CIBERBULLYING

CIBERBULLYING gyGianniGiI cbenpanR 10, 2016 29 pagos PACE 1 or2g to View nut*ge El ciberbullying es el uso de información electrónica y medios de comunicaclón como el correo electrónico, redes sociales, blogs, mensajería instantánea, mensajes de texto, teléfonos móviles, y sitios web difamatorios para acosar a un individuo o grupo, mediante ataques personales u otros medios. Puede constituir un delito penal. El ciberacoso implica un daño recurrente y repetitivo infligido a través del medio del texto electrónico.

Según R. B. Standler el acoso pretende causar angustia emocional, reocupación, y no tiene propósito legítimo para la elección de comunicaciones. El ciberacoso puede ser tan simple como continuar mandando e-mails a alguien que ha dicho que no otro. El objetivo de esta conducta es paralizar a la víctima para evitar que surja el conflicto, para que no pueda pensar ni comprender, mantenerla a disposición del agresor mientras sea útil y adoctnnarla.

El proceso pretende pervertir moralmente a la víctima y destruirla lentamente para conseguir un crimen perfecto, se elimina a la victima por inducción al suicidio o violencia física. ” Acoso moral es toda conducta abusiva -verbal no verbal— que atenta por su frecuencia y repetición contra la dignidad o integridad psíquica o ffsica

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
de una persona. Al ser un problema relativamente reciente, para muchas víctimas el ‘ciberacoso’ significa vivir bajo terror durante varios meses antes de decidirse a buscar ayuda. El problema se agrava aún más, cuando después de decidirse a buscarla, pocas personas saben a dónde acudir. ara identificar el acoso, Heinz Leymann, un psicólogo nórdico de los años ochenta, estableció tres elementos diferenciadores: la frecuencia, la continuidad en el tiempo y la concurrencia de uno o varios de los hechos enumerados. Características del ciberacoso Requiere destreza y conocimientos sobre Internet. Esta información la obtiene principalmente de foros informáticos. Falsa acusación: La mayoría de los acosadores intentan dañar la reputación de la víctima manipulando a gente contra él. Publicación de información falsa sobre las víctimas en sitios web.

Pueden crear sus propias webs, páginas de redes sociales, blogs o fotologs para este propósito. Mientras el foro donde se aloja no sea eliminado, puede perpetuar el acoso durante meses o años. Y aunque se elimine la web, todo lo que se publica en Internet se ueda en durante meses o años. Y aunque se elimine la web, todo lo que se publica en Internet se queda en la red. Recopilación de información sobre la víctima: Los ciberacosadores pueden espiar a los amigos de la victlma, su familia y compañeros de trabajo para obtener información personal.

De esta forma saben el resultado de los correos difamatorios, y averiguan cuales son los rumores más creíbles de los que no crean ningún resultado. A menudo monitorizarán las actividades de la víctima e intentarán rastrear su dirección de IP en un intento de obtener más información sobre ésta. Envían de forma periódica correos difamatorios al entorno de la victima para manipularlos. Manipulan a otros para que acosen a la víctima. La mayoría tratan de implicar a terceros en el hostigamiento.

Si consigue este propósito, y consigue que otros hagan el trabajo sucio hostigándole, haciéndole fotos o vídeos comprometidos, es posible que use la identidad de éstos en las siguientes difamaciones, incrementando así la credibilidad de las falsas acusaciones, y manipulando al entorno para que crean que se lo merece. A menudo la víctima desconoce la existencia de estos hechos, debido al silencio de los testigos. Incluso el acosador puede decir que la víctima ya conoce estas fotos/vídeos, para intentar evitar que algún testigo le informe; incrementando asi las sospechas y creando una falsa paranoia en la víctima.

El acosador puede trasladar a Internet sus insultos y amenazas haciendo pública la identidad de la víctima en un foro determinado blogs, websites, incluso facilitando en algunos casos sus teléfonos, de manera que gente extraña se puede adherir a la agresión. algunos casos sus teléfonos, de manera que gente extraña se puede adherir a la agresión. Quizá acuse a la víctima de haberle ofendido a él o a su familia de lgún modo, o qulzá publique su nombre y teléfono para animar a otros a su persecución. Falsa victimización.

El ciberacosador puede alegar que la víctima le está acosando a él. Ataques sobre datos y equipos informáticos. Ellos pueden tratar de dañar el ordenador de la víctima enviando virus. Sin propósito legitimo: quiere decir que el acoso no tiene un propósito válido, sino aterrorizar a la víctima y algunos acosadores están persuadidos de que tienen una causa justa para acosarla, usualmente en la base de que la victima merece ser castigada por algún error que dicen que ésta ha cometido. Repetición: quiere decir que el ataque no es un sólo un incidente aislado.

Repetición es la clave del acoso en línea. Un ataque en línea aislado, aun cuando pueda estresar, no puede ser definido como acoso cibernético. Desamparo legal de estas formas de acoso, ya que aunque cierren una Web con contenido sobre la víctima, puede abrirse otra inmediatamente. El acoso invade ámbltos de privacidad y aparente segundad como es el hogar familiar, desarrollando el sentimiento de desprotección total. El acoso se hace público, se abre a más personas rápidamente. No necesita la proximidad física con la victima.

El ‘ciberacoso’ es un tipo de acoso psicológico que se puede perpetrar en cualquier lugar y momento sin necesidad de que el acosador y la victima coincidan ni en el espacio ni en el tiempo. Por ejemplo, quien abusa puede mandar una amenaza desde cientos de kilómetros a medlanoche y quien lo reclbe abusa puede mandar una amenaza desde cientos de kilómetros a medianoche y quien lo recibe lo hará a la mañana siguiente cuando abra su correo electrónico. La omnipresencia y difusión instantánea de internet provoca que el ‘ciberacoso’ pueda llegar a ser tan o más traumático que el coso físico.

Por otro lado, “la fácil agrupación de hostigadores, a quienes se puede pedir su colaboración de manera fácil y económica, sean personas conocidas o no y la cómoda reproducción y distribución de contenidos de carácter audiovisual son otros factores que en determinadas circunstancias resultan determinantes para que surja o se consolide una situación de ‘ciberacoso'” El ‘ciberacoso’, al tratarse de una forma de acoso indirecto y no presencial, el agresor no tiene contacto con la víctima, no ve su cara, sus ojos, su dolor, su pena, con lo cual difícilmente podrá legar a sentir empatía o despertar su compasión por el otro.

El ciberacosador obtiene satisfacción en la elaboración del acto violento y de imaginar el daño ocasionado en el otro, ya que no puede vivirlo in si tú. Tipos de ciberacoso Se pueden distinguir tres tipos principales de ciberacoso: Ciberacoso: Acoso entre adultos. La victima y el ciberacosador son mayores de edad. Ciberacoso sexual: Acoso entre adultos con finalidad sexual Ciberacoso escolar: Acoso entre menores.

Otros que están relacionas relacionados como ciberacosadores son: Grooming: Acoso de pedófilos a menores. Web apaleador: Web creada para realizar ‘ciberacoso’ sobre la víctima, metiéndose con él/ella de manera pública y ridiculizándolo/la. De esta forma se anima a los testigos a que hostiguen a la víctima. por otro lad s OF hostiguen a la victima.

Por otro lado, según el alcance del ciberacoso, se pueden distinguir dos clases diferentes: La primera de ellas se centra en el acoso y amenazas a través de la red, pero sólo cuando se está conectado. En la segunda de las modalidades, el acoso y amenazas que se dan a través de la red, se trasladan a la vida real de la persona. Si bien cualquiera de los dos tipos es igual de intimidatorio para la persona que lo sufre, también es cierto que el segundo es más peligroso ya que afecta a la integridad física de la persona. ?mbitos del ciberacoso El ciberacoso puede englobar varios tipos de acoso conocidos: El acoso psicológico El acecho o stalking El acoso escolar El acoso laboral El acoso sexual El acoso familiar La particularidad adicional del ciberacoso es el uso principalmente de Internet. Debido al alcance, difusión, y masificación del uso de Internet, se puede dar ciberacoso práctlcamente en todos los ?mbitos en los que se mueve una persona relativamente joven hoy en día: Académico: durante la etapa de formación adolescente, hasta la universidad, pasando por cualquier tipo de escuela adicional.

Las redes sociales clasifican a sus usuarios según los colegios, escuelas, universidades donde se ha estudiado o se estudia actualmente, de forma que mediante el buscador interno de la red social, se permite localizar a una persona, y si el ciberacosador consigue acceder de forma ilegal a su cuenta, puede obtener cuantiosa información privada y del entorno de la victima. Profesional: en el trabajo.

Actualmente, la mayoría de las empresas tienen página w 6 OF empresas tienen página web, dirección de contacto, y se trabaja con los ordenadores conectados en red. Social y amoroso: Del mismo modo que en el ámbito académico, los miembros más jóvenes de la familia hacen uso de Internet. Las víctimas de ‘ciberacoso’, como las de acoso en la vida real, sufren problemas de estrés, humillación, ansiedad, depresión, ira, impotencia, fatiga, enfermedad física, pérdida de confianza en sí mismo, pudiendo derivar al suicidio.

Partes implicadas El acosador El acoso, el perfil genérico del acosador es el de una persona ría, con poco o ningún respeto por los demás. Un acosador es un depredador que puede esperar pacientemente conectado a la red, participar en chat o en foros hasta que entabla contacto con alguien que le parece susceptible de molestar, generalmente mujeres o niños; y que disfruta persiguiendo a una persona determinada, ya tenga relación directa con ella o sea una completa desconocida.

El acosador disfruta y muestra su poder persiguiendo y dañando psicológicamente a esa persona. “El Acoso moral en el trabajo” define a estas personas como resentidas, frustradas, envidlosas, celosas o egoístas, necesitadas e admiración, reconocimiento y protagonismo y lo que quieren es figurar, ascender o aparentar, aun cuando simplemente deseen hacer daño o anular a otra persona”. El acosador puede combinar rasgos propios de un trastorno narcisista de la personalidad, del perverso narcisista.

Motivo El ciberacosador se siente en una posición de poder desde el anonimato que se percibe mientras se está “en línea”. Durante todo ese tiempo va recopilando el anonimato que se percibe mientras se está “en línea”. Durante todo ese tiempo va recopilando toda la información posible acerca de su víctima, fundamentalmente en aquellos aspectos ue forman parte de su vida privada y de sus movimientos en la Red. Una vez obtenida dicha información, es cuando el acosador inicia su proceso de acoso.

Sin embargo, si el acosador es realmente una persona depravada y/o enferma y, si la información obtenida hasta ese momento es suficiente, comenzará el asedio mediante los diferentes medios que tenga a su alcance. Su motivación para el acoso siempre gira en torno al acoso sexual, la obsesión amorosa, el odio, la envidia, la venganza o la incapacidad de aceptar un rechazo. La victima La víctima se siente indefensa, en muchos casos culpable. Entiende que él o ella han hecho algo mal, se lo merece puesto que nadie le apoya.

Su aislamiento psíquico, su falta de comunicación, el desconocimiento de éstos sobre los hechos, la falta de solidaridad entre compañeros, socavan la fuerza de la víctima. En principio, no se puede afirmar que exista un perfil psicológico que predisponga a una persona a ser víctima de acoso u hostigamiento en su lugar de trabajo. Esto quiere decir que cualquier persona en cualquier momento puede ser víctima. Únicamente debe ser percibida como una amenaza por un agresor en potencia y encontrarse en un entorno favorable ara la aparición del fenómeno.

Las victimas de acoso no tienen porque ser siempre personas débiles o enfermas desde un punto de vista psicológico, ni personas con rasgos diferenciales marcados o que presenten dificultades a la hora de relacionarse socialmente. Al contrario e diferenciales marcados o que presenten dificultades a la hora de relacionarse socialmente. Al contrario en muchos casos le encontramos que las víctimas se auto señalan involuntaria e inconscientemente como dianas o blancos ante los ojos del agresor, precisamente por enfrentarse directamente al acoso.

Esta percepción del acosador con respecto a su victima es lo que hace que nazca una necesidad de mentir, desacreditar y enfrentarla al resto del grupo. Para ello “el acosador no se encuentra solo, sino que encuentra en los demás -aunque sea en su pasividad-, la fuerza suficiente para destrozar psicológicamente a su víctima”. Nada tiene que ver la imagen que pretende proyectar el acosador de su víctima con la realidad.

Mientras que esa imagen pretende reflejar una persona poco inteligente y holgazana, los acosados a menudo suelen ser inteligentes y trabajadores. Las victimas on personas que ante los ojos de su verdugo se aparecen como envidiables, debido a sus características positivas -a menudo se trata de personas carismáticas que tienen grandes habilidades para las relaciones sociales -, sobre todo si son inconformistas y gracias a su inteligencia y preparación cuestionan sistemáticamente los métodos y fórmulas de organización del trabajo que les vienen impuestos.

Otra de sus características es su predisposición al trabajo en equipo, ya que no dudan un instante en colaborar con sus compañeros, facilitándoles cuantos instrumentos y medios estén su alcance en pro de la consecución de los objetivos colectivos. Hay veces donde la v[ctima no puede defenderse Los testigos Los receptores de las calumnias no se dan cuenta que están defenderse sufriendo una manpulación y una invasión a su intimidad. Uno de los motivos por los que los testigos se adhieren al hostigador algunos de los compañeros es porque éstos desean no tener problemas.

Piensan que algo habrá hecho la víctima. En cualquier caso ven a la víctima como alguien con quien no conviene estar. Esta situación lleva a la persona aislada a reforzar a idea de que él tiene la culpa, pues nadie le habla. Clasificación de los testigos Compinches: Amigos íntimos y ayudantes del agresor. Reforzadores. Aunque no acosan de manera directa, observan las agresiones y las aprueban e incitan. Ajenos: Se muestran como neutrales y no quieren implicarse, pero al callar están tolerando el acoso.

Defensores: Pueden llegar a apoyar a la víctima del acoso. Manipulación del entorno Para poder hostigar a otro ser humano el acosador habrá de ejercer dos tipos de manipulaciones, una dirigida al entorno de la víctima y otra dirigida hacia la persona acosada: ara el acosador la manipulaclón dirigida al entorno tiene como finalidad convertirlo en su aliado, ya sea para que colabore en el hostigamiento o bien para que no haga evidente lo obvio y para ello lo único que le pide el acosador es que no haga nada.

El entorno que no hace nada se convierte en colaborador tácito del acoso. Una forma de colaboracion sería mediante el uso de ataques sutiles y ambigüedades incitados por el acosador Los ataques sutiles hacia la víctima se usan para desestabilizarla y para eludir sus defensas pslcológicas. El objetivo es infundir inseguridad e incertidumbre en la víctima q

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *