El código de hammurabi

“EL CODIGO DE HAMMURABI”. Este codigo muestra las leyes escritas por Hammurabi, rey de Babilonia. Las cuales pueden ser senaladas de origen divino, ya que el mismo Hammurabi senala que el dios del Sol, llamado Samas, le entrego estas leyes. Este codigo esta dividido en 3 partes, un prologo, en donde Hammurabi manda a escribir un tratado de teologia politica. Le siguen las leyes, las cuales abarcan aspectos como: La jerarquizacion de la sociedad, habiendo hombres, individuos y esclavos.

Los salarios, la responsabilidad profesional, el funcionamiento judicial, las penas y castigos, desprendiendose de estas, lo que conocemos como Ley del Talion. Aborda tambien el robo, la actividad agricola, el dano a la propiedad, los derechos en el matrimonio, los derechos de los esclavos, el homicidio y las lesiones. Finaliza con un epilogo que glorifica la labor realizada por Hammurabi para conseguir la paz, con una explicita referencia a que el monarca fue llamado por los dioses para que “la causa de la justicia prevalezca en el mundo, para destruir al malvado y al perverso”.

Describe ademas las leyes como medio para que “la tierra disfrute de un gobierno estable y buenas reglas”, que se dicen escritas en un pilar para que “el fuerte no pueda oprimir al debil, y la justicia acompane a la viuda y al huerfano”. Hammurabi aconseja al oprimido con estas energicas y sonoras palabras: “que el oprimido que tenga una causa verdadera venga a presencia de mi estatua, a mi como rey de la justicia, y que lea en voz alta la inscripcion y escuche mis preciosas palabras para que le lleven claridad y entendimiento a su causa, para que su corazon encuentre alivio”.

Este codigo lo podemos tomar como uno de los primeros intentos legislativos del hombre, ya que este, no solo busca castigar a las personas, sino, que tambien puedan defenderse, siendo el principal proposito de este, la igualdad y la justicia. El codigo de Hammurabi unifica los diferentes codigos existentes en las ciudades del imperio babilonico. Pretende establecer leyes aplicables en todos los casos, e impedir asi que cada uno “tomara la justicia por su mano”, pues sin ley escrita que los jueces hubieran de aplicar obligatoriamente, era facil que cada uno actuase como mas le conviniera.

En el codigo no se distingue entre derecho civil y penal, es decir, se dan leyes que regulan los asuntos de la vida cotidiana y leyes que castigan los delitos. Se regula el comercio, el trabajo asalariado, los prestamos, los alquileres, las herencias, los divorcios, la propiedad, las penas por delitos de robo, asesinato, etc. El texto del codigo tambien nos sirve para saber cuales eran los delitos mas frecuentes en la epoca, pues un delito que es contemplado en estas leyes sera un hecho que ocurre con frecuencia.

En las penas aplicadas a cada delito se distingue si hay intencionalidad o no, y cual es la “categoria de la victima y la del agresor”. Asi la pena es mayor si se ha hecho adrede y menor si ha sido un accidente; mayor si la victima es un hombre libre, menor si es un esclavo. La mayoria de las penas que aparecen en el codigo son multas, aunque tambien existe la pena de mutilacion e incluso hasta la pena de muerte. En algunos casos el codigo opta por aplicar la Ley del Talion, la que se refiere a que hay que hacerle al agresor lo mismo que el hizo a su victima, siempre y cuando los dos sean de la misma categoria.

En el caso de que el agresor sea de una categoria superior a la de la victima, no se aplicara la Ley del Talion, sino que se condena al agresor a pagar una multa. Con esto podemos concluir que tal vez Hammurabi no era un gobernante cualquiera, al que solo le importara que su pueblo se rigiera bajo un mandato tirano, sino que era un rey interesado en el desarrollo y progreso de los ciudadanos y por consiguiente del progreso de la ciudad de Babilonia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *