Cómo tolerar las opiniones de los demás

Nunca digas que la otra persona está equivocada basándote en tus ideas. Tus ideas pueden ser tan correctas como las suyas. Por ejemplo, como cristiano, tú crees que tu pensamiento está bien y el de los musulmanes no, y viceversa. Al final puede que los dos estén bien o no. Busca una manera para aprender de las opiniones de los demás y educarte a ti mismo para meditar sobre si tus ideas son correctas.

Puede que estés seguro de algo y tengas miedo de admitir que quizá estés equivocado. Ten paciencia. Cuando otra persona diga algo muy incorrecto, sé acie Cómo tolerar las opiniones de los demás gy gustavo-uegasegura RHEapR 16, 2016 2 pages Cómo tolerar las opiniones de los demás Cómo comprender los pensamientos de los demás y respetar sus puntos de vista a pesar de que estemos en desacuerdo y estemos tentados de querer cambiar su opinión.

Pasos Busca para comprender los diferentes puntos de vista. Antes de intentar cambiar el punto de vista u opinión de otra persona, piensa que vienen de lugares diferentes, han crecido con otro tipo diferente de personas y que puede que piensen de ese modo ebido a su cultura, religión o creencias generales heredadas de to vien sus padres o amigos Piensa en cuales serí en ese lugar. Imagina escuchando a alguie ciudad. Después de e sido criado en el cam OF2 Ñ. toview next pase ue ras sido criado e ciudad y estás ampo, lejos de la pasaría si yo hubiese paciente y, en lugar de imponer tu idea, responde con argumentos razonables sobre por qué está equivocado. por ejemplo, una persona que no gana dinero de una manera legal o ética, o no tenga suerte encontrando un trabajo decente, puede ustificarse por ser pobre, pero puedes darle motivos por los que se equivoca. Confronta a una persona que roba preguntándole cómo se sentiría si le robasen.

Evita la arrogancia y cabezonería. Los divorcios, pérdidas de trabajo, fin de amistades y otras circunstancias similares ocurren, a veces, como consecuencia de no escuchar y estar demasiado concentrado en tus opiniones. Puede que no te guste algo, pero no por eso va a dejar de gustar a los demás. Elusión. Si la otra persona insiste en hacer que su opinión sea un hecho y te trate de una manera poco respetuosa, aléjate y eja que pase el tiempo para que se relaje.

Si persiste en hacer lo mismo, lo mejor es que lo evites. Si no puedes evitar a esa persona porque es un compañero de trabajo, defiende tus derechos, pero no seas tan inmaduro como él. Si los dos decidís finalizar una discusión de manera respetuosa, evita sacar el tema en futuras conversaciones. Piensa. ¿Está teniendo éxito tu manera de pensar; o es tu manera de pensar la que está ralentizando el éxito en tu vida? Si es lo segundo lo que ocurre, considera buscar a personas con otras opiniones para que te ayuden.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *