El pobre hombre rico

El pobre hombre rico Adolf Loos En su relato, Adolf Loos cuenta sobre un hombre adinerado, con buena esposa e hijos, llevaba una buena vida, hasta que un dia se da cuenta que no es feliz, le falta algo en su vida; arte. Al notar esto, el hombre rico llama a un reconocido arquitecto y le pide que llene de arte su casa sin importar el precio. El arquitecto lleno la casa de pinturas famosas, esculturas, telas, objetos, etc. , transformandola en un espacio lleno de arte. El hombre rico estaba feliz, maravillado con tantas cosas hermosas en su hogar.

Al pasar el tiempo, la casa se volvio un lugar dificil para vivir, pues el arquitecto le habia construido arte y queria que este se quedara tal y como el lo habia predispuesto; le habia construido un lugar a cada objeto, un marco a cada cuadro, unas zapatillas a cada recamara; y el hombre rico debia memorizar donde se ponia cada cosa y no solo eso, tambien debia de dejar de adquirir nuevos objetos para no alterar lo ya que el Sr. Arquitecto habia disenado; al darse cuenta de su realidad el hombre rico se puso muy triste.

Se me hizo graciosa la

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
forma en la que ponen aqui al arquitecto, como una persona caprichosa y engreida en cuanto a su arquitectura, su arte. Me parece que el arquitecto del relato no estaba cumpliendo con su mision, construir para el hombre, esto quiere decir que los gustos, actividades y necesidades del futuro usuario deben de ser la prioridad y punto de partida. El arquitecto debe tomar en cuenta los deseos del usuario al cual le construye, no debe cerrarse solo a sus creencias sobre el arte, sino debe ser critico y razonable con el futuro habitante; pues la arquitectura es para el hombre, para y debe cumplir con ciertos fines.