Derecho

Derecho gy uikthor007 AQKa5pR 03, 2010 57 pagcs Proyecto de Tesis Título: Los Matrimonios Gay, marco jurídico del Matrimonio. ANTECEDENTES. – Siempre han existido las personas con preferencias sexuales dudosas, siempre han existido los homosexuales y las lesbianas, el problema se ha complicado con el surgimiento de «los derechos humanos» que exigen actualmente ese tipo de personas. Antes en la época romana existían las orgías y dentro de su festejo abundaban las personas con preferencias dudosas, homosexuales y lesbianas era se les mantenía controlado y sin permitirles proyectar lico, se les mantenía

PACE 1 ors7 bajo un control de co o. Actualmente con la brindado a esta clase comportamiento soci 31 v d chos que se les han lentando el no se sienten afectados, también es verdad que se les debe exigir respeto y comportamiento acorde a lo que la sociedad tiene como norma jurídica, no significa que por ser lo que son se les permita comportarse y vestirse y hacer los desmanes que hacen en cada manifestación y sobretodo el comportamiento que guardan dentro de su tiempo que les brinda la sociedad para expresar los instintos que llevan dentro. historia los había controlado, los gobiernos de algunos países os habían

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
destruido e incluso amenazado con demostrar sus preferencias a la luz pública, hoy en día el permitirles salir del closet (como ellos mismos se dicen) está generando un marco que atenta con la base fundamental de la sociedad, LA FAMILIA, es bien bien sabido y tácito que una familia se conforma por UN HOMBRE, UNA MUJER Y EL PRODUCTO DE ESA UNION LLAMADO HIJO.

Si nuestros legisladores analizaran correctamente las leyes y la sociedad se diera a respetar, comprenderían entonces las razones por las que estas personas no pueden formar primero un matrimonio y segundo adoptar un ser inocente simplemente orque ellos desean crear lo que por naturaleza no desearon, un hijo y formar una familia. Planteamiento del Problema: ¿Se atenta contra la figura jurídica del MATRIMONIO civil con la aceptación de formar un matrimonio entre personas del mismo sexo (Hombre con Hombre Mujer con Mujer)?

Esta respuesta es de mucho debate tanto entre las autoridades tradicionalistas como entre las autoridades modernas y la sociedad, la aceptación del matrimonio entre personas del mismo sexo aun tiene muchas lagunas que revisar por parte de la Suprema Corte de Justicia de la Nación ya que debe entrar en ebate la modificación de artículos de la constitución política de los Estados unidos Mexicanos, leyes suplementarias y algunas leyes que contemplan derechos y obligaciones dentro del Matrimonio entre un hombre y una mujer.

Justificación y delimitación de la investigación. La forma tradicional de matrimonio es entre un hombre y una mujer, con la finalidad de constituir una familia. Esa definición ortodoxa ha sido cuestionada, de una parte, porque se ha otorgado reconocimiento a las uniones entre un hombre y una mujer con finalldades prácticamente idénticas al matrmonio, ero que adoptan formas y denominaciones distintas (v. nfra las sociedades de convivencia 20F pero que adoptan formas y denominaciones distintas (v. infra las sociedades de convivencia). Por otro lado, el desarrollo de nuevos modelos de familia (parejas no casadas con hijos, madres solteras) ha desvinculado la función reproductiva del matrmonio. Finalmente, en varios países y estados se ha producido una ampliación de derechos que ha dado reconocimiento al matrimonio entre personas del mismo sexo.

Celebración de un matrimonio. En esos casos el matrimonio se realiza, generalmente, por la orma civil o de Estado, porque las normas de muchas religiones no permiten este tipo de uniones en su seno. Con todo, en distintos tiempos y lugares se han reconocido otras variedades de matrimonio. En términos porcentuales, las sociedades que permiten la poligamia como variedad aceptada de matrimonio son más frecuentes que las que sólo permiten la monogamia.

Sin embargo, la monogamia es la práctica más común incluso en las primeras. El matrimonio se considera una institución importante porque contribuye a definir la estructura de la sociedad, al crear un lazo de parentesco entre personas (generalmente) no cercanas n línea de sangre (al respecto, recordemos que también hay comunidades en las que se acostumbra el matrimonio entre primos o entre parientes de distintos grados; véanse las entradas acerca de la endogamia y el incesto). na de sus funciones ampliamente reconocidas es la procreación y socialización de los hijos (si bien no es absolutamente necesario casarse para tener hijos, ni todos los matrimonios heterosexuales los tienen), así como la de regular el nexo entre los individuos y la descendencia que re heterosexuales los tienen), así como la de regular el nexo entre os individuos y la descendencia que resulta en el parentesco, rol social y estatus.

En las sociedades de influencia occidental suele distinguirse entre matrimonio religioso y matrimonio civil, siendo el primero una institución cultural derivada de los preceptos de una religión, y el segundo una forma jurídica que implica un reconocimiento y un conjunto de deberes y derechos legal y culturalmente definidos. Las características generales de la institución del matrimonio incluidas en algunos ordenamientos jurídicos son la dualidad, la heterosexualidad y el contenido en cuanto a derechos y deberes.

A partir del siglo XX, en las sociedades de influencia occidental y procedente del liberalismo se recoge también el principio de igualdad, con un peso creciente en las regulaciones derivadas. ‘k La dualidad del matrimonio es el principio por el que la institución está prevista, en principio, para unir a dos personas y vincularlas para su convivencia y procreación. En algunos ordenamientos (en especial los de base islámica) se que reconoce la posibilidad de que un hombre contraiga matrimonio con más de una mujer.

Pero incluso en este caso la institución vincula a una persona con otra, pues las diversas mujeres que un usulmán pueda tener no están unidas, en principio, por ningún nexo matrimonial ni tienen derechos y obligaciones entre sí. ‘k Tradicionalmente el matrimonio exige la pertenencia de cada contrayente a uno de ambos sexos, de manera que un hombre y una mujer son los unicos que, en principio, pueden contraer matrimonio.

Este princi 40F hombre y una mujer son los únicos que, en principio, pueden contraer matrimonio. Este principio está siendo modificado en algunos países en favor del principio de igualdad, a fin de reconocer la paridad de derechos y oblgaciones entre hombre mujer y extender los beneficios que implica la institución del matrimonio a parejas formadas por personas del mismo sexo (matrimonio homosexual). El contenido en cuanto a derechos y deberes de los cónyuges varía en función del ordenamiento jurídico de cada país, pero por lo general todos les imponen la obligación de vivir juntos y guardarse fidelidad, de socorrerse mutuamente, de contribuir al levantamiento de las cargas familiares y de ejercer conjuntamente la potestad doméstica y la patria potestad sobre los hijos, que se presumen comunes salvo prueba en contrario.

Las singularidades del contenido del matrimonio en cuanto a derechos y deberes de los cónyuges derivan en cada país de su propia concepción cultural de la institución, que ha dado forma a la misma en su legislación positiva y en su práctica jur[dica. Efectos jurídicos El matrimonio produce una serie de efectos jurídicos entre los cónyuges y frente a terceras personas, de los cuales los fundamentales son los deberes u obligaciones conyugales, el parentesco, la adquisición de derechos sucesores entre los cónyuges y el régimen económico del matrimonio, que tiene istintas modalidades en los diferentes países.

Además, en varios países produce de derecho la emancipación del contrayente menor de edad, con lo cual éste queda libre de la patria potestad de sus padres y podrá en adelante actuar como s s OF éste queda libre de la patria potestad de sus padres y podrá en adelante actuar como si fuera mayor, aunque posteriormente se divorcie. El régimen matrimonial, régimen económlco matrmonial o régimen patrimonial del matrimonio es el estatuto jurídico que regula la relación económica en un matrimonio de los cónyuges ntre sí y de éstos respecto de terceros.

El régimen económico tiene gran trascendencia sobre todo en caso de separación matrimonial, en divorcio y en derechos de tipo sucesorio (mortis causa) como son las herencias, aunque también tiene gran repercusión frente a terceros en los casos de insolvencia de alguno de los cónyuges, por lo que si se desvía de lo establecldo por defecto por la ley, normalmente debe estar inscrito en un registro público. En la mayoría de las legislaciones, la ley establece un régimen económico para el matrimonio, con carácter supletorio para el aso más común, de que los cónyuges no establezcan ningún acuerdo en este sentido.

En este caso se aplica el sistema fijado por defecto. El sistema por defecto en España es el de la sociedad de gananciales, en las zonas de aplicación del derecho común, es decr aquellos terrltorios en los que no hay implantado ningún derecho foral o tradicional especial en la materia. En términos muy generales sólo la compilación para Cataluña y Baleares regula un régimen por defecto diferente del de gananciales, de modo que los matrimonios contraídos en estas comunidades tienen por defecto la aplicación del sistema de eparación de bienes.

Por otra parte en Aragón el régimen por defecto es el que establezcan libremente los cónyuges dentro del 6 OF otra parte en Aragón el régimen por defecto es el que establezcan libremente los cónyuges dentro del principio standum est chartae, y en caso de defecto de éste será el de «consorciales» (diferente al de «gananciales’ de derecho común) Los cónyuges pueden optar a través de las capitulaciones matrimoniales por cambiar el régimen en cualquier momento, tanto de forma previa al matrimonio como a posteriori, optando entre los distintos regímenes.

Existen diversos motivos por los que se puede elegir uno u otro régimen económico matrimonial. Entre otros, se pueden citar: * La diferencia entre la riqueza e ingresos de los cónyuges (Hombre / Mujer) en el momento del matrimonio. La existencia de riesgo patrimonial en la profesión de alguno de los cónyuges. ‘k La existencia de hijos previos al matrimonio que procedan de relaciones anteriores.

Si este apartado no deja en claro que los conceptos y fundamentos se refieren a él régimen matrimonial entre un HOMBRE y una MUJER y establece claramente las obligaciones y erechos que adquieren al momento de formar un laso o vínculo entre un HOMBRE y una MUJER que forman precisamente ese concepto y fundamento, de ahí se desprende el concepto de entender lo siguiente. El matrimonio es una institución social que crea un vínculo conyugal entre sus miembros. Este lazo es reconocido socialmente, ya sea por medio de disposiciones jurídicas o por la vía de los usos y costumbres.

El matrimonio establece entre los cónyuges —y en muchos casos también entre las familias de origen de éstos— una serie de obligaciones y derechos que también son fijados por el derecho, que v e éstos— una serie de obligaciones y derechos que también son fijados por el derecho, que var(an, dependiendo de cada sociedad. De igual manera, la unión matrimonial permite legitimar la filiación de los hijos procreados por sus miembros, según las reglas del sistema de parentesco vigente. or ser una institución sumamente extendida en el mundo aunque no de modo universal— la definición del matrimonio es materia de diversas disciplinas. Desde el punto de vista del derecho occidental, el matrimonio constituye una unión de dos personas que tiene por finalidad constituir una familia. Hasta hace pocos años se consideraba un elemento esencial de la definición el hecho que ambos contrayentes debían ser de sexo opuesto, pero en el último tiempo este elemento ha sido objeto de moderaciones debido a la introducción, por algunos ordenamientos, del matrimonio entre personas del mismo sexo.

Por su lado, en vista de la información etnográfica obtenida de diversas sociedades, la antropología del parentesco define el matrimonio como la unión de dos o más personas que cumplen roles de género definidos socialmente, incluso tratándose de matrimonios homosexuales. El matrimonio, desde el punto de vista antropológico, es una institución que permite legitimar la descendencia de una mujer y crea relaclones de allanza entre los grupos de parentesco de los cuales provienen sus miembros. l] El matrimonio puede ser civil o religioso y, dependiendo de la religión o del ordenamiento jurídico, los derechos, deberes y requisitos del matrimonio son distintos. Ahora bien, no todas las sociedades establecen la distinción entre matrimoni 80F matrimonio son distintos. Ahora bien, no todas las sociedades establecen la distinción entre matrimonio civil y matrimonio religioso. Esta distinción sólo puede existir en aquellos contextos donde el Estado ha atraído el reconocimiento del matrimonio como una de sus atribuciones. En algunos países occidentales el matrimonio civil no ha sido reconocido hasta fechas relativamente recientes.

Por ejemplo, Chile lo reconoce desde 1884. [2] Algunos estados que han adoptado el matrimonio civil no reconocen las uniones conyugales realizadas bajo las normas religiosas, otros las reconocen como opción con validez jurídica equivalente al matrimonio civil. En contraparte, las religiones no suelen reconocer el matrimonio civil como una forma de unión onyugal acorde con sus preceptos. CAPITULO III De los deberes y derechos que nacen del matrimonio Artículo 273. Los cónyuges deben contribuir, cada uno por su parte, a los fines del matrimonio. Artículo 274.

Los cónyuges vivirán juntos en el domicilio conyugal que de común acuerdo establezcan, y en el cual ambos disfrutarán de autoridad propia y consideraciones iguales. El Consejo de Familia con conocimiento de causa, podrá recomendar se exima de esta obligación a alguno de ellos, cuando el otro se establezca en lugar insalubre, indecoroso, peligroso, o traslade el domicilio a país extranjero, a no ser que lo aga en servicio público. También cesará la obligación que tienen los cónyuges de vivir juntos cuando uno de ellos padezca temporalmente enfermedad del orden psiquco o infeccioso.

Artículo 275. Los cónyuges contribuirán económicamente al sosten psíquico o infeccioso. sostenimiento del hogar, a su alimentación y a la de sus hijos, así como a la educación de éstos en los términos que la ley establece, sin perjuicio de distribuirse la carga en la forma y proporción que acuerden para este efecto, según sus posibilidades. A lo anterior no está obligado el que se encuentre mposibilitado para trabajar y careciere de bienes propios, en cuyo caso el otro atenderá Íntegramente a estos gastos.

Los deberes y derechos que nacen del matrimonio serán iguales para los cónyuges e independientes de su aportación económica al sostenimiento del hogar. Artículo 276. Cada uno de los cónyuges tiene un derecho preferente sobre los bienes propios del otro, y sobre los productos e ingresos que correspondan a los gastos de alimentación para el cónyuge y sus hijos, pudiendo pedir el aseguramiento de bienes, para hacer efectivo este derecho. Artículo 277. Los cónyuges decidirán de común acuerdo todo lo oncerniente al manejo del hogar, a la formación, educación y desarrollo psíquico de los hijos.

En caso de desacuerdo, el Consejo de Familia podrá emitir recomendación al respecto; procurando en todo caso avenir a los cónyuges en ese aspecto. Artículo 278. Es deber de cada cónyuge el cultivar y promover el conocimiento, comprensión y concientización de lo que significa el estado social del matrimonio, lo mismo que los procesos de mutación humanobiológicos para que le permitan un mejor acoplamiento y complementariedad en esta relación. Artículo 279. Es deber y obligación de los cónyuges, la fidelidad