Derecho Canonico y siete partidas Historia del Derecho

UNIVERSIDAD CRISTIANA DEL SUR ESCUELA DE DERECHO BACHILLERATO EN DERECHO TRABAJO DE EXPOSICION Derecho Canónico y el Libro de las Sietes Partidas to View nut*ge Curso Historia General del Profesora Nuris Pérez Estudiantes: Daniel Delberth Jiménez Mora Isaías Picado Ortiz Hatillo, San José, Costa Rica 5 de marzo de 2011. PACE 1 or27 Primera…. 3. 3. 2. partida Segunda. „.. 3. 3. 3. partida Tercera…… 3. 3. 4. partida Cuarta….. „ 3. 3. 5 Partida 3. 36 Partida Sexta…. „ 3. 3. 7 Partida Séptima……. 3. 4. — 3. 5. Influencia e importancia….. Conclusión. „…. 3 4 5 6 7 13 iglo V al XV, su objetivo principal es describir los hechos mas relevantes acontecidos por la influencia del Derecho Romano en España, las características tanto del Derecho Romano como el Derecho Canónico y el no menos importante una óptima descripción del Libro de las Siete Partidas. Sin duda, este material nos permitirá conocer sobre los fundamentos del Derecho actual, su transformación y todos aquellos personajes que contribuyeron a ella. El derecho canónico y las la familia, el matrimonio era acompañado de ritos y ceremonias, como el ósculo (beso) de los contrayentes ante ocho (8) testigos parientes o vecinos).

En algunos

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
pueblos la tierra era repartida para el cultivo y el producto era distribuido entre los miembros de la tribu. La justicia era administrada por los jefes de familia, por los de las tribus o por la Asamblea. La principal fuente de derecho era la costumbre, respetada y conservada por los pueblos extranjeros que llegaron a imponer allí su dominación. Los fenicios, griegos y cartagineses que con fines comerciales establecieron colinas, no aportaron nada al desarrollo jurídico institucional de los primltivos peninsulares; sin mbargo, su cultura y formas de vida fueron asimilados por los pueblos indígenas. 1. 2.

Definición y contenido: El Derecho español es producto de ese proceso de integración jurídica contenido en diversas normas reguladoras del pueblo español a lo largo de los diversos periodos de su historia. El Derecho español comprende la totalidad de las Constituciones, códigos, leyes, reglamentos, ordenanzas, decretos y demás disposiciones escritas, así como las costumbres, prácticas y usos jurídicos observados en España y en los territorios extrapeninsulares incorporados a su dominio. En la actualidad ha e sumarse también, la jurisprudencia de los tribunales españoles y la doctrina de los autores hispanos (Cabanellas). Elementos formativos En la formación del Derec significativo el aporte la promulgación del derecho español contemporáneo. Algunas de las primitivas prácticas jurídicas con arraigo en Aragón y Castilla La Vieja, se fueron transmitiendo de generación en generación hasta los últimos tiempos de la Edad Media. Los elementos que decisivamente han contribuido a la formación del Derecho español son: el elemento romano, el germánico y el canónico, principalmente, en segundo lugar, el musulmán, el judío, y el Derecho francés e italiano . . 3. 1 . El Elemento Romano: El Derecho romano se publicó en España cuando ésta formó parte del territorio provincial romano. La dominación romana en España que se prolonga hasta la invasión de los pueblos bárbaros (siglo V), caracteriza la organización política, jurídica y administrativa de esa provincia romana. De importancia histórica, son las leyes de las colonias y municipios, que contienen el derecho concedldo a estos territorios. Decretos, senadoconsultos senadoconsulto del año 197 a. C. elativo a la primera división provincial de la Peninsula)y constituciones imperiales son aplicados en la España romana. En la romanización del derecho español debemos destacar ciertos hechos. En el año 73, el emperador Vaspasiano concede a España el derecho de latinidad (ius lati), desde ese momento los españoles empiezan a regirse por el derecho romano en materia de bienes, contratos y testamentos y sus relaciones familiares, por su propio Derecho. La romanización total de España, fue obra del emperador Caracalla, quien en el año 212, concede a todos los habitantes el Imperio, la ciudadanía romana.

Con ello quedan derogados los derechos indígenas y E- regirse en todo por el s OF derecho romano. derechos indígenas y España entra a regirse en todo por el A partir de entonces España habría de regirse por el Derecho romano, lo que dificultaba la aplicación tanto a las personas como a las situaciones jurídicas. Esto trajo como consecuencia que las clases cultas asimilaran sin dificultad el derecho romano, no así las clases rurales apegadas a las tradiciones indígenas. Lo que originó en España un derecho romano vulgar, caracterizado por la ombinación de principios romanos e indígenas.

De importancia son también los documentos de aplicación del derecho. Los públicos que emanan de los municipios o corporaciones, autorizados por el estado, como los contratos de hospitalidad, de patrono, de juramento de fidelidad. Los privados, que comprenden contratos, testamentos y demás negocios jurídicos. La influencia del Derecho romano fijó para siempre, desde el Liber ludiciorum, el molde de la legislación posterior; desde el Fuero Real y las Partidas, todo el derecho occidental, habla el lenguaje de los romanistas clásicos. 1. 4. DERECHO ESPAÑOL

DERECHO ROMANO: esta es quizá a fuente de mayor importancia en el derecho español, la recepción del derecho romano, Justiniano y post Justiniano, se inicia en castilla en la segunda mitad del siglo XII cambiando progresivamente la fisonoma jurídica de las instituciones castellanas. En el derecho publico crea situaciones jurídicas nuevas y de mayor envergadura, que las existentes, distingue entre el estado y la monarquía, los que sufren cambios fundamentales al extremo de modificar la estructura de ambos dentro del orden de Ideas castellanas propiamente dichas.

El municipio como institución omana se refleja en la organización 6 OF propiamente dichas. El municipio como institución romana se refleja en la organización de los pueblos castellanos, decae en la época de Alfonso XII al crearse la institución del corregidor. El derecho pnvado, las instituciones juridicas romanas, encuentran una fuerte oposición, mayormente en los estratos populares por la revisión y modificación de las instituciones privadas existentes, como la del inicio de la personalidad para que se aceptare, partiendo de la viabilidad del ser humano que viva por 24 horas y se produzca el bautismo.

En las 7 artidas de Alfonso X, la fuente más importante del derecho fue la costumbre, mas la influencia del derecho Justiniano, hace que se abandonen los principio antiguos relacionados con la personalidad implantados por el derecho germano, tal como la mayoría de edad a los 25 años para tener plena capacidad civil, actos para contraer matrimonio, testar (testamento), tutela, curatela, etc. La mujer continua en el mismo estado de inferioridad sujeta a una especie de «protección» perpetua por razón de su sexo a la tutela paterna, hermanos o parientes varones.

En caso de ausencia de personas, se establecen istemas para controlar y diferir convenientemente su situación jurídica apreciada como circunstancias modificativas de la capacidad del ausente, su clase social. Se produce distinción entre bienes muebles e inmuebles al desaparecer el predomino de la propiedad comunal, por la particular, sustituyendo el simbolismo germano por la tradición romana.

Referido al estado de la familia se debilitan los vínculos del parentesco y se producen serias diferencias entre padres e hijos, se acepta el sistema de la dote romana y el régimen de bienes gananciales, div padres e hijos, se acepta el sistema de la dote romana y el égimen de bienes gananciales, divididos por la mitad entre marido y mujer y no en la proporción aportada al momento de disolverse el matrimonio.

En el derecho penal todo el sistema germánico basado en la consideración de las violaciones del derecho, como negocios privados cometidos a los individuos en lo particular, se sustituye por un complejo sistema de penas graduadas. En el orden procesal predomina el sistema escrito admitiendo la intervención de oficio y reducción de las ordalías o juicios de Dios por el sistema de prueba romano. 2. Derecho Romano y Derecho Canónico 2. Definición de Derecho Canónico Podemos definir al Derecho Canónico como «el complejo de normas propuestas y hechas valer por la autoridad de la Iglesia por las cuales es disciplinada la organización de la misma y es regulada la actividad de sus miembros en relación de su fin último» 1 Según el canonista Ferreres, por Derecho Canónlco debe entenderse «el conjunto de leyes dadas por Dios, o por la potestad eclesiástica, por las cuales se ordena la constitución, régimen y disciplina de la Iglesia Católica».

Por su parte, Sehling entiende por Derecho Canónico «el conjunto e normas jurídicas dictadas para el buen régimen de la Iglesia» Para este mismo autor, el Derecho Canónico debe considerarse como una disciplina jurídica que excluye toda discusión religiosa o teológca, en tanto que esa discusión no es inexcusable para entender sus preceptos jurídicos. 2. 2. Necesidad de un Derecho de la Iglesia.

La Iglesia es definida por e Gasparri como «la «la sociedad visible de los hombre bautizados, que por la profesión de la misma fe y unidos por el vínculo de la misma comunión persiguen el mismo fin espiritual, bajo la autoridad del Romano pontífice y del Epscopado en comunión con él». La Iglesia a la vez que pueblo de Dios, es el cuerpo místico de Cristo. Ya en los primeros siglos enseñaba Tertulian02 que «donde se encuentran estos tres: el Padre, el hijo y el Espíritu Santo, está la Iglesia, que es el cuerpo de la Trinidad .

La Iglesia está formada por las personas humanas en comunión, en diálogo con las tres personas Divinas. Esta misteriosa comunión es la esencia profunda de la Iglesia, en ella consiste nuestra salvacion». Por su parte, San Clemente de Alejandría3 afirmaba que «como la voluntad creadora de Dios se concretiza en el mundo, así su voluntad salvífica actúa en la Iglesia».

Enseña el Concilio Vaticano 114 que «como la naturaleza asumida sirve al Verbo Divino, de órgano vivo de salvación, a él indisolublemente unido en el mismo modo, el organismo social de la Iglesia sirve al espíritu de Cristo que la vivifica para el crecimiento del cuerpo»5 La Iglesia, fundada por Jesucristo y siendo su cuerpo místico, es a su vez una sociedad constituida por seres humanos.

Es perfecta en cuanto tiene en si misma todo lo necesario para alcanzar el fin que le es proprio. Como tal, en cuanto visible reino de Dios sobre la tierra, tiene necesidad, como toda otra sociedad y todo tro reino, de un poder de organizarse a fin de poder enseñar la doctrina Divina, santificar a sus miembros y gobernarlos. Presupone un orden y cada orden exige un poder y un derecho. 2. 3. Peculiaridades del Derecho de la Iglesia El Derecho Canónico n exige un poder y un derecho.

El Derecho Canónico no tiene como finalidad sustituir la fe, la gracia, los carismas, ni la caridad en la vida de la Iglesia o de los fieles cristianos, muy por el contrario su fin es crear un orden en la sociedad eclesial que asignando el primado a la fe, a la gracia y a los carismas haga más fácil su desarrollo orgánico en la vida, anto en la sociedad eclesial como también en cada una de las personas que pertenecen a ella. Mientras el derecho estatal se dirige a súbdltos que son exclusivamente suyos, esto es a individuos que no son súbditos de otros estados y por lo demás tendiente al bienestar temporal de los mismos súbditos, el Derecho Canónico se dirige a individuos que en orden a sus intereses temporales están sujetos a los ordenamientos estatales, y en consecuencia tendientes a su bienestar espiritua17. El Derecho Canónico es el único de carácter universal, al cual están sujetos todos los millones de bautizados en el mundo.

Los fundamentos del sistema jurídico canónico, se encuentran en el derecho divino positivo que ha sido manifestado en la revelación y su fin último es siempre la salvación de las almas. 8 2. 4. Influencia del Derecho Romano Hasta comienzos del siglo IV la Iglesia vivió al margen del Derecho Romano, puesto que este no reconocia su existencia y hasta consideró ilícita la condición de cristiano. Esta relación cambia cuando en el año 313 se decreta la libertad de cultos y Constantino se convierte al cristianismo. Todos los emperadores posteriores continúan con una poltica favorable al cristia pción de Juliano «el