Gimnasia cerebral

Los monjes tibetanos acostumbran rezar sus oraciones haciendo girar cilindros en los que estas se encuentran inscritas. Girar energicamente los cilindros se presume que envia las oraciones al espacio divino. A veces, un monje puede mantener una docena o mas cilindros girando simultaneamente, como en aquel acto de circo en el que se balancean platos en el extremo de largas canas. El monje quizas este pensando en el almuerzo, o en su futuro religioso o en cualquier cosa mientras pone a girar los cilindros.

Pero cuando el monje asume el rol de “persona religiosa” y se muestra obvio ante si mismo y ante los demas en ese rol, su cerebro pronto se concentra y sigue el curso de sus actos. No basta con tener la intencion de orar, tiene que ponerse a girar las rueditas. Tiene que actuar. Tarde o temprano se envuelve emocional y sinceramente en lo que esta haciendo. Asi tambien, si queremos ser personas de ideas, tenemos que actuar como tales. No basta con la intencion, tambien hay que hacer los movimientos, los gestos y las acciones de una persona creativa.

Si queremos ser artistas, y realmente nos tomamos la molestia de agarrar un pincel y realizar las acciones de

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
un artista, quizas lo logremos. No hay forma de saber hasta donde las intenciones y las acciones nos pueden llevar. En este segundo capitulo haremos ejercicios de calentamiento cerebral y acciones que nos ayudaran a volvernos personas de ideas. En este segundo capitulo haremos ejercicios de calentamiento cerebral y acciones que nos ayudaran a volvernos personas de ideas. En este segundo capitulo haremos ejercicios de calentamiento cerebral y acciones que nos ayudaran a volvernos personas de ideas.