Cambio Climático

Cambio Climático gy jairoreyesgarcia7 cbenpanp 10, 2016 8 pagos El año 2015 ha marcado cifras récord de calores históricos en todo el planeta. En todo, excepto en un punto del globo, concretamente en el Atlántico Norte. Una anomalía que ha puesto en alerta a los científicos. Los últimos registros de la Administración Nacional Oceánica Atmosférica (NOAA) muestran claras evid global. Sin embargo, el calentamiento org mantiene perplejos a s cien e Islandia, en el Atlán ha registrado en los temperatura. Anomalia-termica _ m e ‘diferente’ sur de Groenlandia del océano inución de su

El cambio climático provocó los agujeros del fin del mundo en Siberia Agujeros-Siberia Científicos del Instituto Trofimuk de Geología y Geoffsica han determinado que los enormes agujeros del fin del mundo que aparecen en la zona de Siberia son consecuencia del derretimiento de los hidratos de gas y la emisión de metano. Esto se acumula en un pingo -un montículo de tierra cubierto de hielo- que luego entra en erupción provocando la formación de los extraños agujeros. para llegar a este hallazgo, los científicos observan monitoreándolos- aquellos pingos que creen que están a punto de estallar «en cualquier momento».

La señal es seguida constantemente por un satélite espacial ruso en

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
un intento de captar el momento en que se produce la erupción. Es hora de que el dinero ayude a combatir el cambio climático En septiembre de 2014, un grupo de alumnos y de graduados de la Universidad de Harvard puso un pleito a los administradores del fondo patrimonial de ésta. Querían que el fondo desinvirtiera en las compañías de combustibles fósiles (carbón, gas y petróleo). Sus argumentos eran múltiples, pero había uno que alud(a a que no estaban invirtiendo de una forma prudente, sino asumiendo riesgos financieros indebidos.

El argumento era inobjeta añías de combustibles fósiles tienen al menos tre reservas de petróleo, eas climatólogos de todo el mundo. Y no es para menos. Un grupo internacional de investigadores, liderado por V. Zharkova, de la Universidad de Northumbria, acaba de revelar, durante el Encuentro Naclonal de Astronomía en Llandudno, en Gales, que estamos a punto de experimentar una nueva «Pequeña Edad de Hielo» similar a la que congeló una buena parte del mundo durante el siglo XVII y principios del XVIII.

Será entre 2030 y 2040. Como es sabido, el campo magnético del Sol varra a lo largo el tiempo. Y estas variaciones magnéticas en la ardiente atmósfera solar tienen una influencia directa en la radiación electromagnética que emite el astro rey, así como en la intensidad de sus flujos de plasma y en el número de manchas en su superficie. La variación en la cantidad de manchas solares tiene una estructura cíclica, con máximos que se producen cada once años y que tienen efectos concretos sobre el medioambiente de la Tierra.

Esos efectos pueden medirse observando la presencia de ciertos isótopos (como el carbono 14 o el berilio 10) en glaciares o en los árboles. Junio 201 5, el mes más caluroso de toda la historia según la NASA 31_1f8 temperaturas a finales del Siglo XIX. Durante el pasado mes de junio la temperatura superficial media de la Tierra superó por 0,12 grados al registro de junio de 2014. Puede sonar a poco, pero es un aumento muy significativo ya que normalmente no se experimentan cambios así de drasticos en períodos tan cortos y, además, el año pasado fue el más caluroso desde que se tienen registros.

Olas de calor records en Europa y el noroeste del Pacífico Durante dos semanas, entre finales de junio y principios de julio e 201 5, Europa occidental y el noroeste del Pacifico de América del Norte sufrieron récord de calor. Otras partes del mundo también sufrieron olas de calor, mientras nuevos registros de temperaturas máximas se establecieron en tres continentes. El Atlántico absorbe el calor del calentamiento global La desaceleración del calentamiento de la superficie terrestre en los últimos 15 años ha dejado perplejos a los científicos; hasta ahora, cuando han encontr licación.

Se debe a que el calor se queda ‘encerrad undidades del océano las interrupciones en el proceso del calentamiento», dijo el oautor de la investigación Ka-Kit Tung, profesor de Matemáticas Aplicadas de la Universidad de Washington. Los científicos han medido las temperaturas de las profundidades a partir de muestras de agua de hasta 2. 000 metros bajo la superficie. Y han descubierto que en 1999 comenzaron a calentarse más las citadas masas oceánicas, justo cuando el calentamiento terrestre producido en el siglo XX empezó a declinar.

El hecho de que el calor se desplace hacia las aguas profundas explica que la superficie mantenga temperaturas estables. A diferencia de lo que se creía, no es en el océano Pacífico donde ueda atrapado el calor. «Este descubrimiento es una sorpresa», afirmó ung. El cambio coincidió con un incremento de la salinidad y densidad del agua en la superficie del norte del Atlántico. «Cuando el agua más densa está por encima de la más ligera, cae muy rápido y su temperatura aumenta por eso», añadió. ?Después de veinte años de calentamiento acelerado de la fase caliente, ahora es momento de la fría», concluyó el investigador. La concentración de C02 en el hemisferio norte alcanza niveles sin precedentes Organización Meteorológica Mundial (OMM), ese umbral reviste na importancia simbólica y científica y refuerza la evidencia de que «la combustión de combustibles fósiles y demás actividades humanas son las responsables del incremento constante en los gases de efecto invernadero que atrapan el calor y calientan el planeta».

Todas las estaciones de vigilancia del hemisferio norte que forman parte de la red de Vigilancia de la Atmósfera Global (VAG) de la Organización Meteorológica Mundial (OMM) han notificado concentraciones de C02 en la atmósfera sin precedentes en la temporada en que se registran los niveles máximos. Ello ocurre l comenzar la primavera en el hemisferio norte, antes de que el crecimiento de la vegetación absorba el dióxido de carbono.

El deshielo en los glaciares del mar de Amundsen de la Antártida Occidental ha entrado ya en un punto de no retorno Un nuevo estudio realizad adores de la NASA y la Universidad de California, ontrado una sección de principal Eric Rignot, de la Universidad de California Irvine y el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA. El nuevo estudio ha sido aceptado para su publicación en la revista Geophysical Research Revisión al alza de la subida del mar

Estos glaciares ya contribuyen de manera significativa al aumento del nivel del mar, liberando casi la misma cantidad de hielo en el océano anualmente que toda la capa de hielo de Groenlandia. Contienen suficiente hielo para elevar el nivel global del mar en 1,2 metros y se están derritiendo más rápido que la mayoría de los científicos esperaban. Rignot dijo que estos hallazgos requieren una revisión al alza de las previsiones actuales de la subida del nivel del mar. «Este sector será un importante contribuyente al aumento del nivel del mar en las décadas y siglos venideros», dijo Rignot. Una stimación conservadora es que podría llevar varios siglos que todo el hielo desemboque en el mar». Tres grandes líneas de evidencla apuntan a la eventual desaparición de los glaciares: los cambios en las velocidades de flujo, la cantidad de cada glaciar que flota en el agua de mar y la pendiente del terreno que están fluyendo y su profundidad bajo el nivel del mar. glaciares fluyen hacia fuera, de la tierra hacia el mar , con sus bordes de ataque a flote en el agua de mar. El punto en un glaciar que primero pierde el contacto con la tierra se llama la línea de conexión a tierra.

Casi todo el deshielo de los laciares se produce en la parte inferior del glaciar más allá de la línea de conexión a tierra, en la sección flotante de agua de mar. Los glaciares de la Antártida estudiados por el grupo de Rignot han adelgazado tanto que ahora están flotando por encima de los lugares donde solían sentarse firmemente en la tierra, lo que significa que sus líneas de conexión a tierra se están retirando hacia el interior. El equipo utilizó observaciones de radar captadas entre 1992 y 2011 por los satélites europeos ERS-I y 2 para trazar la retirada tierra adentro de las líneas de conexión a tierra.

Los satélites tilizan una técnica llamada interferometría de radar, lo que permite a los científicos medir de manera muy precisa el movimiento. A medida que los glaclares retroceden, no pueden escapar del alcance de los océanos, y el agua caliente provocará que la fusión sea aún más rápida. «El colapso de este sector de la Antártida occidental parece ser imparable», dijo. «El hecho de que el retiro esté sucediendo al mismo tiempo en un sector grande sugiere que fue provocada por una causa común, como un aumento en la cantidad de calor del océano debajo de las secciones flotantes de los glaciares. 81_1f8