Contrato de trueque o permutación (argentina)

Contrato De Trueque O Permutacion (Argentina) Concepto Segun el art. 1485 del Codigo Civil: «El contrato de trueque o permutacion tendra lugar, cuando uno de los contratantes se obligue a transferir a otro la propiedad de una cosa, con tal que este le de la propiedad de otra cosa». De la definicion del Codigo extraemos el concepto de permuta: “Es aquel contrato celebrado entre las partes y que tiene por finalidad especifica la transferencia de cosas u objetos”.

Es decir que, acordadas las partes sobre los valores de las cosas que quieren intercambiarse, resuelven transferirse reciprocamente sus titularidades. Como, evidentemente, no todas las cosas tienen exactamente el mismo valor, la permuta permite que las partes, cuando asi lo entiendan, reconozcan a favor de la que posee el objeto de mayor valor un saldo, que podra ser abonado con una suma de dinero compensatoria de la diferencia. La nocion del contrato surge inmediata de esa definicion (art. 485), la cual, sin embargo, sugiere algunas observaciones: 1. Consensualidad En la definicion de la ley hay una cierta oscuridad, pues parece permitir una lectura de la cual resultaria que una sola de las partes se obliga, en tanto que la otra da. De ser eso

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
cierto, la permuta seria un contrato real y unilateral, como por una suerte de inercia de la teoria romana… Pero esto no es asi. La permuta no es un contrato real y unilateral, sino consensual y bilateral. Ambas partes se obligan a ar, sin que sea requisito el que una de ellas de actualmente. Esto es lo que surge no solo de la doctrina del art. 1492 que conduce a las reglas de la compraventa, sino en particular del espiritu del art. 1486 que supone una cosa que ha sido prometida y otra que ha sido ofrecida. La oscuridad del art. 1485 debe disiparse en el sentido de que ambas partes se obligan a dar, y que el contrato es consensual. Pero, desde luego, no dejaria de ser permuta la que se concluyera manualmente, por las mismas razones que hemos dado para la compraventa . Las cosas permutadas La definicion del art. 1485 habla de «cosa». Hay obligaciones reciprocas de dar «cosas». a) El problema se plantea con relacion al dinero, el cual, en distintos articulos del Codigo (v. g. : 2323 y 2762) sin contar las notas (v. g. : nota al art. 616) es calificado como una «cosa». El problema se ahonda mas todavia si se piensa que la moneda puede ser o no de curso legal en la Republica (art. 617), y en cualquiera de los casos haber sido tomada como moneda, o independientemente del valor que representa.

Descontado que cuando se trata de cambio de cosas que no sean dinero, hay permuta, y que cuando se trata del cambio de una cosa que no sea dinero, por dinero de curso legal, hay compraventa, pues a ello conduce la confrontacion de los articulos 1323 y 1485, todavia quedan algunas situaciones a considerar. Por ejemplo: ? como calificar el cambio de una cosa por dinero extranjero, tomado en su funcion de dinero? A nuestro modo de ver, despues de la reforma introducida al art. 617, eso es una cuasi compraventa de particulares caracteristicas. Y cuasi compraventa es el cambio de dinero extranjero por dinero nacional.

En fin, queda esta hipotesis: cambio de dinero nacional por dinero nacional (v. g. : billetes por monedas), o de dinero extranjero por otro dinero extranjero. Pensamos que dada la homogeneidad de las especies cambiadas, debe verse alli una permuta. b) Pero si la homogeneidad de las especies cambiadas nos lleva a la permuta, la heterogeneidad no es suficiente para apartarnos de ella. No basta con la heterogeneidad para que haya compraventa (o cuasi compraventa), sino que es preciso algo mas: que una de las prestaciones consista en dinero, tomado como tal.

Con esto rechazamos para nuestro Derecho lo que por razones especificas ensenaron ciertos autores de la epoca feudal, quienes distinguian segun que las prestaciones fueran homogeneas o heterogeneas, y veian por ejemplo, permuta en el cambio de un inmueble por otro inmueble, o de un mueble por otro mueble, pero se inclinaban hacia la compraventa, cuando el cambio era de un inmueble por una cosa mueble. Antecedentes Hay que distinguir entre la operacion economica y el contrato que sirve de instrumento para realizarla.

Como operacion economica, la permuta (cambio de cosa por cosa) es sin duda mucho mas antigua que la compraventa (cambio de cosa por dinero), lo que no necesita demostracion, pues el dinero —esa llamada mercancia intermedia, comun denominador de todos los valores— no pertenece a los albores de la civilizacion; primero los hombres celebraron la operacion economica «permuta», hasta la aparicion del dinero como medio de intercambio que la desplazo del lugar central que ocupaba por la operacion economica «compraventa», y es en este sentido que puede decirse que la compraventa deriva de la permuta.

Pero la cuestion es distinta desde el punto de vista de la operacion juridica, pues el contrato de compraventa obtuvo primero en el tiempo su reconocimiento como negocio tipico, en tanto que la permuta quedo en Roma dentro de la teoria de los contratos innominados. Actualmente la permuta es utilizada en contratos internacionales en los que el dinero no es atractivo por las oscilaciones monetarias o por la multiplicidad de monedas. Tambien en las relaciones contractuales de larga duracion entre empresas que se aprovisionan mutuamente, surgen intercambios de cosas que luego se compensan.

La permutacion o permuta requiere, entonces, para su perfeccionamiento dos elementos: El cambio o trueque de una cosa por otra. Cuando cambiamos el uso de una cosa por el uso de otra o intercambiamos servicios personales no estariamos frente a la figura en estudio, sino simplemente frente a un contrato innominado (art. 1143): los contratos son nominados o innominados segun que la ley los designe o no bajo una denominacion especial. La obligacion efectiva e transferirse entre los permutantes las respectivas propiedades de las cosas objeto del contrato, ya que la permutacion como la compraventa en nuestro derecho no tiene caracter traslativo de la propiedad. Para que la declaracion que en ambos se formula haga que la transmision se produzca es necesario que el contrato sea seguido por la tradicion (Arts. 577 y 3265). Acciones que nacen del contrato de permuta Conforme lo hemos definido siguiendo el art. 1485, el contrato es consensual y, en consecuencia, queda perfeccionado por. el consentimiento de las partes, salvo lo que se dispusiera sobre las formas de los contratos (art. 140), con lo cual podemos establecer cuales son las acciones que surgiran con motivo del acuerdo que ha dado nacimiento a la permuta. El contrato de permuta, que se rige por sus disposiciones propias y las del contrato de compraventa, conforme lo dispone el art. 1492, hace nacer las siguientes acciones para las partes: a) Exigir la entrega de la cosa prometida por la contraria; b) Demandar la resolucion del contrato en el supuesto de incumplimiento en la prestacion por la contraria, por lo dispuesto por el art. 1204; c) Pedir danos y perjuicios ante el incumplimiento, por la mora en la entrega o con motivo de la resolucion culpable; ) En el supuesto de eviccion rigen las normas establecidas en, arts. 2128 a 2131, y tambien lo dispuesto por el art. 1489, para el supuesto de que el permutante sea vencido en la propiedad. Caracteres En primer lugar estamos frente a un contrato bilateral, que hace nacer obligaciones reciprocas a cargo de cada una de las partes -art. 1138 parrafo 3-. En segundo lugar destacamos que es un contrato a titulo oneroso. Ya que las ventajas de cada parte tienen su correspondiente contraprestacion en la cosa que a su vez deben entregar –art. 1139-.

Tienen, en tercer lugar, caracter conmutativo, por cuanto desde el instante que el mismo es celebrado cada parte puede apreciar las ventajas que el contrato le produce; finalmente, es un contrato consensual que produce efectos desde su celebracion entre las partes. Debemos tener presente que en caso de inmuebles sera necesaria la escritura publica, pero ello en virtud de las disposiciones de los articulos 1140 y 1148, Inc. 1?. Sobre: objeto, capacidad, nulidad y gastos de contrato OBJETO El objeto del contrato es la operacion considerada de las partes, es decir, el intercambio de cosas por otras cosas.

Las cosas que son objeto de la permuta son aquellas que pueden ser objeto de compra venta (Art. 1491), lo que nos lleva a tener en cuenta las mismas reglas de terminacion, licitud, prohibicion etc. El derecho frances admite que el contrato de permuta permite la transferencia no solamente de cosas corporales sino tambien de derechos, es decir, los bienes propiamente dichos. Se puede permutar en consecuencia: la propiedad de una cosa contra un usufructo, un derecho real contra un derecho de credito, un derecho de usufructo contra una nuda ropiedad etc. No pueden permutarse las cosas que no pueden venderse. CAPACIDAD No pueden permutar los que no puedan comprar ni vender, solamente podran permutar todos aquellos capaces de disponer de sus bienes, o sea no podran permutar entre marido y mujer aunque exista separacion judicial de los bienes, los padres, tutores o curadores no podran permutar con sus pupilos o hijos, bienes que sean de su propiedad, Tampoco los menores emancipados podran permutar, sin licencia judicial, los bienes raices suyos ni los de su mujer e hijos NULIDAD:

El contrato de permuta, seria nulo si le faltaren elementos esenciales o constitutivos, como lo son la capacidad y el consentimiento, o si por mandato de ley, lo pactado, es contrario a las leyes. Segun el Art. 1487 La anulacion del contrato de permutacion tiene efecto contra los terceros poseedores de la cosa inmueble entregada a la parte, contra la cual la nulidad se hubiese pronunciado desde luego este articulo solo se aplica a los inmuebles , en cuanto a los muebles, la accion reivindicatoria contra el poseedor se veria detenida por el articulo 2412.

La cuestion ha perdido trascendencia por la reforma del Art. 1051 por la ley 17. 711. Debe recordarse que el Art. 1487 sigue vigente para los inmuebles cuando, en vez de nulidad, media inexistencia o inoponibilidad. GASTOS DEL CONTRATO Segun el articulo 1424, los gastos de dicho contrato estan a cargo de ambas partes contratantes por igual a diferencia de la compraventa que los gastos se encuentran a cargo del comprador. Obligaciones

En el contrato de permuta las obligaciones de ambas partes segun el articulo 1485 del codigo civil, es la de entrega de cosas para transferir el dominio sobre ellas, ya que ambas partes ocupan reciprocamente los lugares de comprador y vendedor; los gastos de entrega y recibo de la cosa deben ser soportados por partes iguales, salvo las circunstancias de cada caso y lo que pueda establecerse convencionalmente. Articulo 1486: Si una de las partes ha recibido la cosa que se le prometia en permuta y tiene justos motivos para creer que no era propia del que la dio no puede ser obligado a entregar la que el ofrecio, y puede pedir la nulidad del contrato, aunque no fuese molestado en la posesion de las cosa recibida». Tener justos motivos significa que debe existir datos objetivos que provoquen el temor del contratante, es decir que se trata de una norma de finalidad preventiva, razon por la cual no se requiere que se concrete una turbacion en la posesion sino la amenaza de que ello suceda.

Tambien se distinguen dos derechos: 1. Retencion de la cosa que debe entregar. 2. Resolucion y no nulidad como dice el codigo civil, ya que en realidad hay un incumplimiento y no un vicio. Puede ocurrir que una de las partes haya recibido una cosa de la otra y la haya transferido a un tercero. Si en ese supuesto se da el temor de que el primer contratante no sea el dueno, quien la recibio y la vendio no tiene el interes en suspender el cumplimiento ni en pedir la resolucion del contrato, por que ha satisfecho su proposito al percibir de un tercero el precio u otra cosa.

En este caso el articulo1488 dispone lo siguiente: «El permutante que hubiese enajenado la cosa que se le dio en cambio, sabiendo que ella no pertenecia a la parte de quien la recibio, no podra anular el contrato, mientras el poseedor a quien hubiese pasado la cosa, no demandase contra el la nulidad de su contrato de adquisicion». Comparacion con la Compraventa Historicamente el contrato de permuta precedio al de compraventa como una manera util que tuvo el hombre para obtener cosas que le eran necesarias.

Con motivo de la aparicion de la moneda el contrato de compraventa fue el mas utilizado en las gestiones comerciales, perdiendo su primacia el de permuta. Pero de alli podemos concluir que existen grandes afinidades entre ambos contratos. La afinidad principal tiene su origen en que los dos contratos persiguen el proposito de transmitir a la otra parte la propiedad de la cosa dada en cambio o vendida. Y es el reconocimiento de la afinidad existente entre ambos contratos lo que ha permitido decir que la permuta es un doble contrato de venta y que el codificador consagra una regla establecida por el art. 492: “En todo lo que no se haya determinado especialmente en este titulo, la permutacion se rige por las disposiciones concernientes a la venta”. Como diferencia remarcable no debemos olvidar que en la compraventa hay plena distincion entre la cosa y el precio, hay una cosa vendida y un precio, mientras que en la permuta hay dos cosas que se sirven reciprocamente de precio; cada una de las cosas permutadas es a la vez la cosa y el precio y cada uno de los contratantes es a la vez vendedor y comprador.

En la actualidad debemos admitir que la compra en dolares o en moneda extranjera, conforme al art. 11 de la norma que modifico el indicado art. Del Codigo Civil, resulta una compraventa y ha dejado de ser una permuta como lo establecia el texto del viejo art. 617. Permuta con saldo: El caso mas complejo es el de la permuta con saldo, donde una de las partes se obliga a entregar una cosa, y la otra a pagar esa cosa un precio que parte es en dinero y parte en otra cosa. Indicacion del valor:

La permuta no deja de ser tal por el hecho de que se haya indicado el valor en dinero de una o de ambas cosas intercambiadas, en tanto que esa determinacion solo tenga valor indicativo o tenga fines distintos a los de la calificacion del contrato. Distinto es el caso en el que las partes hayan querido en realidad una acumulacion en si, perfectamente posible. En efecto, si es factible que las partes, habiendo celebrado una compraventa convengan despues que el comprador en lugar de pagar entregue otra cosa, tambien es posible acumular ab initio ambas operaciones, pues la autonomia privada domina los negocios.

Aplicacion extensiva de las reglas de venta Segun la norma del art. 1492, todo aquello que no se haya determinado especialmente en el capitulo de la permuta se regira por las disposiciones concernientes a la venta. El desenvolvimiento del contrato de compraventa disminuyo enormemente en la practica el de permuta, pero analogias que permiten asimilar la permuta a una doble venta hacen procedente la disposicion del codificador para la aplicacion subsidiaria de las normas que rigen la compraventa para todo aquello no previsto en el capitulo concerniente a la permuta. Eviccion y garantia de eviccion Concepto: Articulo 2091: Habra eviccion en virtud de sentencia y por causa anterior o contemporanea a la adquisicion, si el adquirente por titulo oneroso fue privado en todo o en parte del derecho que adquirio, o sufriese una turbacion de derecho en la propiedad, goce o posesion de la cosa». Entonces cuando adquirimos algo a titulo oneroso, el transmitente debe garantizarnos que no sufriremos eviccion, es decir que ningun tercero nos hara reclamos judiciales que nos priven de lo que hemos adquirido, y que si ello ocurriese, nos indemnizaran los danos y perjuicios. Esta garantia implicita en los contratos onerosos, se denomina garantia de eviccion.

Articulo 1489: «El copermutante vencido en la propiedad de la cosa que ha recibido en cambio, puede reclamar a su eleccion, la restitucion de su propia cosa o el valor de la que se le hubiese dado en cambio, con pago de los danos e intereses”. Eviccion total: Articulo 2128 «En caso de eviccion total, el permutante vencido tendra derecho para anular el contrato, y repetir la cosa que dio en cambio, con las indemnizaciones establecidas respecto al adquirente vencido sobre la cosa o derecho adquirido o para que se le pague el valor de ella con los danos y perjuicios que la eviccion le causare.

El valor en tal caso, sera determinado por el que tenia la cosa al tiempo de la eviccion”. Como la doctrina ha concluido que las normas no son antagonicas sino que funcionan complementariamente y que en consecuencia quien sufrio la eviccion tiene a su opcion los siguientes derechos: 1. Reclamar la resolucion del contrato y pedir y la devolucion de la cosa que dio, mas los danos y perjuicios. 2. Solicitar que el otro contratante le reintegre el valor de la cosa que el dio en cambio, con mas los danos y perjuicios. 3.

Pedir que el copermutante le abone el valor de la cosa que el recibio mas los danos y perjuicios. Segun el articulo 2129, si se optara por la anulacion, el copermutante restituira la cosa en el estado en que se halla, como poseedor de buena fe. Segun el articulo 2130, en caso de que la cosa haya sido enajenada a titulo oneroso o se hubiera constituido sobre ella algun derecho real, el permutante no tendra derechos sobre los terceros; pero en cambio si hubiese sido enajenado a titulo gratuito, se podra exigir del adquirente o el valor de la cosa o la restitucion de ella. Eviccion parcial Articulo 2131: En caso de eviccion parcial es aplicable lo dispuesto en el capitulo anterior respecto a la eviccion parcial en el contrato de venta». Cuando se trata de este tipo de eviccion el codificador remite al articulo 2125, eviccion parcial de la compraventa, en el que se permite el reclamo de una indemnizacion proporcionada a la perdida sufrida o exigir la rescision del contrato cuando la importancia del perjuicio asi lo haga procedente. MODELO DE CONTRATO DE PERMUTA CONTRATO PRO PERMUTACION MOBILIARIA DE COSAS MUEBLE IRREGISTRABLES. – CONTRATO DE PERMUTA MOBILIARIA. PRELIMINAR. (A- PARTES) Entre… Nombres y apellido, DNI. ), con domicilio en… , por una parte y en adelante denominada «PERMUTANTE» y… (Nombres y apellido, DNI. ), domiciliado en… , por la otra parte y en adelante denominado «COPERMUTANTE», celebran este CONTRATO DE PERMUTA MOBILIARIA, sujeto a las declaraciones y estipulaciones (clausulas) siguientes: PRIMERA. (I- OBJETO) 1- El PERMUTANTE entrega en permuta al COPERMUTANTE la cosa mueble… (Descripcion general de la cosa mueble, el estado de conservacion detallando sus fallas y deterioros, tambien las partes complementarias), mas adelante denominada «Cosa Permutada». – El COPERMUTANTE entrega a cambio de la Cosa Permutada, la cosa mueble… (Descripcion, estado y complementos), mas adelante denominada «Cosa Copermutada». SEGUNDA. (II- ESTADO DE LAS COSAS) Tanto la Cosa Permutada como el Cosa Copermutada se entregan en el estado que se encuentran, que el PERMUTANTE y el COPERMUTANTE aceptan. TERCERA. (III- SELLADOS O TIMBRES) Cuando el impuesto de sellos o timbres gravare este acto sera a cargo de… (COPERMUTANTE; PERMUTANTE; las partes por mitades o en proporciones distintas). CUARTA. IV- DOMICILIOS) Para cualesquiera notificaciones derivadas de la presente permuta las partes dejan constituidos los domicilios especiales siguientes: a) el PERMUTANTE en… ; b) el COPERMUTANTE en… ; donde tendran eficacia todas las que se realicen. QUINTA. (V- COMPETENCIA JUDICIAL) Para el caso de litigio las partes se someteran exclusivamente a la competencia de los tribunales ordinarios de… , renunciando a cualesquiera otras que pudieran corresponderles. SEXTA. (VI- FIRMAS E INSTRUMENTACION) Se firman… (… ) juegos de ejemplares iguales, de un mismo tenor y a similar efecto de este Boleto de Permuta, quedando en poder de… Uno o mas para cada parte), recibiendolos ambas de conformidad. SEPTIMA. (VII- LUGAR Y FECHA) Celebrado en… , a los dias del mes de… del ano 200… Bibliografia: • Codigo civil de la republica Argentina. Septima Edicion 2008. • Contratos civiles y comerciales; Carlos a. Ghersi. Ed. Astrea 1993. • Contratos civiles y comerciales; Garrido, Roque y Jorge Zago. Ed. Universidad, Bs. As. , 1999. • Tratado de los contratos; Ricardo Lorenzeti. Ed. Rubinzal – Culzoni • Teoria de los contratos; Lopez de Zavalia. Ed. Victor P. de Zavalia