FOLLETERIA APOLOGETICA

FOLLETERIA APOLOGETICA gy lisandro_najarro cbenpanR 10, 2016 121 pagos Introducción al Curso y al Estudio de la Apologética «Muchos ven ahora la religión como un placebo o sentimiento emocional precisamente porque esa es la manera en que generalmente presentamos el evangelio a los inconversos. Moreland. ) Introducción El siguiente material consiste en una compilación de temas relevantes alrededor de la Apologética Cristiana.

Este contenido ha sido diseñado para edificar en el conocimiento básico a los estudiantes del CBT y no pretende ser exhaustivo en su extensión ni profundidad. Por eso, más adelante estamos listando una docena de libros recomendados para los diferentes aspectos que vamos a discutir, de manera que todos tengan la oportunidad de profundizar más en el estudio del tema. orill l- Propósitos de este at General: Entrenar a de la fe cristiana derr sentar defensa que se levanta en contra de la verdad revelada por Dios en Su Palabra.

Particular: Capacitar al estudiante en cómo ejercitar su intelecto y su espíritu de investigación proveyéndole con un marco de referencia en la Apologética General así como en el manejo de las objeciones más comunes que presentan los incrédulos en contra e la fe cristiana cuando el evangelio es predicado. – Contenido

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
del Material de Apologética. Introducción a la Apologética C] La Fe y la Razón (El rol de la razón en la vida del alma) DüApologética y Evangelismo hombres? ¿Son confiables los manuscritos de la Biblia?

C] ¿La Biblia tiene errores? C] El Trilema de Jesús: Loco? Mentiroso? Dios? La Resurrección de Jesucristo Presuposiciones; Evidencias; e Interpretación de los hechos La Teoría de la Evolución Temas Más detalles sobre cada tema Introducción al Curso y a la Apologética Definición de Apologética y su importancia en la vida de la iglesia un repaso tema por tema del programa. 2 La Fe y la Razón Tenemos una fe razonable, no una fe «ciega». Trataremos sobre El rol de la razón en la vida del alma, mirando en parte el punto de vista de J.

P. Moreland en su libro «Ama a Dios con Toda tu Mente» Apologética y Evangelismo Aunque esta no es una clase de «Evangelismo», es conveniente aprovechar la oportunidad para entrenar a los creyentes en como compartir su fe con objeciones, cómo contest ; cómo manejar las ansa V humilde pero con contradicciones (veremos una lista de las objeciones más comunes). 7 El Trilema de Jesús: Loco? Mentiroso? Dios? El trilema de C. S. Lewis enfocando la Deidad de Cristo y sus implicaciones. Si El es Dios, entonces es cierto toda la Escritura. La Resurrección como la base de la fe Cristiana; las teorías del desmayo, el robo del cuerpo, la tumba equlvocada, etc. Presuposiciones; Evidencias; e Interpretación de los hechos. Preparar al terreno para la apologética en las ciencias. Enfocaremos la relevancia de las Presuposiciones como punto de partida en la ciencia y en la filosofía; y veremos el tema de las Evidencias para el análisis de los hechos; y cómo partiendo de las ismas evidencias hay diferentes interpretaciones de los hechos influidos por prejuicios. Y hasta dónde la ciencia puede llegar a verificar hechos irrepetibles. 0 La Teor(a de la Evolución Veremos en detalle «7 Objeciones en contra de la teoría de la evolución»‘ a Evolución es una «hipótesis», no un hecho. 2. Micro-evolución no imp lución. 3. No existe evidencia en «Apología» significa «en defensa de». Apologética es una defensa formal de una causa o de las creencias o acciones de alguien. La enciclopedia Wikipedia define la Apologética Cristiana como l área de estudio que se concentra en la defensa sistemática del cristianismo. ASÍ que una persona dedicada a la Apologética Bblica o Apologética Cristiana es un «Defensor de la fe».

Normalmente se les llama «apologistas cristianos». El Nuevo Testamento presenta el término apología (en defensa de) en varios lugares: El apóstol Pablo pidió que le permitieran exponer su «defensa» sobre el evangelio que predlcaba (Hech. 22:1 ) Pablo también empleó el término «apología» en su discurso ante Festo y Agripa donde él dijo, «que haya de defenderme hoy delante de ti de todas las cosas de que soy acusado por los ud[osn (Hech. 26:2). Pablo dijo a los filipenses que él hab(a sido designado por Dios para la defensa del evangelio (Fil. 1:16).

Y Pedro exhorta a todos los cristianos a estar «siempre preparados para presentar defensa con mansedumbre y reverencia ante todo el que os demande razón de la esperanza que hay en vosotros» (1 Pe. 3:1 S) Historia En la Iglesia Cristiana apostólica, el historiador Lucas fue conocido como un apologista por sus escritos en el Evangelio de Lucas y el llbro de los Hechos. El apóstol pablo, el más prolifero de los escritores del Nuevo Testamento, no solo muestra en sus artas su retórica apologética sino que había sido entrenado en filosofía griega por Gamaliel (Hech. :29) aunque siempre procuró presentar a Jesucristo co su men griega por Gamaliel (Hech. g:29) aunque siempre procuró presentar a Jesucristo como el centro de su mensaje, en lugar de tratar de convencer con vanos razonamientos (Col. 2:8). Luego de la iglesia primitiva, tenemos a Justino Mártir (100 – 155), Ireneo (siglo II), Tertuliano (1 55 – 230) y Jerónimo (342 – 419). Durante la edad media tenemos a Tomás de Aquino (1225 – 1274) quien presentó sus «5 argumentos para la existencia de Dios» en u teología.

En los siglos XIX y XX se levantó un número de apologistas eruditos como William Mitchell Ramsay (1851 — 1939), William Henry Green (1825 – 1900), Robert Dick Wilson (1856 – 1939) y Oswald T. Allis (1856 – 1930) quienes Más contemporáneos a nosotros, tenemos a C. S. Lewis (1898 – 1963); Francis Schaeffer (1 912 — 1984); Norman Geisler; Josh McDowell; Ravi Zacharias; J. p. Moreland; R. C. Sproul; Albert Mohler, entre muchos otros. 3 – Propósito de la Apologética. Podemos citar los textos de 1 Pedro 3:15 y 2 Corintios 10:5 para establecer el propósito de la apologética.

Debemos presentar defensa ante todo el que demande razón de la esperanza que hay en nosotros (1 pe. 3:15). El evangelio se cree por la fe, nadie puede creer en un absurdo. Y nadie puede creer algo que no comprende por lo menos parcialmente. Nadie comprende la mente de Dios, pero al menos comprendemos que Dios es infinito e incomprensible en su Ser, pero su mensaje es claro y tenemos evidencias históricas de que la Biblia pretende ser la Palabra de Dios y que Jesucristo pretende ser divino, y el único Camino para la salvación. Acepto que alguien Jesucristo pretende ser divino, y el único Camino para la alvación.

Acepto que alguien rechace esta proposición que hace Jesucristo, pero no acepto que lo rechace porque «no es cierto que Jesucristo existió o que dijo eso». Hay más evidencias de que Jesucristo existió a que Napoleón Bonaparte existió. La apologética tiene el propósito de mostrar estas evidencias históricas, arqueológicas, documentales, etc. , para que el escéptico vea que nuestra fe está basada en hechos, no en fábulas. Aún así, no es de todos la fe (ITes. 3:2) asf que solo Dios puede quitar la necedad del corazón del incrédulo para que pueda ver con sus ojos (2Co. 3:16).

C] El propósito de la apologética es ayudarnos a derrlbar las fortalezas mentales que los incrédulos levantan en sus propias mentes para continuar en su pecado bajo la excusa de que «yo tengo un problema intelectual… la Biblia es un libro escrito por hombres… nadie puede conocer la verdad». Dice Pablo que estamos en una guerra espiritual y que nuestras armas no son carnales sino que dependen del poder de Dios para la destrucción de fortalezas «derribando argumentos y toda altivez que se levanta contra el conocimiento de Dios, y llevando cautivo todo pensamiento a la obediencia a Cristo» (2Co. :5). a. El propósito de la Apologética consiste entonces en nulificar todo argumento y excusa que se levanta en la mente del hombre en contra de la voluntad revelada de Dios en Su Palabra, por medio del uso de argumentos bíblicos apoyados en la razón, el sentido común y la lógica. Importancia de la Apologética. 1. Lo más importante en la razón, el sentido común y la lógica. 1 . Lo más importante es su utilidad como instrumento para derribar el obstáculo que el inconverso presenta como excusa para no escuchar el evangelio.

Una vez contestada su objeción de na manera razonable para él, estará en mejor disposición de escuchar lo que tenemos que decir del mensaje de la Palabra de Dios (2Co. 10:5). 2. Ayuda a la iglesia en su labor polémica y refuta las visiones alternativas del mundo (por ej. naturalismo, «lo único que existe es la naturaleza»). 3. Puede facilitar la disciplina espiritual del estudio. Por jemplo, aprendemos a poner un asunto en su contexto; a pesar una evidencia o a eliminar factores irrelevantes en un proceso de argumentación. a. Nos ejercita en la honestidad con los datos b. Nos ejercita en la apertura para ser criticados 4.

Una disciplina apologética contribuye a fortalecer la confianza de la comunidad cristiana. a. Hace menos de 100 años la iglesia de Cristo recibió unos de los ataques más grandes. Por un lado del naturalismo y evolucionismo y por otro lado de los teólogos liberales alemanas. En lugar de hacer un contra ataque intelectual los creyentes reaccionaron con una actitud anti-intelectual hasta el día de hoy. b. John pager: «Ya sea que los apologistas persuadieron o no a los críticos paganos, al menos los llevaron a revisar su visión de los cristianos como unos tontos. c. «La fe razonada es una fe fuerte» – Samuel Vila. Nos ayuda a ejercitar n rdia V empatía con los de 5. Nos ayuda a ejercitar nuestra misericordia y empatía con los de afuera oud. l :22-23). a. Nuestra cultura cambia todo el tiempo, y debo examinar a la luz de la Blblia ese reto que la cultura me presenta. i. «Si quieres persuadirme, debes pensar mis pensamientos, sentir mis sentimientos, y hablar mis palabras. » (Cicerón) Alcance de la Apologética. Habiendo reconocido el propósito y la importancia de la Apologética en la vida del cristiano y en el evangelismo, debemos delimitar el alcance de la Apologética para evitar confusiones.

La Apologética no es un fin en sí mismo. Es un medio o herramienta que nos ayuda a quitar obstáculos. pero la llave a la vida eterna no es la Apologética, es la fe en Jesucristo por medio de la predicación del evangelio. En otras palabras, si convencemos a alguien por medio de argumentos inteligentes y brillantes que realmente Dios existe, y que la teoría de la evolución es falsa, aún asi esta persona se perderá porque no basta con creer que «la Biblia es la verdad» o que «Dios existe». Los demonios también creen y tiemblan, y no heredarán el reino de los cielos (Santiago 2:19).

La apologética es una herramienta que nos ayuda a entrar en el tema central: la salvación por Jesucristo (Ijn. 5:13). La Apologética es una herramienta que debe ser usada sólo cuando se necesita: Un error muy común en los estudiantes de Apologética es que al aprender algunos de estos argumentos sobre los temas apologéticos quieren convertir todas sus conversaciones y todos sus sermones en disertaciones apologéticas, imuchas veces contra una audi conversaciones y todos sus sermones en disertaciones apologéticas, muchas veces contra una audiencia que está totalmente de acuerdo con ellos!

Si tú vas a predicar a un rupo de religiosos que creen que son salvos por sus buenas obras, ¿para qué perder el tiempo demostrando que Jesucristo realmente resucitó? Ellos estén de acuerdo con ese hecho histórico. Ellos están de acuerdo en que Dios existe. Ellos están de acuerdo que Jesucristo es Dios. Cuidado con ceder a la tentación de perder el precioso tiempo de atención de la audiencia entreteniéndolos sobre temas que ellos ya creen, y que de paso, no pueden salvar a nadie.

La salvación no viene por creer en los argumentos de la apologética sino por creer a Jesucristo, por entender racionalmente que tú eres un pecador ue has ofendido a Dios toda tu vida, y que vas camino a la justa condenación del infierno a menos que te creas por la fe, que Jesucristo es el Cordero perfecto que Dios ha provisto para que todo aquel que crea en El la justicia de Cristo le será traspasada, y ya no vendrá a condenación, pues por el solo hecho de creer, ha pasado de muerte a vida.

Una argumentación «lógica» no hace cierta una hipótesls. La Apologética no debe caer en falacias o errores de argumentación. No se trata de «hablar por hablad’ para «probar mi punto». Debemos ser muy honestos con las evidencias para mantener a credibilidad. Y saber decir «no tengo una respuesta» traerá confianza a nuestra audiencia porque reconocerán que somos personas que buscamos la verdad de manera honesta. No se trata de que «yo tengo la razón». S somos personas que buscamos la verdad de manera honesta.

No se trata de que «yo tengo la razón». Se trata de que yo quiero entender cuál es la verdad. La Biblia es la verdad, y si hay algo que yo no entiendo no significa que sea falso, sino que yo no tengo la respuesta. Es mejor decir «no tengo una explicación bíblica para eso» a inventar de manera deshonesta una especulación «para uedar bien». ¿Como podemos usar la apologética de manera eficaz? Siempre emplear la apologética como lo que es, una herramienta, y no un sustituto del Evangelio. (Ro. :16-17) Depender del Espiritu Santo y no ceder al impulso de hacerlo en nuestra propia fuerza, por más preparados que estemos en el tema. (2Co. 10:4-5) Debatir y presentar nuestra defensa con honestidad y convicción, con una actitud humilde y cuidándonos de un espíritu combativo y orgulloso. (2Ti. 2:24-26) Entrenar nuestra mente para aprovechar las oportunidades de presentar defensa de la fe. (1 pe. 3:15) Nuestra era post moderna se caracteriza por dar mayor importancia a los sentimientos y emociones por encima de la razón y la lógica.

La iglesia no ha escapado a esta tendencia. Si queremos ser realmente bblicos debemos buscar el balance que Dios nos presenta. Y es este: el Evangelio no consiste únicamente en emociones y experiencias personales subjetivas. El Evangelio es primariamente para ser entendido racionalmente, y como consecuencia de ello, afectara todo nuestro ser (intelecto, voluntad y emociones). Debemos estar preparados para presentar nuestra fe ante ando mano de todos los recursos q