el resto de este volumen, en el que se analizan con mayor detalle algunas de las claves de desarrollo y seguridad que conforman la realidad africana.

Identificar las características principales de la región desde una erspectiva geopol(tica y geoeconomica. Determinar los retos y desafíos más sobresalientes de la agenda de seguridad africana. Comentar los rasgos más destacados de la actuación de algunos actores internos y externos en África. Apuntar algunas tendencias de futuro en el marco globalizado en el que nos toca movernos. II. OCEANÍA Es el continente más pequeño existente, conformado en su mayor(a de territorio por Australia, y diversas islas mayores, Nueva Zelanda y Nueva Guinea, a su vez conformado por numerosa sub islas situadas en la zona oriental del oceano pacífico, I