I Parte Metodologia Corregido

I Parte Metodologia Corregido gy angclcdumr 13, 2016 g pagos Universidad Nacional Experimental del Táchira Vicerrectorado Académico Departamento de Licenciatura en Música Metodología de la Investigación Desarrollo de la Cátedra de formación a docentes activos y futuros instructores de educación especial en el área musical. org to View nut*ge Arturo Bravo C. 1 20. 6 Yessika García C. 1 21. Ángel Martínez C. 1 21. 221. 677 Jhon Moreno C. 1 20. 880. 78 San Cristóbal, Junio de 2014 Planteamiento del Problema Con la creciente producción musical y constantes avances en la ducación y formación activa a quienes fungen como instructores, talleristas o directores de cualquier cátedra o agrupación en las diferentes instituciones musicales de la región, nace la inquietud de preparar el campo en este aspecto para los profesionales o virtuosos que desean incursionar en el quehacer pedagógico para niños, jóvenes y adultos con necesidades especiales y habilidades resto de la sociedad, ya sea por sobreprotección o por vergüenza.

En la mayor parte del mundo, conocer a un joven, niño o en el menor de los casos adulto con necesidades especiales, significaba oda una hazaña de alardeo y mucho más difícil era encontrarlos en escenarios comunes y cotidianos compartiendo codo a

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
codo con quienes se consideran personas regulares en sus potencialidades.

Por otra parte como cita el maestro Jhonny Gómez creador del Programa de Educación Especial para el Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela en su discurso inaugural: La música, ha sido siempre una disciplina relacionada con el área intelectual, que se puede sintetizar en el desarrollo de los diferentes hemisferios cerebrales y poner a funcionar no solo el enio creativo, sino la lógica y analítica de manera simultánea.

Esta rama artística si goza con un podio en la educación casi antes del nacimiento de la misma; pues ha sido la música la cúspide de las universidades en la Antigua Grecia (cuna de las alma mater), y ha sido modificado su pensum a lo largo de los siglos hasta conseguir las modalidades de enseñanza con las que hoy gozamos.

Unir dos disciplinas tan extremas y cercanas no es tan descabellado como a primera instancia debe suponer; quizá siguiendo la frase famosa: “la música es un lenguaje universal y expresa los sentires reales del alma”; se suponga sencillo realizar n puente entre esta y aquella hermosa e incomprendida minoría sedienta de oportunidades, o quizá porque dentro de cada individuo existe un niño con necesidades especiales sediento de iluminación.

Este proceso de masificación de la educación musical para personas con discapacidad o neces personas con discapacidad o necesidades especiales (termino recientemente aprobado para catalogar a estas personas) no es un asunto ajeno; pero si novedoso; se encuentran sus orígenes quizá en los estudios de herramientas pedagógicas musicales empleadas por Jean Jacques Dalcroze o Zoltan Kodaly en la Europa Impresionista del Siglo XX, quienes ponían en práctica sus métodos con todos los niños que se cruzaban en sus respectivas academias.

Es explotado y desarrollado en Latinoamérica casi como precursor del mismo pues si bien se puede conseguir alguna raíz en Europa y EEUU; es realmente en el continente habla hispano donde se encuentran a niños, niñas y jóvenes con necesidades especiales sobre escenarios participando de alguna forma en agrupaciones musicales o en aulas recibiendo alguna cátedra musical; se conocen escasos casos de estos acontecimientos pero si muy marcados en Colombia de la mano de una maestra en la

Región de Pasto y el Chocó quien recibe dicha población en su hogar y con ellos forma pequeños ensambles rítmicos; y en Costa Rica con su programa de integración social puesto en funcionamiento a finales de los 90 • .

Es Venezuela, otro de los precursores abanderados de estas nuevas tendencias educacionales; con la promoción de docentes normalistas musicales a lo largo y ancho del territorio, se aseguraban al menos uno de ellos, de dictar cátedra a niños y niñas de numerosos poblados remotos con necesidades especiales, donde generalmente se encontraban algunas agrupaciones vocales de poco éxito y proyección; esto claro está, or la poca c remota formación que tenían estos profesionales pa claro está, por la poca o remota formación que tenían estos profesionales para enfrentarse a tan mencionadas personalidades.

Con la explosión cultural del Sistema Nacional de Orquestas y Coros Juveniles e Infantiles de Venezuela, institución erigida por e Maestro José Antonio Abreu; se abrió espacio a una incesante investigación que nacería en el seno de la ciudad Larense de Barquisimeto, desarrollándose por un par de décadas como un sueño casi imposible, es después de iniciado el siglo XXI que entra n vigencia la creación del Programa de Educación Especial, dentro de la protección de supervisión de este movimiento nacional.

Ménda, Aragua, Lara, Nueva Esparta y Táchlra son por ahora los estados que cuentan con la incorporación de este Programa modelo abriendo sus puertas dentro de sus respectivas aulas musicales a una enorme cantidad de personas con necesidades especiales en sus diferentes áreas de atención; Déficit Visual, Déficit Auditivo, Discapacidad Motriz, Déficit Cognitivo, Autismo y Dificultad en el Aprendizaje.

El Estado Táchira cuenta con el privilegio de este departamento e integración social activo con 5 años de vigencia y evolución, ha sido expansivo y se reproduce en 4 municipios más fuera del capitalino san cristobalense, y ofrece a su estudiantado más de 9 agrupaciones en las cuales hacer prácticas continuas musicales y más de 1 S Cátedras (según la nómina y estadística manejada por la Coordinación Académica del Programa de Educación Especial Táchira), donde reciben atención personalizada para los mismos; es precisamente este quien invita junto a las cátedras musicales de las instituciones especiales propias del Ministerio de Educación Regional el nuevo usicales de las instituciones especiales propias del Ministerio de Educación Regional el nuevo proceso creador de desarrollar no las discapacidades bien marcadas, sino de explotar las múltiples habilidades con las que estos individuos nacen al punto de asolapar las carencias y dejarlas en simples sombras. Si bien se puede destacar que en la actualidad son muchas las instituciones que apoyan económicamente y socialmente la inclusión de las personas con diversidad funcional a las ramas art[sticas, no se puede negar que como muchos organismos, en oportunidades es difícil realizar estas maravillosas labores, quiza na causa de estas situaciones sea que el pensamiento cultural e idiosincrásico del venezolanismo es tan utópico como idealista, y no se centra en las realidades que vive realmente el cudadano.

Una gran falta de interés por el colectivo parte de esa frescura o punto de relajación del común denominador de los habitantes de esta nación juega a veces en contra como en favor, y es en momentos importantísimos como el apoyo a la expresión creativa y cultural del hombre cuando priman prioridades no tan maduras que vuelven a encerrarnos en decepciones y malos aires par la falta de comprensión y apoyo de autoridades y espectadores. También es vital resaltar que actualmente el número de personas con necesidades especiales que salen a la calle y se enfrentan con la sociedad va en considerable aumento, al punto tal que se puede conseguir en cualquier institución pública y privada, en cualquier círculo social y también en cualquier espacio cultural, económico y hasta político. Sin embargo existen muchas personas que por desinformación y poca flexibilidad rechazan a dichos pers existen muchas personas que por desinformación y poca flexibilidad rechazan a dichos personajes de ambientes comunes, tachándolos en una depresión de alta carga emocional. r otra parte son cada vez más las personas y profesionales que sin ninguna obligación se acercan a esta rama social para aprender por una parte el Lenguaje de Señas Venezolana, La lectura y escritura Braille u otros métodos de comunicación directa para interactuar con los diferentes niveles de atención dentro de la educación especial; en el área musical, también son cada vez más los intérpretes y cultores que se montan frente a las cátedras y agrupaciones musicales integradas por estos estudiantes para crear juntos hermosas obras de cualquier estilo, textura y periodo musical. Sin embargo es poca la formación o nula que estos nuevos docentes puedan tener sobre conocimientos psicopedagógicos en el abordaje de casos graves o de alta necesidad en los estudiantados, creando un conocimiento en un cuestionado ensayo y error; o en una experimentación constante, pero es que tampoco se cuenta con instituciones superiores que formen a tales profesionales convirtiéndose precisamente en la experimentación y evolución paulatina en la única herramienta posible. que no se debe obviar es la gran influencia positiva que tiene la reproducción artística musical en el constructivismo constante ue practican día a día en el aula, los diversos jóvenes con necesidades especiales, no solo en el desarrollo de sus potencialidades, sino en la aparición de nuevas habilidades y la gran interacción social satisfactoria que suman. El gran problema radica en el reducido número de docentes que abordan en el estado este tipo de agrupaci problema radica en el reducido número de docentes que abordan en el estado este tipo de agrupaciones y cátedras musicales con pocos, muchos o nulos conocimientos previos de educación especial, en comparaclón a la creciente demanda de aulas y la parición de aquellos que aún permanecían en la clandestinidad de sus hogares y ven en estas instituciones algún refugio de esperanza para sus vidas y su quehacer.

Otra problemática marcada es que los jóvenes docentes que han recibido preparación para el abordaje de estos casos se centran en el casco central urbano del Táchira y en las principales ciudades del mismo, quedando casi desprotegidas los poblados huraños que cuentan muy posiblemente con la mayor población de personas con discapacidad; sin ninguna Institución que este realmente avalada para la formación superior de esta específica rea. Y por último pero no menos importante la casi imposible tarea de rechazar a aquellas personas que realmente no posean las habilidades musicales necesarias para explotar las potencialidades, dificultando el avance de las agrupaciones con mayor nivel de ejecución e interpretación.

Con base puesta en estas problemáticas, se augura un futuro diverso donde las abarrotadas aulas musicales para niños, jóvenes y adultos con necesidades especiales encuentren un ciclo sin retorno por el difícil avance tomando en cuenta la reunión de tantas diversidades funcionales limitadas, si bien será más común ncontrar a estos personajes sobre escenarios, puede llegar a comprometerse la calidad musical del resultado final, en un centralismo definido por la reproducción y evolución unica de las ciudades principales, con las deficiencias metodológicas en la enseñanza de evolución única de las ciudades principales, con las deficiencias metodológicas en la enseñanza del proceso musical y con la constante incorporación de elementos humanos de bajo rendmiento. Sin embargo, es posible solventar tal visión, con la incorporación de nuevos docentes musicales a las aulas, y la definición de iveles de enseñanza donde se delimite por habilidades y potencialidades sus integrantes poniendo como meta común desarrollar y evolucionar estas últimas para llegar a incorporar a niños con bajo rendimiento musical en agrupaciones de mayor nivel interpretativo.

Así como la formación constante y permanente de dichas incorporaciones en el área de educación especial, formación, herramientas pedagógicas, musicales y generales, en primera instancia con quienes ya ejercen esta labor y descubren resultados sorprendentes, y en segunda instancia la formación de todos los mencionados agentes con expertos en ?reas por separado y crear una escuela constante con los mismos reuniendo esta gama de conocimientos, para el fortalecimiento de la educación musical especial Con base en esta exposición surgen las interrogantes que fundamentaran el problema; ¿Es necesaria la promoclón de una cátedra para la formación constante de docentes? ; ¿Cómo atraer nuevos actores a este proceso? ; ¿Quiénes son los encargados de abanderar dicho proceso? ; ¿Quién integrara este proceso formativo? ¿De qué forma abordaremos las áreas de atención de la educación especial? ; ¿Cómo concatenar el aula musical con las ?reas de atención de la educacion especial? ; ¿Con que perfil personal, musical y pedagógico se formaran los diversos actores dentro de este proyecto supuesto? ; ¿Cómo delimitar el trabajo y la albo formaran los diversos actores dentro de este proyecto supuesto? ; ¿Cómo delimitar el trabajo y la albor musical en búsqueda de óptimas condiciones? ; ¿Qué resultado se espera del mismo? Objetivo General Promover el desarrollo o creación de una Cátedra de formación a docentes activos y futuros instructores de educación especial en el área musical.

Objetivos Específicos Fomentar la incorporación de nuevos actores comprometidos en la formación musical de niños, niñas y jóvenes con necesidades especiales. Concretar junto a las instituciones musicales y educativas, las cátedras y agrupaciones ya existentes que atienden en sus filas a niños, niñas y jóvenes con necesidades especiales en competencias y habilidades requeridas para la atención de estos casos. Reunir a los docentes activos del área a trabajar en sesiones permanentes para el enriquecimiento de las agrupaciones y cátedras musicales bajo su jurisdicción Permitir que los docentes los principales formadores de quienes desean iniciar e