Biografía copia de pruebas

Biografía Su padre era natural de Yecla, Murcia, y militaba en el Partido Liberal-conservador (llegó a ser alcalde, diputado y seguidor de Francisco Romero Robledo). Ejercía de abogado en Monóvar y poseía una importante hacienda. Su madre había nacido en Petrer. Era una familia tradicional burguesa y acomodada. Azorín fue el mayor de nueve hermanos. Estudió bachillerato interno durante ocho años en el colegio de los Escolapios de Yecla, etapa pase que refleja en sus dos autobiográfico. De 1 donde se interesa po a febriles lecturas lite periodísticos.

Usa los Católica de Petrer, Ju rimeras novelas de fuerte contenido las v Ern o en Valencia, uismo y se entrega an sus pinitos e, en La Educación de Yecla, etc. Escribe también en El Eco de Monóvar, El Mercantil Valenciano e incluso en El Pueblo, periódico de Vicente Blasco Ibáñez. Casi siempre hace crítica teatral de obras de fuerte contenido social (elogia las obras de Ángel Guimerá y Benito Pérez Galdós o el Juan José de Joaqu(n Dicenta) y ya refleja sus inclinaciones anarquistas. Traduce el drama La intrusa de Maurice Maeterlinck. la conferencia del francés A.

Hamon De la patria o Las prisiones de Kropotkin. En 1895 Azorín publica dos ensayos, Anarquistas

Lo sentimos, pero las muestras de ensayos completos están disponibles solo para usuarios registrados

Elija un plan de membresía
iterarias y Notas sociales, en las que presenta al público las principales poetas de la Revolución y es uno de los mejores exponentes del coloquialismo hispanoamericano. Su papel protagónico dentro de la política cultural revolucionaria suele dejar en segundo plano su obra, que se inició tempranamente con los poemas de Del principio (1948-1949), que lo apartaban del hermetismo predominante hasta entonces en la lírica cubana, con una expresión clara e irónica que en algunos versos se acercaba a lo coloquial.

Ese tono se desarrolló más aún en Alabanzas, conversaciones (1951-1955) y en Vuelta a la antigua esperanza (1959) y culminó ras el triunfo revolucionario en Con las mismas manos (1962), Historia antigua (1 965), Buena suerte viviendo (1966) y Que veremos arder (1970). Sin embargo, para un sector de la crítica, lo mejor de la poesía de Retamar se encuentra en sus textos más íntimos y menos programáticos, como los que integran A quie pueda interesar (1970).

Además de poeta, Retamar es conocido también como polémico ensayista y defensor de la ortodoxia castrista, de lo que es buena muestra su libro Calibán, de 1971 , donde ataca la posición antirrevolucionaria de algunos autores contemporáneos como C. Fuentes. Su tarea al frente de la Casa de las Américas corrobora ese aspecto. Miembro de una familia de la alta burguesía uruguaya, Rodó aprendió a leer a los 4 años, con la ayuda de su hermana, y desde entonces fue un apasionado lector. Su rendimiento escolar presentó altibajos desde un primer momento.

Inició sus estudios en el prestigioso Liceo Elbio Fernández de Montevideo, en el que se interesó principalmente por materias como la historia Fernández de Montevideo, en el que se interesó principalmente por materias como la historia y la literatura, 1 en el que ingresó en 1882, debió pasar al año siguiente a otro colegio oficial or problemas económicos de su familia debidos a algunos fracasos en los negocios de su padre. Comenzó a trabajar a los 14 años tras la muerte de su padre, desempeñándo tareas como ayudante en un estudio de escribanos.

Desarrolló su faceta periodística y desde 1895 se han publicado poemas y artículos suyos en periódicos, así como algunos artículos de crítica literaria en la Revista Nacional de Literatura y Ciencias Sociales (1895-1897), que fundó junto con otros intelectuales uruguayos. En 1896, en el mismo órgano, publicó dos ensayos, «El que vendrá» y «La novela nueva», que publicaría junto con tro artículo en 1897 bajo el título «La vida nueva». En estos ensayos Rodó se propuso analizar algunos de los aspectos que contribuían al sentimiento de malestar de su época.

Ofrecía una alternativa espiritual con la esperada llegada de un redentor que podía, segun él, establecer una nueva vida basada en el amor, la armonía y la paz. 2 Erich Fromm creció en Fráncfort del Meno, en el seno de una familia judía que seguía estrictamente los preceptos de la religión de esa cultura: mu iembros fueron rabinos. 30F El propio Erich Fromm tam icialmente seguir ese sociología, donde hizo su doctorado en 1922 bajo la asesoría de Alfred Weber, acerca de la ley judía. Hasta 1925 asistía a clases de Talmud con Salman Baruch Rabinkow.

En 1926 contrajo matrimonio con la psicoanalista Frieda Reichmann. A fines de la década de 1920 Fromm comenzó su formación como psicoanalista en el Instituto Psicoanalítico de Berlín con un discípulo de Freud que no era médico: el jurista Hanns Sachs. En ese tiempo, él y su esposa abandonaron la vida religiosa ortodoxa judía. Desde 1929, Fromm ejerció como psicoanalista «lego» (los por aquel entonces llamados Laienpsychanalitiker, término alemán para referirse a los no médicos) en Berlín. En esta época omenzó su interés y estudio por las teorías de Marx.

En 1930 fue invitado por Max Horkhemer a dirigir el Departamento de Psicología del recientemente creado Instituto para Investigaciones Sociales (Institut für Sozialforschung). 2 En 1931 se divorció de Reichmann, con quien mantuvo una estrecha amistad de por vida. El 25 de mayo de 1934, tras la toma del poder por el partido Nazi, emigró junto con otros miembros del instituto a los Estados Unidos. Las divergencias intelectuales con otros miembros de la institución, especialmente Herbert Marcuse y Theodor Adorno, llevaron a su desvinculación del mismo en 1939. 3

Durante los años 40 Fromm desarrolló una importante labor editorial, pues publicó varios libros luego considerados clásicos sobre las tendencias autoritarias de la sociedad contemporánea y se desvió marcadamente de la teoría original freudiana. En 1943 fue uno de los miembros fundadores de la filial neoyorquina de teoría original freudiana. En 1943 fue uno de los miembros fundadores de la filial neoyorquina de la Escuela de Psiquiatría de Washington, tras lo cual colaboró con el Instituto William Alanson White de Psiquiatría, Psicoanálisis y Psicología.

En 1944 se casó en segundas nupcias con una inmigrante judeoalemana, Henny Gurland; hacia 1950 se mudaron a México, donde Gurland fallecería dos años más tarde. Fromm enseñó en la Universidad Nacional Autónoma de México, donde fundó la Sección Psicoanalítica de la escuela de medicina y el nstituto Mexicano de Psicoanálisis. dificultades económicas, sus padres se esforzaron para que obtuviera una buena educación y en 1873, cuando contaba con 17 años, Freud ingresó en la Universidad de Viena como estudiante de medicina en un ambiente de antisemitismo creciente.

En 1877 abrevió su nombre de Sigismund Freud a Sigmund Freud. Estudiante poco convencional pero brillante, fue sistente del profesor E. Brücke en el Instituto de Fisiología de Viena entre 1876 y 1882. 7 En 1880 conoció al que sería su mentor Joseph Breuer. Según se desprende de numerosas cartas entre Freud y su amigo Eduard Silberstein, escritas entre 1871 y 1881,8 ambos aprendieron el español de manera autodidacta.

Incluso formaron una especie de sociedad secreta a la que nombran «Academia Castellana» (AC)8 y usaron como pseudónimos los nombres de los dos perros protagonistas de El coloquio de los perros del «gran Cervantes»; solían firmar Freud como Cipion y Silberstein como Berganza. Publicadas en 1 965, las cartas han sido raducidas al inglés, italiano, español y francés. 9 Las originales se encuentran en el Library of Congress. 8 Alberto Masferrer (Vicente Alberto Masferrer Mónico; Tecapa, 1868 – San Salvador, 1932) Escritor e intelectual salvadoreño.

De personalidad polémica, fue una de las figuras más dinámicas de la vida cultural y politica de su pais y ejerció una fuerte influencia en las generaclones mas Jóvenes. Hijo de una ciudadana salvadoreña, Leonor Mónico, y de un español afincado en El Salvador, Enrique Masferrer, su padre se negó en un principio a reconocerlo como vástago; posteriormente e avino a reconocer su paternidad y Al principio a reconocerlo como vástago; posteriormente se avino a reconocer su paternidad y Alberto pasó a vivir a la casa de su padre.

Cursó sus primeras letras en la escuela de Jucuapa, y, a los diez años de edad, ingresó colegio que había fundado en San Salvador la pedagoga francesa Agustine Charvin. En 1883 fue enviado por su padre a Guatemala en represalia por haberse negado a cumplir un castigo que le había impuesto. El jovencísimo Masferrer rechazó la custodia paterna y vagabundeó por Guatemala, Honduras y Nicaragua, trabajando en OfiClOS omo el de buhonero.

Ejerció luego la docencia en el departamento nicaragüense de Rivas, desde donde fue enviado a la isla de Ometepe para que impartiera clases en el presidio que allí se levantaba. Posteriormente se trasladó a San Rafael del Sur, donde asumió la dirección de la Escuela de Varones. En 1885 se trasladó a Costa Rica, donde apenas permaneció un año, y en 1 886 regresó a su país natal y fue profesor en El Carrizal, donde residió durante tres años. En 1889 fue nombrado director de la escuela de Jucuapa, la misma en que el propio Masferrer había recibido sus primeras clases.

En 1890 fue nombrado subdirector escolar en Sensutepeque y archivero de la Contaduría Mayor en San Salvador; dos años después, asumió la dirección del Diario Oficial, y en 1900 se convirtió en secretario del Instituto Nacional, cargo que abandonó un año después, cuando fue nombrado cónsul de El Salvador en Buenos Aires (Argentina). Inició así una carrera diplomática que lo llevaría a ocupar los consulados salvadoreños en Santiago de Chile (1902), san José de costa 7 OF que lo llevarla a ocupar los consulados salvadoreños en Santiago de Chile (1902), San José de Costa Rica (1907) y Amberes (Bélgica, 1910).

Fue delegado de El Salvador en la Conferencia de La Haya (1912), colaborador en el Segundo Congreso Científico celebrado Washington en 191 5, asesor del Ministerio de Instrucción Pública y director del Instituto Ixeles (1916). Su labor literaria y ensayística se desarrolló paralelamente. En 1923 se convirtió en uno de los editorialistas del periódico El Día, y en 1 928, en compañía de los escritores y periodistas Alberto Guerra Trigueros y José Bernal, fundó en la capital salvadoreña el rotativo Patria, donde se hizo cargo de la sección editorial y de una aplaudida columna titulada Vivir.

Sus trabajos period[sticos ublicados en este diario fueron recopilados al cabo de varios años por el poeta y crítico literario Pedro Geoffroy Rivas, y publicados por la editorial de la Universidad de El Salvador. Masferrer brilló también como periodista en territorio chileno, donde, bajo el pseudónimo de «Lutrin», firmó una columna humorística que aparecía en los rotativos El Chileno, de Santiago, y El Mercurio, de Valparaíso. 0F José Martí empezó a estudiar en el colegio municipal que dirigía el poeta Rafael María de Mendive, quien se fijó en las cualidades intelectuales del muchacho y decidió dedicarse personalmente a u educación. El joven Martí pronto se sintió atraído por las ideas revolucionarias de muchos cubanos, y tras el inicio de la Guerra de los Diez Años y el encarcelamiento de su mentor, inició su actividad revolucionaria: publicó la gacetilla El Diablo Cojuelo, y poco después una revista, La Patria Libre, que contenía su poema dramático Abdala.

A los diecisiete años José Mafil fue condenado a seis años de cárcel por su pertenencia a grupos independentistas; realizó trabajos forzados en el penal hasta que su mal estado de salud le valió el indulto. Deportado a España, en este país publicó su rimera obra de importancia, el drama La adúltera. Inició en Mad id estudios de derecho y se licenció en derecho y filosofía y letras por la Universidad de Zaragoza. Durante sus años en España surgió en él un profundo afecto por el país, aunque nunca perdonó su política colonial.

En su obra La República Española ante la Revolución Cubana reclamaba a la metrópoli que hiciera un acto de contrición y reconociese los errores cometidos en Cuba. Tras viajar durante tres años por Europa y América, José Marti acabó por instalarse en México. Allí se casó con la cubana Carmen Sayes Bazán y, poco después, racias a la paz de Zanjón, que daba por concluida la Guerra de los Diez Años (1868-1878), se trasladó a cuba.

Deportado de nuevo por las autoridades cubanas, temerosas ante su pasado revolucionario, se afincó en N Deportado de nuevo por las autoridades cubanas, temerosas ante su pasado revolucionario, se afincó en Nueva York y se dedicó por completo a la actividad política y literaria. Desde su residencia en el exilio, José Martí se afanó en la organización de un nuevo proceso revolucionario en Cuba, y en 1892 fundó el Partido Revolucionario Cubano y la revista Patria. Se convirtió entonces en el máximo adalid de la lucha por la independencia de su país.

Dos años más tarde, tras entrevistarse con el generalísimo Máximo Gómez, logró poner en marcha un proceso de independencia. Pese al embargo de sus barcos por parte de las autoridades estadounidenses, pudo partir al frente de un pequeño contingente hacia Cuba. Fue abatido por las tropas realistas cuando contaba cuarenta y dos años. Martí es, junto a Simón Bolívar y José de San Martín, uno de los principales protagonistas del proceso de emancipación de Hispanoamérica. 0 DF 16