gastronomia francesa su cocina

Gastronomía Cocina Francesa Sus estrellas michellin 8 p Introducción La cocina francesa es una de las más importantes a nivel mundial debido a que es la que más tradición tiene, es decir la alta cocina francesa. Hoy en dia la cocina francesa no sólo está reservada para unos pocos afortunados que pueden pagar las altas cifras por cada uno de las exquisitos platos, sino que todo aquel que visite a este país podrá disfrutar con los placeres culinarios. Algunas de las características de la cocina francesa son su motivos de los chef que no prefieren tener ninguna estrella Michelin y de sus pros y contras que tiene la misma.

La Cocina Francesa está considerada como una de las más importantes del mundo. Está caracterizada por su variedad, fruto de la diversidad regional francesa, tanto cultural como de materias primas, pero también por su refinamiento. Su influencia se deja sentir en casi todas las cocinas del mundo occidental, que han ido incorporando a sus bases conocimientos técnicos de la cocina francesa. Varios chefs franceses tienen una gran reputación internacional, como es el caso de Taillevent, La Varenne, Carême, Escoffier, Ducasse o Bocuse.

Fruto de la evolución centenaria de la nación francesa, su

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
astronomía ha ido reinventándose sucesivamente con el paso de la historia, los movimientos sociales, políticos o artísticos, la evolución en el tipo de jornada laboral y el acceso a nuevas y diversas materias primas. El origen de las sucesivas vanguardias culnarias fue siempre la ciudad de París, donde residían los chefs encargados de la realeza, figuras en algunos casos de extrema importancia en la sociedad de la época y cuya influencia se extendía al resto del Reino y del orbe.

Edad Media La comida diaria del hombre de a pie durante la Edad Media era repetitiva, de subsistencia y totalmente dependiente de las aterias disponibles en el entorno más cercano. Es sólo durante los banquetes servidos a la aristocracia cuando se trata de desarrollar platos más elaborados, base de la gastronomía medieval. En estos banquetes los platos platos más elaborados, base de la gastronomía medieval. En estos banquetes los platos se servían todos al mismo tiempo (service en confusion) y eran comidos con las manos.

Primaban las carnes, acompañadas de pesadas salsas y mostazas y las tartas, que servían más a consideraciones prácticas y de manejo que culinarias (hasta la Baja Edad Media no aparece a pasta brisa). Otra forma habitual de preparar los alimentos era machacarlos hasta reducirlos a purés o pastas, basándose en la creencia muy extendida de que eso facilitaba la asimilación de los nutrientes. Los banquetes terminaban con un issue de table que con el tiempo evoluciona hacia el concepto actual de postre.

Típicamente se podía tratar de grajeas o peladillas, queso o vinos especiados como el hipocrás. Los ingredientes variaban con el flujo de las estaciones (y las restricciones del calendario eclesiástico), existiendo métodos rudimentarios para la conservación de alimentos. El ganado era sacrificado a principios del invierno y su carne ahumada osalada, mientras que las frutas, semillas o raíces se hervían en miel. Para conservar vivos carpas, anguilas, tencas o besugos, se creaban estanques artificiales.

La carne de algunos mamíferos como ballenas, delfines o marsopas se consideraba pescado y era consumida durante la Cuaresma. La avicultura, incluyendo palomas y pichones, estaba reservada a las élites mientras que la caza (liebres, conejos, jabalís, aves o venados) era muy apreciada aunque difícil de conseguir. Las especias como pimienta, canela, nuez moscada o clavo y 30F preciada aunque difícil de conseguir. Las especias como pimienta, canela, nuez moscada o clavo ya eran empleadas pese a que su precio era muy elevado y se conservaban como auténticos tesoros.

Además se daba el uso de otras más infrecuentes hoy en dia como hisopo, poleo, ruda o tanaceto y de algunas completamente desaparecidas de la cocina actual como cubeb, granos del paraíso o pimienta larga. Por otro lado, se utilizaba para condimentar vinagre o verjus combinado con azúcar o miel. Una señal de refinamiento muy apreciada era el uso de colores llamativos. Esto se fomentaba por ejemplo con preparados de umo de espinaca y puerro para el verde, azafrán y yema de huevo para el amarillo, girasol para el rojo o verrucaria para el púrpura.

En la decoración se empleaban láminas de oro y plata, lo que permitía construcciones muy vistosas. Uno de los platos estrella en este sentido era el cisne o la variedades ya descubiertas de pavo asado y decorado con sus plumas en incrustaciones de oro en pico y patas. El chef de cocina más importante de este periodo es Guillaume Tirel (también conocido como Taillevent), quien serviría en varias cocinas reales durante el siglo XIV y alcanzarla el título de Maestre e las guarniciones de cocina del Rey bajo el reinado de Carlos VI de Francia.

Su obra Le Viandier recoge los conocimientos gastronómicos de la Francia Medieval y constituye el primer libro de recetas que se aparta del De re coquinaria de la coclna romana. Edad Contemporánea Abarca desde 1989 hasta nuestr cocina romana. Abarca desde 1989 hasta nuestros días, en Francia, debido a que ha Sido el país con más cocineros y autores gastronómicos, la evolución que la gastronomía tuvo allí, le dió el liderato en la gastronomía mundial.

Cuatro autores gastronómicos se destacan en el comienzo de sta época; Jean Anthelme Brillat-Savarin, quién escribió el libro Fisiología del gusto donde habla de la gastronomía como una ciencia, Balthasar Grimod de la Reyniére, escribió el Manual del anfitrión y creó un tribunal gastronómico, Antonin Careme, su gran es el Arte de la cocina en el siglo XIX, gracias a Careme la comida fue más higiénica, y los cocineros adquirieron la categoría de artistas , José Berchoux, escribió el libro La gastronomía o el hombre de campo en la mesa gracias a esta obra se empieza a poner de moda la palabra ‘Gastronomía’ en Europa. Los restaurantes: El siglo XIX marca la expansión de los estaurantes en Paris, con la aparición de los restaurantes se distinguía el servicio francés. La belle époque: El florecimiento de París dió lugar a la bella época, dicha época marcó el refinamiento y el auge, es por esto que se le denominó, la capital del mundo, gracias al lujo en las comidas y los buenos modales, los restaurantes en este periodo continúan siendo los mejores del mundo, algunos restaurantes de esta época, ya desaparecieron y otros aún existen, como laperouse, aparecen 2 personajes importantes de la gastronomía en este tiempo como lo son Augusto Escoffiery ersonajes importantes de la gastronomía en este tiempo como lo son Augusto Escoffiery Prosper Montagne.

Cocina Clásica y Regional Francesa El desarrollo de la cocina clásica y la regional se debe a que en Francia había una gran variedad de productos alimenticios de mucha calidad, la cocina que se tiene en la capital se le llama cocina clásica los platos más característicos de esta cocina, son pato a la naranja, crepas, entre otros; y la cocina que está en distintas regiones se le llama cocina regional donde se aprovecha la riqueza gastronómica propia de cada región, se divide en 6 egiones; cocina del noroeste, del norte, del noreste, del centro, del sureste y del suroeste.

Los tres grandes cocineros regionales son Fernand point, Andre Pic y Alexandre Dumaine. La Nueva Cocina Se originó gracias a factores como la belleza (figura delgada) la buena salud y dedicar menos tiempo a la comida debido a otras obligaciones. En la nueva cocina se emplean alimentos frescos de buena calidad, se usan condimentos para realzar el sabor natural de los alimentos pero no para disfrazarlos. La comida se elabora al instante, las preparaciones son rápidas, se da el consumo de lgunos alimentos crudos.

El servicio es menos elegante, se busca la rapidez y los platos se montan en la cocina. Sus principales exponentes son Paul Bocuse creador de la cocina de mercado, que se caracteriza por conseguir día a día productos frescos y de calidad, Michele Guerard quien creó la Cocina Minceur que hace platillos bajos en calorías. Tradicionalmente, cada R Guerard quien creó la Cocina Minceur que hace platillos bajos en calonas.

Tradicionalmente, cada Región posee su propia Cocina *La cocina del noroeste utiliza la mantequilla, la crême fraiche y la manzana; La cocina del suroeste utiliza el aceite, el foie gras, las setas y el armañac; *La cocina del sureste está caracterizada por influencias Italianas y se sirve de la aceituna, las finas hierbas y el tomate; *La cocina del norte está caracterizada por influencias belgas y se siwe de la patata, de la carne de cerdo, de judías y de la cerveza; *La cocina del este, caracterizada por influencias alemanas, se sirve del tocino, las salchichas, la cerveza y el sauerkraut.

Además de estas cinco grandes zonas regionales, existen también otras cocinas locales como la cocina del valle de Loira famosa por sus pescados al vino blanco), la cocina vasca (caracterizada por el abundante uso del tomate y el pimiento de Espelette), la cocina de Rosellón (muy cercana de la cocina catalana) o la cocina del centro con su caza, su paté de Pâcques, sus patatas (Creuse) o sus vinos y sus pescados de agua dulce (en Brenne). Distribución de las Comidas Desayuno: El desayuno francés suele seguir las pautas tradicionales de la Europa continental (menos copioso que el de los países anglófonos).

Cabe destacar que, en consonancia con la fama de Francia por sus viennoiseries (bollerías de origen vienés) y el onsecuente desarrollo de la bollería industrial, el consumo de cruasanes, brioches, magdalenas, napolitanas de chocolate, pan de pasas u otros p 7 OF de cruasanes, brioches, magdalenas, napolitanas de chocolate, pan de pasas u otros productos de este tipo —antes reservado a desayunos especiales—, se ha extendido a los desayunos de todos los días. 9 El desayuno típico del francés medio es el pain et confiture, baguettes abiertas por la mitad untadas en mermelada y mantequilla. 20 Suele acompañarse de bebidas calientes (típicamente café con leche o café solo, pero también chocolate o té) y ocasionalmente recedido de zumos o piezas de fruta. Almuerzos y cenas: Como en casi cualquier país, la comida que puede encontrarse en los restaurantes será por lo general más copiosa que la que consume la gente de a pie en sus casas.

Sin embargo, si se va a uno de estos establecimientos o si se es invitado por un francés a una comida medianamente formal en su domicilio, el orden habitual de los platos (salvando las diferencias regionales que pueden encontrarse) será el siguiente: *Apéritif: Es habitual dar la bienvenida con alguna bebida alcohólica: vinos dulces como el Oporto, mistelas como el Pineau des Charentes, bebidas alcoholizadas a base de hierbas, o cócteles como el kir (vino blanco y licor de arándano o grosella). Se acompaña de algo de comida (por lo general fría) como canapés, encurtidos, charcutería, frutos secos, aceitunas, etcétera.

El concepto es parecido al de las tapas españolas. *Entrée o hors d’oeuvre: El primer plato suele ser más ligero que en otras gastronomías, más próximo a los antipasti italianos. Son habituales las ensaladas (salades), sopas (soupes) para las cenas, 80F a los antipasti italianos. Son habituales las ensaladas (salades), opas (soupes) para las cenas, platos de verduras crudas (crudités), charcutería variada, patés, determinadas frutas como el aguacate o el pomelo que se comen de entrante, pasteles o tartas saladas como el paté Lorrain o la quiche. Plat principal o plat de résistance: Aquí es donde se sirve la carne o el pescado en sus distintas preparaciones, aunque también pueden ser a base de arroz, pasta o legumbres. *Fromage: Entre el plato principal y los postres es costumbre servir una selección de quesos para degustar. *Dessert: El postre puede ir desde simple fruta o yogur a cualquier tipo de dulce más elaborado. Lo habitual es concluir la comida con un café solo, y si se desea con una pequeña copa de licor (digestif), como el Armañac, el Coñac, o diversos aguardientes de fruta, para ayudar a bajar la comida.

Aunque en algunas zonas del norte y del este del pais la cerveza forme parte de su cultura, lo habitual es que las comidas se acompañen de vino (cuyo color varía según los platos servidos). En la región de Champaña, es tradicional servir champagne durante toda la comida. Entre semana, el horario habitual para las comidas es entre las doce de mediodía y la una y media de la tarde, mientras que para as cenas los restaurantes abren de 8 a 10 y media de la noche. Si bien estos son los horarios comerciales, las comidas familiares los fines de semana pueden prolongarse de forma considerable.

Algunos Platos más relevantes en Francia Quiche Lorraine: Esta tarta de queso, forma considerable. Esta tarta de queso, beicon y jamón es originaria de la región de Alsacia donde se reconoce una gran influencia de la cocina alemana. Otro platos de la región a probar son el «choucroute» (col, patatas y beicon) y los dulces entre los que abundan las tartas de manzana, de ciruela y arándanos, la brioche»alsaciana y el «Kougelhopf'(bizcocho alsaciano en forma de corona).

Crêpes y galettes: Como ya hemos comentado en Diario del Viajero, estos platos son tradicionales en toda Francia, pero especialmente en Bretaña donde encontraremos las versiones más típicas realizadas con harna de trigo sarraceno. Una excelente opción que podemos acompañar con una cotriade (sopa de pescado) para finalizar con el pastel llamado «far» que lleva uvas pasas y ciruelas. Coq au vin: El pollo al vino es uno de esos platos de larguísima tradición en Francia y que podemos encontrar en cualquier rincón del país.

Como en muchos otros casos, varias regiones se disputan su autoría, pero está generalmente aceptado que su origen se encuentra en la cocina de Auvernia, caracterizada por sus platos caseros y su charcutería. Tarta Tatín: En el pueblo de Lamotte-Beuvron en el Valle del Loira las hermanas Caroline y Stéphaine Tatin crearon (dicen que por error) una de las tartas dulces francesas mas internacionales. Esta tarta de manzanas caramelizadas en mantequilla y azúcar tiene la peculiaridad de ser una «tarta al revés», es decir, para su elaboración las manzanas se ponen debajo 0 DF 18