Folleto de Primeros Auxilios

Folleto de Primeros Auxilios gy Erncro Ocopa» 10, 20 IE | 84 pagos APUNTES DE LA ASIGNATURA. 2004 INDICE CAPITULO I. 1- Introducción al estudio de los primeros auxillos. 1 . 1 -Objetivos de los primeros auxilios. 1 -Principios en la actuación de los primeros auxilios. 1. 3-Precauciones generales para prestar los primeros auxilios. 1. 4-Terrninología clínica. 1. 5-Valoración del estado del accidentado. CAPITULO II. 2- Urgencias respiratorias y cardiovasculares. 2. 1 -Tratamiento en las obstrucciones de vías aéreas por un objeto. PACE 1 to View nut*ge 2. -Reanimación car PL CAPITULO III. 3- Tratamiento de ur ejido blando y tejido 3. 1 -Esguince. 3. 2-Desgarros musculares. 3. 3-Fracturas y luxaciones. 3. 4-Politraumatizado, inconsciencia. traumatismo craneoencefálico as y crónicas de 3. 5-Principales inmovilizaciones de las extremidades superior e inferior. accidente y con material prácticamente improvisado, hasta la llegada de personal especializado. Los primeros auxilios no son tratamientos médicos. Son acclones de emergencia para reducir los efectos de las lesiones y estabilizar el estado del accidentado.

Y esto último es lo que le concede la importancia a los primeros auxilios, de esta primera actuación va a depender en gran edida el estado general y posterior evolución del herido. Así mismo, son una obligación

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
moral. 1 . 1 -Objetivos de los primeros auxillos. Los objetivos de los primeros auxilios son: a. : Conservar la vida. b. : Evitar complicaciones físicas y psicológicas. c. : Ayudar a la recuperación. d. : Asegurar el traslado de los accidentados a un centro asistencial. 1. 2 Principios en la actuación de primeros auxilios. pnncpios básicos.

Todo socorrista en sus actuaciones debe conocer y aplicar siempre en este orden los siguientes principios básicos: 10. PROTEGER, en primer lugar, a él mismo y después a la víctima. Podemos evitar nuevos accidentes, si señalizamos el lugar del accidente. SÓLO si hay peligro para el accidentado se le desplazará, manteniendo recto el eje cabeza- cuello-tronco. 20. AVISAR, es decir dar el SOS, indicando: el número y estado aparente de los heridos, si existen factores que pueden agravar el accidente (caídas de postes eléctricos) y el lugar exacto dónde se ha ccidente.

Saber que de la finalidad principal de los primeros auxilios, pero para hacerlo correctamente previamente hace falta realizar la evaluación del herido. pnncpios generales Primero: Estar tranquilo, pero actuar rápidamente. – Con ranquilidad se da confianza a la víctima y a aquellos que se encuentren cerca. Los testigos suelen tener miedo, con frecuencia pánico o están sobreexcitados. El auxiliador ha de dar ejemplo mostrando su tranquilidad. Segundo: Hacer una composición de lugar. – Cuando se llega al lugar del accidente no se debe comenzar a actuar curando al primer herido que se encuentre.

Puede haber otros heridos más graves y que, por tanto, necesiten atenderse en primer lugar. Hacer, pues, un rápido examen del lugar. Debe intentarse saber si existen heridos ocultos. Hay que darse cuenta también de las posibles fuentes de peligros que aún xistan: amenaza de derrumbamiento, ruptura de canallzaciones de gas o de agua, fuego, etc. Tercero: Mover al herido con gran precaución. – Jamás se cambiará de sitio al accidentado antes de cerciorarse de su estado y haberle proporcionado los primeros cuidados.

Además, un herido grave, no debe ser movilizado excepto por estas tres razones: 1) para poderle aplicar los primeros auxilios; 2) evitar el agravamiento de sus heridas; y 3) protegerle de un nuevo accidente. Cuarto: Examinar bien al herido. – Investigar si respira, si tiene pulso, si está consciente, si sangra, si tie ra, si presenta quemaduras, si ha perdido na persona inconsciente. – En este estado no podrá tragar y existirá peligro de ahogarla al penetrar el liquido en las vías aéreas.

Si la víctima conserva la conciencia y no presenta una henda profunda en el vientre, se le puede dar de beber, lentamente, y solo a pequeños sorbos. Sexto: Tranquilizar a la victima. – El accidentado tiene miedo. Hay que hablarle ya que está angustiado; el curso de su vida se ha visto truncado bruscamente y padece por los que le acompañan o por su familia. Hay que tranquilizarle, calmar sus temores y levantarle el ánimo. Hay que decirle que hay gente cerca que se cupa de él, que los servicios de urgencias han sido avisados y que vendrán pronto.

No se le debe dejar ver su herida. Séptimo: No dejar nunca solo al accidentado. – El estado del mismo puede gravarse en un corto espacio de tiempo. 1. 3 Precauciones generales para prestar primeros auxilios En todo procedimiento de primeros auxilios usted como auxiliador debe hacer lo siguiente: Determine posibles peligros en el lugar del accidente y ubique a la víctima en un lugar seguro. Comuníquese continuamente con la víctima, su familia o vecinos. Afloje las ropas del accidentado y compruebe si las vías espiratorias están libres de cuerpos extraños.

Cuando realice la valoración general de la victima, evite movimientos innecesarios; NO trate de vestirlo. Si la v[ctima está conscient mueva cada una de sus obstruyan las vías respiratorias (vómito y mucosidades). Cubra al lesionado para mantenerle la temperatura corporal. Proporcione seguridad emocional y física. No obligue al lesionado a levantarse o moverse, especialmente SI se sospecha fractura, antes es necesario inmovilizarlo. Este tema será ampliado en el capitulo de lesiones osteoarticulares. No administre medicamentos, excepto analgésicos, si es ecesario.

No dé líquidos por vía oral a personas con alteraciones de la conciencia. Sobre este punto, se presentará más información en el capítulo de Enfermedades de Aparición Súbita. No dé licor en ningún caso. No haga comentarios sobre el estado de salud del lesionado, especialmente si éste se encuentra inconsciente. 1. 4 Terminolog(a clínica. Antes de estudiar la forma de valorar el estado de un accidentado es necesario revisar una serie de conceptos que se van a repetir frecuentemente a lo largo de este curso.

Estos son: signos, síntomas, pulso, tensión arterial, respiración y oloración del accidentado. 1. 4. 1 Signos y síntomas SÍNTOMA: Manifestación de una alteración orgánica o funcional apreciable solamente por el paciente. (P. ej. , el dolor). SIGNO: Manifestación de una alteración orgánica o funcional apreciable tanto por el paciente como por un observador. (P. ej. , convulsiones, deformación de un miem s OF Esto es, los síntomas son s entras los signos son usaremos la exploración, esto es, inspección y palpación.

La inspección permite apreciar mediante la observación el estado general del hendo, el color de su rostro, la deformidad de un iembro fracturado, la importancia de una quemadura, etc. por la palpación podemos apreciar la frecuencia y regularidad del pulso, el dolor localizado en una contusión, etc. Finalmente, ciertos datos de exploración solamente podremos obtenerlos mediante el empleo de aparatos auxiliares, tales como el termómetro, para medlr la temperatura, o el esfigmomanómetro, para la presión arterial. 1- pulso: manera de apreciarlo y datos que suministra.

Pulso Es la expansión ritmica de una arteria, producida por el paso de la sangre bombeada por el corazón. El pulso se controla para determinar el funcionamiento del orazón. El pulso sufre modificaciones cuando el volumen de sangre bombeada por el corazón disminuye o cuando hay cambios en la elasticidad de las arterias; tomar el pulso es un método rápido y sencillo para valorar el estado de un lesionado Cifras normales del pulso El pulso normal varia de acuerdo a diferentes factores; siendo el más importante la edad. NIÑOS DE MESES: 130 A 140 pulsaciones por minuto NIÑOS: 80 A 100 Pulsaciones por minuto.

ADULTOS: 72 A 80 pulsaciones por minuto. ANCIANOS: 60 ó menos p minuto. interna del brazo (humeral) En la muñeca (radial) Parte interna del pliegue del codo (cubital) En la Ingle (femoral) En el dorso del pie (pedio) En la tetilla izquierda de bebes (pulso apical) En primeros auxilios en los sitios que se toma con mayor frecuencia es el radial y el carotideo. Recomendaciones para tomar el pulso Palpe la arteria con sus dedos índice, medio y anular. No palpe con su dedo pulgar, porque el pulso de este dedo es más perceptible y confunde el suyo.

No ejerza presión excesiva, porque no se percibe adecuadamente, Controle el pulso en un minuto en un reloj de segundero. Registre las cifras para verificar los cambios. Manera de tomar el pulso carotideo En primeros auxilios se toma este pulso porque es el de más fácil localización y por ser el que pulsa con más intensidad. La arteria carótida se encuentra en el cuello a lado de la tráquea para localizarlo haga lo Localice la manzana de adan. Deslice sus dedos hacia el lado de la tráquea. Presione ligeramente para sentir el pulso.

Cuente el pulso por minut Coloque sus dedos sobre la tetilla izquierda. Cuente el pulso en un minuto. 2- La respiración Es el intercambio gaseoso entre el organismo y la atmósfera. La respiración consta de dos fases: La inspiración y la espiración. Durante la inspiración se introduce el oxigeno a los pulmones provenientes de la atmósfera y en la espiración se elimina bióxido de carbono. En la respiración además de los órganos del aparato respiratorio, intervienen la contracclón de los músculos del tórax y los movimientos de las costillas.

Por eso en caso de lesiones a este nivel, es indispensable el control de este signo vital. Cifras normales de la respiración. Hay factores que hacen variar el número de respiraciones, entre ellas: El ejercicio; la actividad muscular produce un aumento temporal de la frecuencia respiratoria. El sexo; en la mujer la respiración tiende a ser más rápida que en el hombre La hemorragia; aumenta la respiración La edad; a medida que se desarrolla la persona la frecuencia respiratoria tiende a disminuir.

Cifras normales son: Niños de meses: 30 a 40 respiraciones por minuto Niños hasta seis años: 26 a 30 respiraclones por minuto Adultos: 16 a 20 respiraciones por minuto Ancianos: menos de 16 respiraciones por minuto La frecuencia respiratoria 16 a 20 R. P. M. (se cuenta como una respiración en grandes profundidades acelera el ritmo respiratorio. La bradipnea, o disminución de la frecuencia espiratoria, se presenta fisiológicamente durante el sueño. patológicamente lo hace en intoxicaciones por barbituricos, alcohol, ácido carbónico, ácido cianhídrico; el estado de shock, etc.

La disnea es la dificultad para respirar. Desde el momento en el que la respiración deja de ser un reflejo inconsciente para convertirse en un acto consciente empieza la disnea. Dado que la respiración normal depende de muchos factores, son muchas también las posibles causas de disnea: la fa ta de oxígeno en el aire, la falta o escasez de hemoglobina en la sangre, la obstrucción de las vías respiratorias, Procedimiento para controlar la respiración. Para controlar la respiración, usted como auxiliador, debe contar los movimientos respiratorios, tomando la inspiración y la espiración como una sola respiración.

Coloque el lesionado en posición cómoda (acostada) en caso de vómito con la cabeza hacia un lado. Afloje las prendas de vestir. Inicie el control de la respiración observando el tórax y el abdomen, de preferencia después de haber tomado el pulso, para que el lesionado no se de cuenta y evitar así que cambie el ritmo de la respiración Cuente las respiraciones por minuto utllizando un reloj con segundero. Anote la cifra para verificar los cambios y dar estos datos cuando lleve el lesionado al centro asistencial. – Presión arterial: Informa contra las paredes de las arterias. Depende de la energía de la actividad del corazón, la elasticidad de las paredes arteriales y el volumen y viscosidad de la sangre. La presión máxima se produce cerca del final del latido de expulsión del ventrículo izquierdo del corazón, y se llama máxima o sistólica. Esta refleja el volumen de sangre circulante. Su descenso puede deberse a una pérdida de sangre masiva, caso del shock. La presión mínima se produce en la parte final de la diástole entricular, y se llama presión minima o diastólica.

Va a reflejar el diámetro de las arterias, su descenso se debería a la dilatación de las mismas y viceversa. A la hora de aplicar unos primeros auxilios no nos va a ser posible medir la presión arterial debido a que se requieren medios materiales de los que se van a carecer. En estas situaciones nos interesará conocer aquellos signos y síntomas que nos van a indicar su alteración en determinadas circunstancias. SIGNOS SÍNTOMAS Nauseas Palidez Vómitos Taquicardia HIPOTENSIÓN Dificultad para hablar Sudoración fría