Doctrinas

Constant, Benjamin. “De la soberania popular”, “De la naturaleza del poder real en una monarquia constitucional”, “De las condiciones de propiedad”, “De la libertad de prensa”, “De la libertad religiosa”, “De la libertad individual”, “De las garantias judiciales”; en Escritos politicos. De la Soberania Popular. Nuestra actual constitucion reconoce formalmente el principio de la soberania popular, es decir la supremacia de la voluntad general sobre cualquier voluntad particular. La ley debe ser la expresion de la voluntad de todos o de la voluntad de unos cuantos.

Por otra parte la fuerza pertence a quien la posee, no constituye un derecho, y si se la reconoce como legitima, lo sera igualmente sin importar quien se apodere de ella y todos querran y a su vez conquistarla. Si el poder de unos pocos se supone sancionado por el asentimiento de todos, ese poder se convierte entonces en la voluntad general. Este principio se aplica a todas las instituciones. La teocracia, la realeza, la aristocracia, cuando dominan los espiritus son la voluntad general.

No existe mas que dos poderes, uno ilegitimo, la fuerza; otro legitimo, la voluntad general. El reconocimiento abstracto de la soberania del pueblo no aumenta en nada el manto de la libertad de

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
los individuos y si se dan unas dimensiones indebidas a esta soberania, se puede perder la libertad a pesar del principio, o incluso a causa del mismo principio. Cuando se establece que la soberania popular es ilimitada, se crea y se introduce caprichosamente en la sociedad humana un grado de poder demasiado grande en si mismo, y eso es malo independientemente de quien lo posea.

En una sociedad fundada sobre la soberania popular, ningun individuo y ninguna clase tiene el derecho de someter al resto a su voluntad particular pero es falso que el conjunto de la sociedad posea sobre sus miembros una soberania ilimitada. La totalidad de los ciudadanos es el soberano, en el sentido de que ningun individuo, ninguna fraccion, ninguna asociacion parcial puede arrogarse la soberania. Hay una parte de la existencia humana que necesariamente, permanece individual e independiente y que se encuentra, por derecho, fuera de toda competencia social.

La soberania solo existe de una manera limitada y relativa. Es hay donde comienza la independencia y la existencia individual, se detiene la jurisdiccion de esta soberania. Rousseau, definio el contrato celebrado entre la sociedad y sus miembros, como la alineacion completa de cada individuo, con todos los derechos y sin reservas a la comunidad. El soberano, no puede perjudicar ni al conjunto de sus miembros ni a ninguno de ellos en particular, la condicion es igual para todos y nadie tiene interes en hacerla onerosa para los otros.

Todos estos atributos preservadores que confieren al ente abstracto que llama soberano, resulta de que ese ente se compone de todos los individuos sin excepcion. La democracia es una soberania absoluta en manos de todos; la aristocracia, una soberania absoluta en manos de unos pocos; la monarquia, una soberania absoluta en manos de uno solo. El caracter absoluto que Hobbes atribuye a la soberania del pueblo, es la base de todo un sistema. La palabra absoluto desnaturaliza toda la cuestion y no arrastra a una nueva serie de consecuencias.

El soberano tiene el derecho de castigar pero solo las acciones culpables, tiene el derecho de hacer la guerra, pero solo cuando la sociedad es atacada; tiene derecho ha hacer las leyes pero solo cuando esa leyes son necesarias y en tanto en cuando sean conformes a al justicia. La democracia es la autoridad colocada en manos de todos, pero solamente la suma de autoridad necesaria para la seguridad de la asociacion: la aristocracia es esa autoridad confinada a unos pocos: la monarquia esa misma autoridad entregada a uno solo.

Cuando la soberania no esta limitada no existe ningun medio para proteger a los individuos de la accion de los gobiernos. Es inutil pretender que los gobiernos se sometan a la voluntad general. Son ellos quienes dictan siempre esa voluntad y cualquier precaucion resulta lustrosa. Ninguna autoridad de este mundo es ilimitada ni la del pueblo ni la de los hombres que se llaman sus representantes, ni la de los reyes, sea cual sea su titulo para reinar, ni la de la ley al no sr mas que la expresion de la voluntad del pueblo o del principe segun la forma de gobierno, debe circunscribirse a los mismo limites que la autoridad de que la emana.

La soberania popular no es ilimitada. Esta circunscrita a los limites que marcan la justicia y los derechos individuales. La voluntad de todo un pueblo no puede ser justo lo que es injusto. Los representantes de una nacion no tienen derecho a hacer lo que ni siquiera la nacion tiene derecho a hacer por si misma. El pueblo no tiene derecho a tocar a un solo inocente, ni tratar como culpable a un solo acusado sin pruebas legales. El pueblo no tiene derecho a atentar contra la libertad de opinion, ni contra la religiosa… De la naturaleza del poder real en una monarquia constitucional.

El hecho de que el monarca sea inviolable y los ministros responsables prueba por si solo esta separacion. El poder ministerial aunque emanado del poder real, tiene, sin embargo, una existencia separada de este ultimo, y esta diferencia entre autoridad responsable y autoridad investida de inviolabilidad es esencial y fundamental. El poder real es un poder neutral. El de los ministros es un poder activo. El poder ejecutivo, legislativo y judicial son tres resortes que debe cooperar, cada uno en su campo, al movimiento general.

La monarquia constitucional crea este poder neutral en la persona del Jefe de Estado. El verdadero interes de este no esta en que uno de los poderes derroque al otro, sino en que todos se apoyen mutuamente, se escuchen y actuen en armonia. El poder representativo de la continuidad reside en una asamblea hereditaria, el poder representativo de la opinion, en una asamblea electiva, el poder ejecutivo se confia a los ministros, el poder judicial a los tribunales. Los dos primeros poderes hacen las leyes, el tercera se ocupa de su ejecucion en general, el cuarto las aplica a los casos particulares.

El poder real esta en el centro, pero por encima de los otros cuatro, es una autoridad superior e intermediaria a la vez. No se puede hacer ninguna ley sin el concurso de la Camara hereditaria y la electiva. El poder ejecutivo reside de hecho en los ministros pero la autoridad que podria destituirle tiene, en las monarquias absolutas, el defecto de que es su aliada, y en la republicas el de que es su enemiga. Solo en las monarquias constitucionales se eleva al rango de juez. En la monarquia absoluta, no hay otro medio de destituir al poder ejecutivo que una revolucion.

El rey no necesita acusar a sus ministros de una falta, de un crimen o de un proyecto culpable para destruirlos, los destruye sin castigarlos. Para vengar la violacion de una ley particular, habria que poner en peligro, lo que sirve de garantia para todas las leyes. De manera que los hombres debiles, los razonables, los venales, los estrictos, se encontraran comprometidos por diferentes motivos a velar por los depositarios infieles de la autoridad ejecutiva. El poder ministerial es el autentico resorte de la accion ejecutiva en una Constitucion libre hasta el punto de que el monarca solo hace propuestas por medio de sus ministros.

Cuando se trata de nombramientos el monarca decide solo, es un derecho incontestable. Pero cuando se trata de una accion directa o simplemente de una propuesta, el poder ministerial esta obligado a ponerse en adelante para que la discusion o el rechazo no afecte al Jefe de Estado. De las condiciones de propiedad. Ningun pueblo ha considerado como miembros del Estado a todos los individuos residentes en su territorio independientemente de la manera en que residieran en el.

La democracia mas absoluta establece dos clases: en una se coloca a los extranjeros a quienes no han alcanzado la edad prescrita por la ley para ejercer sus derechos de ciudadania, la otra se compone de los hombres que han alcanzado esa edad y que han nacido en ese pais. Existe un principio segun el cual entre los individuos reunidos en un territorio hay unos que son miembros del Estado y otros que no lo son. Ese principio supone evidentemente que para ser miembro de una asociacion hay que tener un cierto grado de ilustracion y un interes comun con los otros miembros de la asociacion.

La prueba es que los primeros al llegar a la edad determinada por la ley se convierten en miembros de la asociacion politica y que los segundos lo consiguen por su residencia, sus propiedades o relaciones. En las sociedades actuales el nacimiento en el pais y la madures en la edad no son suficientes para conferir a los hombres las cualidades apropiadas a ejercicio de los derechos de ciudadania. Hace falta otra condicion ademas de esto que es el ocio indispensable para adquirir ilustracion y rectitud de juicio. Solo la propiedad asegura ese ocio, solo la propiedad hace a los hombres capaces para el ejercicio de los derechos politicos.

Los cuerpos politicos para ganarse la confianza es necesario que sus intereses coincidan claramente con sus deberes. Una nacion coincide que a los hombres reunidos en una asamblea solo les guia su propio interes. La propiedad territorial influye sobre el caracter y destino del hombre, por la propia naturaleza de los ciudadanos que exige. El cultivador entrega a ocupaciones constantes y continuadas. El azar que para la moral es una gran fuente de desordenes no esta nunca presente en la vida del agricultor. El propietario industrial ve herida con frecuencia su vanidad, ese germen fecundo de agitaciones politicas cosa que casi nunca ucede en el agricultor, ese ultimo calcula tranquilamente el orden de las estacione, la naturaleza del suelo, el caracter del clima. La propiedad territorial ata al hombre a la religion en que vive, rodea de obstaculos los desplazamientos crea el patriotismo por el interes. Esa ventaja de la propiedad territorial en relacion con lo politico y aumenta conforme disminuye la relacion de la propiedad. Un artesano no pierde casi nada al desplazarse, un pequeno propietario se arruina si se expatria. La propiedad industrial tiene sin duda grandes ventajas.

La industria, el comercio han creado una nueva forma de defensa de la libertad: el credito. La propiedad territorial garantiza la estabilidad de las instituciones; la propiedad industrial asegura la independencia de los individuos. Algunos publicistas han creido encontrar la existencia de un tercer tipo de propiedad. La han llamado intelectual. Un hombre distinguido en una profesion liberal, no esta menos vinculado con menos fuerza al pais donde vive que el propietario territorial. De la libertad de prensa. Los delitos de prensa difieren de los demas delitos en que consisten mas en intensiones y resultados que en hechos positivos.

La neutralidad del poder real no actua contra los ciudadanos ni espera que actuen contra el. La ley garantiza a los ciudadanos que no habra agresion por su parte; la ley debe garantizarles tambien a ellos que no habra agresion por parte de los ciudadanos. Ultrajando en su persona, el jefe de Estado se convierte en un hombre. De la libertad religiosa. La unica idea razonable en relacion con la religion , es la de consagrar la libertad de cultos sin restriccion, sin privilegios, sin obligar siquiera a los individuos siempre que observen las formas exteriores estrictamente legales a declarar su asentamiento a favor del culto particular.

La intolerancia civil es igual de peligrosa, mas absurda y sobre todo mas injusta que la intolerancia religiosa. Es igual de peligrosa, porque conduce a los mismos resultados con otro pretexto; es mas absurda porque no se basa en la conviccion , es injusta por que el mal que causa no lo hace por deber sino por calculo. La intolerancia civil adopta mil formas y se refugia en todas partes para sustraerse al razonamiento. Ninguna de las iglesias reconocidas pudiera cambiar sus dogmas sin el consentimiento de la autoridad. Se comprende la intolerancia cuando impone a todos una sola profesion de fe; en ese caso al menos es consecuente.

Puede que crea que retiene a los hombres en el santuario de la verdad, cuando se permite dos opiniones una de las dos es necesariamente falsa autoriza el gobierno a obligar a los individuos de una y de otra mantenerse sujetos a la opinion de su secta a alas sectas a no cambiar jamas de opinion. Las causas de nuestras penas son innumerables, la autoridad puede proscribirnos, la mentira calumniarnos, las ataduras de una sociedad completamente artificial no hace dano, la naturaleza inflexible nos golpea en lo que mas queremos, la vejes avanza hacia nosotros.

Cuando anoramos un objeto amado tenemos un puente sobre el abismo, y lo atravesamos con el pensamiento. Y cuando la vida se nos escapara, nos proyectamos hacia la otra vida. La religion es asi en su ausencia, la companera fiel, la ingeniosa e infatigable amiga del infortunado. Todo lo que nos parece ilimitado y produce en nosotros la nocion de inmensidad, la vista del cielo, el silencio de la noche, la basta extension de los mares; todo lo que nos conduce a la ternura o al entusiasmo, la conciencia de una accion virtuosa, de un sacrificio generoso, de un peligro enfrentado con valor, del dolor del projimo socorrido o consolado.

Todas esas cosas favorecen el desarrollo moral, hacen salir al hombre del circulo estrecho de sus intereses, devuelven al alma esa elasticidad, esa delicadeza, esa exaltacion ahogada por la rutina de la vida corriente y de los calculos que esta necesita. El amor es la mas contradictoria de esas pasiones, porque tiene un objetivo, un placer determinado, proximo a nosotros y que desemboca en el egoismo. El sentimiento religioso es, por la razon contraria, la mas pura de todas ellas