Decreto

Que con el propósito de incentivar la inversión, la formación de mpresas y generación de empleos, se sustituyó el Impuesto sobre el Patrimonio Neto, que gravaba tanto el patrimonio mobiliario como inmueble, mediante el Decreto No. 17-92 del 28 de febrero de 1992 por un impuesto que grava únicamente los bienes inmuebles, con una tasa o alícuota reducida. Decreto No. 17-92, es necesario uniformarlo y sistematizarlo en un único estatuto jurídico que lo regule.

Que corresponde al Presidente de la República garantizar la armonización de las políticas económicas y tributarias. POR TANTO En uso de sus facultades que le confiere la Constitución Política, HA DICTADO El siguiente Decreto de: MPUESTO SOBRE BIENES INMUEBLES CAPITULO I Objeto, sujeto, base y tasa Articulo 1. – En sustitución del Impuesto sobre Bienes Inmuebles contenido en el Arto. 17 del Plan de Arbitrios del Municipio de Managua (Decreto No. 0-91 del 5 de febrero de 1991) y en el Decreto No. 17-92 del 28 de febrero de 1992, establécese a favor de los Municipios del país un Impuesto sobre Bienes Inmuebles, que podrá identificarse con las iniciales «IBI», el cual se regirá por las disposiciones de este Decreto. Articulo 2. – El IBI grava

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
las propiedades inmuebles ubicadas en la circunscripción territorial de cada Municipio de la República y oseídas al 31 de diciembre de cada año gravable.

Para efectos del 131 se consideran bienes inmuebles: a) Los terrenos, las plantaciones estables o permanentes, y las instalaciones o construcci rmanentes que en ellos 20F existan; responsabilidad solidarla en todas las obligaciones a que esta ley se refiere, los siguientes en orden de prelación: a) Los propietarios, cualquiera de ellos cuando un inmueble pertenezca a vanos y cuando se trate de propiedades en régimen de propiedad horizontal, de conformidad con la Ley que Reglamenta el Régimen de la Propiedad Horizontal (Decreto egislativo NO. 909 del 26 de agosto de 1971); ) Los nudos propietarios y usufructuarios, en forma indistinta y solidaria; c) Los usuarios o habitadores; d) El poseedor o tenedor a cualquier título, cuando la existencia del propietario no pudiere ser determinada o cuando, tratándose de inmueble de propiedad del Estado o sus Instituciones, de los Municipios o de las Comunidades Indígenas, estuvieran ocupados por terceros; e) El dueño de las mejoras o cultivos permanentes o el propietario del terreno, cualquiera de ellos en forma solidaria; y f) La persona que habiendo enajenado a cualquier título una propiedad inmueble, no informe al respectivo Municipio para ue éste efectúe el descargue correspondiente. En este caso, mientras el enajenante no solicite ese descargue y no remita al Municipio constancia notarial o escritura en que conste la enajenación, así como los datos registrales relativos a dicha enajenación, estará obligado a continuar pagando el IBI que recae sobre las propiedades enajenadas en estas circunstancias. Articulo 4. La tasa o alicuta del IBI será el uno por ciento (1 %) sobre la base o Monto Imponible determinado de conformidad con las disposiciones del C este Decreto. 30F CAPITULO II disposiciones del Capítulo III de este Decreto. Exenciones y crédito contra impuesto Artículo 5. – Todos los sujetos pasivos del IBI a que se refiere el Arto. 3 de este Decreto tendrán obligación de presentar la declaración a que se refiere el Arto. 18 de este Decreto, a excepción del Estado y sus Instituciones, Entes Autónomos, Municipios, Representaciones Diplomáticas, sedes de organismos Internacionales y las Iglesias y confesiones religiosas, en cuanto a los templos y dependencias destinadas a fines religiosos, entidades las cuales no están sujetas a este impuesto. Artículo 6. Están exentos del pago del IBI pero con la obligación de presentar declaración como requisito para poder obtener el espectivo crédito contra impuesto por los bienes inmuebles que posean y que estén relacionados exclusivamente con sus fines, las siguientes personas: 1. Las asociaciones de municipios; 2. Las Cooperativas Agropecuarias y Agroindustriales durante los dos primeros años a partir de su constitución legal; 3. Las Comunidades Indígenas; 4. Las instituciones de beneficencia y de asistencia social sin fines de lucro; 5. Los jubilados por la casa en que habitan, siempre que la persona jubilada o su cónyuge o compañero en unión de hecho estable, sea propietario o usufructuano del bien inmueble; ión técnica superior; 6. Las universidades y cen siempre que no persigan fines de lucro; 8.

Las Empresas que operan en Zonas Francas Industriales de Exportación; 9. Los Cuerpos de Bomberos; 10. cruz Roja Nacional. Artículo 7. – También estarán obligados a presentar declaración del 181, con derecho a crédito contra impuesto por el solo hecho de declarar, las personas cuya casa de habitación tenga un valor que no exceda del monto que autorice el Concejo Municipal respectivo, el cual no podrá ser en ningún caso inferior a Diez Mil Córdobas (C$IO,OOO. OO) ni mayor de Cuarenta Mil Córdobas (C$40,ooo. 0). El monto a que se refiere el párrafo anterior será deducible del monto imponible, a efectos de aplicar la tasa del impuesto sobre la diferencia resultante. Artículo 8. El concepto de casa de habitación en las áreas rurales incluye los siguientes requisitos, complementarios entre sí, para poder establecerse como tal: a) Al igual que en las áreas urbanas, el bien inmueble que sea la vivienda habitual de su propietario; y b) Que el área de dicha propiedad inmueble sea igual o menor a una (1. 0) Hectárea, es decir 1. 42 Manzanas. Art[culo 9. – Las personas con derecho a solicitar crédito contra mpuesto, cuando dispongan en más de un treinta por ciento (30%) del bien inmueble, sobre el cual recae el crédito contra impuesto, con fines lucrati o arrendamiento, permuta, comercio, etc. , p recho a solicitar el crédito y las exoneraciones que propongan los Concejos Municipales con arreglo al Arto. 11 siguiente.

Art[culo 1 1 Los Concejos Municipales podrán acordar exoneraciones con carácter general en el caso de actividades especificas legalmente ejercidas, que tengan como finalidad promover en sus respectivos Municipios el desarrollo ecológico, turístico, económico, educativo, de la salud, humanitario y las iviendas de Interés social. Para su aplicación, los acuerdos de exoneración resueltos por los Concejos Municipales deberán ser sometidos a aprobación de la Presidencia de la República, por medio del Ministerio de Finanzas, el que velará por la armonización de la tributación Fiscal y Municipal. El Poder Ejecutivo deberá resolver en un plazo no mayor de 60 días, a partir de su presentación sobre los acuerdos de exoneración que les sometieren los Concejos Municipales.

CAPITULO III Determinación de la base imponible Artículo 12. – Son bases para declarar los bienes inmuebles y su alor, poseídos al 31 de diciembre de cada año gravable, en orden de prelación, las siguientes: a) El Avalúo Catastral Municipal emitido y notificado por la Alcaldía Municipal correspondiente; b) El Autoavalúo Municipal declarado por el contribuyente en base a la descripción del o los bienes inmuebles que posee, según formatos y tablas de valores y costos municipales para la tierra urbana y rural, las construcciones urbanas y rurales, los cultivos estables o permanentes y la maquinaria fija; el valor de esta ultima se estimará de acuerdo con el Arto. 6 de este Decreto; y 6 OF c) Valor estimado por el co on base en la declaración Arto. 16 de este Decreto; y c) Valor estimado por el contribuyente con base en la declaración descriptiva de sus propiedades inmuebles. Artículo 13. – El Avalúo Catastral Municipal, únicamente tendrá efectos para la declaración y pago del 181, y consiste en la estimación del valor de mercado del bien inmueble por parte de las Municipalidades, mediante la aplicación del manual, normas y procedimientos de valuación establecidos a nivel nacional por el Catastro Fiscal de la Dirección General de Ingresos del Ministerio de Finanzas. Dicho avalúo deberá ser notificado a los contribuyentes por las autoridades municipales. Artículo 14.

El Avalúo Catastral Municipal podrá basarse en: a) El avalúo efectuado por las Instancias técnicas municipales, de acuerdo a este Decreto; b) El avalúo catastral emitido por la Dirección de Catastro Fiscal de la Dirección General de Ingresos del Ministerio de Finanzas; y c) El avalúo realizado por peritos o empresas de valuación de inmuebles contratados por la Municipalidad. Artículo 15. – El Autoavalúo Municipal es el procedimiento mediante el cual el contribuyente describe y valora su propiedad inmueble, utilizando los formatos, tablas de valores y costos municipales y los respectivos instructivos que pondrán a su isposición las Alcaldías Municipales en cada período gravable. Art[culo 16. – El Valor Estimado por el Contribuyente consiste en el valor en libros o valor de adquisición de la propiedad, menos su depreciación acumulada, el más alto que resulte de ambos.

La depreciación acumulad de conformidad con las 7 OF normas V procedimientos or las leves acumulada se calculará de conformidad con las normas y procedimientos establecidos por las leyes tributarias. Art[culo 17. – Cuando la base para declarar sea el Avalúo Catastral Municipal o el Autoavalúo Municipal, el Monto Imponible será el ochenta por ciento (80%) del valor que corresponda. CAPÍTULO IV Declaración, liquidación y pago Artículo 18. – Toda persona natural o jurídica contribuyente del IBI, de conformidad con los Artos. 3, 5, 6 y 7 de este Decreto, está obligada a declararlo, liquidarlo y pagarlo en la circunscripción territorial del Municipio en que estén situados los bienes inmuebles gravados.

La declaración deberá ser presentada durante los meses de enero, febrero y marzo subsiguientes al año gravable inmediato anterior, utilizándose los formularios que suministrarán los Municipios a costa del contribuyente. Artículo 19. – El contribuyente que posea varios bienes inmuebles n un mismo Municipio deberá presentarlos en una sola declaración y se le considerará para efectos impositivos de este Decreto formando un solo cuerpo. El propietario de bienes inmuebles que se localicen en dos o más municipios, deberá declarar la parte que corresponda a cada municipalidad. Artículo 20. – En los casos de bienes inmuebles cuya propiedad, posesión, tenencia, uso, habitación o usufructo es compartida entre dos o más personas, éstas deberán presentar una sola declaración por el bien o bienes gravados. 0F Articulo 21 El pago del 131 en cuotas iguales del por ciento (50%) durante los meses de enero, febrero y marzo, onjuntamente o no con la declaración respectiva; y el restante cincuenta por ciento (50%), a más tardar el 30 de junio del año en curso. No obstante las dos cuotas señaladas anteriormente, cada Concejo Municipal podrá acordar fraccionamiento del pago del IBI dentro de ese plazo, por medio de disposiciones con carácter general. Artículo 22. – Los contribuyentes que cancelen el IBI en un solo pago al momento de presentar su declaración durante los meses de enero, febrero y marzo, recibirán un descuento del diez por ciento (10%) del impuesto a pagar. Cuando un contribuyente interponga el recurso de revisión ontemplado en el Arto. 6 de este Decreto, para que le sea admitido deberá tener pagado por lo menos el del IBI que conforme su declaración debería pagar, siempre y cuando el impuesto sea exigible, esto es, que se haya vencido el plazo suspensivo para su declaración, liquidación y pago. Artículo 23. – Cuando la propiedad inmueble se encuentre localizada en dos o más Municipios, el contribuyente deberá pagar la parte que corresponda del impuesto a cada Municipio. Las controversias entre los Municipios respecto a la localización del bien inmueble, serán resueltas por los municipios nvolucrados; estando el contribuyente que pague el impuesto, solvente en su obligación. Art[culo 24. – Cuando la propiedad del bien inmueble es compartida entre dos o más personas, el pago al Municipio deberá efectuarse como si fuera un solo dueño.