historiografia tp5

21 /10/2014 Historia de la Historiograffa General y Argentina TRABAJO PRÁCTICO NOS Bibliografía: Hammond, J. y B. El trabajador de la ciudad, Cap. 1: El nuevo poder, y Cap. 2: La nueva disciplina, Madrid, John Lovell, 1938, pp. 1 a31 Analía Fontana Mat. 13763. John Lawrence y Barbara Hammond fueron un matrimonio de historiadores considerados pioneros en hacer trabajos de Historia Social en Gran Bretaña.

Este libro, El trabajador de la ciudad, escrito en 1917, es el segundo de una trilogía iniciada con la publicación de El trabajador de campo (191 1), y posteriormente, El trabajador artesanal (1919). Ideológicamente adherían a la izquierda liberal radical, siendo Barbara una militante feminista y John un comprometido periodista partidario del Nuevo Liberalismo. Dirigiendo su atención a la clase obrera urbana, los Hammond refuerzan la imagen de la izquierda en su obra.

En El trabajador de la ciudad no buscan menospreciar la industrialización como tal pero realizan la pregunta incómoda sobre quienes hablan pagado por ella. Consideraban a la Revolución Industrial como un ejercicio de la explotación que se ajustaba a las ideologías de una época que tuvo la esigualdad social como base. Publicado a finales de la Primera Guerra Mundial, con la revolución en las calles

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
en el extranjero y la reconstrucción hacia el interior de su país, sus planteos vida urbana se sometió a partir de mediados del siglo XIX.

Este libro se inicia con la cita de una frase de Macaulay de 1832, una interpretación optimista sobre la Revolución Industrial y sus resultados, en el contexto del debate sobre la reforma parlamentaria. Los autores realizan una fuerte critica a los supuestos beneficios que la industrialización iría a traer, como os inventos que facilitarían la vida de los seres humanos, o las mejoras en el nivel de vida de los ciudadanos, dado que en el momento en que ellos escriben este proceso estaba dejando consecuencias irreparables en la sociedad.

El objetivo de este libro, según lo plantean sus autores es: “describir los destinos de la mayoría de la población, empleada en las industrias que dieron lugar a esa riqueza nacional “(pág. 2). Podemos observar el enfoque que se hace sobre las clases populares, o “bajas y laboriosas” describiendo su vida cotidiana, ue se verá modificada completamente a partir de la inmersión de las familias enteras en los ámbitos laborales de las industrias, tanto del algodón, como de la minería.

La explotación laboral de mujeres y niños es denunciada por los autores, y su preocupación se centra en la desvalorización de la vida humana sobre la que se apoya el nuevo sistema, como así lo afirman: “la vida humana parecía menos importante que los beneficios del capital” (pág. La hipótesis principal de estos autores es evidenciar aquella transformación del mundo que nace en el periodo 1780 – 830, que configura a la Inglaterra moderna. ara los autores la Revolución Industrial produjo una Revolución social, ya que al mismo tiempo se creó u los autores la Revolución Industrial produjo una Revolución social, ya que al mismo tiempo se creó una nueva civilización con problemas y características propios. Para demostrar esos cambios que atravesaban a la población trabajadora y a sus familias, las fuentes que utilizan los autores son: Indices demográficos, informes de comisiones industriales, censos, entrevistas realizadas a trabajadores, testimonios ante el

Home office (ministerio del interior británico) y del jefe de policía, panfletos, memorias de testigos, reporte de la comisión de trabajo infantil, entre otras. Los historiadores marxistas británicos que se conforman como grupo inmediatamente después del final de la segunda Guerra Mundial (1945), tienen una continuidad marcada con la Historia Social realizada por los Hammond, y ello se observa en la búsqueda por trascender la noción económica de clase y superar el tipo de análisis cuantitativo y el determinismo económico con que se relacionaba al marxismo.

Su preocupación por los orígenes, el desarrollo y la expansión del capitalismo como cambio social, los aproximaba a los estudios del análisis de la lucha de clases, ya existente en los planteos que hacía el matrimonio a principios de siglo. Otra marcada influencia es la que va a ser denominada como “Historia desde abajo”, o “historia de abajo arriba”: la perspectiva puesta sobre un objeto de estudio como las clases populares, haciendo hincapié en sus experiencias, acciones y luchas históricas para recuperar un pasado por ellas construido, aunque no escrito. 3 DE 3