ciencia

ciencia gy chistesconmigo ctcnpanR II, 2016 | 26 pagos nombre femenino 1. 1 Rama del saber humano constituida por el conjunto de conocimientos objetivos y verificables sobre una materia determinada que son obtenidos mediante la observación y la experimentación, la explicación de sus principios y causas y la formulación y verificación de hipótesis y se caracteriza, además, por la utilización de una metodología adecuada para el objeto de estudio y la sistematización de los conocimientos. ciencia médica» Nombre genérico de s distintas ramas del saber humano, en especial las que tienen el mundo natural o físico o la tecnología omo materias de estudio. «arte y ciencia; los avances de la ciencia Que es Ciencia 11135 Enlaces Ciencia es un conjunto de conocimientos obtenido a través de un método específico, denominado el método cientlfico. La palabra ciencia también hace referencia al método científico en SI mismo. ¿Qué es el método científico? El método cient[fico es una manera metódica y controlada de obtener nuevos conocimientos.

La divulgación de los resultados del método científico incluye una descripción de los métodos de investigación, es decir, explica la forma en que se arribó a ese conocimiento. consecución de conocimiento objetivo y capacidad de predecir con éxito- sólo

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
en parte eran realizables. El conocimiento objetivo puro se demostraba que era difícilmente alcanzable. Pero eso no parecía constituir un gran handicap si se mantenía la capacidad de generar predicciones exitosas.

Bastaba con tener representaciones conceptuales que fueran útiles en conseguir una buena actividad predictiva aunque pudieran aparecer dudas respecto al carácter objetivo del esquema propuesto. En la Economía estas conclusiones siguen siendo aplicables pero con determinadas matizaciones que conviene comentar. Vamos a er en esta sección que las dudas respecto a la posibilidad de alcanzar la objetividad en el conocimiento todavía están más justificadas en la Economía por las caracteristlcas del objeto del que se ocupan los economistas.

Pero, aún siendo relevante, esto no es lo más importante; lo más importante se refiere a que muchos opinan que la Economía no puede predecir con una calidad mucho mayor que la que lograría cualquier persona de la calle con conocimientos elementales de economía. En esto difiere de las ciencias naturales en donde, como ya hemos comentado, el grado de satisfacción con lo logrado predictivamente parece ejar satisfechas las aspiraciones más exigentes.

Eichner(1983), resume en cuatro puntos las diferencias que, según él, existen entre la Economía y las ciencias naturales. El primer punto se refiere a la imposibilidad de predecir el comportamiento humano. Sobre este punto escribe lo siguiente: «Uno puede argumentar que la respuesta del individuo a cualquier situación nunca puede ser predicha 2 OF ser predicha con exactitud, por lo que no pueden tomarse en consideración los contrastes utilizados por las ciencias naturales para valldar sus teorías».

El segundo de los puntos se refiere a la ultiplicidad de factores que influyen sobre el comportamiento social de un individuo o de un grupo, 81 que hace difícil su control y modelización. «Considerando la multiplicidad de fuerzas que influyen en el comportamiento de un grupo, uno puede todav[a argumentar que, en la economía, no pueden utilizarse los contrastes que son el elemento distintivo de las ciencias naturales».

El tercer punto se refiere a la complejidad de los fenómenos estudiados, consecuencia del carácter dinámico de los mismos. ‘Tenemos también el carácter dinármco, interactivo de mucho de lo que acontece en la esfera económica… Es posible rgumentar que los fenómenos económicos nunca se lograrán explicar adecuadamente con el tipo de funciones simples que los economistas son capaces de incorporar en sus modelos». Por último, está el carácter cambiante y móvil del objeto que se estudia. Finalmente, llegamos al problema más importante de todos que es el que el sistema económico-social que es objeto de estudio, no es algo inmutable, sino que está en continua evolución a lo largo del tiempo». por su parte, Dow (1985) hace referencia a los siguientes cuatro puntos para diferenciar a la economía de las ciencias naturales. 1. Fuentes de Información. 2. Significado de Contexto Histórico. 3. La presencia del propósito en la toma de decisiones por parte de los agentes. 4. El principio de compr presencia del propósito en la toma de decisiones por parte de los agentes. . El principio de comprensión. Respecto a las fuentes de datos, hay, al menos, dos hechos que diferencian a la economía de las ciencias naturales: el prmero se refiere a que los hechos son generados y recolectados en un marco no experimental; el segundo hace referencia a que, en general, los datos son recogidos y sistematizados por agentes diferentes a los que los utilizan en el proceso científico. Él segundo unto se refiere al papel que, en la formulación de las teorías tiene el contexto histórico.

Las teorías tratan de explicar el comportamiento seguido por determinados agentes situados dentro de una determinada red de relaciones sociales, políticas y sicológicas que 82 condlclonan el funcionamiento del objeto estudiado. Dow escribe: «El contexto histórico en el que las teorías son contrastadas es necesariamente diferente al contexto en el que se formularon las teorías. Una ciencia social como la economía debe incorporar el cambio estructural en sus teorías, o, al menos, conseguir una medida de cambio estructural para daptar las teorías y predicciones al entorno de contraste.

El objeto estudiado por la mayoría de las ciencias físicas no cambia históricamente (la medicina es un contraejemplo), mientras que las instltuclones y conducta económicas sí que cambian históricamente». Dow, señala dos consecuencias de este papel del contexto histórico. Primero, el alcance de leyes universales en economía se restringe por la forma como el sistema económico evoluciona a lo largo del tiempo. La mayoría de las formulaciones de carácter general, económico evoluciona a lo largo del tiempo. La mayoría de as formulaciones de carácter general, deben condicionarse al entorno en el que se formularon.

Para dar cuenta de la dimensión causal es necesario no solamente explicar la reacción a la causa inicial sino también a como reacciona al cambio estructural. La segunda de las consecuencias es que el papel del contexto puede hacer más fácil la aplicación de aproximaciones como la de Kuhn en economía. El tercer punto de diferenciación radica en el hecho de que lo que el economista trata de explicar son acciones que son el resultado de un propósito o que son volitivas y no realidades pasivas como las que corresponden a as ciencias físicas.

Esto implica, en primer lugar, que la capacidad de experimentar queda muy reducida y, en segundo lugar, es difícil tipificar el comportamiento de los agentes en un reducido grupo de axiomas que caractericen el hombre económico. La representación de los seres humanos como siguiendo un conjunto de normas fijadas determinísticamente parece entrar en conflicto con la idea tan extendida de que la naturaleza humana es una mezcla de pautas de comportamiento estables unidas a un cierto elemento de creatividad que ese conjunto de normas no logra abarcar.

Pero si la economía pretende ajustarse a los riterios tradlclonales de la ciencia, los axlomas reduccionistas que describen las pautas estables de comportamiento deben formularse. por último, está el llamado principio de comprensión que se refiere a la capacidad del economista de tener un conocimiento del comportamiento humano a partir de la introspección. El físico no tiene un 83 c s OF introspección. El físico no tiene un 83 conocimiento innato del objeto que estudia que se pueda comparar con el que tiene el economista.

En realidad, si toman los resultados de la introspección como verdaderos, entonces la economía supera el problema de la inducción. Cuando Machlup(1955) aborda este tema de las diferencias entre la economía y las ciencias naturales, escribe lo siguiente: Esta, verdaderamente, es la diferencia esencial entre las ciencias naturales y las ciencias sociales: el que, en las ultimas, los hechos, los datos de observación, son en si mismos resultados de interpretaciones de acciones humanas por agentes humanos.

Y esto impone sobre las ciencias sociales un requisito que no afecta a las ciencias naturales, el que todos los tipos de acción que son utilizados en los modelos abstractos constituidos para el análisis sean «comprensibles» para la ayoría de nosotros en el sentido de que podríamos imaginar un hombre actuando en la forma indicada por el tipo ideal en cuestión». Finalmente, el último punto de vista que vamos a considerar es el de Hutchison (1977).

Las diferencias entre los dos tipos de ciencias las describe de la siguiente manera: «Cuando uno intenta profundizar en las diferencias de materia entre las ciencias naturales y las ciencias sociales, resulta evidente que hay varios enfoques para describir estas diferencias de forma que podrían sintetizarse en una gran diferencia, que puede ser vista desde diferentes ángulos.

Dificultades en la cuantificación, heterogeneidad, la ausencia de constantes, la «apertura» o complejidad d 6 OF cuantificación, heterogeneidad, la ausencia de constantes, la «apertura» o complejidad de la materia de los sistemas economicos y sociales a lo que podría ser llamada la dimensión histórica e instituclonal( que implica la existencia solamente de tendencias y no de leyes), estos son todos diferentes aspectos o formas de descubrir las diferentes características del material de las ciencias sociales en contraste con el de las ciencias naturales.

Las diferencias pueden ser sólo de grado pero pueden legar a tener tal importancia que determinen una diferencia muy marcada». Las consecuencias de estas diferencias también son analizadas por Hutchison y su postura queda recogida en el siguiente párrafo: «Hay, sin embargo, generalizaciones útiles en la econom(a y las ciencias sociales que son descritas mejor como tendencias ya que, en general, no son tan precisas ni tan contrastables como las leyes propiamente dichas.

Tendencias, y no leyes, es lo que el material de la economía y las ciencias sociales parecen proporcionar o han proporcionado hasta el momento… A falta de leyes, todo lo que los economistas tienen on 84 tendencias y deben procurar sacar el máximo de ellas». Estas reflexiones son muy importantes porque orientan al economista sobre el tipo de resultados a los que puede aspirar y, aquellos otros, que aunque seria deseable disponer de ellos, el tipo de objeto que estudia el economista lo hace imposible.

Vamos a terminar esta sección haciendo un resumen-síntesis de lo que, a la vista de lo comentado, entendemos que son las diferencias relevantes entre la economía y las ciencias naturales. El primer hecho a desta son las diferencias relevantes entre la economía y las ciencias naturales. El primer hecho a destacar es que la Econom(a es una disciplina social por lo que el objeto que estudia hace referencia a la actividad de las personas. Eso supone que, en primer lugar, el investigador puede ponerse en el lugar del agente cuya conducta es objeto de estudio y entender las motivaciones que subyacen a esa conducta.

Es el llamado Principio de Comprensión y esto parece abrir nuevas vías para aproximarse a la realidad que están vedadas a los practicantes de las Ciencias Naturales. En segundo lugar, el tipo de regularidades que se estudian en Economía son diferentes a las que se estudian en las Ciencias Naturales. Nadie duda de que la conducta humana está determinada por ciertas pautas estables de comportamiento que pueden ser objeto de tratamiento científico.

Pero las leyes que gobiernan el comportamiento humano son diferentes a las que gobiernan el comportamiento de los objetos físicos. El marco de factores determinantes es mucho más complejo. Pese a ello, el economista intenta modelizar con esquemas simples dicha complejidad. Intenta identificar los factores relevantes que son los que, de forma explícita, aparecen en el modelo; el resto de los factores se consideran como un residuo irrelevante que no recibe na identificación indlvidualizada.

La consecuencia de lo anterior, es que las leyes que formulan los economistas pueden tener un carácter más inestable y móvil ya que lo que en un momento es irrelevante, en otro diferente puede pasar a ser relevante. La consecuencia de estas diferencias es que las leyes que se estudian en E puede pasar a ser relevante. La consecuencia de estas diferencias es que las leyes que se estudian en Econom(a suelen ser leyes probabilísticas que no mantienen la estabilidad que corresponde a leyes como la de la gravedad u otras similares en la Física o la Química.

Y, en tercer lugar, y seguramente como consecuencia de los dos puntos anteriores, la experimentación apenas puede utilizarse para estudiar científicamente los fenómenos económicos. Dada la complejidad de estos 85 fenómenos y el papel que juega la dimensión subjetiva resulta muy difícil, en muchos casos imposible, diseñar un marco en el que se controlen los diferentes factores que afectan el comportamiento de un agente.

Las consecuencias de esta ausencia de experimentación son de diferente tipo pero la más importante, sin duda, se refiere a las fuentes de datos. Los practicantes de las Ciencias Naturales eneran sus propios datos y los utilizan en la validación de teorías en el marco experimental. En el campo de la economía, el científico cuando va a contrastar la validez de las teorías, utiliza datos que han sido generados y recogidos por otros agentes pensando en objetivos diferentes al del contraste.

Esta es una diferencia importante porque afecta a la calidad de los datos, a la disponibilidad de los mismos en el momento requerido, etc. 6. 2 Consecuencias de la Singularidad de la Economía por lo comentado en la sección anterior, parece haber pocas dudas de que la Economía es diferente. Y lo es, principalmente, por las características del objeto del que se ocupa. Es diferente porque, al ser una ciencia social, el investigador cree entender I se ocupa.

Es diferente porque, al ser una ciencia social, el investigador cree entender los Ingredientes del fenómeno de una forma diferente a como lo hace un practicante de las ciencias naturales; de ahí, el principio de comprensión. Es dlferente porque las versiones simples que se proponen para dar cuenta del funcionamiento de la realidad no son estables. Y es diferente porque dadas las características del objeto, la experimentación esulta, en general, impracticable y eso impide distinguir lo que es relevante de lo que no lo es e individualizar los efectos entre parejas de variables.

Dando por supuesto que la Economía es diferente, muy diferente dirían algunos autores, por qué no pensar que los economistas, metodológicamente, no tienen que hacer cosas diferentes a las que hacen otros científicos, como los físicos u otros seguidores de las ciencias naturales. Al menos, dos tradiciones metodológicas pueden distinguirse dentro de la economía motivadas, sin duda, por las peculiaridades a las que hemos hecho referencia. Estas dos corrientes serán estudiadas en el capitulo siguiente y las llamaremos milliana y positivista.

La primera tradición tiene un peso mayor en los orígenes de la economía, especialmente en el siglo XIX, y es la que trata de diferenciar metodológicamente a la economía. La segunda tradición está próxima a los principios de la línea lóglca, de lo que se entiende es el método de las ciencias naturales. Dentro de las dos 86 tradiciones, muchos economistas desarrollan, cómodamente, su actividad científica sin plantearse ninguna cuestión ni duda desde el punto de vista metodológico. Pero, al lado de