Etica de naciones

Estos principios se encuentran detallados en el texto de la Resolucion 37/194 adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 18/XII/1982 La Asamblea General… DESEOSA de establecer otras normas en esta esfera para que sean aplicadas por el personal de salud, especialmente los medicos y los funcionarios gubernamentales, 1. APRUEBA los principios de etica medica aplicables a la funcion del personal de salud, especialmente los medicos, en la proteccion de personas presas y detenidas contra la tortura y otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, expuestos en el anexo a la presente resolucion; 2.

EXHORTA a todos los gobiernos a que den la difusion mas amplia posible tanto a los principios de etica medica como a la presente resolucion, especialmente entre las asociaciones medicas y paramedicas y las instituciones de detencion o carcelarias en el idioma oficial de cada Estado; 3. INVITA a todas las organizaciones intergubernamentales pertinentes, especialmente a la Organizacion Mundial de la Salud y a las organizaciones no gubernamentales interesadas a que senalen los principios de etica medica a la atencion del mayor numero posible de personas, especialmente a las que ejercen actividades medicas y paramedicas.

PRINCIPIOS DE ETICA MEDICA APLICABLES A LA FUNCION DEL PERSONAL DE

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
SALUD, ESPECIALMENTE LOS MEDICOS, EN LA PROTECCION DE PERSONAS PRESAS Y DETENIDAS CONTRA LA TORTURA Y OTROS TRATOS O PENAS CRUELES, INHUMANOS O DEGRADANTES Principio 1 El personal de salud, especialmente los medicos, encargado de la atencion medica de personas presas o detenidas tiene el deber de brindar proteccion a la salud fisica y mental de dichas personas y de tratar sus enfermedades al mismo nivel de calidad que brindan a las personas que no estan presas o detenidas.

Principio 2 Constituye una violacion patente de la etica medica, asi como un delito con arreglo a los instrumentos internacionales aplicables, la participacion activa o pasiva del personal de salud, en particular de los medicos, en actos que constituyen participacion o complicidad en torturas u otros tratos crueles, inhumanos o degradantes, incitacion a ello o intento de cometerlos(1). Principio 3

Constituye una violacion de la etica medica el hecho de que el personal de salud, en particular los medicos, tengan con los presos o detenidos cualquier relacion profesional cuya sola finalidad no sea evaluar, proteger o mejorar la salud fisica y mental de estos. Principio 4 Es contrario a la etica medica el hecho de que el personal de salud, en particular los medicos: a) Contribuyan con sus conocimientos y pericia a interrogatorios de personas presas y detenidas, en una forma que pueda afectar la condicion o salud fisica o mental de dichos presos o detenidos y que no se conforme a los instrumentos internacionales pertinentes(2). ) Certifiquen o participen en la certificacion de que la persona presa o detenida se encuentra en condiciones de recibir cualquier forma de tratamiento o castigo que pueda influir desfavorablemente en su salud fisica y mental y que no concuerde con los instrumentos internacionales pertinentes, o participen de cualquier manera en la administracion de todo tratamiento o castigo que no se ajuste a lo dispuesto en los instrumentos internacionales pertinentes. Principio 5

La participacion del personal de salud, en particular los medicos, en la aplicacion de cualquier procedimiento coercitivo a personas presas o detenidas es contraria a la etica medica, a menos que se determine, segun criterios puramente medicos, que dicho procedimiento es necesario para la proteccion de la salud fisica o mental o la seguridad del propio preso o detenido, de los demas presos o detenidos, o de sus guardianes, y no presenta peligro para la salud del preso o detenido. Principio 6 No podra admitirse suspension alguna de los principios precedentes por ningun concepto, ni siquiera en caso de emergencia publica. 1) Vease la declaracion sobre la proteccion de Todas las Personas contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes (Resolucion 3452 [XXX], anexo, de la Asamblea General), cuyo articulo 1 establece lo siguiente: «1. A los efectos de la presente Declaracion, se entendera por tortura todo acto por el cual un funcionario publico, u otra persona a instigacion suya, inflija intencionalmente a una persona penas o sufrimientos graves, ya sean fisicos o mentales, con el fin de btener de ella o de un tercero informacion o una confesion, de castigarla por un acto que haya cometido o se sospeche que ha cometido, o de intimidar a esa persona o a otras. No se considerara tortura las penas o sufrimientos que sean consecuencia unicamente de la privacion legitima de la libertad, o sean inherentes o incidentales a esta, en la medida en que esten en consonancia con las Reglas Minimas para el Tratamiento de los Reclusos». 2. La tortura constituye una forma agravada y deliberada de trato o pena cruel, inhumano o degradante». El articulo 7 de la Declaracion establece lo siguiente: «Todo Estado asegurara que todos los actos de tortura definidos en el articulo 1 constituyen delitos conforme a la legislacion penal. Lo mismo se aplicara a los actos que constituyen participacion, complicidad, incitacion o tentativa para cometer tortura». 2) En particular la Declaracion Universal de Derechos Humanos (Resolucion 217 A [III] de la Asamblea General), los pactos internacionales de derechos humanos (Resolucion 2200 A [XXI], anexo, de la Asamblea General), la Declaracion sobre la Proteccion de todas las Personas contra la Tortura y otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes (Resolucion 3452 [XXX], anexo de la Asamblea General) y las Reglas Minimas para el Tratamiento de los Reclusos (Primer Congreso de las Naciones Unidas sobre Prevencion del Delito y Tratamiento del Delincuente: Informe de la Secretaria, publicacion de las Naciones Unidas, N? de v