Ensayo sobre em imperialismo

ECONOMIA Y COMUNICACION SUA. GRUPO 9019. ALUMNO. Maria de Jesus Hernandez Salas ENSAYO SOBRE: EL IMPERIALISMO, FASE SUPERIOR DEL CAPITALISMO (LENIN) Esta obra es, para mi, sin duda la continuacion directa de El Capital de Marx. Lenin estudia la evolucion del capitalismo en una epoca nueva, la del imperialismo. Y muestra que el imperialismo es la ultima fase, la fase superior del capitalismo, la del capitalismo parasitario, putrefacto, agonizante.

Lenin escribio “El Imperialismo, fase superior del capitalismo” en Zurich (Suiza) entre enero y julio de 1916. El trabajo de Lenin, al igual que en su tiempo hizo Carlos Marx, sigue siendo un instrumento indispensable para el analisis de la sociedad capitalista contemporanea. Lenin nos dice a lo largo de su escrito que el imperialismo es la fase superior y ultima del capitalismo, que comenzo a fines del Siglo XIX y comienzos del XX, etapa de su descomposicion y muerte, etapa de las revoluciones socialistas.

Senalando cinco rasgos principales del imperialismo: la concentracion de la produccion y del capital, factores que condujeron a la formacion de los monopolios que desempenan un papel decisivo en la vida economica; la fusion del capital bancario con el industrial y la formacion sobre esta base del «capital financiero»

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
y de la oligarquia financiera; la exportacion del capital, a diferencia de la exportacion de mercancias, adquiere un significado particularmente importante; la formacion de las uniones monopolistas internacionales de los capitalistas, ue se reparten el mundo y la culminacion de la division territorial del mundo entre las mayores potencias capitalistas. Lenin enfatiza o mejor dicho nos senala que la esencia economica y el rasgo principal del imperialismo es la sustitucion de la libre concurrencia por el dominio de los monopolios. Los monopolios establecieron su dominio absoluto sobre la economia y la politica de los mas grandes paises capitalistas. Asi, en Estados Unidos, ciudad cumbre del imperialismo, estan monopolizadas en la actualidad todas las ramas principales de la produccion entre el 60% y el 100%.

El dominio de los monopolios capitalistas en la vida economica es completado por su poder omnimodo en la politica. Los monopolios someten a su arbitrio el aparato del Estado y lo utilizan en beneficio de su enriquecimiento. El imperialismo es el capitalismo parasitario, putrefacto y moribundo. Lleva hasta los ultimos limites la contradiccion entre el trabajo y el capital, entre los diversos estados imperialistas entre los estados imperialistas y los paises coloniales y dependientes.

La extrema agudizacion de las contradicciones de la sociedad capitalista en la epoca del imperialismo no significa el estancamiento absoluto del capitalismo. Lenin decia: “seria un error pensar que la tendencia a la putrefaccion excluye el rapido crecimiento del capitalismo; no, algunas ramas de la industria, algunas capas de la burguesia, algunos paises presentan en la epoca del imperialismo con mayor o menor fuerza a veces una y otras veces otra de estas tendencias”. El desarrollo del capitalismo en la epoca del imperialismo es extremadamente desigual y se realiza a saltos.

Cambia la correlacion de las fuerzas economicas y militares de los estados imperialistas. La desigualdad del desarrollo conduce con el tiempo a una violenta ruptura del equilibrio dentro del sistema mundial del capitalismo, a la agudizacion de las contradicciones y al debilitamiento mutuo de los paises enemigos. Por eso, ensena el leninismo, en la epoca del imperialismo es posible la victoria del socialismo al principio en algunos paises o en un pais por separado, y es imposible la victoria simultanea del socialismo en todos los paises.

Lenin analiza, como habia mencionado anteriormente, cinco rasgos principales del imperialismo. La libre competencia que dominaba bajo el capitalismo premonopolista ha desembocado en la concentracion de la produccion y en la centralizacion del capital. Los monopolistas han comenzado a desempenar un papel preponderante en la economia; tal es el primer rasgo del imperialismo. La produccion se ha concentrado hasta tal punto, que la dominacion de los monopolios no significa sin embargo, que la crisis, la competencia, la anarquia y las demas plagas del capitalismo sean suprimidas.

Al contrario, los monopolios aumentan el caos y la anarquia propios de la produccion capitalista en general. Dice Lenin que “los monopolios, que derivan de la libre concurrencia no la eliminan, sino que existen por encima y al lado de ella, engendrando asi una serie de contradicciones, rozamientos y conflictos particularmente agudos”. La concentracion de los bancos y la formacion de monopolios bancarios han transformado a los bancos, de intermediarios en monopolistas omnipotentes del mercado financiero.

Trayendo como consecuencia la fusion de los mayores bancos y de los monopolios industriales, aparece asi el capital financiero que constituye el segundo rasgo del imperialismo. El imperialismo no es mas que el dominio de unos cuantos magnates de las finanzas que obligan y explotan a la clase trabajadora. La exportacion del capital, paralelamente a la exportacion de mercancias, se ha convertido en manifestacion tipica del capitalismo imperialista.

En pos del beneficio maximo, el capital se precipita hacia los paises donde puede hallar mano de obra y materias primas baratas. La exportacion de capital, al imponerse sobre la exportacion de mercancias, marca con el sello del parasitismo al pais que vive de la explotacion del trabajo de otros paises y de las colonias; acentua entre los paises capitalistas las contradicciones y la lucha por las esferas de aplicacion del capital. Tal es el tercer rasgo del imperialismo.

El cuarto reside en esto: los grupos de monopolios se reparten en primer termino el mercado nacional, a lo que sigue el reparto economico del mercado capitalista mundial entre las grandes asociaciones de monopolios internacionales. Ahora bien, esas uniones internacionales todopoderosas, cartels, sindicatos, trusts, consorcios, se componen de monopolios aislados y de grupos de monopolios que sostienen en su interior una lucha encarnizada por aumentar su participacion en los beneficios.

Todo lo cual desemboca en una acentuacion de la competencia en el seno de las asociaciones monopolistas internacionales, resta solidez a los acuerdos entre monopolistas dentro de esas asociaciones y provoca entre ellos la lucha por el reparto de los mercados. El reparto economico del mundo entre los grupos de monopolios mas poderosos se halla intimamente ligado al quinto rasgo del imperialismo: la terminacion del reparto territorial del mundo entre los Estados imperialistas y la lucha por su redistribucion, por la conquista de tierras extranjeras.

En virtud de la ley del desarrollo economico y politico desigual de los paises capitalistas en la epoca del imperialismo, tales o cuales paises capitalistas se adelantan a otros en su desarrollo, lo que hace cambiar la correlacion de fuerzas en la arena internacional y pone en el orden de dia la cuestion de la redistribucion del mundo ya repartido entre los paises capitalistas. En consecuencia se desencadenan guerras imperialistas que arrastran dentro de su orbita a casi todos los paises capitalistas y pueblos del mundo.

La lucha por la redistribucion del mundo toma la forma de una lucha por el dominio mundial de un grupo de estados imperialistas o de un solo pais capitalista, el mas poderoso. “Por esto, las alianzas sea cual fuere su forma: una coalicion imperialista contra otra coalicion imperialista, o una alianza general de todas las potencias imperialistas- no pueden constituir, inevitablemente mas que treguas entre las guerras.

Las alianzas pacificas preparan las guerras y, a su vez, surgen del seno de la guerra, condicionandose mutuamente, engendrando una sucesion de formas de lucha pacifica y no pacifica sobre una y la misma base de relaciones imperialistas y de relaciones reciprocas entre la economia y la politica mundiales”. Estas palabras de Lenin han sido plenamente confirmadas por los acontecimientos de la historia de las ultimas decadas. La “tregua” entre las dos guerras mundiales duro menos de veinticinco anos y el intervalo fue ocupado por numerosos conflictos militares aislados.

Lenin hace el balance del analisis de los principales rasgos del imperialismo, define la naturaleza del capitalismo imperialista y hace la sintesis de todos los aspectos y de todos los rasgos del capitalismo actual. Nos habla del parasitismo y de la putrefaccion del capitalismo en la fase imperialista. La monopolizacion de la vida economica de los paises capitalistas engendra el estancamiento y la putrefaccion. Surgen estados rentistas y estados usureros que saquean a centenares de millones de hombres en los paises coloniales y dependientes.

El estado rentista es el estado del capitalismo parasitario, putrefacto. En su obra, Lenin puso de relieve las raices de la ideologia oportunista en el movimiento obrero. Los inmensos superbeneficios de los monopolios, que los capitalistas arrancan de las colonias y de los paises dependientes hacen economicamente posible la corrupcion de las capas superiores de la clase obrera. Esta circunstancia engendra la ideologia del oportunismo y del reformismo en el movimiento obrero.

El oportunismo y el imperialismo se hallan intimamente ligados. Los imperialistas de cada pais capitalista tratan, por intermedio de sus agentes oportunistas en el seno de la clase obrera, de dividir el movimiento obrero y orientarlo por el camino del oportunismo. Por esa razon, si no se lucha contra el oportunismo y su ideologia, el movimiento revolucionario no podra desarrollarse con exito. Tambien hay una parte en donde menciona la critica de las teorias antimarxistas del imperialismo.

Lenin somete a una critica aplastante de las ideas de Kautsky, quien trataba de embellecer el imperialismo y de disimular las contradicciones mas profundas exaltando la “libertad” y la “democracia” burguesa. Lenin mostro que la reaccion politica en toda la linea es inherente al imperialismo. Por ultimo, muestro autor define el lugar historico del imperialismo y establece que el imperialismo es la fase suprema del capitalismo, la antesala de la revolucion socialista.

La socializacion muy intensificada de la produccion en la fase imperialista del capitalismo, se halla en contradiccion antagonica flagrante con las relaciones de produccion capitalistas convertidas en cadenas que traban el desarrollo de las fuerzas productivas de la sociedad. El imperialismo conduce a las masas directamente a la revolucion que destruye el regimen capitalista y crea las condiciones necesarias a la edificacion de una sociedad nueva, socialista.