Camino hacia la madurez en Cristo

Camino hacia la madurez en Cristo Para guiarnos a la madurez espiritual es necesario reflexionar y definir las características de un cristiano maduro, como también de uno inmaduro. Por lo general en nuestras iglesias latinoamericanas se pone un énfasis desmedido en la conversión, en el nuevo nacimiento, y se descuida todo el proceso siguiente. Por esto hay tantos cristianos que no crecen, no colaboran, simplemente «calientan bancos» en los templos.

Y es por esto que hay tantos cristianos que siguen arrastrando pecados y costumbres de la vida vieja como el orgullo, el resentimiento, los chismes, la desobediencia, a falta de sujeción al Señor y a la congregación, la pereza para servir y muchas otras. Esto indica que hace falta una clara visión de lo que es la «madurez es iritual» o la «madurez en Cristo» OF6 p ¿Qué entienden por Si queremos madure n Cri a la realidad de la vid nosotros mismos est bajar este concepto pondernos a – ¿Cuál es mi concepto personal de un cristiano maduro? ?Cómo visualizo una persona espiritualmente madura? – ¿me estoy comportando o soy una persona madura o inmadura? – ¿Cuáles cosas debe reflejar una persona espiritualmente madura? La madurez espiritual es nuestra meta. La

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
meta final de Dios es llevarnos a ser perfectos o maduros. La palabra perfecto es la palabra griega «telio» que significa maduro, completo, terminado. La palabra perfecto no significa sin defectos, s Swige to vlew next page sino uno que es maduro. «Sed, pues, vosotros perfectos, como vuestro Padre que están en los cielos es perfecto» Mateo 5:48.

Dios no está tan interesado en nuestra comodidad, está más interesado en nuestra madurez espiritual (2). El propósito de Dios es llevarnos a la madurez, a la «estatura de su Hijo Jesucristo», como dice en Efesios 4,13 0 a la «imagen de su Hijo Jesucristo», como nos dice Romanos 8,29. La madurez espiritual es un proceso constante Nadie se vuelve adulto de la noche a la mañana. Madurar requiere tiempo y una serie de circunstancias o experiencias a lo largo de ese tiempo. Las circunstancias nos dan lecciones y más lecciones, para ir escalando a un nivel más elevado, si las aprendemos nos hacen madurar.

La madurez espiritual es un proceso constante que comienza cuando una persona acepta a Jesucristo como su Salvador. Cuando el cristiano nace de nuevo para vivir «en Cristo» recibe todo lo necesario para iniciar el proceso de crecimiento espiritual. El apóstol Pablo dijo que el crecimiento espiritual es un proceso ontinuo: filipense»(12) No es que ya lo haya conseguido todo, o que ya sea perfecto. Sin embargo, sigo adelante esperando alcanzar aquello para lo cual Cristo Jesús me alcanzó a mL (Filipense 3:12-14) Hermanos, no pienso que yo mismo lo haya logrado ya.

Más bien, una cosa hago: olvidando lo que queda atrás y esforzándome por alcanzar lo que está delante, sigo avanzando hacia la meta para ganar el premio que Dios ofrece mediante su llamamiento celestial en Cristo Jesús. «. El mismo apóstol Pablo no lo había alcanzado, aun así continuam llamamiento celestial en Cristo Jesús. «. El mismo apóstol Pablo o lo había alcanzado, aun así continuamente prosiguió a la meta ¿qué cosa te está impidiendo seguir la meta? Definiendo la madurez espiritual Efesios 4, 13, Romanos 8,29 nos dicen que la madurez espiritual es crecer a la imagen o la estatura de Cristo. ¿Pero qué significa esto?

El diccionario hispanoamericano de la misión define madurez así: «La persona madura es aquella que vive en armonía consigo misma porque ha encontrado su lugar frente a Dios, frente al prójimo y frente a la Creación, y ha logrado un equilibrio corporal, intelectual, volitivo, afectivo, social y espiritual. Felix Ortiz define a un creyente maduro en su libro «Claves para un ministerio bíblico, fuerte y en crecimiento» así: «La persona madura en Cristo Jesús es aquella que da evidencia en su vida de las siguientes características: Oración, Biblia, Evangelización, Espiritu Santo, Mayordomía, Ministerio, Iglesia, Amor y Obediencia». ara avanzar en una definición de «madurez espiritual» debemos determinar lo que es la «no madure? o la inmadurez espiritual: Definiendo la inmadurez espiritual La Biblia nos ofrece varios textos dónde encontramos descripciones claras y exactas de un cristiano inmaduro. De aquí odemos deducir características claras que nos ayuda a definir la inmadurez espiritual, también para nuestras congregaciones: «(1) Yo, hermanos, no pude dirigirme a ustedes como a espirituales sino como a inmaduros, apenas niños en Cristo. (2) Les di leche porque no podían asimilar alimento sólido, ni pueden todavía, ( 3 Cristo. 2) Les di leche porque no podían asimilar alimento sólido, ni pueden todavía, (3) pues aun son inmaduros. Mientras haya entre ustedes celos y contiendas, ¿no serán inmaduros? ¿Acaso no se están comportando según criterios meramente humanos? (4) Cuando uno afirma: «Yo Sigo a Pablo», y otro: «Yo Sigo a Apolos», ¿no es porque están actuando con criterios humanos? ‘ 1 Corintios 3:14. «En realidad, a estas alturas ya deberían ser maestros, y sin embargo necesitan que alguien vuelva a enseñarles las verdades más elementales de la palabra de Dios.

Dicho de otro modo, necesitan leche en vez de alimento sólido. 13 El que sólo se alimenta de leche es inexperto en el mensaje de justicia; es como un niño de pecho. 14 En cambio, el alimento sólido es para los adultos, para los que tienen la capacidad de distinguir entre lo bueno y lo malo, pues han ejercitado su facultad de percepción espiritual. » Hebreos 5: 12-15 Estos textos nos dicen que un creyente inmaduro es una persona problemática, con criterios humanos, una persona que no comparte/testifica la verdad y una persona que no distingue entre lo bueno y lo malo.

La madurez del cristiano se hace visible en las crisis. Esta es la parte mas dificil de entender para el cristiano en general. Porque tenemos que sufrir para crecer. ¿No existen otras formas de crecer espiritualmente? Crecemos espiritualmente si quedamos «en Cristo», obedeciendo sus mandamientos y manteniéndonos cerca de Él. Pero cuando estamos bien, no buscamos su presencia y su cercanía. Recién cuando entramos en na crisis y en sufrimiento, entonce presencia y su cercanía. Recién cuando entramos en una crisis y en sufrimiento, entonces buscamos nuevamente un encuentro con Jesús.

La mayoría de los cristianos viven en un constante acercamiento y alejamiento de Cristo y así se mantienen inmaduros, no entren en un proceso de crecimiento constante. La Biblia nos exhorta a leer la palabra, a la oración y a la comunión con otros creyentes. Si el cristiano no decide crecer «en Cristo» va a quedar un inmaduro espiritual. Se requiere de un compromiso intencional para mantener una vida en constante crecimiento espiritual. Las crisis y los sufrimientos de la vida revelan nuestra madurez, quebrantan nuestro orgullo y nos mantiene humildes, nos motiva a acercarnos a Dios, perfecciona la obra de Dios en nuestras vidas.

Job es un ejemplo de una persona espiritualmente no solamente madura, sino con una estabilidad emocional tan fuerte que reconoce a Dios como el Dios del universo en el momento de mayor sufrimiento de su vida: «Yo sé bien que tú lo puedes todo, que no es posible frustrar ninguno de tus planes. Reconozco que he hablado de cosas que no alcanzo comprender,. De oídas había oído hablar de ti, pero ahora te veo con mis propios ojos. Job 42. Las características de una persona espiritualmente madura. Gálatas 5,22 es uno de los textos más claros que mencionan los signos o los frutos que obtiene un cristiano espiritualmente maduro.

A continuación algunas características de cristianos maduros en las tres relaciones más importantes de la vida de un cristiano maduro: a) con Dios, c) con la iglesia y los hermanos, y c) 5 importantes de la vida de un cristiano maduro: a) con Dios, c) con la iglesia y los hermanos, y c) con incrédulos Con Dios: Con la Iglesia Un cristiano maduro busca la comunión con otros cristianos, comparte sin acepción de persona. El cristiano inmaduro no conoce la aceptación y el perdón que surge de la comunión entre creyentes. El cristiano maduro es una agente de paz en la iglesia, un cristiano inmaduro lleva a conflictos y divisiones.

U n cristiano maduro tiene su lugar/ministerio en la iglesia, Un cristiano inmaduro no tiene ministerio fijo, es de doble ánimo, su relación es de acuerdo a las circunstancia un cristiano maduro planea su vida entorno a la palabra y a la iglesia, Un cristiano inmaduro planea su vida entorno a su belleza, su inteligencia, al dinero y o a su profesión. Con Incrédulos: n cristiano maduro invita constantemente a nuevas personas a a iglesia, el cristiano inmaduro prefiere sumergirse en su círculo de amigos y no tener comunión con nuevos.

El cristiano maduro ve a cada incrédulo como un potencial misionero y futuro líder para Dios, el cristiano inmaduro ve a cada incrédulo como un potencial problema en su vida, al que hay que discipular y hacer crecer. Conclusión Nuestra meta como hijos de Dios, es necesario que definamos con simplicidad, pero con claridad el significado, el precio y el beneficio de una vida madura. Nuestra responsabilidad como creyente es buscar la oportunidad y el conocimiento de crecer hacia la imagen de Cristo.