Filosofia: los humanos y sus derechos

?Que son los derechos humanos? Son todo lo que necesitamos para vivir dignamente, es decir, todo lo que las personas y colectivos requieren para desarrollarse plenamente, como una buena alimentacion, educacion, salud, empleo, un medio ambiente sano, respeto a la integridad fisica y psicologica, libertad de expresion, de religion, de transito y muchas cosas mas. Representan ademas, instrumentos que promueven el respeto a la dignidad humana, a traves de la exigencia de la satisfaccion de dichas necesidades. Concepto:

El concepto de Derechos Humanos es integral, ya que son interdependientes, es decir que no hay un derecho mas importante que otro, lo que implica que la violacion a uno solo de ellos, repercute en multiples violaciones, ademas que la realizacion de un derecho posibilita la realizacion de otros. El concepto derechos humanos es universal e incluyente, ya que son necesarios para todas y cada una de las personas, tanto en lo individual como en lo colectivo, en el marco de la situacion historica, temporal y cultural que rodea la convivencia de las personas.

Por lo tanto, el modo de realizacion de los derechos humanos depende de la situacion social, politica y cultural de los grupos humanos que los ejercen, defienden y reivindican. Reconocemos, pues

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
que la universalidad de los derechos humanos esta dada en tanto los seres humanos somos distintos, es decir, nadie tiene que renunciar a su identidad, forma de ser o de pensar para poder ejercer sus derechos. Ademas esta nocion de derechos humanos se frece como discurso para la accion social, ya que su fuente es popular, alimentada por distintos sectores de la sociedad (mujeres, indigenas, ecologistas, trabajadores, etc. ) que reivindica la integralidad, la interdependencia, la colectividad y la equidad. CARACTERISTICAS DE LOS DERECHOS HUMANOS Uno de los desafios de los derechos humanos es el de encontrar caminos para defender su universalidad en beneficio de todos los seres humanos, con respeto, al mismo tiempo, de su diversidad.

Como senalo Boutros Boutros-Ghali, Secretario General de Naciones Unidas, cuando se desarrollo la Conferencia de Viena: «Si bien los derechos humanos son comunes a todos los miembros de la sociedad internacional y todo el mundo se reconoce en su naturaleza, cada era cultural puede tener su forma particular de contribuir a la aplicacion de esos derechos. Los derechos humanos, vistos a escala universal, nos plantean la dialectica mas exigente: la dialectica de la identidad y de la alteridad, del «yo» y del «otro». Nos ensenan que somos a la vez identicos y diferentes…

Como proceso de sintesis, los derechos humanos son, por su misma naturaleza, derechos en evolucion. Quiero decir con esto que tienen a la vez por objeto expresar mandamientos inmutables y enunciar un momento de la conciencia historica. Asi pues, son, a un tiempo, absolutos y puntuales»(5). Es importante tener presente la relacion de interdependencia existente entre los Derechos Humanos, es decir, que la vigencia de unos es precondicion para la plena realizacion de los otros, de forma tal que la violacion o desconocimiento de alguno de ellos termina por afectar otros derechos.

Seria el caso, por ejemplo, el del derecho a la libertad de reunion y asociacion y el de libertad sindical, no podria asumirse el respeto del primero si existiera imposibilidad de constituir sindicatos y viceversa. Conscientes de ello la Conferencia Mundial de Derechos Humanos (Viena- Austria, 1993) senalo con su Declaracion: «Todos los derechos humanos son universales, indivisibles, interdependientes y estan relacionados entre si. La comunidad internacional debe tratar los derechos humanos en general de manera justa y equitativa, en pie de igualdad y dandoles a todos el mismo enfasis.

Debe tenerse en cuenta la importancia de las particularidades nacionales y regionales, asi como los diversos patrimonios historicos, culturales y religiosos, pero los Estados tienen el deber, sean cuales fueren sus sistemas politicos, economicos y culturales, de promover y proteger todos los derechos humanos y las libertades fundamentales»(7). Igualmente, dada su imperatividad erga-ommes, es decir, al ser universalmente obligatoria la aplicacion de estos derechos bajo cualquier punto de vista e incluso en aquellos casos en que no haya sancion expresa ante su incumplimiento, les da un caracter de exigibilidad ante los Estados.

Por ello, «Existen niveles de obligaciones comunes a todos los derechos humanos, que corresponden (… ) a una obligacion de respeto, una obligacion de proteccion y una obligacion de satisfaccion. De modo tal que ninguna categoria de derecho es en si misma mas o menos exigible, sino que a cada derecho humano le corresponden distintos tipos de obligaciones exigibles»( EVOLUCION HISTORICA DE LOS DERECHOS HUMANOS A grandes rasgos y en tanto producto historico, los Derechos Humanos pueden caracterizarse de este modo: Son una larga y( siempre inconclusa toma de conciencia de los hombres ante situaciones de in-justicia.

A la vez, son una propuesta o exigencia de un nuevo orden, desde realidades historicas concretas. Son adoptados o reconocidos por la( concien-cia colectiva de la especie, mas alla de la realidad historica en que fueron concebidos. En otras pala-bras, son patrimonio de toda la Humanidad. En tal sentido, es preciso admitir el considerable avance registrado en lo que va del siglo, con el reconocimiento de los Derechos Humanos en Declaraciones y Pactos suscriptos por la mayoria de las naciones del planeta bajo el marco de la ONU.

Resultan del aporte de toda la humanidad. La( Historia revela que “los Derechos Humanos en su forma actual, no pueden ni deben ser atribuidos con caracter particularista a una sola epoca, sociedad, clase o condicion. Existe un nucleo fuerte de ellos que es el resultado sedimentacion, acumulacion de la evolucion de toda la especie en su conjunto” . Si bien constituyen un elemento de unidad de la( especie humana – y con ello radica buena parte de su importancia historica-, tal unidad es con-flictiva, porque ace del conflicto entre los que luchan por un nuevo orden, y los que procuran man-tener su predominio en el vigente. De ahi que la Historia de los derechos humanos no sea lineal, sino que conozca grandes avances y dramaticos retrocesos. La situacion del mundo actual en que conviven el hambre y el despilfarro armamentista, es elocuente de esa caracteristica. 1° Etapas en la evolucion historica de los derechos humanos La historia de los Derechos Humanos presenta cuatro etapas que senalan la progresiva extension del contenido del concepto: . Una larga etapa que arranca en los origenes de la Historia y llega hasta el siglo XVIII en que se formulan principios y reivindicaciones que constituyen las “raices” del concepto. 2. La positivacion de los Derechos Humanos de Primera Generacion, que consagraron las libertades civiles y los derechos politicos. Suelen ser llamados tambien “Derechos de Libertad “. 3. La conquista de los derechos sociales, eco-nomicos y culturales, denominados Derechos de Segunda Generacion o Derechos de Igualdad. 4.

La etapa de formulacion de Derechos de los Pueblos, que constituye la Tercera Generacion de Derechos Humanos. 1. Raices del concepto de Derechos Humanos Por su indole, puede decirse que los Derechos Humanos nacen con el hombre mismo. Las raices del concepto se hunden en lo profundo de la Historia y la recorren en todos los sentidos. En este inmenso lapso el hombre, desde las mas remotas culturas, plantea ideales y aspiraciones que responden a la variedad de sus condiciones materiales de existencia, de su desarrollo cultural, de sus circunstancias politicas.

De ahi que no sea posible senalar rasgos comunes a todo este periodo, pero si se constata que muchos principios de convivencia, de justicia, y la propia idea de la dignidad de la persona humana, aparecen en muy diversas circunstancias del devenir historico de la Humanidad, coincidiendo entre pueblos separados por el tiempo. Sin pretender mas que senalar algunos jalones en este inacabado proceso de definicion de la dignidad humana, vale la pena referirse a dos preocupaciones recurrentes: la definicion del rol del( gobernante y los limites de su poder, y la preocupacion por establecer el( ideal de dignidad del hombre.

En el Codigo Hammurabbi (1700 A. C. aproximadamente, leemos ya una definicion de la ley como garantia para los mas debiles. La civilizacion egipcia, en especial durante los reinados de los faraones de la XVIII dinastia, es profusa en expresiones que definen al poder como servicio. Los profetas judios vinculan el ejercicio del poder a deberes fundados en principios religiosos, que inspiran una etica basada en la responsabilidad de todo los hombres por sus actos. Buda, Confucio, Zoroastro, son ejemplos de la misma exigencia: un recto proceder de los hombres, que incluye a gobernantes y a gobernados.

Entre los griegos, en la Atenas del Siglo V, la comunidad de los ciudadanos supervisa las magistraturas del Estado (la polis), y las instituciones son dirigidas por el “demos” (el pueblo). El limite al poder esta dado por el pleno derecho que ejercen los ciudadanos a participar en los asuntos publicos. Diriase que en el lapso que transcurre entre los siglos VIII A. C. ,y el siglo XVIII de nuestra era, la humanidad hace acopio de principios relativos a la conducta que rige la tarea de gobernar y ello supone el modo mas frecuente de guiar a quienes detentan el poder e imparten justicia.

El ultimo jalon en este riquisimo recorrido del que me limite a senalar unos pocos ejemplos, se ubica en los albores de la proxima etapa en la evolucion de los Derechos Humanos y se confunde con ella. Para los contractualistas del siglo XVII, el origen del poder define los deberes de quien gobierna. Para Hobbes, el poder es entregado por los hombres al que gobierna – el monarca- para que salve a la sociedad del desorden original; el monarca debe ser justo, pero no tiene que rendirles cuenta a los hombres.

Para Locke, por el contrario, el poder es delegado por los miembros de la sociedad a sus “representantes”, con el fin de man-tener la armonia del “estado natural” de la sociedad. Por ende el gobernado puede exigir al poder que cum-pla esa funcion y rebelarse si no lo hace. En cuanto al concepto de dignidad humana, es el resultado de de la confluencia de principios tales como: la tolerancia, respeto, conducta recta, que, desde la India (Buda), China (Lao-Tse y Confucio) y los profetas Judios, anteponen la accion benefica al ritual vacio. La dignidad esta dada por un modo de actuar frente a los semejantes, por anteponer la generosidad al goismo, el respeto a la vida a la violencia, la honradez en los procedimientos y la proteccion que el fuerte debe al debil frente a los abusos y a la opresion. Los griegos desarrollan el concepto de libertad como expresion maxima de la dignidad del hombre, basada en la idea de la igualdad. La ley esta por sobre quien juzga, lo que implica, el nacimiento de la idea de derecho. Estoicos y cristianos desarrollan los principios planteados por griegos y judios. Recogen ademas otras inspiraciones, directamente o por mediacion de otras culturas que heredaron las tradiciones de origen orien-tal.

Los estoicos elaboran los puntos de apoyo del jus-naturalismo: la idea de la igualdad de naturaleza entre los hombres, la existencia de principios morales universales, eternos e inmutables por los cuales debe regirse la conducta humana. De lo que se infiere que todos los hombres poseen una serie de derechos que le son inherentes, que poseen por su calidad de tales. El cristianismo de las primeras comunidades y de los Padres de la Iglesia aboga por una igualdad radical de todos los hombres, al establecer que fueron hechos “a imagen y semejanza” de Dios.

Mas alla de lo que los hombres puedan establecer como igualdad -para los estoicos la esclavitud era un hecho natural- hay una absoluta identidad de todos los hombres, semejantes entre si porque lo son ante Dios. La igualdad entonces, pierde sus limites y no se limita al usufructo individual de derechos sino que supone un deber: el amor al projimo. Amor que es entendido como un don, como un acto de generosidad (agape). El Islam aportaria una concepcion similar de la relacion entre los hombres, al presuponer su igualdad primordial “basada en su identidad esencial, en su origen unico, en su destino comun” . 2.

La primera generacion de derechos: los derechos de libertad Con la excepcion del aporte islamico, no se verifica ningun cambio sustantivo en las condiciones socio-historicas de Europa hasta las postrimerias de la Edad Media. En ese escenario se dara el fenomeno de las Declaraciones de Derechos y su incorporacion al orden juridico. Incluso la Declaracion de Virginia puede incluirse en ese contexto dado que de alli extrae su inspiracion. Esas grandes declaraciones estuvieron precedidas de un prolongado proceso de toma de conciencia que acompano los cambios historicos que transformaron paulatinamente a Europa desde los siglos XII y XIII.

En la medida que la rigida sociedad estamental europea cedio paso a una clase social incipiente, la burguesia, esta fue adquiriendo nocion de los derechos que necesitaba no tanto para desarrollar sus empresas como par-a expresar sus ideas y participar del poder. La ferrea autoridad de nobles y monarcas es puesta en cuestion: se requiere un nuevo orden, una nueva sociedad que admita la practica de los ideales concebidos por una clase social emergente a la luz de los cambios socio-economicos que se estaban produciendo.

Los renacentistas italianos habian recogido la tradicion griega para ubicar otra vez al hombre como medida de todas las cosas. El iluminismo o los ilustrados, expresara mas tarde en teoria, lo que los revolucionarios de fines del siglo XVIII conquistaran en la practica. Los ilustrados explicitan el concepto de Derechos Humanos y colocan a la idea de dignidad -humana en el centro de una eclosion de ideas impulsadas por la fe en la razon, “una fuerza tan infalible como la fuerza de la gravedad” . Diderot, desde la Enciclopedia, lanza este desafio: “Es preciso examinar todas las cosas, examinarlo todo sin excepcion y sin miramiento” .

En oposicion frontal con el concepto de monarquia de derecho divino, los ilustrados retornan a Locke y explican el transito de “un estado natural” a una sociedad politica basada en la delegacion y division de poderes. Un siglo despues de la “Habeas Corpus Act” (1679) y la Declaracion de Derechos de 1689, resultado de la “Revolucion Gloriosa” de Inglaterra, las grandes declaraciones de Virginia (1776) y la francesa (1789) se convierten en el arranque de esta gran etapa en la evolucion historica de los Derechos Humanos.

Los Derechos Civiles y los Derechos Politicos quedan incorporados al orden juridico. Se eliminan los privilegios de sangre consagrandose la igualdad de todos los hombres ante la Ley, y los derechos “naturales e imprescriptibles del hombre” son proclamados: la libertad, la propiedad, la seguridad y la resistencia a la opresion; se garantiza la libertad de pensamiento y opinion, se establece la division de poderes, se imponen garantias frente a quienes aplican las leyes. La libertad no tiene tros limites que aquello que no esta permitido. Se confiere a los hombres la facultad de ejercer por si o por sus representantes la capacidad de participacion politica. El poder politico tiene una funcion de control y se abstiene de intervenir salvo cuando las leyes son transgredidas. La burguesia, como clase social dominante, consagro asi el nuevo orden y su pensamiento, resultado de circunstancias historicas concretas, trascendio los limites socio-historicos originales.

El concepto actual de Estado de Derecho se sustenta en los principios y garantias que emergieron de los procesos revolucionarios norteamericano y frances. En la evolucion de los Derechos Humanos, “las conquistas del pasado trascienden por su contenido y no solo por su forma. , el marco historico que las origino, incorporandose asi al patrimonio comun de toda la especie”. Sin embargo, en tanto conquista derivada de las aspiraciones de una c1ase social determinada, los Derecho Civiles y Politicos son una etapa fundamental en la evolucion conceptual de los Derechos Hu-manos, pero no la ultima.

En la medida que la sociedad se transforma, se produce tambien una nueva definicion de aspiraciones, un nuevo estado de conciencia que lleva a nuevos reclamos cuyo fin es satisfacer las necesidades basicas del hombre. Los Derechos Humanos son un hecho dinamico y la segunda generacion de derechos es buena prueba de ello. 3. La segunda generacion de derechos: los derechos de igualdad Las criticas al nuevo orden se iniciaron en el seno mismo de la Revolucion Francesa. La voz de Babeuf denuncio la brecha existente entre la igualdad proclamada y la desigualdad real entre los ciudadanos.

Las condiciones historicas que promovieron una nueva etapa en el estado de conciencia sobre las necesidades basicas del hombre, fueron dadas por la Revolucion Industrial. Las transformaciones sociales y economicas que provoco tuvieron su efecto mas dramatico en la conformacion de una clase social de obreros asalariados, sometida a inhumanas condiciones de explotacion. El “nuevo orden” impuesto por la burguesia enfrenta entonces la critica de los pensadores socialistas, que reclaman una radical modificacion de las condiciones materiales de existencia del “proletariado”.

Marx denuncia la concepcion liberal de los Derechos Humanos, negando su universalidad e identificandola con los intereses de la clase social dominante: “la sociedad civil actual es la realizacion del principio del individualismo: la existencia individual es el objetivo final, mientras que la actividad, el trabajo, el contenido, son meros instrumentos”. Las condiciones de vida de las masas sociales agrupadas en torno a los centros mineros y fabriles, inspira un orden de cosas que garantice condiciones de vida dignas.

Pero esta dignidad no era la que otorgaba el Estado liberal al ciudadano: se refiere especifica-mente a la demanda de mejores condiciones de vida, de trabajo, de bienestar social. Esta segunda generacion de Derechos, eco-nomicos, sociales y culturales es reclamada desde las reuniones de la Internacional Socialista y los congresos sindicales que se producen a lo largo del S XIX. Las primeras incorporaciones de estos derechos al orden juridico de un Estado corresponden al S XX: son in-cluidos en la Constitucion Mexicana de 1911, en la de Rusia de 1918 y en la de la Republica de Weimar, de 1919.

En Uruguay son incorporados a la Constitucion de 1934. La diferencia con la primera generacion no radica exclusivamente en el contenido de los derechos. De reclamar derechos que la persona posee por su calidad de tal, se ha pasado a reivindicar los medios para que esos derechos se hagan efectivos. En consecuencia, obligan a una accion de los poderes publicos, que deben arbitrar la creacion de esos medios o propor-cionarlos: “La obligacion del Estado radica en el im-perativo deber de dedicar, dentro de sus posibilidades economicas y financieras, los recursos necesarios para la satisfaccion de esos derechos economicos, sociales y culturales”.

Los derechos de esta segunda generacion estan contenidos en el “Pacto internacional de derechos economicos, sociales y culturales”, convenido por la ONU en 1966. El derecho a trabajar, a remuneraciones que( aseguren condiciones de existencia dignas, a sindicalizarse, a la huelga y a la seguridad social, enca-bezan los articulos del Pacto. Se recomienda la( protec-cion y asistencia a la familia, a la madre, a los ninos, asi como se reconocen los derechos a la salud y a la educacion. Para el ejercicio de este ultimo derecho se reconoce la necesidad de que la ensenanza rimaria sea gratuita y la media” generalizada y hacerse accesible a todos”, ademas de otras recomendaciones sobre la ensenanza superior y la educacion fundamental para los que no posean la ensenanza primaria. A ello se agregan otros derechos culturales. En otros articulos se reconoce “el derecho fun-damental de toda( persona a estar protegida contra el hambre “, y tal vez ninguno como este nos plante frente a la realidad de un mundo que gasta en armamentos, cada 15 dias, lo que se necesita para alimen-tar y proveer de agua, salud y habitacion a cada per-sona en el planeta donde 1. 00 millones de personas padecen hambre cronica. Este contraste entre lo que se proclama y lo que es, ha gestado en los ultimos decenios de nuestro siglo una nueva etapa en la evolucion del concepto de derechos humanos, que resulta de la denuncia contra la dicotomia que escinde al mundo entre paises ricos y paises pobres. 4. La tercera generacion de Derechos Humanos: Los Derechos de los Pueblos En 1945, pasado el horror de la II Guerra Mun-dial, 51 Estados firman la Carta Fundacional de las Naciones Unidas en la que se proclama “la fe en los derechos fundamentales del hombre, en la dignidad y el valor en la persona humana”.

A fines del ano 1948, en Paris, las Naciones Unidas proclaman la Declaracion Universal de los Derechos del Hombre. Uruguay se encontraba entre los 48 paises que suscribieron la Declaracion; otros ocho se abstuvieron, reflejando las profundas divergencias que dividian ahora a los poco antes aliados. Asi, las dos primeras generaciones recibieron un reconocimiento que constituia la primera etapa de un proceso, al cabo del cual, los Estados firmarian una serie de Pactos por los que incorporarian a sus nor-mativas juridicas internas los derechos proclamados en la Declaracion del 48.

Tras una trabajosa elaboracion de los textos, en 1966 se aprueban dos Pactos: el de Derechos Civiles y Politicos, y el de Derechos Economicos. Sociales y Culturales. Si bien hasta 1980, solo 65 Estados habian ratificado estos Pactos (64 el primero y 65 el segundo), se dio un enorme paso adelante. La division en dos Pactos traduce profundas divergencias en cuanto a las prioridades en materia de Derechos y responden a la filosofia que al respecto sustenta las posiciones de los dos bloques en que el mundo quedo polarizado tras la guerra.

Sin embargo, esa division no puede ser aceptada por cuanto los Derechos Humanos constituyen un todo indivisible, como el hombre mismo, y contradice lo sustentado por las propias Naciones Unidas en su documento A/2929. Cap. II del 1/7/1955: ”Todos los derechos deben ser desarrollados y protegidos. En ausencia de los derechos economicos, sociales y culturales, los derechos civiles y politicos corren el peligro de ser puramente nominales: en ausencia de los derechos civiles y politicos, los derechos economicos, sociales y culturales no podrian ser garantizados por mucho tiempo “.

La unica diferencia aceptable no radica en la jerarquia de ambas generaciones de derechos, sino en su caracter pues, como lo he senalado, los derechos civiles y politicos son garantias del individuo” frente” al Estado, el que asume un rol de protector y garante de la vigencia de esos derechos; en cambio, los de-rechos sociales, economicos y culturales, exigen del Estado una intervencion, una politica concreta para disponer los medios que los hagan efectivos. Pero, ? todos los pueblos disponen de los medios para hacer efectivos los derechos de la segunda ge-neracion?

En los 18 anos transcurridos entre la Declaracion Universal de 1948 y los Pactos, el mundo presencio un acelerado proceso de descolonizacion. Ya los Pactos expresan la nueva situacion: en ambos su Articulo 1 proclama que” todos los pueblos tienen el derecho de libre determinacion”. La breve historia de esos pueblos que accedian a la independencia fue suficiente para demostrar que la autodeterminacion era, en buena medida, ficticia. Que si carecian de los medios para satisfacer las demandas minimas de sus pueblos, las proclamaciones de Derechos Humanos carecian de sentido.

En Bandung, representantes de jovenes Estados de Asia y Africa reclaman el desarme, especialmente referido a la proscripcion de las armas nucleares (24/4/19551). En Belgrado, seis anos despues, se reune por primera vez la Conferencia de Jefes de Estado de Paises No-Alineados y en su declaracion “rechazan categoricamente, la tesis que afirma que la guerra y, por ejemplo la guerra fria, sea inevitable, porque esta tesis es una confesion de impotencia y desesperanza, contraria a la idea del progreso del mundo”.

La Con-ferencia vaticina “el fin de una epoca en que los pueblos eran oprimidos por el extranjero y hace igual-mente de la cooperacion pacifica entre los pueblos, fundada sobre los principios de la independencia y la igualdad de derechos, una condicion indispensable de su libertad y de su progreso”. Estos ejemplos, que no son los unicos, delatan el inicio de una nueva etapa en la evolucion en el concep-to de derechos humanos.

La tercera generacion de Derechos surge de la paulatina toma de conciencia, por parte de los pueblos del mundo no desarrollados, de la necesidad de un cambio en su situacion para disponer de los medios que permitan garantizar plenamente la vigencia de los derechos humanos. Si en la decada del 60 la espiral armamentista preocupa a los pueblos no alineados, que ven en la cooperacion internacional pacifica la unica salida posible, en la decada del 70 queda claro que el desarrollo no es posible en las circunstancias economicas internacionales.

Al derecho a la libre determinacion se opone la creciente desigualdad en los terminos de intercambio, desfavorable para los paises productores de materias primas. Este predominio economico, originado en la etapa colonia, es seguido por el dominio de los medios de comunicaciones y de la informacion. En la Conferencia de Argel (1976), un grupo de paises del mundo no desarrollado proclaman “la Declaracion de los Derechos de los Pueblos”. En ella plantean la busqueda de “un nuevo orden politico y economico internacional”, en cuyo contexto pueda darse “el espeto efectivo de los Derechos Humanos”. A esta Declaracion se agregan las conclusiones del “Simposio de Expertos sobre el tema de los derechos de Solidaridad y Derechos de los Pueblos”, convocado por la UNESCO, en San Marino (1984). El ultimo articulo de la Declaracion de Argel reclama el pleno restablecimiento de los derechos fundamentales de un pueblo, que, “ cuando son gravemente ignorados, es un deber que se impone a todos los miembros de la comunidad internacional”.

El documento de San Marino reconoce la existen-cia de derechos cuyos titulares son “los pueblos, tanto individual como colectivamente”. Tomando como base el ultimo documento citado, de indudable valor por cuanto fue suscrito por exper-tos de muy diversas nacionalidades – provenientes tanto de los paises desarrollados como de paises del Tercer Mundo- los derechos proclamados son: el derecho de los pueblos a su existencia,( ( la libre disposicion de los recursos naturales propios, el derecho al( patrimonio natural comun de la humanidad, la autodetermi-nacion,( a( la paz y a la seguridad, a la educacion,( a la informacion y a la( comunicacion, a un medio ambiente sano y ecologicamente equilibrado. ( El corolario de todos estos derechos es el derecho al desarrollo – de cuya realizacion se deriva, en efecto, el respeto de la mayoria de los demas derechos y libertades de los pueblos. (Art. 38) Estas demandas se han convertido en el centro de controversias que afirman o niegan su caracter de derechos humanos. Sin embargo, desde uestra si-tuacion de pueblos que no alcanzaron cotas aceptables de desarrollo, que no inciden sobre los mecanismos de intercambio economico internacional y ven como dis-minuye el valor relativo de sus recursos y que sufren el peso de una deuda externa agobiante, esta etapa en la evolucion del concepto de derechos humanos no ad-mite dudas. Los pueblos privados de las condiciones basicas para alcanzar su desarrollo economico, no pueden atender debidamente las demandas esenciales de su poblacion.

La negacion de los derechos de los pueblos solo puede explicarse desde la optica de las naciones que detentan el poder economico y politico internacional. El mundo actual se caracteriza por la estrecha inte-rrelacion entre las naciones. Bajo la amenaza de la des-truccion nuclear y ante el despilfarro de la carrera ar-mamentista se alza la voz de los pueblos reclamando un nuevo orden internacional. Y este es un hecho tan expresivo de un salto hacia la esperanza, hacia un mundo mas justo y solidario, corno lo fueron los ideales de los ilustrados o el clamor de quienes pro-claman la igualdad social. 2. Inherentes: Porque son innatos a todos los seres humanos sin distincion alguna, pues se asume que nacemos con ellos. Por tanto, estos derechos no dependen de un reconocimiento por parte del Estado. • Universales: Por cuanto se extienden a todo el genero humano en todo tiempo y lugar; por tanto, no pueden invocarse diferencias culturales, sociales o politicas como excusa para su desconocimiento o aplicacion parcial. • Absolutos: Porque su respeto se puede reclamar indistintamente a cualquier persona o autoridad. Inalienables: Por ser irrenunciables, al pertenecer en forma indisoluble a la esencia misma del ser humano; no pueden ni deben separarse de la persona y, en tal virtud, no pueden trasmitirse o renunciar a los mismos, bajo ningun titulo. • Inviolables: Porque ninguna persona o autoridad puede actuar legitimamente en contra de ellos, salvo las justas limitaciones que puedan imponerse de acuerdo con las exigencias del bien comun de la sociedad. Imprescriptibles: Porque no se pierden por el transcurso del tiempo, independientemente de si se hace uso de ellos o no. • Indisolubles: Porque forman un conjunto inseparable de derechos. Todos deben ser ejercidos en su contenido esencial(6), al tener igual grado de importancia • Indivisibles: Porque no tiene jerarquia entre si, es decir, no se permite poner unos por encima de otros ni menos sacrificar un tipo de derecho en menoscabo de otro. Irreversibles: Porque todo derecho formalmente reconocido como inherente a la persona humana queda irrevocablemente integrado a la categoria de derecho humano, categoria que en el futuro no puede perderse. • Progresivos: Porque dado el caracter evolutivo de los derechos, en la historia de la humanidad, es posible que en el futuro se extienda la categoria de derecho humano a otros derechos que en el pasado no se reconocian como tales o aparezcan otros que en su momento se vean como necesarios a la dignidad humana y, por tanto, inherentes a toda persona. 3.

El principio de no discriminacion tiene por objeto garantizar la igualdad de trato entre los individuos cualquiera que sea su nacionalidad, sexo, raza u origen etnico, su religion o sus creencias, discapacidad, edad, orientacion sexual o cualquier otra condicion o circunstancia personal o social. Todas las personas tienen iguales derechos e igual dignidad, y ninguna de ellas debe ser discriminada en relacion con otra. La discriminacion impide el desarrollo pleno del potencial de la persona, mina la confianza en las virtudes de las sociedades democraticas y provoca exclusion social.

Intimamente ligada a la proteccion contra la discriminacion (imprescindible para garantizar los derechos de las personas pertenecientes a minorias) se encuentra la proteccion de las minorias propiamente dicha. Ella exige el reconocimiento de derechos tales como: • derecho a la existencia y a la identidad • el derecho a la proteccion y desarrollo de su cultura, a disfrutar de la misma • a profesar y practicar su propia religion • a participar en las decisiones que se adopten en cuestiones que les afecten • a participar en la vida social, economica y cultural • a establecer y mantener sus propias asociaciones a utilizar su propio idioma en privado y en publico 4. La violacion de los derechos humanos A pesar de existir un amplio dispositivo nacional, regional, e internacional para la defensa de los derechos de los hombres no hay un respeto absoluto por estos. En muchos paises se manifiestan violaciones a los derechos humanos. Se debe afirmar que las transgresiones a los derechos se producen de manera encubierta y solapada, pero cuando tales transgresiones resultan habituales y permanentes en un lugar determinado siempre existe alguna manera de enterarse de ellas.

La gente no suele ser enganada durante demasiado tiempo. Un caso tipico de violacion encubierta de los derechos humanos puede surgir de las mismas desigualdades que se manifiesten en la sociedad. Cuando una parte de la poblacion no tiene acceso a un minimo bienestar quedan coartados los derechos humanos. La libertad posibilita el goce de los derechos cuando convive con la igualdad. Esta apunta a que todos los habitantes de un pais puedan alimentarse, tener una vivienda, trabajo, educacion, salud, etcetera.

El terrorismo, la represion, la censura, la discriminacion, la miseria y las transgresiones de los derechos del nino son las principales violaciones que sufren los derechos humanos y es conveniente destacar que ninguna de las acciones mencionadas es mas importante que otra. Es justamente en la Declaracion Universal donde dice que todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos y que no pueden ser objeto de discriminacion por su Opinion politica, riqueza o posicion economica. Las personas deben saber cuales son sus derechos y poder hacer una denuncia cuando estos no se cumplen.