Etica

LOS HOSPITALES NO DEBEN CAUSAR DANO A LOS PACIENTES En este capitulo del manual etico de la enfermera, al examinar cada punto encontramos: Dilema: * La ansiedad aumenta mas por la incertidumbre y se alivia al recibir informacion. Pero en ocasiones se argumenta que al revelar mas a los pacientes sobre su enfermedad y tratamiento, su ansiedad aumentaria e impediria su recuperacion. Preservacion de la autonomia y dignidad del paciente: * Los pacientes deben adaptarse a la institucion y a sus rutinas, en vez de que la institucion se adapte a las necesidades de cada paciente.

Al privar a la persona de la oportunidad de formar decisiones tan fundamentales como estas, su dependencia aumenta y su autonomia se reduce. Se trata al paciente como un nino y se reduce su dignidad. Experimentos en pacientes: * El dilema esta en que si llegamos a la conclusion de que es incorrecto, entonces pondremos en duda todas las practicas medicas. Si deducimos que es correcto entonces tendremos que determinar ciertos limites y aplicar algunos criterios. entonces esta bien los experimentos en los pacientes..

Trasplante de organos: * En este punto encontramos que se toma los temas eticos relacionados con obtener el consentimiento para el trasplante en

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
el momento de la muerte, en la cual el dilema se da en que el trasplante se de con consentimiento de la propia persona o pedir el permiso de un familiar cercano; pero no esto no se dara con el permiso de la propia persona sino en casi obligar al familiar para que acepte. Consentimiento de informado * El dilema es nuestro y tenemos que encontrar la manera de comunicarnos con ellos.

Si el paciente no tiene instruccion, entonces el profesional tiene la responsabilidad de darsela. El hecho de que una persona no comprenda los terminos medicos no significan que ellos tengan un problema. El derecho a negarse a recibir tratamiento * Los pacientes tienen el derecho a no someterse a un tratamiento si ellos no lo desean, entonces el dilema surge en que si ellos no se tratan corren el peligro de que su enfermedad continue, por eso los medicos tienen que intervenir pero no pueden violar las decisiones de los pacientes.